BMW G 650 Xcountry: La alemana proletaria 2007

Publicado el 03/02/2010


Vota

0 0

Si por concepto ya lo pretendía, la importantísima reducción de precio que ha sufrido la BMW Xcountry la convierte en una moto popular, una perfecta compañera para nuestro curro diario, pero también con muchas otras posibilidades.

BMW G 650 Xcountry: La alemana proletaria

A pesar de su fama de marca elitista, BMW ha cosechado éxitos importantes con modelos que podemos considerar populares y cuyo principal referente es la F 650 GS, primera moto bávara en cifra de ventas y primera trail de nuestro mercado durante los últimos años. La Xcountry nació con la misma voluntad, aunque un precio inicial elevado para su relativa simplicidad fue un serio hándicap a la hora de conseguir un número de ventas significativo. Con la entrada del nuevo Impuesto de Matriculación –y un importante esfuerzo por parte de BMW–, esta scrambler ha visto reducido drásticamente su PVP y se ha convertido en una opción interesante y apetecible.

La Xcountry toma parte de los ingredientes que han hecho de la F 650 GS una moto ganadora, pero primando la máxima facilidad de uso, para todo tipo de público (incluyendo el femenino), y potenciando especialmente su faceta urbana.De entrada, el motor es en esencia el de la anterior GS (la nueva F 650 GS equipa un bicilíndrico... de 800 cc) pero totalmente revisado y mejorado, con lo que consigue una mejor respuesta a medio régimen y un poco más de potencia, unos 2 CV más. Recordemos que parte de esta rebaja de precio viene porque el motor ahora está ensamblado en China por la empresa Loncin –tal y como anunciamos en exclusiva en el Solo Moto número 1.650 del mes de enero–. La estructura del chasis es similar a la de la trail, con ligeras variaciones en geometrías, e incorpora una gruesa y vistosa horquilla invertida, no regulable. La suspensión trasera ha perdido las bieletas de la GS y el amortiguador trasero peca de poca retención hidráulica, aunque conserva el práctico pomo de ajuste para la precarga de muelle.

Ante todo, práctica

BMW G 650 Xcountry: La alemana proletaria

Si la F 650 GS era una cómoda trail rutera, con un ancho y confortable asiento, en la Xcountry se ha primado la practicidad para un uso cotidiano, porque la otra faceta la sigue ocupando la F 650 GS..., una moto también nueva. La Xcountry es más pequeña y estrecha que la GS, ya que no pretende la comodidad ni la capacidad viajera de ésta, sino ser lo más fácil, asequible y ágil posible. La posición, una vez montados, recuerda a la de una enduro, con nuestra pelvis adelantada hacia el manillar, que es ancho y queda cerca de nuestro torso. Las estriberas no están muy elevadas y vienen revestidas de goma (también las del pasajero, que ahora están soldadas al chasis, no atornilladas como antes). El asiento es de nueva factura y está colocado un poco más bajo.

Si los justos van al cielo, la instrumentación seguro que irá al paraíso, porque es más bien limitada. En una moto como ésta, un indicador del nivel de gasolina no debería faltar, y afinando, otro para la temperatura. Ahí queda la petición... Por el contrario, cabe destacar el bello manillar Renthal de aluminio o la posibilidad de ajustar la posición de ambas manetas.

La Xcountry también aceptará sin problemas a un pasajero, aunque no vendrían mal un par de dedos más de asiento o unas asas de mayor grosor. La posición de las estriberas para el de atrás es perfecta y, como ya hemos mencionado, están recubiertas de goma igual que las del piloto.

La estrechez del chasis y asiento permiten llegar al suelo con cierta facilidad, incluso para los menos altos, y ya sabéis, existe otro asiento todavía más bajo en opción. El ángulo de giro es bueno, a pesar del grosor de la horquilla invertida, y las maniobras a baja velocidad no requieren mayor esfuerzo.

"City/Country"

BMW G 650 Xcountry: La alemana proletaria

La nueva BMW cumple perfectamente en la faceta de moto urbana y se mueve ágilmente entre el tráfico. Puestos a encontrarle pegas (cuando nos ponemos, alguna encontramos...), el ancho manillar dificulta el paso entre los coches atascados y el largo recorrido del cambio propicia algunos fallos, especialmente al pasar de 1ª a 2ª velocidad. Los retrovisores quedan cerca del cuerpo y abiertos, con lo que no se ven reflejados los brazos en ellos, pero obligan a girar un poco la cabeza.

La faceta country (campo) de la moto bávara permite ciertas alegrías saliendo del asfalto, aunque hay que tener en cuenta que los neumáticos que llevamos, aun siendo trail, son muy asfálticos, así que sólo pistas forestales en buen estado y sin barro. No obstante, allí donde con otras motos puramente de carretera e incluso con maxitrail dudaríamos o, simplemente, no nos atreveríamos, la Xcountry, gracias a sus blandas suspensiones, su compacto chasis y la bondad de su motor, posibilita disfrutar de excursiones por el campo sin mayor problema que recordar lo que estamos llevando.

En carretera descubriremos otra faceta divertida de esta scrambler: circular por carreteras muy reviradas. Su agilidad y agarre hacen posible una conducción rápida y un buen paso por curva, aunque las limitaciones aparecen cuando buscamos el límite, marcado por unas estriberas que rozan pronto y unas suspensiones muy blandas. De todas formas y hasta llegar a ese extremo, podremos disfrutar de lo lindo, ayudados por la bondad del motor en medios y por su buena capacidad de tracción. El único disco dispone de suficiente potencia si no buscamos frenadas de GP.

Ahora sí, la Xcountry añade a sus buenas aptitudes, especialmente urbanas, un precio ajustado que le permitirá, por fin, ser una moto popular. Seguramente pronto empezaremos a ver muchas de ellas por nuestras calles y carreteras.


Jordi Aymamí
Fotos: Félix Romero y Santi Díaz

La alternativa

Suzuki V-Strom 650 ABS. Cambio radical ocho años después

Por fin le llegó la hora a la V-Strom 650. Una de las trail de media cilindrada más confortables del panorama motociclista ha decidido ponerse a dieta. Los resultados saltan a la vista, ahora además con ABS de serie. Eso sí, ella sigue tratándonos tan bien como siempre, si no mejor, porque la pérdida de peso no ha cambiado para nada su buen humor.

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"