Benelli Tre K 1130: Con estilo 2007

Publicado el 03/02/2010


Vota

0 0

Con una línea elegante y una estética en la que destaca la estructura del chasis, el relieve del motor tricilíndrico a la vista y un frontal agresivo, Benelli entra en un nuevo sector con una moto con estilo.

Benelli Tre K 1130: Con estilo

Esta moto entra por los ojos y no deja a nadie indiferente. La resucitada Benelli, tras una quijotesca aventura industrial, se introduce en un nuevo sector con la marca en manos de los chinos. Tras su entrada en escena con la personalísima Tornado, esta Tre-K 1130 supone el desembarco en un sector en el que domina la estética trail, para un concepto fun, con algo de GT... Es decir, toda una mezcla de estilos que dan como resultado una moto brillante en carreteras de todo tipo, con posibilidades en las largas distancias, a pesar de su consumo.

La nueva Benelli la podemos comparar con la Tiger de Triumph, y ambas pueden meterse en el hasta ahora reducido grupo formado por la Varadero de Honda, KTM Adventure o BMW GS, pese a que la Tre-K es algo diferente.

Con el aullido del tricilíndrico como música de fondo, sobre el duro asiento de esta Tre-K 1130 llegan unas sensaciones inigualables y difíciles de cotejar con las que transmiten otros modelos de su misma especie...

Única

Benelli Tre K 1130: Con estilo

La Tre-K 1130 presenta un diseño agresivo y elegante a la vez, en el que llama la atención el chasis formado por un entramado de tubos de acero, con un espectacular basculante.

La parte ciclo se completa con un conjunto de suspensiones que presentan un recorrido algo corto, pero que transmiten buenas sensaciones. El amortiguador trasero tiene la posibilidad de regularse a través de un pomo, y conviene hacerlo, pues el reglaje original es excesivamente duro. La horquilla delantera, por su parte, con sus gruesas barras de 50 mm, trabaja bien.

El equipo de frenos es todo un lujo; el delantero es potente, progresivo y tiene buen tacto (nos gustó mucho), mientras que el trasero es más directo, la rueda se puede clavar con facilidad.

La posición de conducción de la Tre-K es razonablemente cómoda. Por un parte, el manillar y las estriberas están a la altura correcta y la cúpula ofrece una buena protección aerodinámica. Esta última es regulable en altura, y un tipo de casi un metro ochenta se siente bien protegido en su posición intermedia a la altura del casco y algo menos a la de los hombros.

El asiento, sin embargo, es excesivamente duro y viene marcado por el espectacular diseño del escape que pasa por debajo. El silencioso que asoma por la popa desprende algo de calor, pero no llega a molestar.

Muy acertado resulta el diseño de los intermitentes traseros y la cola, aunque quede muy poco espacio para colocar bultos. Otro detalle agradecido en cuanto a estética, y en este caso también funcionalmente, son los intermitentes integrados en unos retrovisores que proporcionan una muy buena visibilidad.

La instrumentación es visible, y las diversas funciones del display se pueden controlar desde el botón de arranque, crono incluido.

Divertida

Benelli Tre K 1130: Con estilo

El sonido de la Tre-K 1130 no te dejará indiferente. El motor tricilíndrico ya conocido en otros modelos de la casa y su espectacular escape marcan la diferencia. El subir de vueltas de la Tre-K es como una música de otros de tiempos, y el comportamiento del tricilíndrico se diferencia de cualquier otro propulsor que puedas encontrar en el mercado.

Presenta una buena respuesta a bajo y medio régimen, a pesar de una pequeña inflexión sobre las 6.000 revoluciones, y un largo y excitante camino hasta la zona roja, con el creciente aullido que le caracteriza como música de fondo.

Al igual que en otros modelos de la casa en el cuadro de instrumentos se ha colocado un pulsador Power Control que, en teoría, reduce su potencia en unos inapreciables cuatro caballos.

La palanca de cambio tiene un recorrido demasiado largo y es algo duro de accionar y, además, en caliente cuesta encontrar el punto muerto. Un punto a revisar.

Por lo que se refiere a la parte ciclo, la Tre-K es una moto ágil y divertida, que se encuentra a gusto en carreteras reviradas, girando a medio régimen sin renunciar al placer de estirarlo de cuando en cuando para disfrutar de las prestaciones y el sonido del motor tricilíndrico.

Los cambios de dirección son fáciles y rápidos, y la horquilla delantera trabaja muy bien incluso en terrenos algo bacheados, en los que el amortiguador trasero no acaba de absorber perfectamente. En las reducciones bruscas la rueda trasera tiende a rebotar, efecto en el que la reacción del motor (embrague) también tiene parte de culpa.

Por autopista no hace falta subirlo mucho de vueltas para lograr una aceptable velocidad de crucero de unos 150 km/hora.

En líneas generales podemos de afirmar que la Tre-K 1130 es una moto divertida y eficaz. Su parte ciclo y su original propulsor invitan a una conducción alegre y divertida. En ciudad es fácil de llevar, pero en autopista se ve penalizada por un consumo excesivo.

Con una estética original y agresiva, la Tre-K 1130 supone un soplo de aire fresco en el panorama de las Sport con estética trail a un precio de 13.000 euros


Álex Medina
Fotos: Santi Díaz

La alternativa

Kawasaki Versys 1000 2015 - Presentación

La nueva mirada de la Versys 1000, más rasgada, más Ninja, demuestra el afán de Kawasaki por reforzar su sitio en el segmento de las grandes ruteras...

 
Da tu opinión

Comentarios (1)

  • Benelli
    Benelli 25-09-2017

    Estoy interesado en la moto, y me gustaria saber cuanto seria el consumo real por cada 100 km
    Muchas gracias!

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"