Aprilia Mana 850: Práctica e innovadora 2007

Publicado el 03/02/2010


Vota

0 0

En el mundo tecnológico en que vivimos cada vez cuesta más encontrar sorpresas gratas, y la Mana lo ha conseguido. A algo tan lógico como poder guardar el casco dentro de la moto, se le suma la posibilidad de poder escoger si queremos cambiar con el pie o con la mano, sin necesidad de usar el embrague.

Aprilia Mana 850: Moto con presencia

Muchos son los scooters de alta cilindrada que permiten que te muevas de una manera cómoda y rápida por trayectos urbanos y de extrarradio, pero que ofrezcan auténticas sensaciones de moto de verdad, ya sea dando una vuelta el fin de semana o ruteando una semana entera, ya es más difícil.

La Mana combina lo mejor de los dos mundos, las sensaciones y tacto de una moto con la comodidad y practicidad de un scooter. Para muchos será la moto que estaban esperando, elegante como buena italiana, lo que la hace ideal para circular con traje y no marcar esos caros zapatos, pero para el fin de semana, con un mono de cuero, puede llegar a ser la más agresiva de las naked.

El secreto

Aprilia Mana 850: Soltura donde sea

El secreto de poder combinar un cambio automático, como el de un scooter, con otro secuencial reside en el gran bloque motor que equipa la Mana. Este motor, de origen Piaggio –el grupo al que pertenece la marca– y diseñado por el ilustre ingeniero Lucio Masut hace ya casi una década, ha supuesto un gran esfuerzo en tiempo y dinero. Eso sí, el resultado también se ha empleado para animar el megascooter GP 800 –sin cambio secuencial– de la marca hermana Gilera, que analizamos para vosotros en el número 1.655 de hace poco más de un mes.

Este gran corazón es un bicilíndrico en V a 90° de 840 cc, 4T, LC, SOHC, 8V, con inyección electrónica Weber Marelli de 38 mm. La transmisión primaria funciona como en los scooters, con variador, poleas y una correa, lo que permite pilotarla como una moto completamente automática. La transmisión final es por cadena convencional, más habitual de una moto que de un scooter –aunque el scooter GP 800 equipa cadena–. Pero aún hay más, ya que también es posible conducirla seleccionando velocidades, como en una moto casi convencional, gracias a su cambio de velocidades secuencial electrónico de siete relaciones.

El sistema secuencial –concepto adoptado en los últimos años por muchos fabricantes de coches, con una gran aceptación– se caracteriza por carecer de maneta de embrague. Por tanto, queda claro que la moto realiza ese proceso automáticamente a través del variador electrónico. Su uso es tan fácil como apretar los botones de subir y bajar marchas que tenemos en la piña izquierda del manillar, aunque también podremos seleccionar las marchas con el pie, como en una moto convencional. Solamente lo tendremos que escoger previamente mediante el menú de la pantalla digital. Las sensaciones que ofrece el modo semiautomático o secuencial son neutras, sin ningún tipo de tirón o brusquedad; únicamente notaremos una leve pausa entre marcha y marcha. En el modo automático, el comportamiento es como si de un scooter norma se tratase, sin percibir ningún tipo de tirón, con una entrega de potencia completamente progresiva.

Y más y más...

Aprilia Mana 850: Sensaciones neutras

Además, con la caja de cambios secuencial en el modo automático se puede escoger entre tres tipos de respuesta, a saber, Rain, Touring y Sport –ver recuadro–, lo que no hace más que aumentar las posibilidades de tipos de conducción, ya de por sí amplias.

Por si todo esto fuera poco, al circular en modo automático el sistema es tan versátil que, si se desea, permite bajar marchas –mediante los pulsadores o la palanca de pie–, con la ayuda en la frenada que eso conlleva. Y ya que hablamos de frenada, diremos que la Mana va muy bien equipada, ya que en el eje delantero monta dos discos de 320 mm mordidos por pinzas radiales de cuatro pistones de la marca Brembo. La frenada tiene tacto y es potente, lo aconsejable, puesto que la Mana no tiene casi freno motor, siempre hablando desde la perspectiva de una moto convencional. Por otra parte, en el tren trasero encontramos un disco de 260 mm con una pinza de doble pistón.

En lo que a cuadro de instrumentos se refiere, la Mana cumple sobradamente. Una gran pantalla digital con multitud de información y el ordenador de a bordo son sus avales, el mismo equipamiento que montan otras motos del grupo Piaggio como el scooter Derbi Rambla, algunas Guzzi y otras Aprilia. El único inconveniente es que no incorpora cuentarrevoluciones, algo que, a pesar de ser semiautomática, nunca está de más.

Innovación al poder

Aprilia Mana 850: Práctica y exótica

Como ya hemos visto en la frenada, la gente de Aprilia se ha tomado la parte ciclo muy en serio. Un chasis tubular realizado en acero utiliza el gran bloque motor como parte resistente del conjunto. Siguiendo la línea innovadora general, monta un basculante de una sola pieza fabricado en tubo de aluminio, asimétrico y que pivota en el chasis –no en el motor–. En su lado izquierdo da soporte al monoamortiguador trasero –de ahí la asimetría–, que no equipa bieletas progresivas y se acerca al clásico concepto Cantilever –un sistema similar al utilizado en la Kawasaki Versys–. La parte delantera queda a cargo de una horquilla sin regulación de 43 mm de grosor de barras y 120 mm de recorrido con un taraje muy estándar, más pensado para un uso tranquilo que sport.

Si en marcha sorprende, también lo hace cuando paramos para aparcarla en la acera o cuando repostamos en una gasolinera. Y es que cuando el empleado de la gasolinera se dirige a llenar el tanque, comprueba azorado que no hay boca de llenado. ¡Pues claro! La Mana sitúa el depósito de gasolina en su parte trasera y se accede a él levantando el asiento del pasajero y desenroscando el tapón –te quedas con él en la mano–. Este cambio nace a consecuencia de dejar el alojamiento tradicional de la gasolina a otra innovación muy interesante... El hueco para guardar el casco. ¡Por fin un fabricante ha pensado en un alojamiento para el casco en una moto! Hablamos de un hueco con todas las de la ley, en el que cabe un casco integral de cualquier tamaño y con un cierre seguro de accionamiento eléctrico que se abre con sólo apretar un botón –situado en la parte delantera de la piña izquierda– y cuenta con luz de cortesía y toma de corriente para cargar el móvil. ¡Eso sí que es práctico! En contrapartida, bajo el asiento no hay ningún espacio disponible.


Válida para todo

Aprilia Mana 850: Naked para expertos y novatos

Hasta ahora hemos hablado de las bondades tecnológicas de la Mana, también de cómo funciona y de las sensaciones que ofrece su complejo sistema de cambio, pero no podemos olvidar pasar revista al comportamiento general de la moto en sus dos puntos fuertes, la ciudad y la carretera.

En ciudad es de lo más aceptable, recomendaríamos el sistema automático en el modo Rain para tener solamente que dar o quitar gas sin más preocupaciones. Este modo lluvia suaviza mucho la entrega; de ese modo no estaremos tentados de darle demasiado al mango. La practicidad de poder dejar el casco al aparcar, llevar el traje de agua o incluso transportar parte de la compra entusiasmó los días que la tuvimos de pruebas.

El funcionamiento en carretera también agradó, la potencia del motor y la posibilidad de ir empalmando las siete marchas sin usar embrague ni cortar gas es de lo más interesante. La retención del propulsor no es como el de una moto convencional, pero funciona suficientemente bien. La parte ciclo en carretera de curvas se comporta dignamente, a pesar de unas suspensiones con tarajes de serie demasiado blandos. La frenada goza de una potencia realmente considerable, pero dosificable para los menos experimentados, un tema importante.

En resumen, se trata de una moto muy acertada para aquellos que se están planteando la adquisición de un maxiscooter pero que no quieren renunciar a la presencia de una moto. También la posibilidad de hacer alguna escapadita en circuito es tentadora, así como el precio.

Ya ves que razones le sobran, ahora solamente falta que te acerques a tu concesionario Aprilia más cercano a probarla, seguro que te gustará. ¡Hay que ser más atrevido y no estar tan encorsetado!


Eduard Fernández
Fotos: Santi Díaz

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"