Derbi Mulhacén 125 Café: De scrambler a naked 2007

Publicado el 03/02/2010


Vota

0 0

Aparecida como scrambler –como su hermana mayor 659–, unas cuantas modificaciones han convertido la Mulhacén 125 en una auténtica y efectiva naked. Los cambios le han sentado bien.

Derbi Mulhacén 125 Café: De scrambler a naked

Por desgracia no podemos decir que la Derbi Mulhacén se haya vendido como rosquillas, y no por falta de cualidades, que las tiene, sino más bien por pertenecer a un segmento, el de las scrambler, que no es precisamente de grandes masas (como le sucede a la Mulhacén 659). Pero puede que esto cambie con la llegada de la versión Café, porque ésta sí es una verdadera naked, que se encuadra en un sector realmente popular y que añade a las bondades de la Derbi un todavía mejor comportamiento en carretera.¿Qué convierte la Café en una moto distinta? La base es la misma que la estándar, pero hay importantes cambios: el primero y más visible (decoración aparte) es la adopción de ruedas de 17" en ambos trenes con llantas de aleación en lugar de radios y neumáticos de perfil bajo; lástima que éstos sean de la poco conocida marca Vee Rubber, en lugar de otras más populares y fiables. Nunca acabaron de convencernos en cuanto a agarre; por lo menos, avisan con antelación de lo que puede llegar a pasar si se abusa de ellos y hasta acaban por ser divertidos en cuanto le coges el punto al conducir con ligeros deslizamientos. Pero bueno, tras el rodaje, mejor si los cambiamos...

La nueva horquilla invertida Paioli es otro punto fuerte de la Café, cuyos tarados de suspensión se han endurecido, tanto delante como detrás, buscando mejor rendimiento deportivo. Aun así, especialmente la trasera, es algo blanda.

También destaca a primera vista el gran disco delantero con un vistoso aleteado y una poderosa pinza de anclaje radial. Las asas para el pasajero también son de nueva factura. Y hasta aquí, los cambios.

La Mulhacén estándar o scrambler es estable y tiene aplomo, pero no es excesivamente ágil para lo que se puede esperar de una moto de este tamaño y peso. Sin duda, la llanta de 19" y los gruesos (y pesados) neumáticos son los causantes. Por eso, el cambio de ruedas de la Café ha comportado un sensible aumento en la facilidad de entrada en curva. Y, por otro lado, la horquilla invertida Paioli muestra buena consistencia y una clara mejora de comportamiento frente a la convencional que equipa la scrambler.

El disco delantero es aparentemente idéntico en ambas motos, pero las nuevas ruedas y especialmente la pinza de anclaje radial sitúan la frenada de la Café en otra dimensión. Si la del anterior modelo es correcta, la de la naked resulta excelente, con mucha potencia y buen tacto.

El motor es el mismo monocilíndrico refrigerado por líquido que diseñaron los ingenieros de Derbi, pero por algún motivo parecía funcionar mejor ahora en la Café que cuando acudimos a la presentación de las Mulhacén el pasado año. ¿Cuestión de criterio o es que está más afinado ahora? En todo caso, es potente y deportivo y quiere guerra, es decir, funciona bien en la zona alta del cuentavueltas, aproximadamente entre las 9.000 y 11.000 rpm, si es que quieres sacarle lo mejor de sí. El cambio es suave y con la primera larga para cerrar algo el resto de las relaciones (tiene seis velocidades) entre sí. A pesar de ser una 125, si sabes aprovechar el motor y las cualidades de la parte ciclo, puedes conseguir un paso por curva muy rápido y también una buena dosis de diversión.

Por ciudad, la Café se muestra ligera y su bajo asiento permite llegar bien al suelo, cosa que las chicas agradecerán. Tan sólo un ángulo de giro limitado por la horquilla y un motor que obliga a hacer trabajar el embrague en las salidas de los semáforos –como el resto de sus hermanas Mulhacén y Terra– cuentan en negativo. Sin embargo, esto no empaña un buen comportamiento general.

La Café seguramente se convertirá en la hermana popular de la más exclusiva Mulhacén estándar. Por su diseño y comportamiento, además de un razonable precio, ahora sí puede conseguirlo.


Jordi Aymamí
Fotos: Xavier Pladellorens y Santi Díaz
Con la colaboración de Juanan Martín

 
Da tu opinión

Comentarios (2)

  • Hussein
    Hussein 30-08-2013

    por favor.no se mofe de los demas.respeto y a lo nuestro..porque los gelbbor troters y de la apisonadoras podemos hablar..porque vaya jueguesito que hacemos de verguenza..y los fichajes mas caros de la historia del sevilla?no miremos la paja en ojo ajeno...

  • Carol
    Carol 01-09-2013

    La verdad es que por estos foros la gente se raya un montf3n. La ppiroa adrelina que te hace estar a cien por hora con el gol hace que salga esa rabia de que no salgan las cosas. No hay que darle nas vueltas solo los jugadores saben esa sensacif3n. No hay mas no busquemos mas ni tiremos piedras contra nuestro tejado. Ya lo que faltaba.. al proxino en criticar al utillero tambien

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"