Gas Gas EC 515 FSR: Nada la detiene

Publicado el 03/02/2010


Vota

0 0

Las grandes 4T de enduro eran fruta extranjera hasta que la marca española Gas Gas se metió en ello y creó la primera gran enduro nacional con motor de válvulas. Ahora vuelven por sus fueros con la nueva EC 515 FSR.

Gas Gas EC 515 FSR: Motor protagonista

La marca gerundense sigue ampliando su gama contra viento y marea. Fruto de ello es una nueva monocilíndrica, poderosa, la FSR 515, una gran enduro con mayúsculas con lo último en tecnología.
Dotada de un propulsor 4T de 494,8 cc -100 x 63 mm-, cuenta con una culata con dos árboles de levas y está alimentado por inyección electrónica, cuya principal novedad la encontramos en el sistema de encendido Batteryless Fuel Injection. Firmado por Kokusan, tiene la particularidad de permitir que el sistema de inyección de la marca Bing funcione sin tener que depender de la batería. Un giro de 20° en el volante de encendido es suficiente para que la inyección disponga de la energía suficiente para que el sistema funcione. Las anteriores Gas Gas con motor de 4T necesitaban carga en sus baterías para que el motor cobrase vida, pero ahora el propulsor puede funcionar suprimiendo la batería y el motor de arranque, con lo que conseguimos un importante ahorro de peso. Otra particularidad del nuevo sistema de inyección es que nos permite regular el ralentí sin tener que conectar el sistema a un ordenador.El grupo termodinámico cilindro, culata y árboles de levas son más ligeros que los de las FSR 450, y en el caso de la culata se aumenta su capacidad de refrigeración -más caudal de agua circulando por su interior.

Es igualmente innovador el colector de escape en acero inoxidable de 1 mm de grosor, con tres diferentes diámetros en su recorrido y que termina en un nuevo silenciador que cumple con la normativa Euro 3.

En la parte ciclo, la 515 incorpora las mismas novedades que toda la gama de enduro. Las más destacables son la carrocería renovada en su parte frontal, los paramanos Polisport de serie, el asiento con nuevo perfil, la instrumentación con pantalla multifunción o la pinza Nissin de freno delantero más ligera. Resulta curioso el conmutador de luces con el que se accionan todos los elementos de iluminación, y queda muy recogido junto al mando del embrague. Las suspensiones han sido confiadas a Marzocchi en el caso de la horquilla y a Sachs el amortiguador trasero.

Lleno, muy lleno

Gas Gas EC 515 FSR: Potente

El motor se caracteriza por disponer de una curva de potencia muy plana, que ofrece más de 45 CV de potencia en la mayor parte de su banda útil. Tal vez el primer punto a analizar sea la maniobra
de arranque. Para que ésta se produzca con éxito es necesario poner atención a la posición del
interruptor de contacto; es necesario desconectar el interruptor cada vez que paramos el motor, pues si no la batería sigue alimentando el sistema de inyección, y cuando requerimos su carga para arrancar el motor, ésta no es suficiente. Si tenemos en cuenta este aspecto, que es común en las motos alimentadas por inyección, el arranque funciona a la perfección tanto en frío como en caliente. Aun así, el novedoso sistema de encendido Kokusan nos permite arrancar el motor a pedal aunque no tengamos carga en la batería -maniobra complicada por la altura del pedal, el enorme desplazamiento del pistón, y que requiere mucha fuerza sobre el pedal de arranque.

La amplitud de la banda de potencia es tal vez la mejor virtud del propulsor de la 515. Hemos comparado su curva con las de sus competidoras de la misma cilindrada, y el motor de la española está a un nivel muy similar en cuanto a respuesta a bajo y medio régimen. Destaca también por su mayor capacidad de estirada, que le permite superar las 10.000 rpm con potencia útil, mientras que en sus rivales el bajón de potencia se produce entre las 8.000 y las 9.000 rpm. La cifra de 51,71 CV de potencia máxima a la rueda indica un propulsor realmente competitivo.

Una vez en pista, el motor Gas Gas es de los que impresionan. Impresiona por su excelente golpe de gas, y también por su potencia. Es un motor con unas reacciones muy directas a los movimientos del acelerador, pues dispones de una respuesta casi instantánea, pero no nos gusta tanto al cortar gas porque la moto se frena en exceso. Con un ralentí un poco más alto se mejoraría.

Lo que nos gusta de verdad es lo polivalente que es el motor a la hora de pilotarlo. Puedes cambiar pronto de marcha y aprovechar su capacidad de tracción a bajo régimen, pero cuando quieres ahorrarte un cambio, también puedes aprovechar su estirada sin perder tiempo. Es un auténtico motor de 500 para lo bueno, que es su enorme potencia, pero también para lo malo, y es que sacarle partido no resulta fácil en las especiales.

Por el monte, el motor Gas Gas se encuentra en su salsa, especialmente por pistas y caminos, en los que puedes pilotar a ritmo alto con marchar largas, aprovechando su enorme potencia en bajos y medios, y también el buen funcionamiento de la inyección, que permite abrir gas de golpe aunque el motor esté muy bajo de vueltas, recuperando siempre a la perfección.

En las trialeras las reacciones directas del motor hacen aconsejable subir con un hilo de gas,
para mantener la inercia y no perderla al quitarlo.

Como las de siempre

Gas Gas EC 515 FSR: Nada la detiene

El funcionamiento de la parte ciclo es el característico de las Gas Gas. Un chasis estable, suspensiones de calidad y una frenada impecable. La posición de conducción es excelente tanto por la anchura del depósito como por la forma del manillar. El asiento es más alto que en anteriores versiones de las EC, y ello hace que no llevemos las piernas tan encogidas.

El chasis combina la estabilidad en las zonas rápidas con una buena entrada en los virajes. Nos ha agradado la sensación de ligereza, de la que es en parte responsable la reducida cota de carrera del motor.

Las suspensiones destacan por su tacto y progresividad, aunque no tanto por el equilibrio entre ambos trenes. El muelle del amortiguador de nuestra unidad de pruebas tenía un exceso de juego muerto, y por este motivo notamos la moto muy hundida del tren trasero. Aun con esta configuración, la entrada en curva no nos ha resultado muy dificultosa, lo que dice mucho de las bondades del chasis perimetral. Al estar la moto tan baja de atrás se producen unos rebotes excesivos de la rueda, pues ante cualquier impacto, la suspensión se comprime más de lo necesario, produciendo este efecto.

De la horquilla Marzocchi nos quedamos con su excelente tacto, que en buena parte se debe al tratamiento antifricción de las barras, y que la hace muy sensible a los obstáculos más pequeños.

En el tren trasero el amortiguador se muestra progresivo. De todos modos no descartaríamos el amortiguador Öhlins que la marca nos ofrece como opción, pues en otras unidades se han mostrado más sensibles a los reglajes.

Los frenos Nissin brindan un nivel casi inmejorable. Su tacto es excelente, pero también la potencia de frenado, que nos permite detener la moto en el último instante, sin que aparezcan bloqueos desagradables en ninguna de las dos ruedas.

Os podemos asegurar que la nueva FSR 515 nos ha sorprendido por su nivel de competitividad y por el funcionamiento global del conjunto, que la sitúa de lleno entre las mejores de su categoría.


Albert Guerrero
Fotos: César Rojo

La alternativa

Kawasaki KLX 450 R: ¡Karamba!

La pudimos ver y tocar en el Salón Intermot de Colonia del pasado mes de septiembre, pero hemos tenido que esperar hasta abril para poder subirnos a ella y comprobar si la Kawasaki KLX 450 R de enduro cumple lo prometido...

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"