Honda Lead 110: Un básico revisado 2008

Publicado el 03/02/2010


Vota

0 0

Honda ha puesto al día su scooter A1 más económico. Ahora, el Lead pasa a apellidarse 110 en lugar de 100, estrena nuevo diseño exterior y su nuevo motor incorpora el efectivo sistema de inyección electrónica PGM-FI de la marca nipona.

Honda Lead 110: Un básico revisado

Honda no quiere dejar que ningún segmento del mercado se le escape. Tiene modelos de motocicletas y scooters en todas o casi todas las categorías existentes y siempre consigue crear máquinas que acaban atrayendo a una parte considerable del mercado de cada segmento. A pesar de ser una firma de sobrado prestigio, nunca ha descuidado el sector de los vehículos económicos, en el que ha lanzado modelos-pelotazo como la omnipresente moto todo uso CB 250 (ahora CBF) o el propio Honda Lead, que lleva muchos lustros en el mercado (bajo diferentes nombres) y ha atraído desde siempre a muchos usuarios que buscan calidad nipona a buen precio.

En los últimos tiempos, Honda ha visto cómo competidores muy versados en el segmento económico –como Kymco o Daelim– se sacaban de la manga modelos muy competitivos, de precios ultrasugerentes y con un equipamiento superior al del Lead (por ejemplo, freno de disco delantero e inyección). Siguiendo una tendencia por lo visto inevitable, la mejor forma de ofrecer calidad a buen precio ha sido producir el scooter en China, aunque bajo los estrictos estándares de producción de la marca japonesa.

Cambios principales

Honda Lead 110: Un básico revisado

Honda ha comprendido que ya era hora de poner al día su scooter más básico dentro de los modelos de convalidación A1 y lo ha dotado del sistema de inyección PGM-FI (del que ya gozan casi todos los modelos "adultos" de la marca). La respuesta del nuevo motor –un compacto 4T refrigerado por líquido, con el radiador colocado en el costado derecho del propulsor, de 8,9 CV– se presenta ahora muy suave y libre de vibraciones, y los consumos son más reducidos que nunca.

La aceleración se convierte en uno de los puntos más fuertes de este scooter, a pesar de ser sólo un 110 en un mundo de modelos de 125. A velocidades urbanas, la respuesta del gas es inmediata y fluida, y las reacciones del scooter te permiten moverte con mucha agilidad confiando en la respuesta del motor. Además, la inyección también sitúa el Lead 110 en la órbita de los scooters homologados Euro 3, a favor del medio ambiente.

La otra gran novedad mecánica del Lead es la incorporación de un disco de freno en el eje delantero, en concreto de 190 mm mordido por una pinza de 2 pistones paralelos. Esto ya empezaba a ser urgente, y no creemos que pase mucho tiempo antes de que Honda se decida a seguir a gran parte de la competencia e incorporar otro disco en el eje posterior, ahora un tambor simple leva de 130 mm. En este apartado, Honda también ha añadido el sistema de frenada combinada en el Lead. Ahora, al presionar la leva del freno trasero (la izquierda) también se activa el delantero. Finalmente, el scooter también cuenta con un freno de estacionamiento que consiste en una pestaña para bloquear la leva izquierda.

En general, el comportamiento de la frenada es bueno, aunque es mejor circulando en solitario que a dúo. Con un ocupante, el Lead se muestra especialmente vivo en sus reacciones y frena bien en cualquier situación. En cambio, con dos personas a bordo, la frenada se alarga mucho más y hay que considerarlo si quieres ahorrarte un susto. Quizás influyan en esto los neumáticos, que no son de ninguna primera marca y sin duda han contribuido a abaratar el coste del scooter.

El tercer cambio fundamental es el diseño. El Lead sigue siendo un modelo de líneas sencillas y limpias, pero ahora luce un aspecto más moderno y elegante. No queda nada mal como scooter de ejecutivo (sobre todo en su atractiva versión de color negro) y sus formas antes afiliadas han dado paso a unas líneas algo más suaves y redondeadas, que atraerán por igual a scooteros y scooteras.

Más buenos detalles

Honda Lead 110: Un básico revisado

El nuevo Lead 110 estrena un bastidor de mayor tamaño diseñado para proporcionar la agilidad del modelo anterior, y la verdad es que la tiene. Con el Lead 110, a pesar del incremento de la distancia entre ejes, te mueves entre el tráfico como pez en el agua. A ello contribuyen también las pequeñas ruedas de 12" (antes de 10 pulgadas) y el amplio radio de giro de la dirección. La ligereza con la que puedes manejar este scooter es una delicia.

Su agilidad se combina perfectamente con la buena respuesta del acelerador y los frenos y con unas suspensiones que son las típicas en un modelo de estas características. La horquilla delantera absorbe bien las irregularidades y el manillar nunca acusa en exceso ningún bache. En todo caso, es el amortiguador trasero el que más te hace pagar el mal estado del asfalto, con algún que otro topetazo en las posaderas en los casos más graves, pero esto suele ocurrir en las suspensiones de scooters de baja cilindrada y más aún en los modelos más básicos.

A pesar del golpe en el trasero con los baches más marcados, lo cierto es que el asiento del Lead
resulta muy confortable, especialmente para el pasajero. Es ancho y muy mullido y acoge a dos ocupantes con espacio de sobras. El acompañante disfruta de unos reposapiés abatibles que contribuyen a que logre una posición cómoda, y sus tobillos reposan perfectamente bien sobre las suaves líneas de los cófanos. Finalmente, el pasajero cuenta también con la parrilla posterior para sujetarse cómodamente. El conductor dispone de un suelo plano para los pies, aunque no puede estirar las piernas porque el escudo cae recto frente a ellas. El mullido del asiento es tan bueno como el del pasajero, pero debo decir que los flancos se me clavaban un poco en los glúteos cuando ya llevaba un buen rato conduciendo.

Una de las novedades más importantes del Lead en el apartado de logística es que la capacidad del hueco bajo asiento ha crecido gracias a la reubicación del depósito de combustible en la parte más baja. Ahora, el Lead puede albergar un casco integral y uno tipo jet, además de otros objetos.

Sobre todo práctico

Honda Lead 110: Un básico revisado

La capacidad de carga del nuevo Lead no se limita al gran hueco bajo el asiento. El modelo sigue disponiendo un suelo plano muy práctico y lo bastante ancho como para dejar sobre él un casco integral bien apoyado.

El escudo también incorpora un práctico gancho cortabolsas y una guantera con dos compartimientos. Uno de ellos está ocupado por las herramientas y el otro tiene las dimensiones justas para llevar uno o dos objetos pequeños (una botellita de agua, la cartera, el móvil, la PDA, etc.).

Finalmente, el Lead añade la parrilla portabultos, que permite montar un baúl o atar la carga que sea con pulpos. Desde luego, el Lead va servido de espacios y medios de carga.

En el aspecto práctico también se agradece el contacto protegido por tapa magnética de seguridad. Así impides no sólo que entren la lluvia o la suciedad, sino también que puedan manipular el contacto con fines poco éticos. De este modo, tu scooter está un poco más protegido de incordiantes.

Lo único que se echa de menos en el Lead en cuanto a practicidad es un caballete lateral. Afortunadamente, su peso de sólo 114 kg permite subirlo en el caballete sin problemas.

Menos de 2.000 euros

Honda Lead 110: Un básico revisado

En resumen, el Lead nos ofrece lo más deseable de un scooter Honda (su motor con sistema de inyección electrónica) con lo más interesante de un vehículo económico (básicamente, un precio atractivo). Para conseguirlo renuncia al freno de disco trasero (que no le vendría mal) y a pijaditas como por ejemplo una instrumentación digital. El cuadro de instrumentos del Lead es de lo más básico, pero proporciona toda la información necesaria, y quien busca un scooter económico no necesita pantallitas digitales ni tomas de corriente.

El Lead es un scooter urbano, con la garantía de una gran marca, unos consumos muy contenidos (sobre los tres litros por ciudad) y un enfoque eminentemente práctico. Por carretera no te llevará más allá de unos 90 km/h, pero por ciudad te hará sentir como pez en el agua. Y puede ser tuyo por 1.999 euros.


Laura Bartolomé
Fotos: Xavier Pladellorens y Santi Díaz (estudio)

La alternativa

Prueba Suzuki Burgman 125 ABS

Tras los cambios estéticos celebrados por la versión 2014, la Burgman 125 recibe un ABS optativo que lo hace todavía mas funcional... y seguro.

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"