Beta RR, ideal para iniciarse en el enduro

Publicado el 10/06/2011


Vota

0 0

La nueva Beta RR 125 LC equipada con un monocilíndrico refrigerado por agua se ha desarrollado a imagen y semejanza de las prestigiosas enduro de la marca italiana. Una moto ideal para iniciarse en el enduro.

El monocilíndrico 4T de 125 cc de Minarelli es el elegido por la mayor parte de las marcas que fabrican motos de esta cilindrada. Es un motor perfecto para iniciarse en el enduro, pero que tiene un límite en los 15 CV que teóricamente desarrolla de serie. Por ello, cuando los responsables de Beta Trueba nos han ofrecido la posibilidad de probarlo con un kit de competición, que aumenta la cilindrada hasta los 182 cc, nos ha parecido una idea excelente. Es una opción que puede resultar muy útil para aquellos que quieran aumentar el nivel de prestaciones de su pequeña 125.

Extra de potencia

El monocilíndrico 4T refrigerado por líquido de origen Minarelli ve aumentada su cilindrada con la incorporación de un cilindro y un pistón de 63 mm de diámetro, que, junto con la carrera original de 58,6 mm, consiguen una cilindrada exacta de 182,67 cc. En la culata se ha sustituido el único árbol de levas original por un Malossi. También se ha modificado el encendido rectificándolo en 1,8 mm, con lo que se reduce su inercia y se logra una respuesta más rápida. La alimentación se produce por medio de un carburador Keihin de 30 mm de diámetro de difusor con compuerta plana. La caja de cambios es de seis velocidades, y el embrague se acciona por medio de un mando mecánico.

Según los datos facilitados por el fabricante con el aumento de cilindrada, la potencia del propulsor original aumenta en 5 CV hasta situarse en 18,98 CV, y aporta un rango de utilización mucho más amplio.

El bastidor es un simple cuna desdoblada en acero, equipado con una horquilla Paioli de 41 mm en el tren delantero y un monoamortiguador regulable en precarga que va anclado al basculante por medio de un sistema de bieletas.

El apartado de frenado queda garantizado por un disco delantero de 260 mm de diámetro y otro trasero de 220 mm.

Las medidas de las ruedas son de 18 y 21 pulgadas, por lo que podemos montar todo tipo de neumáticos de enduro.

La carrocería sigue las líneas de las RR de enduro de mayor cilindrada, pero con un predominio del color rojo. La RR 125 es una moto polivalente, que también se adapta a un uso cotidiano; tiene todo el equipamiento necesario para ello. Una única llave sirve para manipular el depósito de gasolina, el asiento, el contacto y el bloqueo del manillar. En la instrumentación encontramos un tablero digital con múltiples funciones.

Otro mundo

Al motor Minarelli le sienta muy bien el aumento de cilindrada, y además lo hace en todos los regímenes. Nuestra primera apreciación es para el impecable funcionamiento del arranque eléctrico, siempre actúa a la primera, y tras hacerlo el pequeño motor Minarelli emite un nivel de ruido muy contenido, algo que nos parece realmente acertado.

Una vez en marcha, el rendimiento mejora desde el régimen más bajo, con una respuesta limpia y progresiva que lo convierte en mucho más aprovechable. Hemos rodado en todo tipo de terreno, incluida una crono de enduro. En ella hemos podido dar una vuelta completa sin insertar para nada la primera y las curvas más cerradas se pueden hacer en segunda, lo que nos puede dar una idea del rendimiento del motor. En medios, la mejora se mantiene, empuja más fuerte, y nos permite cambiar de marcha antes, sin que el motor desfallezca. En altos, el aumento de 5 CV se pone claramente de manifiesto en las zonas rápidas, en las que nos permite mantener un ritmo muy elevado.

Posiblemente, lo mejor del motor potenciado es que nos ofrece un nivel de potencia acertado, y que además se transmite al suelo con total efectividad, de manera que todo el gas que damos nos hace avanzar. Nos hemos introducido en algunas trialeras con fuerte desnivel y nos ha resultado muy fácil superarlas. La potencia es suficiente para ello, y la capacidad de tracción hace que no perdamos la inercia, por más forzados que vayamos. El escalonado del cambio contribuye de manera determinante en la capacidad de ascensión, la primera es muy corta, y por ello la potencia es suficiente para las pendientes más pronunciadas. En los virajes emplearemos segunda y tercera, y de éstas el escalonado es correcto hasta alcanzar la sexta, que, por cierto, permite llevar un ritmo rápido por pistas.

En los caminos, el ritmo es considerable; en buenas manos, la RR puede seguir de cerca a motos de mayor cilindrada, especialmente cuando el firme no tiene mucho agarre, si bien está claro que con las mismas manos las motos grandes resultan más rápidas.

Bastidor pequeño

La ligereza es uno de los puntos fuertes de la pequeña RR, pues aunque la marca anuncia un peso de 105 kg, quedan muy bien disimilados por el buen comportamiento del bastidor. Es ligero, ágil y también suficientemente estable para la potencia del motor sobredimensionado. La posición de conducción es correcta, con los mandos bien ubicados, y con la estrechez de líneas necesaria para mantenernos bien posicionados.

Las suspensiones resultan muy cómodas para pilotar por el monte sin pretensiones deportivas, pero también excesivamente blandas cuando forzamos el ritmo. El motor de 182 cc permite mayores alegrías, y justamente por eso las suspensiones quedan un tanto justas. La horquilla tiene un buen tacto y mantiene mejor el tipo que el amortiguador trasero, que en los baches se hunde en exceso, comprometiendo la efectividad de las suspensiones. Queda claro que son unas suspensiones para ir de excursión, de manera relajada, sin forzar al máximo. Si es así, tenemos que decir que son efectivas y aportan un nivel de confort muy elevado.

Con los frenos sucede algo parecido. El delantero tiene un tacto duro y un nivel de potencia justo, suficiente para el motor de 125 cc, pero no para los 182 cc del motor potenciado. En el freno trasero, el comportamiento es mejor, si bien también resulta algo corto de potencia.

Si las pequeñas 125 4T son motos especialmente indicadas para iniciarse en el off-road, como paso previo a motos más potentes, el kit de potenciación del propulsor que nos ofrece Beta Trueba puede ser el punto intermedio entre ambas. El precio anunciado para la RR 125 LC es de 4.631 euros, y nos parece totalmente justificado por la calidad de la moto italiana, como también lo están los 826 euros del kit de aumento de cilindrada, a tenor de la mejora de rendimiento que nos aporta.

Fotos de la Beta RE 125 4T

Fotografías por: Juan Pablo Acevedo

La alternativa

Kawasaki KLX 450 R: ¡Karamba!

La pudimos ver y tocar en el Salón Intermot de Colonia del pasado mes de septiembre, pero hemos tenido que esperar hasta abril para poder subirnos a ella y comprobar si la Kawasaki KLX 450 R de enduro cumple lo prometido...

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"