Buell Ulysses XB12XT: eXcelente Turismo 2008

Publicado el 03/02/2010


Vota

0 0

En 2008 Buell cumplió 25 años como compañía, y una de las novedades de ese año fue la XT, una moto que te permite recorrer el mundo sin pestañear.

Buell Ulysses XB12XT: Más maletas

La XT es uno de los ocho modelos que Buell ofrece en el año de su vigésimo quinto aniversario y la primera turística de la marca. Es la especialista en viajes largos. ¿Qué la diferencia de su hermana, la Ulysses a secas? Pues, la capacidad de carga, sus neumáticos Pirelli Diablo Strada, el guardabarros delantero bajo, una cúpula transparente de mayor altura, unos puños calefactables de serie de tres posiciones, nuevos tarados de suspensiones de menor recorrido y la eliminación de las rejillas protectoras del par de faros redondos gemelos.

Y, por el contrario, ¿qué la une con sus sisters mayores? El motor, que es el conocido V Twin Thunderstorm, derivado del Harley-Davidson Evolution (4T, 1.203 cc, aire, IE, 4V) que entrega 103 CV. Thunderstorm (tormenta de truenos), fastuoso apelativo que sugiere cómo suena el motor... La innovadora Buell siempre que presenta un producto sorprende, es algo intrínseco a ellos. Una de las novedades de 2008 fue la XB12XT.

En España, el turismo representa uno de los focos más importantes de ingresos en la economía nacional. Buell parece que se ha dado cuenta de ello y quiere prestar atención a este sector.

Un acercamiento a la moto, a pie de ésta, fue la tarjeta de embarque. El equipaje no lo facturamos, sino que lo llevamos con nosotros, dos maletas laterales y un baúl trasero de generosa capacidad permiten transportarlo todo. A la carga.

La entrega de potencia está muy mejorada respecto a anteriores ediciones gracias a un remapeo de la inyección y al retoque de cuatro det alles técnicos internos. Para los más racing, que siempre los hay, Buell ofrece otra configuración más deportiva, que aporta entre cuatro y cinco caballos más de potencia, cosa que no creemos necesaria.

Si te ponen una venda en los ojos y te arrancan la moto, no notarás ninguna diferencia. Todo es igual, ya que esta turística no es más que una Ulysses con extras, por lo que incorpora todas las mejoras para 2008, que incluyen nuevas geometrías, inyección retocada, correa de transmisión reforzada y aligerada, motor con nueva estética (incorpora una placa con el nombre Thunderstorm), nuevo refrigerador para el aceite e instrumentación con una decoración innovadora.

Cómoda y equipada

Buell Ulysses XB12XT: Viajera

Respecto a su hermana Ulysses, la verdad es que en marcha hay algunas diferencias. Las nuevas suspensiones, sobre todo la horquilla invertida Showa, vienen de serie con un tarado muy blando para nuestro gusto, muy confortables pero que en curvas rápidas provocan algún flaneo. Fácilmente solucionable. La cúpula derivabrisas de mayor altura protege más, aunque no habría estado de más que fuese de mayor anchura y regulable en altura. Una turística debe serlo con mayúsculas.

Los nuevos neumáticos Pirelli Diablo Strada agarran mucho más que los Dunlop mixtos de la Ulysses y dan mayor tranquilidad en tumbadas. Y es que éstos son 100 % asfálticos. El nuevo guardabarros bajo delantero contribuye a que no haya movimientos a alta velocidad, que se producen, muy esporádicamente, en la Ulysses. El pico de pato de la Ulysses, que desaparece en esta XB12XT, no es una ayuda aerodinámica a alta velocidad, pero, la verdad, con tantos radares ya no se puede correr tanto, ¿verdad?

Por los alrededores de Riotinto curvear con la XT resulta divertido. Y es que con buena manejabilidad, bastante resguardados de las inclemencias en manos y pecho, con puños calefactables a nuestro alcance y con un motor alegre al que le gusta moverse entre las 6.000 y las 7.500 vueltas –si quieres que salga como un trueno–, la carretera cobra vida. La correa dentada de la familia Buell es una gozada; silenciosa, sin transmitir ni vibraciones ni tirones... Confort de marcha. El depósito de 16,7 litros integrado en el chasis se mantiene respecto a la Ulysses, por lo que la autonomía no aumenta respecto a aquélla –algo que no habría estado de más.

Por 13.100 euros se presenta como una turística completa y bien equipada y una seria alternativa a la más elitista BMW R 1200 GS, a la KTM Adventure o a la nueva Moto Guzzi Stelvio.

La marca de East Troy, que en 2008 cumplía sus bodas de plata, consolida su gama. Tiene varias nakeds, una deportiva superbike, una trail y una turística, y en 2010 pondrán el punto de mira en una marca de off-road, aunque de momento tienen bastante trabajo con lo que les ocupa.


Nacho Mahou
Fotos: Buell
Con la colaboración de Antonio Regidor

La alternativa

Suzuki GSR 750: ¡¡¡Sensaciones!!!

Este artículo es especial, lo confieso. No es una prueba de moto al uso. No, al menos, como suelo hacerlas. Varios motivos me llevan a que sea especial para mí: la situación de la fábrica de Suzuki en Gijón, los estupendos compañeros de prensa de Suzuki, toda la gente que trabaja allí…. Este artículo “diferente” va por ELLOS.

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"