Harley Davidson XL 1200N Nightster: Atrevida 2009

Publicado el 03/02/2010


Vota

1 0

Dando en el clavo: un vehículo retro con los avances de hoy.

Alguna vez me he sorprendido en las concentraciones de motos con actividades ideadas para que los participantes se entretengan. Una de las que más me gusta es la de clavar en un tronco un clavo (de hermosas dimensiones) de un solo martillazo. Si no lo habéis hecho nunca, os aseguro que es difícil –pero no imposible–. Eso mismo ha ocurrido con esta novísima Sportster. Es un acierto. Es fulminante.

La mano que maneja el martillo en este caso ha sido Harley-Davidson Europa. Varios directivos del Viejo Continente (entre ellos, Josep Grañó, responsable de H-D en España) han desarrollado, por primera vez, un proyecto de moto pensando en los usuarios de este lado del Atlántico. Esto demuestra que Europa importa mucho (en los dos sentidos) para la MoCo (así llaman a la factoría de Harley-Davidson Motor Company). Y explicado el germen de la Sportster nocturna, ahora veremos si el fruto es bueno.Como las manzanas en su estantería, en la que se ponen delante las mejores, así es la Nightster. Luce por sí sola, es compacta y sabes que te gusta, pero no muy bien por qué. Se parece a otras anteriores. A simple vista, el negro domina la moto. La gama de pintura es bicolor, con el mismo diseño transversal sobre el depósito de combustible. Se alterna con naranja, caqui, azul, plata o negro completo. Este mismo tono cubre manillar y todos los elementos que soporta: botellas de la horquilla (encapsulando las barras en unos fuelles de sabor añejo), muelles de amortiguación trasera, carcasas de los intermitentes, correa (perforada a lo antiguo), tapa del depósito de aceite, llantas, sables de la aleta trasera, reposapiés, etc.

Lo que no es negro es más rápido de contar. Escapes en cromado, tapas del cárter, tapones del aceite de la gasolina y culatas en pulido. El motor y la tapa del filtro están recubiertos de un gris mate y granulado. Esta característica es la que ha recibido peor aceptación en ciertos círculos. Aunque, en conjunto, la moto enamora al primer golpe de martillo, digo, de vista.

Agarrarse a un clavo

Harley Davidson XL 1200N Nightster: Rutera

En este caso el clavo no arde. Al sujetar los puños de la Nightster, compruebas que la posición de los brazos es amplia pero no exagerada. El tacto de éstos es agradable (como en el resto de modelos H-D), el embrague es de fácil manejo, los controles son accesibles y los botones de accionamiento del intermitente se encuentran cada uno en su lado, al apretarlos a la vez se acciona la luz de emergencia (warning) y cuentan con cancelación automática después del giro. El negro velocímetro electrónico, además del cuentakilómetros habitual, incorpora reloj horario e indicador digital de reserva. Todo en el mismo display. Los chivatos son led e informan sobre la presión del aceite, punto muerto, autodiagnóstico y luces de giro y largas. La lectura de todos esos datos resulta inmejorable. Los generosos retrovisores llevan la sempiterna leyenda: "Los objetos reflejados están más cerca de lo que parece". Buen lema para comercializar esta moto. Un recurso muy interesante por seguridad es el dispositivo del llavero que por proximidad activa la moto para permitir arrancarla o no.

El asiento monoplaza es recio pero confortable. Al ser así, la moto carece de estriberas traseras. No hay paquete posible. Los 642 milímetros de altura del asiento al suelo la hacen accesible a cualquier talla y género, aunque hay que tener cuidado de no golpearse con los reposapiés instalados casi en eje central del motor. Además llevan avisadores de inclinación, por lo que es fácil darse un toque en la espinilla.

Ahora el motor

Harley Davidson XL 1200N Nightster: De calle

Es el de mayor cilindrada de la familia Sportster, 1.200 centímetros cúbicos. Modelo V-Twin Evolution a 45°, refrigerado por aire, sobre neumáticos antivibración, cinco marchas. En ciudad y en clima cálido se pone ardiente –como el clavo anterior– pero es llevable. En carretera abierta, esta pega no existe. Su enorme par motor permite ser generoso con la marcha utilizada (buen dato para los novatos en estas lides). El sistema de inyección de combustible electrónico secuencial (ESPFI) también facilita las cosas. Arrancas la moto y te
olvidas, aunque en frío conviene no abusar del freno motor ya que engaña. Mejor asegurar con los propios frenos.

Éstos son sencillos; el delantero con una pinza de dos pistones y disco único y atrás un disco con pinza de un pistón. Con la moto en caliente sí que conviene combinarlos con el freno motor.

Las sensaciones de ligereza y agilidad de la Nightster son muy destacables y su motor empuja de manera progresiva aunque la primera se hace algo corta, sólo es para maniobrar en parado, y demanda enseguida pisar la segunda. El escape es un dos en dos no muy largo que pide a voces ser sustituido por uno negro.

El toque de color lo lleva en las recortadas aletas y en el tanque de gasolina, en el que caben doce litros y medio. Sus consumos rondan los 5,6 litros a los 100 kilómetros, lo que le da una más que suficiente autonomía de 220 kilómetros. Por ciudad evidentemente suben, pero de forma poco significativa.

Luces nocturnas

Harley Davidson XL 1200N Nightster: Casi gemelas

Destaca en la Nightster la solución a la iluminación trasera. El modelo del otro lado del Charco incorpora la matrícula en el lateral izquierdo, sobre el eje de la rueda. Según las normas europeas, eso está prohibido, así que se optó por un ingenioso recurso. La matrícula se sitúa en la parte inferior del guardabarros, centrada en éste, con una luz sobre la placa. La luz de pare o frenada y posición se encuentra alojada en la misma carcasa de los intermitentes traseros. Led rojos para éstos y anaranjados para la luz de giro (intermitencias). La rigidez de los soportes, en caso de caída, te puede ocasionar quedarte sin la luz de posición trasera. Con algo de flexibilidad se mejoraría.

El faro delantero aporta una generosa luz para los desplazamientos propios de una moto que vive de noche (por designación oficial). Sobre cada lateral hay tres catadióptricos naranjas y uno trasero rojo, que cumple las normas de la UE.

La medida de los neumáticos es de 100/90-19 delante y 150/80- 16 detrás como –casi todo– el resto de sus hermanas. Generosas medidas. El lanzamiento es de 30°, y el avance, de 116 mm. Muy racionales. En vacío pesa 251 kilos, pese a que es toda de hierro, aunque hemos visto algunos componentes de sospechoso plástico. ¿Estará cediendo H-D al vil metal? Y eso que no te clavan, por 10.490 euros la Nightster puede acabar en tu garaje. No es la más barata de todas las Sportster, pero claramente es la forma más elegante de entrar a formar parte del mundo Harley.


Nacho Mahou
Fotos: A. Cuéllar y Hay Motivo
Agradecimiento: Harley-Davidson Capital

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"