Aprilia Tuono 1000 R Factory: Naked salvaje

Publicado el 27/05/2010


Vota

0 0

Si de la Tuono anterior la que más se vendió fue la R, no nos ha de extrañar nada que Aprilia haya desnudado la superbike RSV 1000 R para dar vida a su sucesora, con mucho carácter, salvaje y muy divertida.

Aprilia Tuono 1000 R Factory: Naked salvaje

Si alguna vez ha habido un vídeo que resumiera a la perfección una moto, éste es el de la renovada Aprilia Tuono. Muchas de estas cortas cintas son entretenidas pero resultan sosas. Todas las escenas de conducción deportiva se ruedan en espacios amplios y siempre aparece el subtítulo "Escenas rodadas por pilotos profesionales en circuito cerrado". Por el contrario, el vídeo de la Tuono se ha rodado en un almacén enorme y desierto como los que aparecen en las películas, y la acción se centra en una competencia entre dos Tuono, que rugen y hacen el caballito entre montones de ladrillos y otros escombros, a menudo en diferentes niveles del edificio abandonado. Una vez finalizada la carrera, las dos motos se detienen una frente a la otra y los pilotos se quitan el casco.

Lo más sorprendente es que uno de ellos es una despampanante rubia, Samuela De Nardi, que este año también ha participado con una Aprilia en las 8 Horas de Suzuka. La cinta resume las claves del éxito de la Aprilia: prestaciones, agresiva moto de calle y, quizás, un poco de sex appeal. Esta combinación se mantiene desde que en el año 2002 se transformó la RSV Mille, quitándole el carenado y dotándola de un manillar elevado, para crear la primera Tuono. Después de más de 8.000 motos vendidas, esta nueva Tuono mantiene el mismo formato de la moto original, cuyo nombre significa ‘trueno' en italiano.

Muy cuidada

Aprilia Tuono 1000 R Factory: Naked salvaje


En los últimos años han aparecido diversas variantes de la Tuono, entre las que cabe destacar la edición limitada del modelo R y, más recientemente, la Tuono Factory, con un alto nivel de prestaciones. Pero el modelo presentado ahora, la Tuono 1000 R, es el más significativo. Es una Aprilia naked bicilíndrica en V de segunda generación cuya diferencia principal con las Tuono anteriores es que no está basada en la vieja Mille, sino en la carenada RSV 1000 R, aparecida hace dos años. Esta nueva moto tiene una imagen algo distinta debido a su rediseñado carenado, con dos luces dobles y un conducto de admisión que hace que el aspecto del frontal recuerde a un insecto.

El protector de depósito, junto con el llamado alerón lateral al lado del radiador, hacen que esta Tuono no sea completamente naked, a pesar de su posición de pilotaje erguida. El delgado asiento de la RSV también contribuye a dar una imagen que va mucho más allá de la de una deportiva de manillar alto. El motor bicilíndrico versión Magnesium en V de 998 c.c. es idéntico al de la RSV 1000 R, y por lo tanto, posee los característicos cilindros de Aprilia a 60 grados, lubricación seca y dos ejes antivibraciones, pero está rediseñado para dar más potencia y compacidad respecto al anterior motor. Comparada con la vieja Tuono, esta moto ha renovado las culatas de los cilindros, las levas, los muelles de las válvulas y las bielas. También es más ligera, gracias a los numerosos componentes fabricados con magnesio (de ahí el nombre de V60 Magnesium), e incorpora el sistema PPC (Pneumatic Power Clutch), el embrague antirrebote de Aprilia. Respecto a las últimas unidades RSV, el motor ha sufrido algunos cambios a ambos lados.

El Ram Air y el airbox de 10,3 litros son nuevos, con lo que se consigue un extra de potencia a altas velocidades, una especie de sistema V-boost. La inyección se ha retocado para mejorar la potencia en los bajos, y los colectores de escape disminuyen su diámetro con el mismo propósito. El resultado de todo esto es que esta nueva Tuono tiene una potencia máxima de 133 caballos a 9.500 vueltas. Es más potente que la RSV-R a menos de 7.000 rpm y está 6 caballos por debajo a la máxima velocidad, pero tiene casi 7 caballos más que la anterior Tuono estándar.

Parte ciclo de SBK

Aprilia Tuono 1000 R Factory: Naked salvaje


El chasis está basado prácticamente en el de la RSV-R y tiene el mismo bastidor de doble viga de aluminio y el mismo basculante curvo de la superbike. El mecanismo del amortiguador trasero se ha rediseñado; esto permite un uso más progresivo que mejora el confort durante la conducción. La suspensión también es nueva. Esta Tuono monta una horquilla invertida multiajustable Showa de 43 mm y un amortiguador Sachs ajustable en hidráulicos de extensión y compresión.

Las llantas de aluminio de 17 pulgadas han sido diseñadas para parecerse a las OZ forjadas de la versión RSV Factory. Aprilia ha mejorado el sistema eléctrico con la introducción de un cableado CANbus -de cable único-, ya utilizado en la RS3 de MotoGP. También ha hecho un gran esfuerzo para aumentar la calidad de los acabados y de los detalles, un defecto conocido de la Tuono. Las mejoras empiezan en el frontal, con un nuevo cuadro de mandos más compacto (incorpora una gran pantalla LCD multifunción con velocímetro digital, un tacómetro analógico y también un cronómetro, como el modelo anterior) y un manillar algo elevado anodizado en oro sujeto por una pletina superior de aluminio pulido y unas torretas de manillar con un mecanizado precioso.

La altura del asiento, ahora reducida 15 mm, ayudará a los usuarios más bajos, aunque con 810 mm sigue siendo bastante alto.

En busca de diversión

Aprilia Tuono 1000 R Factory: Naked salvaje


La posición de conducción es algo más deportiva que en el modelo anterior, gracias a un manillar un poco más bajo y a unos reposapiés más retrasados. Pero la Tuono sigue pareciendo relajada y espaciosa, tal y como pudimos comprobar en el corto trayecto inicial del test, muy revirado y excitante, que nos llevó a subir 750 metros en tan sólo 25 kilómetros hasta el Passo San Boldo hacia la ciudad de Belluno. Esta parte de la ruta había sido presuntamente elegida para así destacar las ventajas de la Tuono sobre una moto deportiva equipada con semimanillares, y en estas ultrarreviradas carreteras, la moto de Noale estuvo a la altura.

El ancho manillar ofrecía un buen brazo de palanca para mover los 185 kg en los ángulos cerrados, ayudada por sus geometrías deportivas y una distancia entre ejes que, con 1.410 mm, es de las más cortas de las superbikes de un litro. Si había un punto crítico de la Tuono original, comparada con el resto de las nuevas rivales, es que era un poco desgarbada, una moto alta que carecía de la elegancia de las máquinas más sofisticadas. Ciertamente, yo no tuve esta impresión de esta Aprilia, cuyo motor de inyección trabajaba con mucha suavidad y se notaba muy manejable, incluso cuando íbamos a paso de tortuga por una serie de oscuros y húmedos túneles con goteras. A pesar de su poco generoso ángulo de giro y de su larga primera velocidad, es una moto fácil de usar en ciudad. De vuelta a las carreteras mojadas, la Tuono no perdió la oportunidad de mostrar su lado más brutal, que la convierte en una montura muy divertida.

La respuesta del motor es instantánea, mejor que con la anterior versión. Un ligero movimiento del puño derecho lanza la moto con un entusiasmo contagioso y el amortiguador de dirección situado debajo de la pletina ayuda a mantener la rueda delantera apuntando en la dirección correcta, a pesar de su tendencia a mirar al cielo. Es una cualidad del chasis de la Tuono que la moto permanezca estable y fácil de llevar, a pesar de ser muy corta, de agresiva geometría y tener tanta aceleración en todo momento.

No noté la repentina subida de vueltas del anterior modelo, pero sí más potencia, que aumentaba la aceleración de forma gradual cuando el motor respiraba y jadeaba en las 11.000 rpm mientras yo jugaba con la suave caja de cambios para mantener la aceleración. En las marchas cortas, el ruido de admisión claramente audible aumentaba las sensaciones, demasiado, incluso con el motor catalizado, que supera la normativa Euro 3.

Rápido, rápido...

Aprilia Tuono 1000 R Factory: Naked salvaje


A alta velocidad, la Aprilia era simplemente impresionante, principalmente porque el pequeño carenado, combinado con la posición de conducción algo deportiva e incluso con los pequeños deflectores laterales, desviaba gran parte de la presión del viento. A pesar de ello, el cuello y los hombros todavía sufren una gran tensión cuando se pasa de los dos centenares de km/h. Pero la Tuono se sentía tal y como yo había imaginado, ofreciendo una razonable protección a alta velocidad, a pesar de su enorme depósito de 18 litros, y con unos retrovisores razonablemente eficientes. La estabilidad a alta velocidad fue, como era de suponer, excelente, a pesar de las estrechas carreteras por las que circulamos, aunque no pude confirmar este hecho en autopista.

Tuve una gran cantidad de oportunidades de probar su manejabilidad en tramos revirados cuando me dispuse a "entrar en batalla" con un rápido convoy de cuatro Tuono. En el fragor de la batalla, pude probar los frenos Brembo al cien por cien. La combinación de las pinzas de freno de anclaje radial con cuatro pistones y cuatro pastillas con los discos de 320 mm mostraron su categoría en las repetidas frenadas, en las que hundía el morro en las curvas de pronunciada pendiente en bajada. Quedé igualmente satisfecho de las suspensiones con ajustes estándar, de su excelente distancia al suelo y del agarre de los rechonchos neumáticos Dunlop D208RR radiales, aunque les costó calentarse. Hablando con dos periodistas, me comentaron que les había impresionado la habilidad de la Tuono.

Uno de ellos tuvo una mala experiencia durante la presentación, cuando un niñato con un deportivo había salido demasiado abierto de una curva; pudo evitar el encontronazo con un golpe de manillar de la Tuono gracias a su gran manejabilidad y ligereza. La Aprilia es una ligera, corta y potente superbike con más de 130 caballos. Es una máquina confortable y versátil que hace exactamente lo que le pides, pero es muy rápida y sensible, no apta para pilotos inexpertos o demasiado cautos. Nadie que haya visto el excitante vídeo de la Tuono podrá decir que no ha sido avisado. Si estás preparado para la más rápida y más afilada moto del Trueno, ella está más que lista para ti. Te espera por 11.990 euros.


Roland Brown
Fotos: Alessio Barbanti

La alternativa

Suzuki GSR 750: ¡¡¡Sensaciones!!!

Este artículo es especial, lo confieso. No es una prueba de moto al uso. No, al menos, como suelo hacerlas. Varios motivos me llevan a que sea especial para mí: la situación de la fábrica de Suzuki en Gijón, los estupendos compañeros de prensa de Suzuki, toda la gente que trabaja allí…. Este artículo “diferente” va por ELLOS.

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"