Derbi GPR 125: ‘Ave, Derbi’

Publicado el 09/01/2012


Vota

2 0

La sombra protectora del italiano Gruppo Piaggio, al que pertenece la marca catalana desde hace más de diez años, ha propiciado el <strong>relanzamiento de la GPR 125</strong> con motor de cuatro tiempos. La influencia ha sido tal, que esta Derbi incluso guarda un cierto parecido con la nueva RS4 125 de Aprilia.

Esperando en un semáforo, los cuatro clientes de un taxi parado a mi lado se quedaron mirando la moto. No le quitaban ojo, repasándola de arriba abajo. Supongo que creían que era una de las últimas hi-sport en llegar al mercado. Estaban equivocados; pero sólo a medias. La Derbi GPR 125 4T 4V no es una superdeportiva, si bien por apariencia podría pasar por cualquier cosa. Es decir, sus líneas de diseño engañan, hacen creer que en lugar de una convalidada se trata de una seiscientos. Aunque bien mirado, más que engañar, la palabra correcta sería atraer, seducir, convencer. Seguro que muchos adolescentes ya están enamorados de ella.

Una categoría a potenciar

La Derbi GPR 125 4T 4V se suma a la pequeña lista de modelos deportivos y a la vez convalidados. Los intentos por hacer una 125 R han sido algunos desde hace unos años, pero siempre manteniendo las formas, digamos, conteniéndose y no dejándose llevar por la imaginación.

La GPR se sube al carro de esta categoría por explotar con la GPR, con motor monocilíndrico de cuatro válvulas y con carburador de 30 milímetros de diámetro. A pesar de esto, del carburador, la GPR supera la normativa Euro 3. La marca declara 15 caballos de potencia a 9.250 rpm. El carácter del motor es cien por cien deportivo. Es decir, necesita subir de vueltas para trabajar con desahogo; por ejemplo, al salir desde parado, hay que arrastrar levemente el embrague para que la moto traccione como a nosotros nos gustaría.

Donde mejor se encuentra es a partir de las 5.000 rpm. Y a pesar de que el avisador de régimen máximo se enciende a partir de las 8.000 rpm, más allá de esta cifra todavía le queda energía. Y es por eso por lo que tampoco le cuesta demasiado alcanzar los 120 km/h de velocidad máxima en el cuadro de instrumentos completamente digital.

Dinamismo de calidad

La parte ciclo viene surtida de infinidad de elementos y detalles. De entrada, un chasis de doble viga en aleación de aluminio inyectado, acompañado en los cuartos traseros de un basculante de doble brazo asimétrico de acero. Delante vemos una horquilla invertida con unas robustas barras de 41 milímetros, algo que, por otra parte, no le resta maniobrabilidad en parado (el radio de giro es reducido). También vemos un disco de freno anterior de 300 mm de diámetro con pinza radial de dos pistones: la frenada, eso sí, podría mejorar, más que nada en cuestiones de mordiente, ya que hay que apretar con decisión para obtener resultados positivos.

Y pasando a consideraciones estéticas, la cola de escape queda perfectamente integrada en la parte trasera de la quilla y bajo el colín el pasajero tiene un par de hendiduras a las que sujetarse, la misma solución empleada por Honda en la CB 1000 R. De esta manera, la parte trasera de la GPR queda completamente limpia, y vista desde detrás, destaca el piloto de leds.

Comodidad a bordo

La Derbi GPR se desenvuelve a las mil maravillas por peso, tamaño y radio de giro, mientras que en carretera lo pasaremos en grande por culpa de su parte ciclo y de su motor juguetón. Y lo bueno es que en trayectos interurbanos no le reprocharemos nada porque también sabe comportarse.

Esta moto es muy compacta, de reducidas dimensiones, pero un conductor de talla media no tendrá problemas en encajar encima de ella. La postura no es forzada ni el asiento incómodo, de manera que el paso de los kilómetros tampoco es ningún problema, porque es que además la GPR 125 4T 4V no es un modelo que vibre de manera apreciable.

Si a esto le sumas un peso declarado de 120 kilogramos, además del motor con respuesta a medio régimen, resulta en una deportiva muy divertida. Sobre todo por cómo se mueve, con qué soltura, y de lo estable que se muestra en los pasos por curva gracias a unas suspensiones firmes. Por el contrario, en un motor de este calibre es imprescindible hacer uso del cambio de velocidades para que no se venga abajo, y aquí es donde el cambio se muestra un poco duro de accionar. Su comportamiento, ahí sí, es deportivo: recorrido muy corto y con una sincronización con el mando del embrague bastante acertada. Quizá el consumo, de 4,3 litros a los cien kilómetros, es algo elevado, y es el peaje que se ha de pagar por haber optado por un carburador en lugar de un más moderno y generalizado sistema de inyección electrónica. El precio es de 3.969 euros, pero existen promociones que lo hacen más económico.

Fotos de la Derbi GPR 125 4T

Fotografías por: Santi Díaz
 
Da tu opinión

Comentarios (1)

  • Mozo
    Mozo 01-09-2013

    cmdcivil.com,Appreciate your interest and etxsrpiee in GPR in the comments you have offered.However, If you want to leave a comment, give a first name at least. You can include one linkto your site. Preferably, since we don't compete with one another, allow a link swap with bothwebsites. Otherwise, you will be seen as spam and blocked.Shawn

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"