BMW G 650 GS. Escuela BMW

Publicado el 02/08/2011


Vota

1 0

Si estás buscando una moto con la que dar tus primeros pasos en la categoría media, BMW tiene algo interesante que ofrecerte. La nueva G 650 GS te puede enseñar todo lo necesario de una forma fácil, a un precio asequible y con la garantía de calidad que sólo el fabricante bávaro puede ofrecerte.

Nunca BMW, en su casi un siglo de historia, había tenido una gama tan extensa y variada. Un catálogo con modelos para todos los gustos, necesidades y, a pesar de su fama de marca elitista, públicos. En la actualidad, un usuario simpatizante de BMW puede pasar por todas las etapas y niveles sin tener que abandonar la marca. Lejos quedan esos tiempos en que se tachaba a la firma bávara de contar con un target de usuario de edad elevada. En apenas una década se han puesto las pilas, e incluso si eres propietario del carnet A2, tienes varias opciones entre las que escoger.

Ideal para comenzar
La nueva G 650 GS es, sin lugar a dudas, una de las motocicletas de iniciación más interesantes de BMW. Recientemente presentada, la pequeña de las GS ha mejorado estéticamente muchísimo, hasta el punto de que, exteriormente, no se parece en prácticamente nada a su veterana predecesora. Ahora se asemeja en mayor medida a su hermana mayor, la R 1200 GS. Para lograrlo, los diseñadores han incluido el característico faro asimétrico integrado perfectamente en el inconfundible guardabarros de pico elevado.

La G 650 GS cambia por completo su carrocería, incorporando nuevas fibras de distintos tipos y colores para ofrecer una imagen más trabajada y moderna. A pesar de todo, el nivel de acabados se ha ajustado bastante para contener los costes y hacer la G 650 GS aún más asequible. Esto se aprecia en el cableado de algunos componentes, la sencillez de ciertas fibras y los puntos de unión entre las mismas.

Por otro lado, se mejoran ciertos aspectos de la ergonomía, como por ejemplo las piñas de conmutadores (más accesible y ergonómicas) y, sobre todo, el cuadro de instrumentos.

El tablier es ahora mucho más moderno estéticamente, y tecnológicamente ha dado un salto generacional increíble con la incorporación de una pantalla digital que, todo sea dicho, no es a lo que BMW nos tiene acostumbrados en cuanto a la cantidad de información que ofrece.

Buenos detalles

La G 650 GS está repleta de buenos detalles, como por ejemplo las válvulas de inflado de las llantas colocadas en los radios para hacerlas más accesibles; la pequeña guantera bajo la parrilla para el antirrobo o los papeles de la moto; la maneta de embrague regulable en posición, o, desde el punto de vista práctico, la consabida accesibilidad de la boca de entrada del depósito de gasolina, con 14 litros de capacidad y situado bajo el asiento para centrar masas.

Como ya sucedía en el modelo precedente, la posición de conducción es una de sus principales bazas, por su comodidad y las facilidades que ofrece a la hora de conducir. La altura del asiento no será ningún problema, ya que BMW nos deja escoger entre los 780 mm que llegan de serie, los 750 mm opcionales adaptando una suspensión más baja o los 820 mm si montamos, también como opción, el asiento más alto.

Sea como sea, el asiento es confortable, bien mullido y con tapizado antideslizante, y con una buena porción para el pasajero que se complementa con unas ergonómicas asas en sus laterales integradas en la parrilla posterior. En cuanto a los pies, ambos ocupantes disfrutarán de los servicios de unas estriberas (con protección de goma desmontable en las del conductor y con un generoso recubrimiento en las del pasajero), que por su situación nos permiten adoptar una posición natural y relajada.

Moto todo uso

La G 650 GS es una moto ante todo manejable. Su ancho manillar, excelente radio de giro y liviano peso nos permiten controlarla sin demasiados esfuerzos. Aunque es una seis y medio, se siente especialmente bien en ciudad. Desde el punto de vista mecánico, su monocilíndrico 4T LC DOHC 4V alimentado por inyección electrónica tiene la capacidad de respuesta necesaria para dar lo mejor de sí mismo entre el tráfico. La suavidad de su embrague y la precisión de su cambio de cinco velocidades nos otorgan un control absoluto sobre la G 650 GS, pudiendo maniobrar de mejor forma y, al mismo tiempo, extraer el máximo partido a los 48,1 CV de potencia y 5,5 kgm de par.

Como buen monocilíndrico, se caracteriza por su inmediata respuesta incluso desde un régimen de giro considerablemente bajo, una baza excelente para que, tanto en las salidas de los semáforos como a la hora de pasar entre coches, disfrutemos siempre del empuje y la fuerza necesarios.

 


Polivalente

La parte ciclo también tiene un papel importante en este escenario, en especial en lo que se refiere al apartado de suspensiones. El gran recorrido de la horquilla convencional de 170 mm y el amortiguador posterior de 165 mm garantizan un funcionamiento muy progresivo y suave que la convierte en ideal para circular sin problemas sobre el desgastado y bacheado asfalto de algunas ciudades, o subir y bajar bordillos sin dificultades. De igual forma, en el aspecto técnico, también ofrece mucha variedad, concretamente en lo que respecta al amortiguador posterior, que se puede regular en precarga de muelle e hidráulico.

En carretera, sus blandas suspensiones ofrecen todo el confort que podamos necesitar tanto nosotros como nuestros acompañantes. En el aspecto dinámico se comportan con demasiada suavidad si circulamos a un ritmo alto y su hidráulico no retiene con la consistencia de una motocicleta exclusivamente asfáltica, lo que se nota sobre todo en curvas rápidas y de radio constante. Éste es, sin duda, un precio a pagar por la dualidad de la G 650 GS, aunque, por otro lado, permite tomarnos algunas licencias en conducción fuera pista imposibles con una moto de carretera.

Por lo que respecta a la frenada, el freno de disco delantero de 300 mm con pinza de dos pistones y el posterior de 240 mm con pinza de simple pistón se ajustan perfectamente a una motocicleta de sus características; buen tacto (incluso en el pedal del freno posterior) y una potencia contenida que puede ser dosificada sin problemas. Al mismo tiempo, se puede aumentar todavía más la seguridad en las frenadas incorporando opcionalmente el sistema antibloqueo ABS, que, además, se podrá desconectar fácilmente para sacarle un mayor rendimiento a su discreta pero existente faceta off-road.

A tu alcance

En conjunto, la pequeña de las GS se muestra como una moto de iniciación muy completa, la manera perfecta para entrar en la numerosa familia BMW. Con ella podremos afrontar prácticamente todo tipo de desplazamientos y darle infinitos usos; desde moto urbana para movernos entre semana, pasando por pequeñas rutas por carretera los fines de semana, hasta esporádicas excursiones por la montaña para usuarios con un nivel más básico.

Desde luego, por los 6.850 euros que cuesta la versión base, nunca se ha tenido tan cerca la posibilidad de disfrutar de toda una BMW. Y lo mejor es que si la experiencia nos es grata, siempre podremos ir escalando en cilindrada y categoría, sin necesidad de abandonar la marca alemana.

Fotos de la BMW G 650 GS

Fotografías por: Santi Díaz

La alternativa

Suzuki V-Strom 650 ABS. Cambio radical ocho años después

Por fin le llegó la hora a la V-Strom 650. Una de las trail de media cilindrada más confortables del panorama motociclista ha decidido ponerse a dieta. Los resultados saltan a la vista, ahora además con ABS de serie. Eso sí, ella sigue tratándonos tan bien como siempre, si no mejor, porque la pérdida de peso no ha cambiado para nada su buen humor.

 
Da tu opinión

Comentarios (1)

  • busero10
    busero10 25-11-2011

    Es interesante que hagan buenas motos para el carnet A2, para un crucero de 130 y 140 sin problemas, con buena estabilidad y pensada para los 1.65m. Me gustaria con un disco + en la rueda delantera y lo del nivel de gasolina es imperdonable¿ como se cuanto me queda poco? Posiblemete te quedes tirado. ¿ Que accesorios tiene? Por lo demas la veo perfecta para todo y dicen que gasta poquito. Un saludo y buena ruta

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"