Aprilia Dorsoduro 1200, en la cresta de la ola 2011

Publicado el 20/04/2011


Vota

1 0

Nada de medias tintas. La nueva Dorsoduro 1200 llega con un gran motor que la sitúa como la más potente de las grandes supermotard. Un completo control de tracción y un ABS desconectable completan una opción realmente interesante.

Aprilia está que se sale, parece como si el título mundial de SBK, conseguido por el incombustible Max Biaggi, le hubiera dado alas para la creación de nuevos modelos.

La Dorsoduro 1200 es un buen ejemplo de ello: representa una vuelta más de tuerca a un modelo de claro carácter deportivo, pero que no olvida la comodidad general, gracias a la gestión de un motor potente pero dosificable y la elevada calidad de los componentes.

El modelo Dorsoduro 750 Factory ya había significado un aviso a las grandes supermotard europeas, que dominan la categoría, pero el lanzamiento de esta Dorsoduro 1200 representa un desafío directo, la Dorsoduro ha crecido y vuelve más en forma que nunca.

Siguiendo la línea del modelo Factory, la Dorsoduro 1200 se beneficia de muchos de los componentes de esta versión más exclusiva: pinzas radiales Brembo, suspensiones de más calidad y, además de todo esto, un chasis adaptado al nuevo y mucho más potente motor. El resultado obtenido por la gente de Aprilia ha sido realmente interesante, una parte ciclo digna de las mejores deportivas de la casa, sumada a elementos electrónicos como el control de tracción, el ABS y unas sensaciones bestiales que gustarán hasta a los más exigentes.

 

Poder absoluto

Como su nombre bien indica, la Dorsoduro 1200 ha aumentado significativamente su cilindrada, además de su potencia, nada menos que 450 cc más y, sobre todo, 40 CV extras, que le han sentado francamente bien al motor de origen Piaggio. La Dorsoduro, que antes se consideraba una moto de las más light de la categoría, ha visto cómo su hermana mayor da un salto al otro extremo, por potencia y tamaño, y queda situada automáticamente como la más poderosa de las grandes supermotard.

El motor sigue las mismas pautas del 750, bicilíndrico calado a 90°, con una inyección asistida por un puño de gas electrónico, tres mapas de potencia y, como opción, un efectivo control de tracción, junto con el ABS desconectable.

La respuesta de este poderoso bicilíndrico es sencillamente excelente; su elevada cilindrada arroja sobrada potencia para contentar a los más exigentes, que llega en forma de par motor muy elevado, ¡casi 12 kgm! Pero lo bueno no termina ahí, la progresividad que consigue este motor, ya desde el ralentí y hasta las 9.300 rpm, donde alcanza el corte de encendido, es fenomenal. La potencia es controlable a la vez que contundente.

Se nota el buen trabajo por parte de la gente de Aprilia, que ha conseguido un motor de alta cilindrada que no vibra, sube rápido de vueltas, es dosificable y, además, es realmente poderoso; en resumen, lo tiene todo.

Da gusto ser generoso con el gas y notar cómo empuja contundente, además de sentir cómo la rueda delantera despega del suelo poco a poco, incluso en tercera velocidad. También es un motor válido, aunque no seas un experto, siempre y cuando no pretendas sacarle todo el potencial en los primeros miles de kilómetros. También las ayudas electrónicas contribuyen a hacerlo aún más dosificable, y si se desea, permite una conducción relajada, muy interesante si se pretende usar la moto a diario o por la ciudad.

Ciclo made in Aprilia

Si algo ha demostrado la marca de Noale en los años que se ha dedicado a fabricar motos de carreras, es que sus partes ciclo son de lo mejor que existe. La Dorsoduro 1200 no ha fallado en este sentido y, ofreciendo un chasis muy característico, que combina la estructura tubular de acero y la fundición de aluminio, consigue una rigidez de clara orientación deportiva. Combinada con unas suspensiones de alta calidad, permite sentir la moto bajo control. La distancia entre ejes ha aumentado respecto a la 750, y también el ángulo de dirección se ha incrementado, todo ello para mejorar la estabilidad y hacer controlables los 136 CV verificados.

El comportamiento general es bastante bueno, se notan los kilos de más respecto a la hermana pequeña, pero no es para nada una sensación exagerada. Solamente al reducir de una manera agresiva, la retención del motor hace que la moto se mueva un poco. También al frenar con ganas, la horquilla tiende a hundirse muy rápido, lo que crea un poco de inestabilidad. No estará de más endurecer un poco la nueva horquilla Sachs; una vuelta de precarga y tres o cuatro puntos de hidráulico en compresión serán suficientes. El sistema de anclaje directo del amortiguador, entre el chasis y el basculante, sin usar bieletas, es ya una particularidad de la Dorsoduro, muy efectivo en buenos asfaltos, pero más delicado en terrenos bacheados. El amortiguador trasero también Sachs viene de fábrica con unos ajustes un poco blandos para una conducción deportiva, y no representa ningún problema gracias a que se puede regular fácilmente; para gustos, colores.

Solamente subirte a la Dorsoduro ya te das cuenta de que es una moto de gran tamaño: la posición es bastante correcta y el manillar ancho permite controlar perfectamente la dirección. El neumático delantero pisa con decisión y permite apoyar fuerte sin asustar. Salvando las distancias de peso y potencia, es como llevar una supermotard, pero de peso y tamaño XL.

También es una moto bastante cómoda, mucho más que la mayoría de las naked actuales de media cilindrada, y además, la protección aerodinámica sorprende gratamente, por lo que se convierte en una moto apta para viajar, con un problema de autonomía como único punto negativo. El depósito de gasolina tiene una capacidad de unos 15 litros, que hará falta rellenar aproximadamente cada 160 km. También el asiento es espacioso, lo que permite adoptar una postura cómoda, y acepta de buen grado un invitado, que gozará de suficiente confort como para acompañarnos en las salidas de fin de semana.

La electrónica, protagonista

Aprilia fue uno de los primeros fabricantes en apostar por soluciones electrónicas, como el acelerador electrónico ride by wire o la posibilidad de escoger entre distintas curvas de potencia. Esta Dorsoduro 1200, aparte de todo lo visto en la 750 y en la Shiver, incluye un interesantísimo control de tracción (ATC) regulable en tres niveles.

El nivel 3 es el más intrusivo, solamente con ser un poco contundente con el gas a la salida de las curvas, el indicador luminoso del cuadro de instrumentos parpadeará insistentemente y la entrega de potencia se reducirá. En el nivel 2 solamente se notó su intervención en asfalto húmedo de una carretera secundaria, paliando de manera noble el exceso de potencia. El nivel 1 queda reservado para circuito -es el menos intrusivo- y sólo se notaría su intervención justo antes de perder la rueda, salvándonos, a buen seguro, de una caída.

La unidad probada era la versión con el pack ABS+ATC, y merece la pena destacar la opción de desactivar el antibloqueo pulsando un cursor situado en la piña izquierda del manillar, la misma utilizada para los mapas de inyección y el control de tracción. El sistema ABS, desarrollado por Continental, se aloja en la quilla, como ya sucedía con la 750 ABS, y en la prueba se mostró muy correcto y efectivo, interviniendo solo justo cuando es necesario, con un tacto deportivo muy de agradecer en una moto de clara tendencia guerrera. El paquete ABS+ATC tiene un coste suplementario de 800 euros, un extra muy aconsejable; la seguridad no tiene precio.

Además de poder activar y desactivar el ABS y el ATC, el completo cuadro digital de la Dorsoduro ofrece un sinfín de información interesante: indicador de marcha insertada, temperatura del motor, medias de consumo, consumo instantáneo, velocidad media... Sus menús y submenús, muy intuitivos, permiten también entrar en el modo de diagnosis de la ECU, cambiar el idioma, modificar la codificación de la llave… un sinfín de posibilidades.

La alternativa

Kawasaki ZZR 1400: Depredadora solitaria

La Kawasaki ZZR 1400 es una bestia que aterrizará en un mercado donde, hoy por hoy, no hay nada igual. Sus prestaciones de vértigo logran empequeñecer las hasta ahora reinas del cotarro hipersport tourer.

 
Da tu opinión

Comentarios (1)

  • cunetas
    cunetas 02-05-2011

    e tenido la shiver 750 y despues de 48.000km poco malo puedo decir de aprilia solo que sin duda repeteria con una nueva shiver 1200 ...el motor es una maravilla y su trimapa es de lo mejor

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"