Honda CBR 600 RR C-ABS: Un as en la manga 2009

Publicado el 03/02/2010


Vota

1 0

Cuando frenas con las nuevas Honda CBR equipadas con el sistema Combined-ABS, tienes más confianza que con una moto estándar. El ABS electrónico de la nueva CBR 600 transporta los conceptos de frenada y seguridad a otra dimensión... ¿Quieres saber por qué?

Honda CBR 600 RR C-ABS: Más confianza

¿Una moto superdeportiva con ABS? Definitivo. Pero no con un ABS convencional, sino con el electrónico desarrollado por Honda. Al principio, la idea puede resultar chocante, pero una vez comprobada su eficacia a fondo os podemos asegurar que este sistema va a marcar un antes y un después en este segmento.

Las aportaciones del C-ABS son incuestionables, tanto en seguridad como en comportamiento dinámico. Los inconvenientes, por llamarlos de alguna manera, son los 9 kilos que pesa el sistema -aunque, dicho sea de paso, ni te enteras de que llevas ese lastre- y el precio de más (entre 1.500 y 2.000 euros) respecto a la versión sin C-ABS.

El C-ABS permitirá disponer de una frenada efectiva con el pie -actúa sobre el tren delantero si la situación lo requiere- sin que la rueda trasera se bloquee.

Los cambios, además del C-ABS, son el rediseño del sistema de escape y algún componente del motor para mejorar la respuesta a medio régimen.

Ligera y dulce

Honda CBR 600 RR C-ABS: Más confianza

Compacta y estrecha. Éstas son las primeras sensaciones que te transmite la Honda CBR 600 RR cuando te subes a su grupa. A pesar de su reducido tamaño, esta supersport dispone de bastante espacio para el piloto, cualidad indispensable para que se sienta cómodo. La maneta del embrague no es regulable, pero la distancia está bastante conseguida, de manera que no tendrás problema. El cuadro de instrumentos siempre ha sido un paradigma de cantidad de información y facilidad de lectura, mientras que algunos rivales se han ido por los cerros de Úbeda cegados por el diseño. El chivato del ABS, situado a la izquierda y debajo del nivel de gasolina, es la novedad. El avisador de régimen máximo y de velocidad insertada son sus asignaturas pendientes, aunque incluye el indicador del nivel de gasolina..

Al pulsar el botón de arranque y meter primera, el calificativo de canela en rama cobra todo su sentido. Dulce y suave. El motor, aunque no tiene bajos, empuja sin titubeos desde el ralentí, de modo que podremos circular por la ciudad tranquilamente, e incluso utilizarla para ir a trabajar cada día. Pasas entre coches casi sin querer y no llega a ser incómoda, a pesar de tratarse de una supersport. El triángulo formado por el manillar, el asiento y los estribos mantiene sus medidas RR, pero con un toque humano. La gran novedad, y a la que te tienes que acostumbrar, es que se te quita el yuyu a la hora de frenar sobre una tapa de alcantarilla o una raya de pintura. No te digo cuando el piso está mojado. Sólo debes ser consciente de que tardará un poco más en detener la moto, pero a cambio no te irás al suelo. ¿Mola, no? Encima no notas las típicas pulsaciones en la maneta cuando actúa el ABS. El secreto está en que mientras un sistema convencional emite una pulsación cada 28 milésimas de segundo, el C-ABS lo hace cada 9 milésimas.

Ya me lo dijo el ex piloto Marc Grau hace muchos años: "Si quieres disfrutar de verdad, cómprate una supersport. Las superbikes no son tan divertidas y te harán sufrir más". ¡Qué razón tenía, y tiene! La CBR 600 RR es divertida desde el primer momento, incluso cuando sales por una aburrida autovía. Allí, la posición de conducción y la suavidad del motor (apenas giras a 7.000 rpm para circular a 120 km/h) te dejarán tiempo para relajarte y pensar en tus cosas. Jugando con el cambio y dejando caer el motor de vueltas aprecias cómo el propulsor respira mejor a partir de 8.000 rpm. ¿Mejor que alguna rival? Sí. ¿Mejor que la versión anterior? Pues, chico, qué quieres que te diga... La verdad es que en una carretera de curvas lo agradeceremos porque sales de los virajes con una mayor facilidad. Se ha acabado aquello de abrir gas y esperar a que el motor suba de vueltas a paso de tortuga. Cierra los ojos e imagina el ruido de tu moto cuando abres gas y no se mueve. Pues con la CBR 600 RR, olvídate.

Fácil de conducir

Honda CBR 600 RR C-ABS: Más confianza

Rico, rico, que diría Karlos Arguiñano. Fácil, muy fácil de conducir resulta la CBR, diríamos nosotros. Poco peso, un buen chasis y un tren delantero que transmite mucha confianza se alían para pasarlo en grande por cualquier tipo de carretera sin que se te vaya la olla. Nuevamente, el ABS cuidará de nosotros, no por apurar las frenadas al límite, sino en el caso de tener que realizar una frenada de emergencia. Aunque tal vez haya otro detalle que os guste más. La frenada combinada permitirá disponer de una frenada efectiva con el pie –actúa sobre el tren delantero si la situación lo requiere- sin que la rueda trasera se bloquee. Fantástico.

Como habréis podido ver, la CBR 600 RR sigue fiel a su filosofía, buscando el mejor equilibrio entre prestaciones y uso racional de sus usuarios. La muestra es la incorporación del ABS combinado electrónico y la intención de Montesa-Honda de sólo traer a España la versión 2009 con C-ABS.

CBR 600 RR con mejor par

Honda CBR 600 RR C-ABS: Más confianza

¿Y qué traen de nuevo aparte del ABS Combinado? Se nos olvidaba. La Fireblade incorpora unos nuevos intermitentes, la batería es más potente y justo delante de ella se ha montado el modulador del ABS. Respecto a la decoración, Montesa Honda opta por los colores Repsol y 50 años de HRC, una apuesta ganadora. Algo más aporta la nueva CBR 600 RR ABS C. Han incrementado el par máximo y la moto ofrece una mejor respuesta a partir de 8.000 rpm. Traducido a la calle: te permite salir mejor de las curvas al abrir gas. ¿Cómo lo han conseguido? Con un nuevo sistema de escape. El funcionamiento, básicamente, es que, conforme subes de vueltas, los gases salen del silencioso más rápido, con menos obstáculos. Cuando circulas lento, los gases siguen un mayor recorrido para aumentar el par. La tienes en las tiendas en color rojo y negro, así com en el tricolor conmemorativo de los 50 años de HRC.

Respecto a la opción de comprar una CBR con o sin ABS, personalmente siempre defiendo el ABS, en la moto o scooter que sea. Ya sabemos que el precio se dispara, pero si te puedes permitir pagarlo, o estirar el crédito del banco unas letras más, hazlo, porque el día que tengas que utilizarlo de verdad, amortizarás la diferencia y posiblemente mucho más.


Sergi Mejías
Fotos: Francesc Montero, Zepp Gori, Félix Romero, Oleguer Serra, Juan Pablo Acevedo

La alternativa

Prueba Kawasaki ZX-6R 636 2013

Las 600 Supersport están en caída libre. Los jóvenes -y no tan jóvenes- ya no sueñan con una "erre” y se decantan por las naked medias… unas motos más asequibles y hasta mejor adaptadas a los tiempos que corren en nuestras carreteras. Pero ¿puede una supersport “trucada” como esta 636 devolver el protagonismo a las 600 supedeportivas?

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"