BMW F 650 GS: Nueva era 2009

Publicado el 03/02/2010


Vota

0 0

La F 650 GS, presentada junto con la más potente F 800 GS, comparte con ésta motor y chasis, aunque con unas prestaciones moderadas para adecuarse a otro tipo de usuario más asfáltico y urbano. De esta manera queda atrás el mítico monocilíndrico del modelo precedente para acoger ahora el ya famoso twin paralelo de la saga F 800.

BMW F 650 GS: Espectaculares prestaciones

El motor de la F 650 GS es el bicilíndrico de 798 centímetros cúbicos de la marca, pero dulcificado hasta poco más de 70 caballos de potencia. Existe la versión de potencia limitada, sin coste adicional, para todos aquellos que de momento no pueden llevar motocicletas de más de 34 caballos. Una moto idónea para iniciarse en el terreno de las trails lógicas –o si se prefiere, directamente en el terreno de las motocicletas lógicas– de la mano de BMW.

La nueva F 650 GS pertenece a la saga F 800, cierto, pero tan sólo por la configuración de su motor. Y por su cilindrada. El bicilíndrico de la GS queda ya muy lejos del monocilíndrico de la variante anterior, y que su nomenclatura hable de 650 responde únicamente al cuidado que ha puesto la firma germana en desvincularla de la F 800 GS –con la que comparte chasis– y en ofrecer un modelo aún más racional y fácil de llevar que éste. Con ella pretenden llamar la atención de clientes jóvenes, y que les sirva así de puerta de entrada a la marca, lo mismo que hacía la F 650 GS monocilíndrica.

Por eso, la potencia de la F 650 GS ha sido rebajada hasta los 71 caballos a 7.000 rpm (existe una versión limitada a 34 CV sin coste adicional), con un generoso par máximo de 7,35 kgm a 4.500 rpm. Todo pensado para que esta motocicleta brinde un mayor reprís desde más abajo y unos consumos más moderados que los de la F 800 GS.

La nueva F G50 GS dista enormemente de la versión precedente de idéntica denominación.Sacado del dossier de prensa... "Esta moto tiene el asiento más bajo (que la F 800 GS), es más multifuncional y más fácil de dominar, tiene suficiente potencia y, a la vez, es económica y apropiada para el uso diario". Con estas palabras, BMW define mejor que nadie la nueva F 650 GS. Una definición que da en el clavo en cuanto a la orientación que la marca alemana ha querido imprimir a este nuevo modelo.

Falsa identidad

BMW F 650 GS: Nueva era

La actual F 650 GS presenta alrededor de 20 caballos más que el modelo que la precede y con el que compartirá unos meses de catálogo hasta su extinción.

El propulsor de la nueva F 650 GS se puede decir que procede de las asfálticas F 800 S y ST, si bien ha sido modificado en diversos aspectos. De entrada, difiere en la inclinación del bloque de cilindros dentro del chasis: en la seis y medio es de 8,3 grados, mientras que en las S y ST es de 30 grados. Esto es así con el fin de conseguir unos largos recorridos de la amortiguación, una distancia entre ejes no demasiado elevada y una distribución óptima de los pesos. Para ello también se ha modificado la parte inferior del cárter de aluminio, a la vez que ha sido necesario adaptar la bomba de agua y los manguitos al nuevo ángulo de inclinación del bloque motor.

Asimismo, la tapa del embrague también ha sido retocada para proporcionar un mayor espacio y libertad de movimientos en la estribera de su lado. Con todas estas transformaciones, la motorización de la F 650 GS ha acabado pesando un kilogramo menos que el de las F 800 S y ST.

Por último, tan sólo añadir que los árboles de levas de esta motocicleta han sido ligeramente modificados para entregar la potencia en las condiciones más ideales y al mismo tiempo ofrecer las prestaciones –inferiores a la 800 GS– que se le ha querido otorgar, con una programación de la CPU, sistema de inyección, etc., diferentes. Y ya para acabar, también se diferencia de las F 800S y ST en la transmisión final, que en aquellas es por correa dentada y en la nueva F 650 GS sigue siendo por cadena de retenes, igual que en el modelo anterior.

Y la verdad es que el trabajo realizado sobre el twin paralelo de la F 650 GS se dejó notar en la prueba dinámica de la motocicleta. El bloque gira muy fino, silencioso y muy redondo, más que el de las primeras F 800 S y ST. El curso de sus revoluciones es muy lineal, con una buena dosis de par a bajas vueltas y una agradable estirada final arriba, desde las 5.500 rpm hasta las 8.000. Como comentamos, lo progresivo de esta mecánica hace que sea muy fácil de conducir en todo tipo de situaciones, sea en ciudad con tráfico lento o en carretera de curvas llevándola alta de vueltas.

Parte ciclo también al día

BMW F 650 GS: Nueva era

Estéticamente, la F 650 GS es una motocicleta completamente nueva. Detalles como el escape de acero inoxidable a la vista por el costado izquierdo la desmarcan del anterior doble escape bajo el colín; o el nuevo piloto posterior compuesto de leds e integrado en el colín. Motivos que a priori resultan bastante simples, pero que realmente dicen mucho de lo novedosa que es la actual versión de la mítica trail lógica, para todos los públicos, de BMW. Pero es que además esta moto también cambia internamente. El chasis de doble viga de acero con depósito de aceite integrado ha dejado su lugar a un bastidor formado por un entramado de tubo de acero redondo del que cuelga el motor por la parte trasera y delantera de la culata. El subchasis trasero, desmontable, está realizado en tubo de acero rectangular, y el basculante de doble brazo es de aluminio. Vemos de esta manera que la estructura interna de la F 650 GS es asimismo completamente nueva.

Tampoco se han aprovechado las fibras del modelo existente, ya que en la F 650 GS que BMW acaba de presentar son mucho más estilizadas y sencillas, con un estrenado guardabarros delantero y una cúpula derivabrisas con innovadoras formas y de mayor tamaño: protege correctamente, aunque a partir de 140 km/h el viento frontal empieza a molestar en cabeza y hombros. Aún en el tren delantero, contemplamos que el anterior simple faro Multiconvex ha desaparecido en beneficio del doble faro Multiconvex que se montó por primera vez en la primera R 1200 GS y que la marca del hélice ha ido incorporando a la gran mayoría de los modelos posteriores.

Las llantas de radios han sido sustituidas por unas de aleación de aluminio de diez palos, y las medidas de los neumáticos (mixtos) también varían: pasan de los 100/90 x 19 y 130/80 x 17 de la anterior GS a los 110/80 x 19 y 140/80 x 17 de la actual. Apreciamos una sensible mayor sección del neumático tanto delante como detrás para optimizar el dinamismo y la estabilidad de la motocicleta sobre asfalto, terreno para el que ha resultado mucho más preparada que la anterior F 650 GS monocilíndrico. Y, si se nos permite, que su hermana mayor F 800 GS.

La frenada delantera permanece inalterada con el mismo disco de 300 milímetros de diámetro y pinza Brembo de doble pistón paralelo, pero la frenada trasera acoge ahora un disco de mayor diámetro –de 265 milímetros en lugar de los 240 milímetros anteriores–. A mayor potencia del propulsor, mayor sección del neumático trasero y mayor potencia de frenada para este tren. Y existe como opción el sistema ABS desconectable. Una aspecto negativo que encontramos en la F 650 GS fue el tacto de la maneta del freno delantero: demasiado esponjoso, necesita de una adaptación especial (que se adquiere a medida que van pasando los kilómetros).

El recorrido de las suspensiones también aumenta, aunque sea de manera prácticamente inapreciable. La horquilla mantiene sus barras de 43 milímetros de diámetro, pero el recorrido de la misma pasa de 170 a 180 milímetros. El monoamortiguador trasero –de gas, ajustable en dos vías– incrementa el recorrido en tan sólo 5 milímetros, lo que lo hace crecer de 165 a 170.

Más potencia, menos peso

BMW F 650 GS: Nueva era

Otra novedad en la F 650 GS respecto a la variante anterior es el cuadro de instrumentos. El existente, casi por completo analógico, ha sido reemplazado por el de las F 800 S y ST, constituido por un par de esferas y una completa pantalla LCD con ordenador de a bordo opcional, con información como la velocidad engranada o la autonomía restante, entre otras.

Y es que el anterior tablier se quedaba pequeño para la actual F 650 GS, ya que su velocímetro tan sólo indicaba 200 kilómetros por hora como velocidad máxima. El actual marca un poquito más, 240 km/h, todo debido a que las prestaciones de esta moto han mejorado bastante (aunque en realidad su velocidad punta quede en torno a los 210 kilómetros por hora). A esto sumemos que el peso en seco que declara la firma es de tan sólo 179 kilogramos, mientras que para la versión
precedente declaraba 193 kilogramos.

Tal cantidad de cambios hace que nos hallemos ante una motocicleta totalmente nueva, con unas prestaciones espectaculares tanto en el apartado motor como en la parte ciclo. Todo se hace de manera fácil en la F 650 GS. La moto frena muy bien, con mucho mordiente en su único disco, si bien, como señalábamos con anterioridad, el tacto de la maneta no es todo lo preciso que nos hubiese gustado. El trabajo de las suspensiones es más que correcto, pues bascula sin problemas entre el correcto dinamismo y la calidad de marcha. La horquilla, no obstante, se hunde demasiado si tiramos del freno delantero con fuerza.

Continuando con la calidad de marcha, la posición de conducción es perfecta para cualquier terreno por el que se quiera conducir: en ciudad vamos a una altura prudencial, ni demasiado altos ni muy bajos –la altura del asiento se puede regular entre 820 y 790 milímetros, y además se puede elegir la moto con un asiento de 765 mm de altura–. En este capítulo sale a relucir también su corto radio de giro, de manera que las maniobras en parado se efectúan con suma facilidad y rapidez. Algo que se echa en falta con el paso de los kilómetros es un poco más de mullido en el asiento y que éste sea a su vez algo más ancho, pues al ser relativamente estrecho, el peso del tronco reposa sobre una menor superficie de nuestro trasero, de modo que se fatiga y sufre las consecuencias antes de lo previsto... A pesar de esto, la moto gira con una finura considerable. El motor no es para nada rumoroso ni vibra –como el de las primeras F 800–, y la palanca del cambio de velocidades las va engranando sin problema ni "forcejeos". La maneta del embrague también es pura mantequilla.

Con toda esta explicación, nos quedan claras algunas cosas. Que el propulsor es más potente ya lo tenemos todos bien claro; pero a esto hemos de añadir que trabaja con gran finura y solvencia en todo su rango de revoluciones, con una aprovechable estirada final. Esto la convierte en una montura cómoda, perfecta para infinidad de situaciones (ciudad, carretera, autopista, pistas de tierra...) y sorprendentemente equilibrada. Una moto idónea para iniciarse en el terreno de las trails lógicas –o si se prefiere, directamente en el terreno de las motocicletas lógicas– de la mano de BMW.

Grandes esperanzas

BMW F 650 GS: Juvenil

La marca de la hélice tiene depositadas grandes esperanzas en su trail de iniciación. Mientras la versión anterior ha sido líder de ventas en nuestro país dentro de su segmento a lo largo de siete años consecutivos, ocupando entre un 25 y un 30 por ciento del volumen de ventas total de BMW, la nueva espera superarla y obtener entre un 30 y un 35 por ciento de ese total.

Para ello, gracias a la exención del Impuesto de Matriculación al reducir sus emisiones de CO2, han rebajado su precio de los 8.300 euros iniciales a los 7.522 euros actuales. Casi ochocientos euros más económica que la anterior F 650 GS monocilíndrica pese a ser una motocicleta superior –en el más amplio sentido de la palabra– que la existente hasta la fecha. La nueva F 650 GS, una motocicleta que, a un precio inferior, ofrece bastante más que el modelo precedente. Y aquí hemos de incluir también las opciones en cuanto a equipamiento que brinda la marca.


Juanan Martín
Fotos: BMW

La alternativa

Suzuki V-Strom 650 ABS. Cambio radical ocho años después

Por fin le llegó la hora a la V-Strom 650. Una de las trail de media cilindrada más confortables del panorama motociclista ha decidido ponerse a dieta. Los resultados saltan a la vista, ahora además con ABS de serie. Eso sí, ella sigue tratándonos tan bien como siempre, si no mejor, porque la pérdida de peso no ha cambiado para nada su buen humor.

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"