Daelim Daystar 125 FI: Superventas a inyección 2007

Publicado el 03/02/2010


Vota

0 0

Pequeña, ligera, atractiva, cómoda, dura e inyectada, son algunos de los atributos que le podemos dar a la renovada y exitosa Daystar.

Daelim Daystar 125 FI: Superventas a inyección

Dentro de la gama de las customs ligeras encontramos algunas opciones interesantes, pero la más exitosa de la categoría es sin duda la Daystar 125. Para el 2007, Daelim ha querido apostar por la tecnología y, aprovechando la entrada en vigor de la normativa antipolución Euro 3, ha optado por la opción correcta, equipándola con inyección electrónica.

Salto cualitativo

Daelim Daystar 125 FI: Superventas a inyección


La opción de montar un sistema de alimentación electrónico ha mejorado sustancialmente la reacción del propulsor a las órdenes enviadas por el acelerador. La respuesta es briosa, sube de vueltas sin baches y el motor no ha perdido ni pizca de respuesta. Sigue rindiendo 13 cv, suficientes para los que se inician con la convalidación de carnets B=A1.

Por lo que respecta a la ergonomía de la moto, es humana, con un asiento mullido y un tamaño suficiente como para realizar alguna que otra escapada de media distancia. La posición de los brazos es bastante relajada, ya que su ancho manillar cromado permite alcanzar sin problemas los mandos, sin posturas extrañas; además el asiento del acompañante sirve como tope de la zona lumbar. Las piernas también disfrutan de una posición cómoda, ya que las grandes plataformas permiten apoyar los pies holgadamente. De esta forma también podremos cambiar de marcha con la punta o el tacón sin demasiados problemas, pues la doble leva permitirá escoger.

El pedal de freno es de generosas dimensiones también y acciona un tambor que frena con suficiente potencia, aunque se echa en falta el tacto de un disco. El freno delantero es de 276 mm mordido por una pinza de dos pistones; teniendo en cuenta que la llanta delantera es de 18 pulgadas y el peso del conjunto de 160 kg, este apartado queda bien resuelto, incluso con acompañante.

La instrumentación también está a buen nivel; tanto el tacómetro como el velocímetro son de acabados clásicos, cromados y con la esfera en color blanco, sin excentricismos. Justo sobre el depósito de combustible encontramos una consola cromada con el tapón de llenado y un indicador de gasolina. El depósito es tipo lágrima y tiene una capacidad de 17 litros, lo que permitirá una autonomía de aproximadamente 400 kilómetros, todo un lujo.

Ahora puedes disfrutar de toda una custom con tecnología a la última por algo menos de 2.000 euros.

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"