Bimota Delirio DB6 1100: Valor añadido

Publicado el 03/02/2010


Vota

0 0

Dos ruedas, un ancho manillar plano, un propulsor vigoroso y lleno de par entre tus pies, un airbox que emite un sonido gutural, unos escapes que producen un excitante sonido a bicilíndrico y, además, un diseño a la última: esto es la delirante Bimota DB6, ahora en versión extendida.

Bimota Delirio DB6 1100: Buena manejabilidad

Con esta naked, la madre naturaleza y tú os enfrentáis cara a cara, sin necesidad de ningún carenado o protección. Cientos de kilómetros más tarde te das cuenta de que, a veces, nos complicamos la vida en exceso y que no necesitamos nada más para divertirnos de verdad. Motos como ésta traen a nuestra memoria la respuesta al porqué nos gusta tanto montar en moto. Así de simple, así de divertido.

Es una moto muy bien hecha, con estilo, y con unos acabados que nada tienen que ver con una "vulgar" moto de serie. El propulsor Ducati 1100 de 90 caballos es el mismo que monta la multistrada 1100, lleno de par y suavidad. La calidad de las suspensiones, de los materiales empleados y de sus componentes es un plus que difícilmente encontrarás en otras motos.Para tratar de comenzar a conocer a mi nueva compañera de juegos ocasional -sólo la tuve unos cuantos días-, me acerqué al concesionario para recogerla. La verdad es que nada más verla miré la nueva Delirio como si fuese mi primera moto a los dieciocho años. La primera naked de la nueva etapa de Bimota; de hecho, la primera naked –aunque ahora en versión 1100- es realmente una moto muy bien hecha, con estilo, y con unos acabados que nada tienen que ver con una vulgar moto de serie. Hasta ahora pensaba que la perfección sólo se conseguía a base de mecanizados realizados por robots y gracias al empleo de la última tecnología, pero después de esta Delirio, ciertamente pienso que la última palabra la tiene el artesano, el que hace una moto prácticamente a mano. Y es que cualquier rincón es impecable: la triple pletina inferior de la horquilla, los reposapiés, las pletinas que unen el chasis multitubular y el basculante, el mismo basculante tubular, el protector de cadena de fibra de carbono..., cualquier detalle rezuma calidad. Hasta los soportes del radiador o de los silenciosos de escape -de extrañas formas y con salida por el colín- o el minúsculo cupolino derivabrisas, todo es impecable y con estilo. Parece que en Bimota
se han tomado su tiempo para fabricar esta DB6, sin prisa pero sin pausa. Hasta los retrovisores
que tanto odia Sergio Robbiano, el diseñador, ofrecen una buena visibilidad y mantienen su posición a alta velocidad, aunque sobresalgan en exceso del conjunto.

Riding

Bimota Delirio DB6 1100: Peso reducido

Tras una fina lluvia que empapó la carretera, aparecieron unos tímidos rayos de sol que, seguramente, ayudarían a secar el asfalto de mis carreteras de curvas favoritas. Así que me enfundé la chaqueta, el casco y los guantes –por este orden lógicamente-, y me dispuse a disfrutar de la nueva Delirio 1100. Tras dar el contacto, las luces de la instrumentación y la aguja del gran tacómetro analógico me saludan, y no falta el ya imprescindible silbido de la bomba de gasolina. El motor Ducati DS 1100 cobra vida a la primera ayudado por un poco de starter. Su ronco bramar es más intenso que el de la Ducati Multistrada 1100 –comparte motor-, básicamente debido a un airbox más grande y ruidoso, y a unos escapes de diferente configuración. Y no olvidemos que este motor retocado por Bimota utiliza su propia centralita electrónica con un mapeado del encendido diferente al de la Multistrada 1100, un detalle a tener en cuenta.

Tras el clásico ¡clonk! al insertar la primera, me dispongo a disfrutar, pero sin perderle el respeto durante los primeros kilómetros. La verdad es que la manejabilidad de esta Delirio me parece francamente espectacular, como si de una bicicleta se tratase. ¡Santa Madre! ¡Pero si parece un juguete! A medida que voy enlazando curvas, la moto me excita más y más, y es que su motor parece de respuesta más llena y suave que el de la Multistrada 1100 que probé unos días antes. Del respeto pasé directamente a la locura. Su ancho manillar, su ligereza, su vigoroso motor y su tremenda frenada –cuidado con sus pinzas radiales Brembo y sus discos Braking lobulados, que son un demonio- te llevan a la perdición. Y es que su peso con el depósito lleno es de unos 190 kilos, realmente reducido. Si a ello le sumas un motor que ronda los 100 caballos tranquilamente, y con mucho par, la verdad es que ya te puedes imaginar...

Todo tiene su precio

Bimota Delirio DB6 1100: Valor añadido

Evidentemente, tras las curvas siempre vienen las rectas, y es aquí donde ves que a partir de 140 km/h ya notas la presión del viento en tu casco. No olvidemos que es una naked. Mejor, porque así no te pasas con el puño derecho... Pero da igual, porque lo más divertido son las curvas, y esto es una máquina de hacer curvas, aunque habrá que vigilar el freno delantero. Es como una supermotard monocilíndrica, pero con mucha más potencia. Así se siente esta nueva Delirio DB6 1100.

¿Que cuál es la diferencia respecto a la anterior Delirio 1000? Básicamente está en la respuesta del motor, que ahora es más llena, más suave y algo más contundente, porque la manejabilidad es igual de excitante.

Hablando de las suspensiones, son de calidad y hacen su trabajo de manera efectiva. La horquilla invertida Marzocchi o el monoamortiguador Extreme Tech –poco conocido pero efectivo-, absorben bien las irregularidades del asfalto, los parches y los baches, y es que te transmiten tanta información, que eres capaz de saber hasta el color de la última piedrecilla que has pisado... Sólo hay que echar un vistazo a la triple pletina inferior de la horquilla para darte cuenta de que la horquilla Marzocchi será capaz de aguantarlo todo, todo, haciendo los ajustes necesarios.

Tras un buen montón de curvas y kilómetros, y con el trasero algo más caliente de lo habitual por culpa de los escapes, llega la hora de la reflexión y del café expreso en el bar de la montaña. Aparcada fuera, a través de la ventana observo a mi chica temporal; la gente de Bimota ha hecho un buen trabajo con su primera naked y ha sabido aprovechar con rapidez el motor 1100 que monta la nueva Ducati Multistrada 1100. La verdad es que han sido muy rápidos teniendo en cuenta que la moto de Borgo Panigale se presentó hace escasamente tres meses.

Volviendo al tema, la gente de Rímini está fabricando motos para motoristas sin importarles en exceso el número de motos fabricadas ni conseguir récords de producción. Motos que funcionan, divertidas y muy, muy personales. El precio, sí, es elevado, pero cuando ves el diseño y compruebas la calidad y la efectividad de conjunto, eres capaz de comprender que todo tiene su precio. Y si quieres una moto exclusiva que no todo el mundo tendrá, con acabados y una estética increíble, con una parte ciclo impresionante y que funciona, y con un motor bicilíndrico con una buena dosis de potencia, suficiente, yo creo que esta DB6 1100 lo vale. Y, por encima de todo, una moto es algo muy personal y emocional.


Adaptación: Angels Pons
Fotos: Savvas Kouridis

La alternativa

Suzuki GSR 750: ¡¡¡Sensaciones!!!

Este artículo es especial, lo confieso. No es una prueba de moto al uso. No, al menos, como suelo hacerlas. Varios motivos me llevan a que sea especial para mí: la situación de la fábrica de Suzuki en Gijón, los estupendos compañeros de prensa de Suzuki, toda la gente que trabaja allí…. Este artículo “diferente” va por ELLOS.

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"