BMW R 1200 RT: Renovación total 2005

Publicado el 06/05/2010


Vota

0 0

Tras el reestyling total de la GS, le tocaba el turno a la turística RT. Puesta a dieta, su peso se ha reducido en 20 kg y se ha aumentado su potencia, que ahora es de 110 CV, en un 15 %.

BMW R 1200 RT: Renovación total

El modelo R 1100-1150 RT de BMW apenas ha experimentado cambios durante una década, los años suficientes para que precisara una renovación a fondo. Por ese motivo, la RT de 2005 es una moto completamente nueva. En la isla de Tenerife, la prensa española hemos sido testigos del reencuentro de la marca germana con las motocicletas destinadas a viajar.

BMW, además de apostar por otros frentes con la aparición de la revolucionaria K 1200 S, la exitosa R 1200 GS o la futura R 1200 ST, no olvida a su clientela de siempre, la de los incondicionales del motor bóxer, de los amplios carenados y de las maletas, siempre ávidos de largos viajes.

Por carreteras tinerfeñas

BMW R 1200 RT: Renovación total


Tras el briefing característico de cada presentación, en el que los responsables de cada área (marketing, tecnología, etc.) ensalzan las nuevas características, justifican los cambios y, en ocasiones, reconocen los fallos del anterior modelo, me dispuse a sacar algunas conclusiones probando la R 1200 RT en la que el apellido RT y las tapas de balancines modificadas son lo único que se conserva de su antecesora.

Todo lo demás es nuevo. Las primeras impresiones son muy buenas, la moto te acoge mejor sobre ella, se llega mejor al suelo con los dos pies y eso que no soy excesivamente alto, la postura de conducción es sumamente cómoda, impresión que constaté tras disponer de mi unidad de pruebas y recorrer con ella varios cientos de kilómetros. Ha desaparecido el tradicional "clonc" al engranar la primera velocidad, aspecto al que los motores bóxer me tenían tan acostumbrado.

La puesta en marcha no conlleva a la vez el tradicional balanceo por inercias al dar gas en vacío, típico de la configuración boxer, trabajo que ha recaído en un nuevo eje contrabalance. El embrague se muestra más dosificable sin la marcha irregular a baja velocidad que desaparecía tras recorrer los primeros metros. Antes de llegar a la autopista que me llevaría hacia el norte de la isla bordeando la costa este, descubrí su agilidad a baja velocidad con un ángulo de giro muy corto que actúa con seguridad y sin titubeos.

El ABS parcial (que permite actuar con el disco trasero independientemente de los delanteros) es el motivo de esa agradable sensación de control y pisándolo se apoya de atrás y se gira mejor en maniobras a baja velocidad Sigo las indicaciones del navegador BMW y sobre el negro asfalto de la autovía TF1, la RT muestra un motor con una alegría inusual, muy alejada del modelo antiguo y que invita a rodar rápido. Más rápido de lo permitido. Los bajos se han sacrificado un poco, pero en medios y altos este propulsor es claramente superior al de su antecesora.

Incluso al engranar sexta, ya alto de vueltas, sigue empujando con decisión dispuesto a llevar la aguja del tacómetro a la zona roja. La protección aerodinámica es ejemplar, sobre todo al elevar mecánicamente la pantalla; para mi altura de 174 cm basta con algunos centímetros. En las piernas la protección es fenomenal, ya que ahora el cuerpo del conductor está más metido dentro de la moto y se nota menos la sensación de velocidad al estar resguardado del viento.

Las vibraciones a cualquier régimen brillan por su ausencia. Absorto en la conducción a alta velocidad, al llegar inesperadamente a la salida indicada del Parque Nacional del Teide me vi obligado a confiar ciegamente en la capacidad de frenada de la nueva RT. La primera sensación fue que había que aplicar más fuerza en ambos trenes, pues descubrí un casi inapreciable retardo entre mi orden y la ejecución inmediata. Un ligero cabeceo se iniciaba simultáneamente a la sensación de deceleración, pero no pareció revestir mayor importancia.

Aún no había detectado el trabajo del ABS y entré en la curva ocupada por otros vehículos (todos ellos RT), pisando gravilla suelta acumulada en el exterior. Esperé los efectos del ABS sobre el pedal del freno trasero, con la vibración que producía antiguamente el rápido retroceso del líquido al abrir y cerrar consecu tivamente el circuito, pero este efecto no llegó a manifestarse ni en la mano ni en el pie derechos. Las nuevas generaciones del Antiblock System funcionan impecablemente.

De acuerdo, reconozco que no es éste el uso para el que se destinan estas motocicletas (el frenando brusco a alta velocidad o apuradas de frenada a muerte), pero hice la prueba obligado por las circunstancias y, según mi experiencia, aprueba con nota.

Curvas de todo tipo

BMW R 1200 RT: Renovación total


Inicié el ascenso por un puerto de montaña que me llevó hasta la falda del Teide. Di paso a los conductores más rápidos que me seguían para descubrir sin presión de qué era capaz la RT. No buscaba sus límites, pero sí esperaba que, en cualquier momento, las estriberas pidieran una tregua. Ni una sola vez oí sus quejas, y eso que el asfalto tenía un agarre asombroso.

Incluso en dos ocasiones detecté un deslizamiento lateral, pero ninguna parte de los bajos de la RT tocó la cinta negra. En honor a la verdad he de decir que otros compañeros sí que tuvieron la oportunidad de oír la simbiosis asfalto-metal, aunque reconocen que sólo en alguna ocasión. Sin embargo, en la antigua RT esto sucedía constantemente si rodabas rápido por carreteras de montaña. Tras la parada de rigor para comer en el Parador Nacional de Turismo de Las Cañadas del Teide y las fotos de rigor con ambiente volcánico, con el Teide algo nevado como vigía de la presentación, inicié el descenso hacia Playa de las Américas, de nuevo por una carretera revirada y, en esta ocasión, con un asfalto deteriorado en alguno de sus tramos.

En ellos pude comprobar que las suspensiones trabajan también en pos de la comodidad en esos momentos y absorben sin dilación cualquier rugosidad o defecto que presenta el camino. Incluso los baches más serios son disimulados por la suspensión delantera, el Telelever, que es efectivo incluso con la motocicleta bastante inclinada. Tras más de 250 kilómetros recorridos con apenas medio depósito consumido, la RT me ha demostrado que es muy superior al modelo anterior en todos los aspectos prácticos, porque los estéticos son siempre opinión personal.

Parte ciclo

BMW R 1200 RT: Renovación total


Lo primero a destacar es que el motor ejerce de elemento portante. Este desafío permite aligerar el peso total de la motocicleta en un 10 %, al utilizarlo como soporte para el chasis y no a la inversa. De este modo, un entramado de los tubos del bastidor une la suspensión delantera al conocido Telelever con 120 mm de recorrido y el subchasis posterior lo hace a la parte alta del propulsor. El brazo del cardán Evo Paralever (muy aligerado con respecto a la versión anterior, como ocurrió con el de la GS) discurre por el lado derecho y la marca garantiza que el aceite que se encarga de la lubricación de los engranajes internos es de por vida.

El único amortiguador trasero regulable permite un movimiento de 135 mm y es de tecnología WAD (o suspensión trasera progresiva a medida que se va comprimiendo). Además, el sistema de ajuste automático de nombre ESA, estará disponible a partir del mes de marzo o abril del presente año y es una herencia directa de la revolucionaria K 1200 S. El embrague, que en las primeras unidades del anterior modelo RT dio algunos quebraderos de cabeza a propietarios y mecánicos, sigue siendo un monodisco en seco, ahora sobredimensionado y de accionamiento hidráulico, y BMW asegura que su fluido no debe renovarse jamás.

La elección de la combinación llanta/neumático ha sido especialmente estudiada. Tanto delante como detrás opta por aros de 17 pulgadas con un Michelin Pilot Road anterior de 120/70 y una goma posterior de la misma marca y modelo en medidas 180/55. La frenada se confía a dos discos Evo BMW delanteros de 320 mm con pinzas Brembo de cuatro pistones y uno trasero de 265 mm con pinza de dos pistones.

La unión del sistema ABS y el sistema Integral BMW parcial ha conseguido que detener los actuales modelos de BMW no implique cambiar los hábitos y, a pesar de la presencia del reparto de frenada, no influyen en el buen comportamiento en todo momento, en giros a bajísima velocidad accionado el pedal de freno trasero o en situaciones de emergencia desde alta velocidad.

Bóxer refrigerado por aire

BMW R 1200 RT: Renovación total


Sin duda, la conservación de la refrigeración por aire es lo que mantiene el encanto de los motores bóxer bicilíndricos de BMW. De hecho, pasa totalmente desapercibida la presencia de un escueto y bien escamoteado radiador de aceite. La ubicación de éste bajo los faros y en el interior del carenado, lejos de la vista, facilita la llegada de aire fresco. En climas calurosos como el nuestro su trabajo evitará en parte el tradicional calor hacia los pies que emiten los motores bóxer.

La cilindrada es idéntica a la de la GS con 1.170 c.c., cuatro válvulas en cada culata y sistema de distribución SOHC. A diferencia de la GS 2004, que entregaba 100 CV, referencia necesaria, pues fue la primera moto que equipó este propulsor, la RT entrega 110 CV a 7.500 rpm. El par, tan importante en una motocicleta de turismo, es de 11,7 kgm a 6.000 rpm. Como referencia debemos recordar que la K 1200 LT dispone de 12 kgm y la GS de 11,5 kgm. El nuevo motor, más el aligeramiento del Paralever, llantas, chasis y demás, ha logrado que la nueva RT pese 26 kilos menos que el modelo anterior (cifra a comprobar en nuestra báscula).

Así no me extraña que se note más ágil y manejable en todo momento, que frene más y que responda antes al mando del gas. Personalmente prefiero 26 kilos menos que 10 CV más en una motocicleta y en la nueva RT se han dado las dos cosas, así que sus futuros usuarios estarán doblemente contentos. BMW ha apostado fuerte por la tecnología de última generación que simplifica todo el entramado eléctrico.

Por ello, la gestión electrónica recae en el sistema BMS-K y la instalación en el llamado Single Wire System que consiste en un único cable bidireccional por el que pasan todos los impulsos eléctricos que conlleva el funcionamiento de la motocicleta.
La caja de cambios es de seis velocidades y difiere sólo en un detalle con respecto a la GS: la sexta relación es un poco más corta.

Desde Tenerife

BMW R 1200 RT: Renovación total


He de volver a Tenerife, pero la próxima vez, en compañía. No es por desmerecer a los periodistas de otros medios convocados y a los siempre atentos responsables de BMW Ibérica, sino porque, cuando regresas a casa, te pasas una semana comentando el viaje, explicando qué has hecho en cada momento, contando las anécdotas, los chistes que recuerdas y hasta el menú de la cena.

Y además, porque Tenerife, y cualquiera de las islas del archipiélago canario, merecen una visita más tranquila. ¡Ah! se me olvidaba, el precio que BMW Ibérica ha dado para la R 1200 RT sin extras, es de 16.850 euros, 650 euros más que el modelo anterior. No está nada mal para lo mucho de nuevo y mejor que ofrece a cambio.


Paulino Arroyo
Fotos: Jordi Aymamí

La alternativa

Kawasaki GTR 1400: Oportunidad aprovechada

En las carreteras de la Toscana pudimos comprobar cómo la nueva versión de la GT de Kawasaki borra de un plumazo las imperfecciones de su predecesora, y se convierte en la más segura y completa de las ruteras actuales.

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"