Gilera GP 800: Misil V2 2008

Publicado el 03/02/2010


Vota

0 0

Gilera ha creado el scooter más potente y deportivo de la historia. Rozando el límite de lo irracional, han conseguido batir todos los récords.

Gilera GP 800: Misil V2

La gente de Gilera, desde su posición dentro del gigante Piaggio, que es especialista en motos automáticas, ha abierto la caja de Pandora en el mundo de los grandes scooters. La competitividad en este sector es relativa, ya que cada marca va a su aire y ofrece productos muy concretos y definidos. De ahí que la llegada del GP 800 haya significado toda una revolución.

Podemos afirmar que el GP 800 pasa con nota el apartado motor y ciclística, pero se han descuidado algunos puntos tan importantes como detalles de calidad en materiales y equipamiento para la vida a bordo.

Este megascooter con todas las letras contentará más a los amantes de las prestaciones y sensaciones puras que a los más detallistas y exigentes. Pero bueno, no deja de ser el mayor megascooter de la historia, hasta el momento, todo un misil V2, y eso ya de por sí ya es un potente reclamo para los más quemados...
El motor de dos cilindros en V de esta GP nació hace unos cuantos años, concretamente entre 2002 y 2003. Piaggio, en concreto el departamento de motores bajo la batuta del ingeniero Lucio Masut, creó un motor destinado a ser montado en una moto y en un scooter, y así ha sido. Este mismo propulsor es el que equipa la Mana, aunque sin el cambio semiautomático de ésta. A pesar del nombre comercial GP 800, el motor bicilíndrico a 90° cubica 839 cc y se trata de un 4T, LC, con cuatro válvulas por cilindro, SOHC y alimentado mediante inyección Magneti Marelli. Esto le
proporciona una potencia brutal de 75 CV, que se transmite en primera fase, mediante un cambio automático de variador inercial, con correa, como en la mayoría de las motos automáticas del mercado. No obstante, la transmisión final hasta la rueda sí es como en una moto convencional, con piñón y corona, lo que obliga a realizar un mantenimiento de engrase y limpieza. Con esta combinación de sistemas se suele perder bastante potencia hasta llegar a la rueda trasera, pero en el GP, la que recibe el neumático es igualmente brutal.

Para poner un ejemplo, os diremos que se tiene que dosificar muy bien el gas sobre asfaltos gastados o húmedos, por no decir sobre pasos de cebra, ya que en más de una ocasión salimos con la rueda trasera deslizando. Esta reacción, que es agradable e incluso controlable para usuarios experimentados, puede ser peligrosa para los menos acostumbrados a tales reacciones.

El GP 800 es invencible en aceleraciones y prestaciones puras, demoledor ante cualquiera de sus rivales, ya sea en recuperaciones como desde parado. Durante la prueba también observamos con atención la rumorosidad del motor, muy contenida, que gira muy fino a cualquier régimen, incluso a regímenes de giro altos. Asimismo, las vibraciones son inexistentes, lo que corrobora el buen trabajo de puesta a punto efectuado sobre el propulsor.

Tan grande como noble

Gilera GP 800: Pesada pero ágil

Con un motor capaz de obtener estas prestaciones, es necesario tener un ciclo a la altura. Para ello se ha utilizado un chasis tubular doble cuna de acero que ofrece la rigidez necesaria para negociar las curvas a la velocidad que es capaz de alcanzar el GP.

Sorprendió muy gratamente la estabilidad en curvas rápidas, así como el aplomo del conjunto, sin que se apreciara ningún serpenteo desagradable. Esto se ha conseguido con una distancia entre ejes muy larga y con un centro de gravedad bastante bajo, que el mismo bloque motor de la GP consigue con su peso y el del alojamiento del combustible.

El peso total es otro de los puntos al que es inevitable hacer referencia. Sus más de 250 kilos en seco se convierten en 275 cargado de gasolina, que quedan patentes al moverla en parado o poner el caballete central. Este peso, que puede parecer desmesurado en parado, en marcha no se nota tanto, con lo que se pueden realizar los cambios de dirección con la suficiente soltura como para dibujar las curvas con tranquilidad.

La medida de las ruedas contribuyen al buen aplomo del GP; una delantera de nada menos que 16 pulgadas –como las deportivas de hace 15 años– proporciona un apoyo sólido y muy estable del tren delantero. Una horquilla con barras de 41 mm con simple tija agradó bastante, y eso que fuimos bastante exigentes analizando su respuesta, dado que en scooters de similares características suele ser más común montar doble tija como en las motos.

El comportamiento general y el del tren delantero son satisfactorios, aunque el trasero tampoco se queda atrás y está bien resuelto. La llanta es una pulgada menor que la delantera (15), bien sujeta a un gran basculante asimétrico de aluminio que trabaja sobre un monoamortiguador regulable, anclado directamente al chasis.

El tacto general de las suspensiones es muy correcto en todas las situaciones a pesar de que el taraje general es blando, es decir, ofrecen un confort destacable, como en una moto de paseo, pero como ya hemos comentado antes, al forzar el ritmo, la moto se aguanta y responde de maravilla, sin flaneos.

¿Deportiva o turística?

Gilera GP 800: Potente

Por motor y chasis ya ha quedado claro que el GP 800 está a muy buen nivel, pero una motoscooter con esta potencia y tamaño tiene también una destacada función turística. En mi opinión, la moto es perfectamente válida para viajes de corto o largo recorrido gracias a una posición de conducción bastante tolerante con nuestra espalda. Uno de los problemas más comunes de los scooters es que cargan en exceso la zona de las lumbares. La explicación se encontra en que en este tipo de vehículos se va sentado prácticamente con la espalda en vertical, mientras que la posición ideal es con el cuerpo ligeramente avanzado y con el torso inclinado unos grados hacia delante. Y es que si sobre una moto las piernas actúan como un amortiguador natural, en un scooter esto no ocurre, con lo que todo el peso recae íntegramente en nuestras posaderas y de rebote en la espalda. Lo que no terminó de convencer del todo es la protección aerodinámica del gran frontal de la GP; a pesar de contar con una cúpula de altura regulable (con accionamiento eléctrico desde la piña derecha), nos pareció algo justa. Dio la sensación, mientras circulábamos por autopista a una velocidad de unos 130 km/h, que le afectaban bastante las turbulencias. Dicha percepción se hace aún más evidente para el segundo de a bordo, ya que las piernas quedan expuestas a la corriente de aire, fuera de la envolvente que genera el carenado. En su defensa, diremos que el asiento y las asas para el pasajero son muy generosas.

Detalles a considerar

Gilera GP 800: Scooter definitivo

La instrumentación es completa, con velocímetro y tacómetro analógicos, acompañados de una pantalla digital en el centro que informa de doble trip, temperatura ambiente, reloj e indicador de gasolina. También equipa freno de estacionamiento, uno de los requisitos indispensables para una moto-scooter de este peso y volumen. Respecto al espacio bajo el asiento, en el que sólo cabe un casco integral; dado el volumen de la moto, podría ser un poco mayor. Los retrovisores son un poco pequeños y para obtener una visión óptima tendremos que apartarnos un poco. La ausencia de guanteras para guardar pequeños objetos es un fallo en un scooter touring.


Eduard Fernández
Fotos: Xavier Pladellorens (acción) Santi Díaz (estudio)

La alternativa

Prueba: Suzuki Burgman 650 Executive: Alemania es el objetivo

La versión 2013 del Suzuki Burgman 650 ha refinado su ya conocida alma burguesa y viajera para responder todavía mejor al ataque de la BMW C650GT. En Hamamatsu quieren plantarle cara a Munich. ¿Lo ha conseguido? La respuesta ya la sabemos... y te la contamos tras su presentación a la prensa en El Rompido, Huelva…

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"