Honda NC700S: ¡¡¡Qué buena idea!!!


Vota

8 0

La guerra de las meras prestaciones quedó atrás. Ahora, la apuesta de Honda es otra: la de la polivalencia a través de la tecnología. Ese, justamente, es el secreto del éxito de la NC700S. Una moto cargada con los últimos gadgets electrónicos de Honda que emplea para ser más funcional, segura, agradable y eficaz. Una moto de esas que es algo más que una moto; una buena idea...

Cuando uno llega ya a una venerable edad, como es el caso, empieza a valorar otras cosas en la vida; cosas como los sillones mullidos, los licores que no provocan acidez, las películas francesas... y las motos que lo ponen fácil.
Precisamente, de lo que se trata al llegar a esa edad venerable, es de eso; de rodearse de cosas que le hagan a uno la vida más fácil y cómoda. Sean neveras, televisores, tostadoras o teléfonos.
Y en términos de moto, por ejemplo, la NC700S lo hace.
Su propuesta -de hecho la de toda esta última generación de modelos de Honda- es lograr ese compromiso de facilidad de uso a través de la tecnología.
Lo bueno de esta idea es que ha logrado que el proceso tradicional de búsqueda de la polivalencia se haya invertido. Durante mucho tiempo se trataba de “ir capando” de aquí y de allá un modelo con carácter sport para acercarlo lo más posible al ideal de esa pretendida funcionalidad. Ahora, en cambio, el carácter ya no se toca y se deja, simplemente, que la tecnología gestione en cada momento las necesidades del usuario. Ya no se castra; se gestionan los impulsos sea a través de la electrónica o de. como este caso, un motor de baja fricción que prima la suavidad por encima de cualquier otro argumento.

Una moto racional

Recuerdo que cuando Honda presentó esta moto, la justificó con unas cifras elocuentes: el 90% de los motoristas no sobrepasaban nunca los 140 km/h -¡chúpate esa DGT!- y el 80% se movían siempre por debajo de las 6.000 rpm. En resumen que comenzaban a valorarse por encima de otros criterios la comodidad, la facilidad de uso y la racionalidad. Históricamente cuando esas palabras se juntaban, llevaban inevitablemente a otra: “aburrimiento”. O te comprabas una moto que servía para todo pero era absolutamente lineal o te adaptabas a máquinas sin vocación utilitaria.
La tendencia comenzó a cambiar con el éxito de los maxiscooter y las trail asfálticas. Las marcas descubrieron con relativa sorpresa que a un amplio sector de sus clientes cada vez le importaban menos las prestaciones -asumiendo que eran ya más que suficientes- y cada vez más el confort y detalles como la capacidad de carga o la seguridad. Tomaron buena nota y se pusieron manos a la obra para darle a ese sector del público lo que quería.

La NC700S -y otras motos en la misma línea- es el resultado de ese trabajo y recoge elementos tan interesantes como un motor bicilíndrico de 47 alegres y humanos caballos, una fiabilidad a prueba de bomba, consumos espartanos e incluso un hueco para guardar el casco. Y lo mejor de todo: es divertida y bonita. Eso sí: exige un cambio de chip. En algunos aspectos es una moto diferente; una moto que trabaja cómodamente en los regímenes bajos en los que normalmente otras se atascan. Eso la convierte, por cierto, en una excelente moto de iniciación abierta a usuarios con el A2.

¿Funciona el concepto?

He montado toda mi vida en motos con cambio convencional. Confieso que me cuesta un poco adaptarme a pulsadores y demás modernidades aunque entiendo perfectamente que el futuro inmediato está en estas innovaciones y que, muy probablemente, a la próxima generación de moteros una leva de embrague y un pedal de cambio les sonará tan antiguo como a nosotros un freno de tambor. Sea como sea, a expensas de probar pronto esta versión con doble embrague, preferí para la ocasión que nuestra invitada fuera la convencional. En términos estrictamente económicos será esta la versión que elegirán quienes primen el precio sobre la tecnología ya que que esta moto, con ABS, cuesta 5.999 y sin frenada antibloqueo 5.549. La mitad que algunos maxiscooter. 
Hecha esta salvedad conviene matizar porqué decía unas líneas antes que la NC700 requiere un cambio de chip. Y lo requiere porque es una moto peculiar. Hay dos factores a tener en cuenta: tiene muchísimo par y busca la máxima austeridad de consumos y emisiones. No puede ser conducida como una naked al uso. Nada de grandes acelerones, nada de alegres juegos con el cambio... el motor se mueve en regímenes “automovilísticos” y requiere cambios lineales a bajo régimen.
Que no se asusten de antemano los interesados en la bonita Honda NC700 S. Ha sido diseñada para ser conducida exactamente así y los acepta perfectamente.

Seamos sinceros, la primera reacción ante la cifra de 47 caballos suele ser de cierta duda; seguimos mal acostumbrados a las cifras de tres guarismos y todo lo que no sea eso nos parece poco. Pero, repito, la mayoría de nosotros jamás llegamos a usar para nuestros desplazamientos diarios ni la mitad de esa potencia. La lógica y el sentido común indican que es mejor disponer de menos caballos y utilizarlos todos que de un montón y derrochar la mitad. Y esa es la filosofía NC700S. El caballaje es más que suficiente para este uso cotidiano ya que los 47 caballos se aprovechan del primero al último gracias a las cifras de bajos y par dignas de una trail o una custom y a la casi eléctrica entrega de la potencia. Para lograr ambas cosas usa una carrera de pistón algo más larga de lo habitual por lo el tacto del motor de 670 cc y baja fricción. No es una mala referencia mental la de un motor trail o custom aunque la NC supere notablemente a ambos por su ligereza. Pero en lo esencial, el de ser un motor pensados para destacar en bajos y en medios sí podríamos decir de él que es un motor "custom" o "trail".

Tranquilo pero divertido...

¿Cómo se traduce dinámicamente toda esta parrafada anterior? Pues en dos palabras: suavidad y facilidad de uso. La NC700S es una moto utilitaria en el sentido más literal y positivo de la palabra.
Por finura de marcha y agilidad se me antojó más cercana a una 400 o una 500 que una 700, con buena capacidad de ratoneo en el tráfico urbano y un eficaz compromiso de la parte ciclo incluso con acompañante. Todo es suave, todo es silencioso, todo va fino y todo en ella es accesible y fácil.
En el falso depósito portaobjetos cabe sin problemas un casco integral de los deportivos y es tan cómodo que compensa con creces el tener que habituarse a encontrar la boca de llenado de combustible bajo el asiento trasero.
La amortiguación no es regulable y de tacto más bien durito pero hace su trabajo sin aparentes flaneos ni movimientos extraños incluso en pavimentos en mal estado.
Tampoco representará problema para el usuario tipo de esta moto el cambiar de dirección en parado o maniobrar a baja velocidad. Lo hace con soltura y con la ayuda de un motor que empieza a tirar desde que el embrague “agarra”. Hace falta, sin embargo, acostumbrarse a su extralineal y eléctrica entrega de potencia. Nunca la comparación con un motor eléctrico ha sido tan adecuada; el Twin no tiene ningún salto, ningún bache. El motor empieza a tirar desde el caballo 1 y no deja de hacerlo hasta el 47 con absoluta homogeneidad y sin desfallecer. Apenas hay caída de vueltas entre marcha y marcha. En ese sentido recuerda más a un estilo automovilístico de motero. Se conduce usando lo imprescindible la leva de embrague, a pocas vueltas y dejando que el motor tire desde abajo y nos lleve sin sobresaltos hasta la siguiente marcha.
A partir de sexta no se estira mucho más... pero es que tampoco lo necesita ya que la moto corta su encendido a las 6.500 vueltas y entre las 4.000 y las 4.500 vueltas ya nos lleva a unos cruceros más que suficientes para ser retratado a cargo del Estado. Dando por supuesto que quien se compre una moto como esta no buscará grandes sensaciones deportivas no me resisto a comentar que la NC700S, en buenas manos, me parece perfectamente capaz de sorprender en carretera revirada a más de una moto con más ínfulas, gracias a su agilidad y a una prodigiosa capacidad de tracción a la salida del viraje. Sea como sea conviene tener claro que a 4.000 vueltas la aguja del velocímetro se clava en los 140... y nos quedan 2.000 vueltas totalmente aprovechables más. Así que precaución y prudencia.

Resultaría fácil caer en la tentación de ver la NC700S como una moto para principiantes. Y en cierto modo, por facilidad de uso, lo es. Pero el concepto va mucho más allá. Estamos ante una moto absolutamente perfecta para uso diario urbano e interurbano de cercanías y con una capacidad más que notable para adoptar también un rol de viajera económica, incansable y cómoda. Sus rivales naturales no serían tanto, en mi opinión, las otras naked sport como los maxiscooter, ya lo hemos dicho. La NC700 S es capaz de ofrecer la misma funcionalidad que cualquiera de ellos pero con el añadido de una parte ciclo, comportamiento, tacto y sensaciones motoristas.
Una buena idea esto de disponer de pocos caballos... pero poderlos domar todos.

 
Da tu opinión

Comentarios (3)

  • magt
    magt 13-06-2012

    El pasado sábado tuve la suerte de asistir al Honda Day organizado por Control94 en la fábrica de Honda, y probé la NC700S con cambio manual. Corroboro lo dicho en el artículo: es cómoda, fácil de conducir, manejable (mido 1,70 y llego bien al suelo). Además divertida, potente (para un uso normal) y tracciona muy bien a la salida de las curvas. La prueba fue de 50 minutos por carreteras de curvas y buen firme. ¡Una gozada!

  • ACE
    ACE 13-06-2012

    Cuando he leido eso de que el 90% de los usuarios de moto no pasan NUNCA de 140 km/h, casi me caigo de la silla de la risa..., éso ha sido muy muy bueno.
    Todo vale para justificar una moto de más de 240 kg con liquidos y menos potencia que una yamaha xt 660 trail monocilindrica, o ni más ni menos que la friolera de 30 cv menos que una suzuki sv650 o una kawa er6.
    Vamos... que tienes todas las papeletas para que te abrase tu abuelo con su Sanglas 400 del año 82 en cualquier curva de la carretera...

  • shox
    shox 14-06-2012

    Pues yo la probé, y está bastante bien. Y ACE, sobre lo que la gente nunca pasa de 140, supongo por que casi ningún scooter 125 (que al final es un montón del mercado) pasa de esa velocidad :P
    Y además la er6 o la SV650 gastan menos de 4 litros? Yo tengo la Monster 696 y estoy contentísimo de su consumo, pero sus 6 litros me hace...

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"