Buell Ulysses: Por tierra, mar y aire

Publicado el 25/05/2010


Vota

0 0

Hasta hoy, Buell sólo se centraba en aportarnos sensaciones sobre asfalto. Ahora no sólo incrementa su efectividad en él, sino que amplia sus horizontes pisando tierra, saltando al aire y viajando por mar. La aventura está servida.

Buell Ulysses: Por tierra, mar y aire

Está claro que la imagen de Buell está cambiando. Sus perspectivas de llegar a un mayor número de usuarios se están ampliando vertiginosamente, y una de estas perspectivas se materializa con la aparición de la XB12X Ulysses. Esta trail deportiva proporciona grandes dosis de aventura, ya que permite circular por asfalto y pistas de tierra con un alto grado de efectividad y placer sin limitaciones.

Tenemos claro, haciendo mención al título del artículo, que la Ulysses puede circular sobre el asfalto de calles, carreteras y autopistas, remueve la tierra de pistas y caminos, y que puede realizar saltos cruzando el aire en cambios de rasantes, pero ¿y lo del mar?, ¿es que puede navegar? Evidentemente no, pero sí lo hace dentro de un buque, ya que desde la factoría localizada en East Troy, en los EE.UU., las motos cruzan el Atlántico para llegar al centro de distribución europeo, en Bélgica. Y destaco esto, porque el sistema de distribución que usan Buell y Harley-Davidson es tremendamente efectivo, ya que a partir de nuestro pedido y dependiendo de la versión escogida, la información primero se recibe en Bélgica, si la unidad no está ahí, va al buque que hace el puente marítimo, y si tampoco navega, a la central americana. De esta manera, si nuestra moto se encuentra surcando el océano, no tardará más que unos días en llegar a nuestras manos.

Cambios importantes

Buell Ulysses: Por tierra, mar y aire


El hecho de que Buell se haya aventurado a construir una moto trail denota la ambición que tiene la marca de East Troy para progresar, ganar clientes y afianzarse en el mercado europeo. El posicionamiento frente a la competencia está diferenciado y va encaminado a satisfacer a un público deportivo y aventurero sin limitaciones. La creación de este modelo se ha desarrollado sobre la base de una XB12 convencional, aportándole unas nuevas suspensiones y dimensiones, sin perder la identidad y la originalidad Buell, y ha pasado de ser una moto deportiva, pequeña y nerviosa de asfalto, a una moto más cómoda, infinitamente más estable, segura, más versátil y polivalente.

Lo que no ha cambiado es el motor bicilíndrico en V de Harley- Davidson, preparado especialmente por Buell, que proporciona una potencia de 103 CV a 6.800 rpm, los escapes ni el silencioso, que permanece anclado bajo la quilla y el motor. También se conservan el mismo tipo y medidas de llantas y el magnífico disco perimetral. Los cambios son importantes y pasan por una horquilla invertida y un amortiguador trasero de la marca Showa, con 165 y 162 mm de recorrido respectivamente, para absorber las irregularidades de terrenos deteriorados, bacheados y pistas de tierra. Sus múltiples reglajes son fáciles de realizar, gracias a su disposición de mandos y a tablas preestablecidas.

La altura del asiento se sitúa en 841 mm y es más ancho, largo y confortable, no sólo para el conductor, sino también para el pasajero. Además, cabe la posibilidad de escoger dos alturas y anchuras diferentes para todo tipo de conductores. A este confort se le suman asas de agarre laterales para el pasajero y un respaldo que también hace la función de portaequipajes. Este respaldo llamado \"Triple cola\" es multifuncional y de fácil manejo con multitud de ángulos y usos, ya que podemos poner equipaje cuando viajamos solos sobre la platina, el cofre con la platina desplegada y con pasajero, y como respaldo para el pasajero. Si no lo necesitamos lo plegamos sobre el lugar del pasajero.

Muy manejable

Buell Ulysses: Por tierra, mar y aire

El depósito de combustible ha aumentado su capacidad en 3 litros, es decir, 17 litros en total y unos 240 km de autonomía. Para darle más capacidad al tanque, se ha alargado el chasis, ya que como sabéis éste actúa como depósito, aportando más estabilidad al conjunto. El basculante, que sigue realizando la función de depósito de aceite del motor, también se ha alargado en 50 mm para reforzar dicha estabilidad, y combinado con las nuevas geometrías de dirección, 23,5 grados y 122 mm de avance, la concentración de pesos y masas centrados, el salto cualitativo en estabilidad y manejabilidad ha sido espectacular.

También es culpable del buen manejo un manillar más alto y ancho, y una mejorada ergonomía, que sitúa al conductor en una cómoda posición de conducción, más alta y con más visión. Enfrente se posiciona una pantalla protectora de media altura que protege un poco al conductor del viento, también cabe la posibilidad de cambiarla por una de mayores dimensiones, dependiendo de la talla del usuario. El cuadro de mandos es completo y se compone de dos esferas muy atractivas con velocímetro y cuentarrevoluciones. Bajo el velocímetro, destaca una pequeña pantalla digital que informa con odómetro total y parcial doble, reloj horario y contador de kilómetros de reserva, es decir, a partir del encendido del chivato, la pantalla se pone a cero y empieza a contar kilómetros, a un ritmo normal podemos recorrer unos 40 km.

Un detalle importante es la toma de corriente izquierda, en donde podremos conectar el GPS o cargar el móvil, también se encuentra otra toma de corriente bajo el asiento. Estéticamente sufre cambios importantes, como el doble guardabarros delantero, uno alto estilo off-road y el otro bajo, para minimizar las salpicaduras de barro, piedras o agua sobre el motor, los protectores de manos, también al más puro estilo enduro, el doble faro delantero protegido por una rejilla, un piloto trasero con leds de gran potencia, una pantalla protectora amplia, protectores laterales de goma del chasis y detalles como los logotipos en relieve.

La correa dentada de tracción ha sido reforzada para que tenga menos mantenimiento, transmita mejor la potencia y aporte menos rozamiento. Ahora está protegida de las salpicaduras y polvo por unos plásticos. Los neumáticos son unos Dunlop D616 de 17 pulgadas mixtos especialmente desarrollados para la Ulysses, tanto en compuesto como en diseño, y su rendimiento sobre cualquier superficie es sobresaliente, y en asfalto se puede confiar al 100 por 100 en ellos.

Sorprendente

Buell Ulysses: Por tierra, mar y aire


He tenido la suerte de poder probar la Buell XB12X Ulysses por tierras del Pirineo catalán, que gracias a su geografía y su diversidad de carreteras y pistas de montaña pude realizar un recorrido muy diverso, que pasó por ciudad, autopista, diferentes tipos de carreteras, trazados, asfaltos y pistas de montaña, para obtener la mayor información posible y poner al límite una moto joven y nueva para Buell. Por defecto, todo probador ha de pensar en exprimir al máximo una montura, para ver qué es lo bueno y qué es lo menos bueno de una moto y, en esta ocasión, en general quedé gratamente sorprendido por el rendimiento que esta espectacular y exclusiva moto puede dar. Más teniendo en cuenta que es la primera trail de constructor norteamericano.

Antes de subirme a ella tenía en mi memoria el comportamiento de las anteriores Buell probadas, y pensaba equivocadamente que ésta no sería diferente, es decir, una moto con una especial conducción, nerviosa y minoritaria. Me equivoqué de lleno, porque nada más montarme, exceptuando la altura de la moto, que al ser de preserie no era adecuada para mi menudo cuerpo, noté que todo era diferente. Al circular por la ciudad, incluso sin llegar al suelo, rodaba con soltura y manejabilidad. Sólo noté algunas vibraciones en el manillar propias del mastodóntico motor, pero que desaparecieron en segundos, conforme la moto cogía vueltas y velocidad.

El caballete lateral me quedaba lejos para desplegarlo, pero repito, la moto es para un hombre fornido, no para un mosquito. Pese a eso salí de la ciudad sin problemas. Me hice a la moto enseguida y noté mucha confianza desde el primer momento, pero tenía que esperar a las primeras curvas para creérmelo, y así fue.

Curveando

Buell Ulysses: Por tierra, mar y aire

En la primera curva larga parabólica que enlazaba con la autopista la plegué hasta el suelo y ni se movió, me sorprendió, y de ahí ya no pude parar de dar gas con confianza hasta el final del día. En la autopista, la posición de conducción era cómoda, pero notaba bastante la falta de mayor protección aerodinámica, ya que la pantalla delantera no cubría lo necesario, aunque aerodinámicamente se notaba muy estable. Llegué a ponerla a una velocidad nada despreciable de 210 km/h sin ninguna vibración ni movimiento extraño.

Al llegar a las carreteras del Prepirineo, que son ultrarrápidas, realizaba unas inclinadas increíbles sin meneos, y en los cambios de trayectoria no cortaba el gas, permaneciendo la moto pegada al asfalto, y sin perderlo en ningún momento. De ahí pasé a otros tramos de curvas más lentas y cerradas, y a priori una moto de su peso y volumen tendría que perder efectividad, pues nada de eso. Exceptuando el comportamiento del freno perimetral que tiende a expulsar la moto hacia el exterior, pero que se corrige frenado a la vez con autoridad con el posterior, la moto caía en los vértices con nobleza y decisión, se apoyaba con seguridad hasta rozar las estriberas en el asfalto sin ningún movimiento extraño y se salía acelerando el potente motor Harley sin darle tregua.

El motor, que tiene un par importante, tiene dos tirones diferenciados. Al dar gas desde abajo, empuja con lentitud, pero al llegar a las 4.000 rpm se llega a su tope, que son las 6.800 rpm con rapidez. Para que el motor desarrolle el máximo de rendimiento, hay que mantenerlo en esas 4.000, de esa manera nunca nos quedaremos clavados e iremos como un tiro. Si decidimos conducir con más suavidad, no vamos a notar nada de lo que os estoy contando y disfrutaremos de una conducción apacible y sin baches, con una aceleración suave y homogénea.

En pistas de tierra

Buell Ulysses: Por tierra, mar y aire


Después de una parada estratégica para recuperar fuerzas, me adentré en una pista forestal con diferentes niveles de dificultad. En este terreno la moto podía circular con ligereza, tenía tracción, gracias a los neumáticos, y las suspensiones actuaban absorbiendo bien todas las rugosidades, baches, charcos, riachuelos, piedras, etc.

Se notaba, en algunos puntos de una pista muy todoterrenera, el poco ángulo de giro, sin duda por la gruesa horquilla invertida, lo que delataba que esta moto es más efectiva en asfalto que en pista, pero se podía pasar a un ritmo nada despreciable. Fin de trayecto y a descansar de un tute importante y de un recorrido completísimo que puso de manifiesto el sensacional carácter y el excelente comportamiento de una moto que va a sorprender a más de uno, ya sea por carreteras rápida o reviradas y hasta por pistas de tierra.

Se puede obtener la Ulysses en dos colores diferentes, naranja Barricade o negro Midnight, las llantas son de un tono magnesio y el chasis gris grafito. Hay cantidad de accesorios como maletas laterales, top case, dos medidas de asiento, pantalla más envolvente y alta, protectores anticaída, respaldo, GPS y múltiples preparaciones del motor. Su precio es de 12.995 euros, con dos años de garantía, y ya podemos encargarla en nuestro concesionario.

Suponiendo que quieras algunos accesorios montados de origen y la moto no esté en el concesionario, ni tampoco ya en el barco hacia Europa, el plazo máximo de entrega oscila entre un mes y un mes y medio.


Albert Escoda
Fotos: Buell España

La alternativa

Kawasaki Versys 1000 2015 - Presentación

La nueva mirada de la Versys 1000, más rasgada, más Ninja, demuestra el afán de Kawasaki por reforzar su sitio en el segmento de las grandes ruteras...

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"