Gilera Nexus 500 ie SP: 500 cc de adrenalina

Publicado el 03/02/2010


Vota

1 0

Los cambios que ha recibido este año el scooter más deportivo de la marca italiana han servido para hacerlo más cómodo y atractivo; tanto el propulsor como la parte ciclo mantienen intacto el carácter sport que le ha dado fama al Nexus.

Gilera Nexus 500 ie SP: Aceleración garantizada

El Gilera Nexus pertenece a un segmento poco prolífero del mercado; el de los megas deportivos. Su carácter sport, debido en gran medida a su motor de 500 cc, lo ha convertido en uno de los pocos megascooters capaces de mostrar virtudes dinámicas parecidas a las de las motos. En esta revisión de 2006 se ha mantenido intacta esa virtud y se ha volcado todo el esfuerzo en conseguir un mayor confort de marcha.

Los cambios afectan mayoritariamente al frontal, en el cual se han sustituido los retrovisores, que ahora están colocados en el manillar, por dos deflectores aerodinámicos que protegen mejor del viento a los ocupantes. Esta incorporación también ha mejorado el aspecto general, dándole un toque más incisivo, pues no se ha tratado de disimular su colocación, más bien al contrario, se les da protagonismo para acentuar la agresividad estética que ofrecen los dos faros separados y la toma de aire situada entre éstos. Asimismo, la reubicación de los retrovisores ha obligado a recolocar los intermitentes en los flancos del frontal, pues antes estaban en los propios retrovisores. Esto hace que la parte delantera resulte más compacta a la vista y con mayor personalidad.Cabe mencionar que este grado de personalidad queda acentuado en la versión SP, ya que emplea el rojo característico de la marca combinado con negro, tanto en la carrocería como en el asiento.

Por último, la zaga también recibe una novedad a modo de tulipa transparente que cubre todo el grupo óptico, y esto le brinda un aspecto más actual a los cuartos posteriores.

Más cómodo

Gilera Nexus 500 ie SP: Más protección

La protección aerodinámica se puede adaptar a la época del año subiendo o bajando la pantalla parabrisas, que tras el ejercicio de actualización es ahora más pequeña, aunque la posición más elevada no es ni de lejos demasiado alta para todo el año. La nueva posición del asiento, 25 mm más bajo que en la anterior versión, también colabora a la hora de mantenernos a resguardo del viento y la lluvia, pero, además, hace que el Nexus sea un scooter más cómodo para un uso en ciudad, dado que el apoyo de los pies en el suelo proporciona más seguridad.

Además de perder altura, el asiento está ahora algo más separado del manillar, el cual también se ha reubicado 17 mm más elevado que antes. Con eso se consigue una posición más natural a la hora de conducir, con mayor espacio habitable. Todavía no resulta tan cómodo como cualquier scooter GT, pero se ha mejorado, e incluso el apoyo adelantado de los pies es ahora más amable.

El pasajero sufrirá la excesiva altura de su plaza, pero no más que en otros megascooters. Asimismo, las estriberas abatibles favorecen una buena posición de las piernas, aunque el apoyo es muy estrecho, al estilo racing.

Motor sin cambios

Gilera Nexus 500 ie SP: 500 cc de adrenalina

En las entrañas del Nexus, el propulsor que le da vida es el mismo que ya utilizaba la anterior versión. Se trata del Master 500 que fabrica el propio Gruppo Piaggio. En este caso, por ir destinado a un Gilera, ha sido optimizado, y la potencia que es capaz de ofrecer es algo superior a la que esgrimen el X9 o el Beverly, por ejemplo.

El Gilera Nexus le saca a este monocilíndrico inyectado un rendimiento de 38 cv, lo cual garantiza unas prestaciones brillantes. La reacción al puño del gas es muy inmediata y llena de potencia en todo momento. Circulando a 100 km/h podemos adelantar con total seguridad, pues abriendo el gas a fondo nos lleva hasta los 120 km/h en poco más de cuatro segundos.

La aceleración desde salida en parado es algo más lenta de lo que cabe esperar visto su comportamiento por encima de las 3.000 rpm. Pero sólo se nota pobre en los 10 primeros metros,
a partir de entonces no hay problema. Seguramente, esta peculiaridad se deba a que la marca ha decidido sacrificar estos primeros metros en beneficio de una mayor longevidad de los embragues.

Disfrutar conduciendo

Gilera Nexus 500 ie SP: 500 cc de diversión

Como ya apuntamos anteriormente, el Nexus es un scooter que se acerca de manera descarada al comportamiento ciclo de una moto. La carretera de montaña, con muchas curvas, es su medio natural, y eso que sus casi 170 km/h de velocidad punta nos permiten pisar la autopista con total solvencia.

Se ha trabajado en el apartado de suspensiones para ofrecer una amortiguación más progresiva. El tren delantero dispone ahora de menor carrera (93 mm), pero mantiene un buen grado de comodidad y la respuesta en carretera es ahora más efectiva todavía. Del mismo modo, el amortiguador posterior, con depósito de gas y asistido por bieletas, ha recortado su recorrido hasta los 90 mm, consiguiendo más seguridad en curvas y mejorando el contacto del neumático con el asfalto. Como cualquier moto deportiva que se precie, el Nexus sufre cuando la carretera no está en perfectas condiciones, sobre todo en las frenadas. No llega a ser peligroso, sólo molesto, por eso no es un scooter para rutear por todo tipo de carreteras; en ese aspecto se muestra bastante sibarita.

En cuanto a los frenos, el equipamiento es de lujo: dos discos delanteros de 260 mm y uno posterior de 240, con pinzas Serie Oro de Brembo. Además, también posee sistema de frenada integral (CBS), que combina un disco delantero con el posterior cuando apretamos la leva izquierda del manillar. Sin embargo, para nuestro gusto, el tacto que brinda se escapa de la deportividad presente en todo el scooter. Ofrece una buena potencia, pero no permite hacer frenadas más allá de la que podríamos conseguir con cualquier mega, y aunque no es un tanto en contra, sí es un dato a tener en cuenta.

Por otro lado, cabe destacar la medida de sus llantas (15 pulgadas la delantera y 14 la trasera), pues gracias a ellas la estabilidad está presente en todo momento. También ayuda el hecho de disponer de unos buenos neumáticos, y en este caso los Pirelli Diablo (radiales) de primera monta no están nada mal.

Detalles buenos y malos

Gilera Nexus 500 ie SP: 500 cc de adrenalina

El Nexus de las fotos, la versión SP, tiene un precio de 6.999 euros (6.900 euros si queremos el modelo base). Este precio se puede considerar justo, pues la parte ciclo y el motor de este mega están por encima de muchos de su misma cilindrada. Además, elementos como el ordenador de abordo en el cuadro de mandos, la llave de contacto codificada y con mando a distancia para abrir el cofre justifican todavía más la exclusividad de su precio. Sin embargo, hay un aspecto en el que el Nexus tiene que claudicar en favor de su carácter sport. Nos estamos refiriendo a la capacidad de carga en general y, más concretamente, a la del cofre. Es cierto que existe un top case opcional con capacidad para dos cascos, pero no es lo mismo. Los usuarios de megascooters valoran mucho la capacidad del cofre, quizás por encima de otras muchas cosas más importantes, y eso hace que no se vean tantos Nexus por la calle como otros megascooters, pues para los usuarios de scooters la palabra deportivo es un poco una paradoja. No obstante, aquí lo tenéis: un megascooter megadeportivo con carácter y personalidad propia. Para quien lo quiera, que opciones no han de faltar.


Jordi Mondelo
Fotos: Féliz Romero y Santi Díaz (estudio)

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"