Aprilia Shiver 750: Un sueño hecho realidad 2008

Publicado el 03/02/2010


Vota

0 0

¿Quién no ha soñado y dibujado su moto ideal alguna vez? La Shiver es uno de esos sueños. Convertida en realidad, esta moto ofrece soluciones electrónicas palpables y un amplio abanico de sensaciones.

Aprilia Shiver 750: Gran respuesta del motor

Esta moto rompe moldes. Es una máquina con un avanzado diseño, de líneas agresivas y elegantes, y con destacables características como una parte ciclo sorprendente, un motor enérgico aprovechable al cien por cien con ayuda electrónica y una posición de conducción equilibrada.
Ya tuvimos ocasión de probarla hace un tiempo, pero en Aprilia han decidido que debíamos hacerlo de nuevo porque han realizado una serie de cambios que han variado totalmente su comportamiento.

En esta última versión de la Shiver el conductor hallará manetas regulables, nuevas y agradables decoraciones, un manillar de anchura corregida para un mejor control, y el pasajero gozará de unas asas laterales de agarre, muy convenientes. También la electrónica ha sido revisada para suavizar el carácter del motor. Así que había que comprobarlo...

Esta moto pertenece al segmento de las naked deportivas de media cilindrada, una parcela con una competencia feroz. No hay más remedio que esmerarse para destacar en él, y Aprilia ha hecho méritos con la Shiver para ser un referente. ¿Cómo se es referente? Aplicando lo que los clientes desean y avanzándose a los demás. Éstas son las ideas del departamento de Marketing. La parte ciclo resalta por montar chasis y suspensiones de gran eficacia y unos frenos propios de una moto deportiva. La horquilla es una invertida de 43 mm y 120 mm de recorrido y de tarado estándar, sin posible regulación. El amortiguador está anclado asimétricamente sobre el brazo derecho del basculante y sin sistema progresivo. Su recorrido es de 130 mm y se puede ajustar en precarga y extensión.

El chasis es mixto tubular y con pletinas de aluminio. La parte tubular sujeta el motor desde arriba, con lo que éste queda literalmente colgado. La rigidez del chasis es capaz de absorber la potencia desarrollada por el propulsor con absoluta eficacia. El basculante de fundición de aluminio está diseñado para que el escape pase por el espacio que deja el amortiguador lateral Sachs. Por cierto, es notable la rigidez que transmite al conductor, que percibe una total sensación de estabilidad y tracción.

Los frenos destacan por su calidad; delante se montan un par de pinzas radiales de cuatro pistones, latiguillos metálicos y dos discos de 320 mm, al igual que en la RSV y la Tuono.

La altura del asiento es reducida, y la posición del cuerpo en la moto, agradable. Las rodillas se adaptan perfectamente a las formas del depósito de combustible de 16 litros y los brazos y el cuerpo se mantienen siempre en óptima posición. Por el contrario, las estriberas están situadas en un punto demasiado inclinado, con lo que los pies sobresalen en exceso y en inclinadas llegan a rozar el asfalto.

Soluciones electrónicas

Aprilia Shiver 750: Un sueño hecho realidad

El alma de esta moto está en el propulsor, un bicilíndrico en V a 90°, de cuatro válvulas por cilindro, doble árbol de levas, distribución mixta cadena/engranajes, inyección electrónica de dos cuerpos y un inyector por cilindro, catalizador de tres vías, embrague hidráulico y con tecnología ride by wire –puño de gas electrónico, sin cable– con posibilidad de seleccionar la curva de potencia entre tres posibles mapas (Tri-Map). Desarrolla una potencia con el mapa Sport de 95 CV a 9.500 revoluciones y con los siguientes disminuye hasta un 35 % (podéis leer la explicación en un recuadro aparte).

El acelerador electrónico –un potenciómetro– emite la señal eléctrica y la envía a una centralita que calcula la apertura de las mariposas según diferentes parámetros (mapa seleccionado, apertura del puño de gas, presión atmosférica, temperatura ambiente, marcha insertada, régimen del momento, etc.). Además, existe un triple sistema de seguridad para que el funcionamiento sea cien por cien seguro. Es decir, si falla, no hay peligro de que la moto se quede totalmente acelerada, con el consiguiente susto o arrastrón involuntario...

Toda esta información se puede visualizar en un muy completo cuadro de instrumentos analógico digital que nos informa digitalmente de la marcha insertada, temperatura motor, el mapa de potencia escogido, etc. Además, esta moto incorpora ordenador de a bordo, que gestiona promedios de consumo, revisiones periódicas y multitud de funciones más. Hablando de electrónica, es curioso comprobar que el indicador de velocidad insertada desaparece al apretar el embrague... No es útil cuando estás parado en un semáforo con el embrague apretado porque no sabes en qué velocidad vas.

En los incomparables parajes de la Costa Azul francesa y siguiendo la ruta de Napoleón, la Aprilia Shiver se puso a prueba. El escenario, unas reviradas carreteras con curvas de todo tipo, combinaba tramos cerca del mar y sinuosas carreteras de montaña, donde la Shiver mostró todo su potencial. En todo momento te sientes bien colocado, en una posición que te permite pasar en un instante de atacar la curva más excitante a gozar del paisaje más bucólico.

Usé el modo Sport para la mayoría de los tramos porque era el que más sensaciones me proporcionaba. En este mapa, el motor tiene una respuesta enérgica y eléctrica en las primeras revoluciones y elástica e inacabable a partir de la 6.000 rpm hasta el corte de inyección, que está sobre las 10.000 rpm.

Probé los otros dos mapas, que se accionan con el mismo botón de arranque. El Touring ofrece una respuesta, realmente clara, más suave hasta llegar aproximadamente a las 6.000 rpm, donde se vuelve más enérgica y llega al mismo corte que el Sport. La posición Rain la activé en los tramos húmedos, las curvas de montaña en las que el sol nunca asoma... Con este mapa se reduce la potencia un 35 % y por mucho gas que des, la moto sube de vueltas con una suavidad pasmosa hasta un corte de encendido mil revoluciones por debajo. ¡Muy efectivo!

En frenadas, la moto responde con contundencia y frena como una superdeportiva, incluso me atrevería a decir que sobradamente, pues el tacto que proporcionan los latiguillos metálicos es un tanto radical, en especial al inicio del accionamiento de la leva. Hay que actuar con suavidad al principio para que la suspensión recorra la primera parte de recorrido y después se pueda apretar
sin miedo. A pesar de todo el empeño puesto en el resto de la moto, la frenada es quizás demasiado radical, no apta para novatos.

El comportamiento del chasis y las suspensiones es muy deportivo. En asfaltos buenos, la moto muestra su carácter más agresivo y deportivo y llega a ritmos de gran nivel. Pero cuando el asfalto se vuelve irregular, el tarado duro de las suspensiones provoca que la moto rebote y se torne un poco incómoda.

La posición de los estribos no resulta muy adecuada porque su plano de apoyo está demasiado inclinado hacia delante. El pie resbala hacia abajo y al final se acaba arrastrando sin querer por el asfalto en las inclinadas, por lo que hay que cambiar su posición y apoyarlo sobre la punta en cada curva.

Es una moto que se adapta a mi estilo de conducción, porque sin mucho esfuerzo se obtienen fuertes y agradables sensaciones. Se desenvuelve bien en todos los trazados y permite rectificar acciones comprometidas con rapidez. Su comportamiento está entre una supermotard y una turística/deportiva y su estética no deja indiferente a nadie.

Se puede adquirir en cinco colores distintos, naranja, azul medio gris, negro y blanco (los tres últimos con el chasis dorado).


Albert Escoda
Fotos: Aprilia Press

La alternativa

Suzuki GSR 750: ¡¡¡Sensaciones!!!

Este artículo es especial, lo confieso. No es una prueba de moto al uso. No, al menos, como suelo hacerlas. Varios motivos me llevan a que sea especial para mí: la situación de la fábrica de Suzuki en Gijón, los estupendos compañeros de prensa de Suzuki, toda la gente que trabaja allí…. Este artículo “diferente” va por ELLOS.

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"