Aprilia Pegaso 650 Strada: Diversión total 2008

Publicado el 17/05/2010


Vota

0 0

Llantas de aleación ligera de aluminio, gran disco flotante de 320 mm delante con pinza de 4 pistones, 140 y 130 mm de recorrido en las suspensiones, motor de 50 CV... No, no estamos hablando de una supermotard.

Aprilia Pegaso 650 Strada: Diversión total

Las polivalentes motos de trail ya hace muchos años que giraron su mirada hacia el asfalto. Su evolución las convirtió primero en máquinas mitad campo y mitad asfalto, para más tarde acabar perdiendo sus principales signos de identidad campestre e identificarse más con el medio por donde transcurría la mayor parte de su vida.

En primer lugar comenzaron a encoger las suspensiones, luego a reducir sus llantas delanteras y a eliminar tacos de sus neumáticos para acabar siendo motos 100 % de asfalto a pesar de que aún se las clasifica como trail.

Evolucionando

Aprilia Pegaso 650 Strada: Diversión total


Pero como en toda evolución, hay elementos radicales que saltándose etapas llegan al máximo de evolución en poco tiempo y, pese a ser pocos especimenes los que sobreviven, siempre dan mucha guerra. Éste es el caso de la categoría supermotard, que dicen que será el futuro de este tipo de motos. En realidad sus ventas han progresado relativamente poco en los últimos 10 años, pero siguen haciendo tanto ruido que hasta los fabricantes japoneses han comenzado a sacar modelos (FMX 650, DRZ 400 SM, etc.), no tan radicales como los ofrecidos por los pequeños fabricantes especializados en off-road.

No obstante, tampoco las radicales supermotard han dado con la fórmula idónea y sus ventas no se pueden comparar ni de lejos con las conseguidas por BMW con sus F 650 GS, una moto que ha estado compartiendo prácticamente casi todo el motor con el anterior modelo Aprilia Pegaso 650, pero sin suerte en las tiendas para la marca italiana. Aun así, otros fabricantes se darían con un canto en los dientes si hubieran vendido más de 50.000 unidades, como las que tiene la Pegaso en su palmarés (la F 650 debe de ir sobre las 250.000). Pues bien, los ingenieros de Aprilia se han propuesto encontrar la fórmula ideal para conjugar el espíritu deportivo de las máquinas supermotard, casi de competición, con la practicidad y el uso a diario de una moto trail civilizada al estilo de la exitosa F 650, pero con el toque italiano que marque la diferencia.

Así, conocido el objetivo (la BMW), los diferentes departamentos de Aprilia se pusieron a trabajar y los resultados ya se han materializado en su nueva Pegaso 650 Strada.

Caminos diferentes

Aprilia Pegaso 650 Strada: Diversión total


La anterior Pegaso nació de la unión de sinergias entre Aprilia y BMW, pues las dos motos compartían la base del motor Rotax 650 y ambas se comenzaron a fabricar en Noale hasta que BMW trasladó la producción a Berlín, cuando remozó el modelo en 2000. De aquella Pegaso ya sólo queda el nombre, ya que todo lo demás es completamente nuevo. Para diferenciarse de sus orígenes se ha tomado un propulsor japonés. Es el mismo motor que emplean las Yamaha XT 660 R y XT 660 X, construido por Minarelli Motori en su factoría de Calderara di Reno (cerca de Bologna) con licencia Yamaha. Un monocilíndrico ligeramente inclinado hacia delante, con refrigeración líquida, culata SOHC 4 válvulas, inyección electrónica, cárter seco (depósito de aceite en el tubo principal del chasis), árbol de equilibrado antivibraciones, cinco relaciones y que a través de unas medidas de cilindro de 100 x 84 mm consigue sus 659 c.c. una potencia de 50 CV a 6.250 rpm y un par máximo de 6,25 kgm a 5.200 vueltas según declara el fabricante italiano.

Un motor moderno, derivado de los WR de enduro 4T de Yamaha, compacto y ligero, con el que Aprilia busca ya de salida diferenciarse de su máxima rival. El toque personal en el motor de los ingenieros de Aprilia lo encontraremos en que se ha trabajado el encendido, la secuencia de inyección, la admisión (toberas de 44 mm), el filtro de aire y airbox y el sistema de escapes, mucho más bonitos y acertados que en las XT 660. Para el chasis se ha partido de una moto de asfalto como la SXV 450 de supermotard, en busca de la facilidad de uso y de conducción.

No se le parece en nada, porque una moto es de competición y la Pegaso de calle, pero los ingenieros dicen que hay puntos comunes y nosotros nos lo creemos después de probar cómo va la nueva Strada. Se trata de una sólida estructura de tubo de acero rectangular, que por delante forma una simple cuna para agarrar el motor y sigue en su espina dorsal hasta convertirse en una U invertida para sujetar el motor por detrás y servir de apoyo al basculante. El subchasis trasero es desmontable y en tubo rectangular.

La solidez del conjunto se reafirma con el empleo de una horquilla convencional de 45 mm de grosor de barras y 140 mm de recorrido. Detrás encontramos un basculante rectangular asistido por el sistema progresivo APS y 130 mm de movimiento. El disco delantero semiflotante es un LP de 320 mm con pinza de 4 pistones por otro trasero de 240 y pinza de un solo pistón. Ambas ruedas son de 17 pulgadas, con neumáticos 100 % asfalto en medidas 110/70 y 160/60. Las llantas son casi idénticas a las que monta la deportiva RSV 1000 R Factory, muy bonitas.

Al natural

Aprilia Pegaso 650 Strada: Diversión total


Los diseñadores de Aprilia dicen que se inspiraron en el casco de un gladiador para el diseño del frontal y la verdad es que resulta entre atractivo, agresivo y original. Nada tiene que ver con el anterior modelo, pero las curvas de los plásticos nos parecen recordarlo un poco. En parado, apoyada majestuosamente en su caballete, tenemos una moto que no quiere parecerse a una supermotard, de aspecto sociable y que invita a ser admirada por muchos. Tan sólo subirnos a la Strada ya comienzan las buenas sensaciones. Todo está en su sitio.

El asiento se halla a 780 mm del suelo, una buena altura para mucha gente y, a diferencia de BMW... Aprilia ofrece un asiento opcional más alto, a 820 mm de altura. Es cómodo y estrecho en su unión con el depósito; el lugar del pasajero es amplio y con una doble asa. Las sorpresas comienzan enseguida y están destinadas a cuidar a su propietario. En la piña de conmutadores izquierda existe una palanquita que abre el cofre situado en la parte superior del depósito de gasolina. Al abrirse se acciona otra palanquita de seguridad que acaba de abrirlo del todo, dejando a la vista el tapón del combustible y una buena guantera para tener a mano lo imprescindible. Este espacio se complementa con el existente debajo del lugar del pasajero, donde cabe hasta un equipo contra lluvia.

El instrumental está presidido por una gran pantalla realmente novedosa, ya que incorpora un completo ordenador de a bordo, que se consulta mediante un mando tipo joystick situado en la piña izquierda, justo encima del mando de los intermitentes. Con él se puede visualizar toda la información necesaria con sólo mover el pulgar para que en la pantalla aparezcan los parciales, el cronómetro, los consumos, el estado de la batería, la temperatura, etc. Este cuadro es muy completo y legible e incluso tiene una opción para hacer un diagnóstico general de la moto. También incorpora un código de seguridad que se manipula desde el mismo computador.

¡¡¡Al ataqueeee...!!!

Aprilia Pegaso 650 Strada: Diversión total


Arranca con un buen sonido de escape y todo funciona suavemente, pies bajos, asiento amplio, sin vibraciones, cambio correcto, frenos potentes, suspensiones recias con los bachecitos de la ciudad. La moto se dejará llevar por todo el mundo, es dócil y agradable en este medio y se llega muy bien al suelo... ¡Quién diría que a pesar de ser tan civilizada tiene escondida una gran personalidad guerrera! A la que abandonamos la ciudad y nos dirigimos a las reviradas carreteras de la Costa Esmeralda de Cerdeña, de verdad, quedamos impresionados por la Strada, pues el gladiador que lleva dentro saca a relucir sus músculos y es pura diversión en curvas.

En los pasos por curva se comporta de forma muy neutra y parece que no esté cerca del límite por mucho que inclines (las estriberas tocan, digamos, no muy fácilmente). Al contrario que la mayoría de motos de estilo trail o supermotard, que tienen tendencia a subvirar (por culpa de sus geometrías de campo), gira no sólo con facilidad en la entrada de las curvas, sino que en su interior permite cerrarse más, sin perder estabilidad ni cambiar la línea trazada si la curva se cierra de imprevisto. Los cambios de trayectoria en secuencias de curvas enlazadas se pueden hacer a lo bestia sin miedo a perder las ruedas, para continuar circulando sin más.

Su estabilidad es impresionante sean las curvas lentas o rápidas de alta velocidad. Las suspensiones se comportaron por mucho que se les exigió y resultaron muy bien calibradas para su doble vida, tranquila o deportiva. Su frenada es muy potente y dosificable, pero con un tacto un tanto duro en la maneta delantera. El desarrollo es bastante largo, para todo uso, pero el motor siempre tiene tracción y empuja incluso desde bajas revoluciones con decisión, y ya desde las 3.000 es muy aprovechable. Es muy fácil de llevar por ciudad, por carreteras estrechas y reviradas y rotondas cerradas, gracias a su ángulo de giro y a la baja altura del asiento. Ya más rápidos, la aerodinámica es suficiente, pero quedas a merced del aire, pues la pequeña cúpula del instrumental no cubre demasiado y necesita el accesorio que se ofrece en opción para conseguir mayor protección.

Precio ajustado

Aprilia Pegaso 650 Strada: Diversión total


Como conclusión final, a falta de la unidad de pruebas para probar por nuestras carreteras habituales, debemos decir que nos ha sorprendido muy gratamente. Es una moto civilizada, amable y ciudadana, que gustará a mucha gente y que proporcionará muchas posibilidades de divertirse deportivamente con ella.

Cuando estés leyendo estás líneas ya deberá estar en los concesionarios Aprilia a un ajustado precio (por la calidad de componentes que incorpora) de 7.390 euros.


Albert Escoda
Fotos: Milagro

La alternativa

Suzuki V-Strom 650 ABS. Cambio radical ocho años después

Por fin le llegó la hora a la V-Strom 650. Una de las trail de media cilindrada más confortables del panorama motociclista ha decidido ponerse a dieta. Los resultados saltan a la vista, ahora además con ABS de serie. Eso sí, ella sigue tratándonos tan bien como siempre, si no mejor, porque la pérdida de peso no ha cambiado para nada su buen humor.

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"