Harley Davidson XR 1200 X: Separadas por un océano 2010

Publicado el 23/02/2010


Vota

0 0

Hay quien dice que no parece de Milwaukee... Cierto, la XR 1200 ha sido diseñada pensando en el Viejo Continente. La Harley más deportiva de la historia es sólo para los de este lado del charco.

Harley Davidson XR 1200 X: Separadas por un océano

Harley-Davidson ha esperado tan sólo dieciocho meses para revisar la XR 1200; año y medio para presentar la XR 1200 X.

Comercializada en exclusiva en Europa, la motocicleta más deportiva jamás creada por el centenario fabricante norteamericano llega a nuestro continente cargada de una serie de novedades que optimizan tanto el comportamiento de la parte ciclo como la ergonomía del conductor.

El propietario decide

Harley Davidson XR 1200 X: Separadas por un océano


Todas las marcas acostumbran a poner a la venta sus motocicletas con unos tarados de suspensiones comprometidos tanto con la estabilidad como con el confort. Muchos usuarios han de conformarse con esos tarados, al carecer muchas de estas motocicletas de la posibilidad de regulación de dichas suspensiones.

Así ha venido sucediendo con la XR 1200... Hasta ahora, porque con la versión X, Harley-Davidson hace honor a la condición de motocicleta deportiva de la XR 1200, ofreciendo la posibilidad de regular la horquilla –de la marca Showa y de 43 milímetros de diámetro y 125 mm de recorrido- en precarga de muelle y en hidráulicos (en compresión y extensión). De la misma manera, el nuevo doble amortiguador trasero con depósito de gas independiente mantiene su regulación en precarga, pero ya es posible regularlos también en hidráulicos.

De esta manera, es el conductor el que tiene en su mano la elección entre las diferentes opciones que le proporciona la posibilidad de adaptar el reglaje de estas suspensiones a sus preferencias. O a su corpulencia, que también incide en el comportamiento dinámico de la motocicleta.

Nosotros pudimos comprobar que, con los tarados de serie, la XR 1200 X se muestra muy firme y estable en las apuradas de frenada y en los pasos por curva, y la horquilla sólo se hunde más de la cuenta si apretamos con fuerza la maneta del freno delantero.

Y es la frenada delantera otro aspecto que también ha mejorado, aunque más en la suavidad de la misma que en otra cosa, realmente. Antes los discos iban anclados directamente a la llanta, mientras que en la XR 1200 X son flotantes, es decir, que aceptan cierta tolerancia y propician que frenando con fuerza no se aprecien vibraciones en los mismos y la frenada sea más suave. El mordiente de las pinzas, en cambio, se mantiene: no frena mal, con mucho tacto, pero nos habría gustado que hubiese sido algo más incisivo para detener los 236 kilogramos de peso real de este modelo.

Buena ergonomía

Harley Davidson XR 1200 X: Separadas por un océano


Los cambios aplicados sobre la XR 1200 X no se limitan a la parte ciclo. Aunque cuesta apreciarlo a simple vista, la posición de conducción varía sensiblemente. En esta versión, los puños del manillar resultan algo más cerrados y apuntan hacia el conductor, de modo que éste ya no circula con los brazos tan abiertos ni tan estirados. Aumenta así, o al menos ésa fue la impresión que nos llevamos, la sensación de control sobre la motocicleta.

Una posición de conducción natural, muy relajada, que sería casi perfecta si no fuera porque las estriberas quedan algo elevadas y retrasadas. Con todo, si lo analizamos detenidamente, están colocadas donde acostumbran a llevarlas las motocicletas deportivas, y si en la XR 1200 X hubiesen quedado más bajas y adelantadas, además de rozar con mayor facilidad con el asfalto, perdería el carácter de motocicleta sport del que presume.

Pero bien mirado, habida cuenta de que la moto pesa lo que pesa y que las geometrías son más bien abiertas (29,3º de ángulo de dirección y 130 milímetros de avance), no podemos considerarla una motocicleta cien por cien deportiva. Las suspensiones trabajan bien, como hemos visto más arriba, y la XR 1200 X no se muestra perezosa a la hora de entrar en la curva ni de cambiar de lado en una enlazada, pero tiende a salir más bien abierta del viraje y hay que dedicarle una atención extra para llevarla por donde nosotros queramos.

Todo esto, no obstante, cuando forzamos la máquina. Cuando de lo que se trata es de disfrutar del paisaje, la comodidad de la XR 1200 X es una buena aliada. Además, dispone de un motor sobrado de potencia y par que quita preocupaciones al piloto.

De hecho, es a bajo régimen, entre las 2.000 y las 5.000 rpm, donde ofrece lo mejor de sí, con gran contundencia. Entre las 5.000 y las 7.000 rpm, que es cuando corta encendido, su respuesta es más moderada.
A la finura de funcionamiento contribuye el sistema utilizado para la transmisión final: una correa dentada, un sistema silencioso, limpio, suave y libre de mantenimiento.

Con y sin X

Harley Davidson XR 1200 X: Separadas por un océano


La llegada al mercado de la XR 1200 X no ha supuesto la desaparición de la XR 1200 del catálogo de la marca norteamericana. Las dos compartirán el honor de ser las motocicletas más deportivas en la larga historia del fabricante de Milwaukee. Una más que otra, también es cierto, porque la XR 1200 estándar carece de todo lo que ha incorporado la XR 1200 X: discos flotantes, suspensiones regulables, etc.

La XR 1200 X también cuenta en exclusiva con la decoración en un atractivo negro mate, con el fileteado de las llantas en rojo anaranjado. Como aspecto negativo frente a la XR 1200, el hecho de que la XR 1200 X cuesta 13.200 euros, mientras que la otra está a la venta por 11.900 euros.

Son mil trescientos euros de diferencia entre una y otra, cierto, pero nosotros consideramos que para aquel que esté dudando entre una de estas dos motocicletas, le compensa gastarse ese pico y quedarse con una Harley-Davidson XR 1200 X. Con suspensiones regulables, discos flotantes... y ese impresionante negro mate


Juanan Martin

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"