Honda DN-01: Sorprendente 2008

Publicado el 03/02/2010


Vota

0 0

En ocasiones, el gigante Honda nos sorprende. Pero esta vez no fue con una nueva moto, sino dejándonos probar la vanguardista DN-01 unos meses antes de su puesta de largo para el mercado europeo...

Honda DN-01: Posición custom

Al igual que ya hiciera con su sistema RV-Tech de segunda generación, y que por ahora, pese a ser exhibido en el pasado Motor Show de Tokyo, no tiene emplazamiento en ningún modelo comercial HondaMotorCo. convocó a unos pocos y escogidos representantes de la prensa especializada japonesa para dejarnos probar su vanguardista DN-01. La moto automática en la que el gigante japonés ha invertido mucho dinero y puesto mucho interés para que sea un éxito en varios mercados globales, principalmente Europa y Estados Unidos.

Cita en Motegi

Honda DN-01: Cóctel único

La cita fue en las instalaciones que Honda Motor Co. posee en TwinRing Motegi, y la prueba de la moto no fue precisamente como la de la CBR 1100 XX RV-Tech de hace un año, sino una pequeña toma de contacto, sin explicación técnica ni presencia de sus creadores para poder conocer más a fondo detalles de la nueva máquina automática.

Honda tan sólo buscaba saber nuestro juicio de la moto... La marca quiso que nos fijáramos en la máquina, su funcionamiento a baja velocidad y su manejabilidad-maniobrabilidad. Luego, cada probador sería entrevistado por separado para conocer su parecer sobre el modelo y se nos pidió no compartir valoraciones con nadie hasta después de la entrevista, para no crear ninguna tendencia de opinión hacia ningún detalle o modo de funcionamiento de la DN-01.

Todo esto particularmente me pareció un detalle sin precedentes. Honda no acostumbra a pedir a nadie sus opiniones antes de lanzar una moto al mercado, y menos de una máquina que se vio por primera vez en el Salón de Tokyo de 2005 y que al parecer ya lleva seis años de desarrollo, cuando ahora parece inminente su puesta en escena y comercialización a mitad de primavera.

Corta prueba, muy corta

Honda DN-01: Estética sorprendente

La toma de contacto fue en la zona de paseoparking frente a la entrada principal del Museo Honda, junto al circuito de Motegi. Unas pocas unidades llegaron en marcha, seguramente procedentes de la zona restringida del complejo TwinRing Motegi, donde Honda R & D + I (Research & Development + Innovation) tiene sus cuarteles generales de desarrollo, tanto de motos como de coches.

Sobre las motos nos avisaron de que eran preserie, y alguna de ellas ya llevaba varias decenas de miles de kilómetros en su marcador. La zona dispuesta para la prueba era una aceleración de unos 150 metros de largo y regresar por una zona de conos haciendo diferentes tipos de slalom, unos rápidos y otros más cerrados y angulosos.

Con la moto parada, pocos detalles criticables les pudimos encontrar, ya que más bien parecían máquinas salidas de la cadena de montaje, aunque alguna presentaba los escapes tornasoleados por culpa del kilometraje o de alguna prueba a la que había sido sometida.

A modo personal, de la DN-01 no me acaban de convencer sus plataformas al estilo custom, su manillar ancho ni sus retrovisores, para ser lo que dice Honda que será, una moto automática para todo, ciudad y carretera, pues en la primera situación le pueden restar manejabilidad entre el denso tráfico.

Pero no adelantemos acontecimientos y vayamos a por ella.

En marcha automática

Honda DN-01: Manillar

Puesta en funcionamiento parece que está parada. Apenas se apercibe que su motor
está en marcha, un bicilíndrico en V a 52 grados, en teoría desarrollado a partir del de la TransAlp y Deauville 700 (tiene sus mismas medidas internas), que es muy silencioso, lo mismo que su sistema de escape por el costado derecho, muy pegado a la rueda al disponer de un basculante monobrazo que hace las funciones de cardán.

Un pulsador DN permite poner el propulsor en punto muerto y manejarla en parado,
con lo que no se arrastra el sistema de transmisión como en los grandes scooters. Con esto se consigue revolucionar el motor en vacío, sin el susto de que salga corriendo la moto, como sucede en todos los scooters del mercado. Un punto muerto que entra por seguridad cada vez que se para el propulsor.

Nos llega el turno de salir, pulso el botón DN de la piña del manillar derecho que conecta la transmisión y doy gas. El embrague automático HFT entra en funcionamiento y la moto parte suavemente sin golpeteo ni ruidos extraños. El modo seleccionado en esta primera prueba fue el D (normal) y la potencia llega de forma plana y muy progresiva a la rueda trasera. Hice otras aceleraciones en el modo S (deportivo) con la misma suavidad, pero con una mayor aceleración, pues el desarrollo se acorta para dar mayor vigor al motor. El modo manual, mediante cambio secuencial (en la piña izquierda), aporta seis relaciones preestablecidas en el cambio automático y puede que dé una sensación más de moto al conductor, ya que puede exprimir más el propulsor, pero no creo que sea necesario dada su plana curva de potencia disponible.

Manejabilidad y maniobrabilidad

Honda DN-01: Instrumentación

El bajo centro de gravedad y el también bajo asiento, que se suman a una posición de conducción erguida y muy natural, al estilo de un scooter grande o a la de una custom, ofrecen una manejabilidad relativa. No es una ligera y manejable 600, pues pesa más, pero está a la altura de los mejores scooters y motos custom, sobre todo si pese a su larga distancia entre ejes te fías de los neumáticos que monta y la gran direccionalidad que ofrece el manillar ancho y su juguetona dirección.

También me gustó la frenada, con CBSABS en este modelo, de gran potencia y firme tacto, aunque los que estén acostumbrados a los scooters van a echar en falta la carencia de la maneta del manillar izquierdo (freno trasero al pie derecho, como las motos).

Sin embargo, algún pero tenía que ponerles. No me gustó la cúpula tan baja, que debería ser más alta para proteger el conductor en carretera y vías más rápidas, pero supongo que esta pieza la venderá Honda entre sus extras.

Conclusiones positivas

Honda DN-01: Curiosa triple óptica

En definitiva, las conclusiones son positivas en esta primera y corta toma de contacto, y esperamos que más tarde, Honda nos convoque para una auténtica prueba de la DN-01.

Nosotros ya la esperamos, pues se nos anunció que también estará a la venta en Japón, pero sin mencionar el precio, que podría estar sobre unos 1.300.000 yens, unos 8.500 euros al cambio, más impuestos, con lo que a Europa llegaría sobre los 9.500 euros, algo más cara que la recién comercializada Aprilia Mana 850 o que el motoscooter GP 800 de Gilera.


Gentileza Young Machine

La alternativa

Prueba: Suzuki Burgman 650 Executive: Alemania es el objetivo

La versión 2013 del Suzuki Burgman 650 ha refinado su ya conocida alma burguesa y viajera para responder todavía mejor al ataque de la BMW C650GT. En Hamamatsu quieren plantarle cara a Munich. ¿Lo ha conseguido? La respuesta ya la sabemos... y te la contamos tras su presentación a la prensa en El Rompido, Huelva…

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"