Honda SH 300i C-ABS, aún más efectivo

Publicado el 01/06/2011


Vota

0 0

Honda renueva su SH 300, que desde que apareciera en 2007 todavía no había disfrutado de un restyling. En esta nueva versión 2011, el mayor de los Scoopy mejora en aquellos aspectos en que se han detectado ciertas flaquezas, mostrándose ahora prácticamente infalible tanto en carretera como en ciudad.

Debido a la nueva parte ciclo, el renovado SH 300 alcanza una velocidad punta de 155 km/h,

Honda ha logrado con su SH instaurar los 300 cc como la media cilindrada estándar en el mercado europeo. Y es que estamos ante un scooter que, con un precio que muchos considerarían caro, ha logrado vender casi 8.000 unidades desde su llegada a nuestro mercado, hace de eso ya más de tres años. Esa cifra no se logra porque sí, se consigue porque se han sabido hacer bien las cosas, y en este caso en concreto huelga decir que el SH 300i de 2007 ha sido el mejor Scoopy jamás creado por la marca del ala dorada.

Aun así, es un scooter que lleva más de tres años en el mercado, y por eso la marca se ha decidido a darle una nueva imagen y a mejorarlo en aquellos aspectos en que se ha considerado necesario.

Más actual

Además de mejorar estéticamente, el nuevo SH 300 se muestra mucho más efectivo a altas velocidades.

Siempre que se lleva a cabo un restyling sobre cualquier modelo, los cambios más evidentes los encontramos en la estética. En este caso, el nuevo SH 300i de 2011 presenta una imagen más elaborada, con un importante trabajo en el escudo frontal y manillar, que es donde se concentran los cambios más notorios. Se ha mantenido más o menos la misma estructura, con el faro en el manillar y los intermitentes flanqueando el escudo frontal, pero estos últimos lucen ahora más grandes y la carrocería que cubre el manillar y los relojes cobra mayor protagonismo, ya que está compuesta por tres plásticos con diferentes texturas que realzan el grupo óptico. En los laterales del frontal también se han incorporado unas piezas sin pintar que actuarán a modo de paragolpes en el caso de que el scooter se vaya al suelo.

En lo que se refiere a los plásticos de los laterales y la zaga, se ha ganado en elaboración al disfrutar ahora de unas líneas más marcadas, con diferentes planos y combinando plásticos de dos diferentes colores. En cuanto al grupo óptico posterior, éste cobra protagonismo al mostrarse más expuesto que antes, acercándose de manera innegable a la imagen de los pequeños de la familia SH.

Excelente ergonomía

Las estriberas para el pasajero son de tipo plataforma y tremendamente cómodas.

En la acogida a los ocupantes no se ha variado absolutamente nada respecto a la versión de 2007, no se ha considerado necesario, y creo que ha sido un acierto, aunque muchos de vosotros estaréis pensando en este momento en una pantalla parabrisas. Sí, es cierto que el SH no es el scooter con mejor protección aerodinámica, pero también lo es que el asiento está muy bajo respecto al manillar, y eso permite que a poco que uno se acople encontrará un buen cobijo frente al viento de la marcha. Los pies hallan acomodo en la plataforma plana, un valor añadido al tema ergonómico, y los brazos se afianzan en el manillar a una buena distancia y altura respecto al tronco. En definitiva, que el SH 300 sigue brindando una posición de conducción muy cómoda y natural, de las mejores de su categoría.

En cuanto al equipamiento, es cierto que estamos ante un scooter que siempre se ha mostrado un tanto espartano para su precio. Bajo el asiento se dispone de un cofre en el que sólo tiene cabida un casco jet de los pequeños, aunque hay que decir que todos los SH 300i vienen equipados de serie con un top case (no aparece en las fotos) en el que cabe un integral. Aparte de estos dos espacios, también dispondremos de una pequeña guantera en el contraescudo, muy pequeña pero con toma de 12V incluida, y de un gancho portabolsas para aprovechar el espacio que brinda la plataforma plana.

Motor idéntico

No es un error decir que el propulsor que monta el nuevo SH 300 es exactamente igual al ya conocido y que sin embargo ahora corre 10 km/h más de velocidad punta que antes. La explicación está en las mejoras que ha recibido la parte ciclo, pues es ésta la que puso el techo de los 145 km/h en el SH de 2007. Así, al disfrutar ahora de una ciclista más sólida y resistente, Honda ha decidido abrir el grifo a la centralita y permitir que el motor se estire hasta alcanzar los 155 km/h de marcador.

Y eso es lo único que se ha hecho en lo que a mecánica se refiere, todo lo demás se ha mantenido igual: monocilíndrico de 4T, refrigeración líquida, SOHC y 4 válvulas en culata, un conjunto capaz de ofrecer 27,2 CV y un par motor de nada menos que 2,7 kgm.

Uno de los pocos inconvenientes que le hemos encontrado ha sido la escasa autonomía teórica que nos ha dado (213 km), pero no ha sido porque el consumo medio sea muy alto, apenas 4,22 litros a los 100 km, sino porque el depósito sólo acepta 9 litros de combustible, y eso en un scooter de 300 cc, capacitado para largos trayectos por vías rápidas, es más bien poco.

Las mejoras

Además de en la estética, las mejoras recibidas por este nuevo Scoopy se concentran en la parte ciclo. Se ha buscado eliminar aquellos puntos débiles detectados desde su aparición en 2007. Por eso se ha reforzado el chasis y se ha cambiado el eje delantero por uno de mayor diámetro, para eliminar los molestos flaneos que acontecían cuando circulábamos por encima de los 140 km/h. Con el nuevo SH 300 se puede llegar hasta el máximo de velocidad, 155 km/h, sin notar nada más que un excelente aplomo. En ello colabora también el que la marca se haya decidido por montar un neumático con tecnología radial en el tren posterior y que los dos amortiguadores de este eje se hayan revisado a nivel interno (el paso de hidráulico).

Con todos estos cambios el scooter es todavía más preciso y estable que la versión anterior. Es cierto que el Scoopy 300 se ha considerado siempre como uno de los scooters más fiables y cómodos de conducir del mercado, y sus ventas así lo atestiguan, pero en 2011 se ha mejorado lo que parecía inmejorable.

Las suspensiones sorprenden porque logran compaginar comodidad con eficiencia de forma impecable; cuando te encuentras con un bache, el scooter lo supera con soltura y se recompone en muy pocos metros, aunque sea en medio de una inclinada. Además, pese a disponer de plataforma plana, ni la horquilla ni el chasis sufren torsiones que deriven en molestas vibraciones en el manillar. Cabe recordar también que el SH 300 disfruta del sistema Float-Link -que se mantiene en esta versión-, mediante el cual se descarga de trabajo a los amortiguadores traseros al superar baches pronunciados, por lo que resulta prácticamente imposible hacer tope con la suspensión.

Frenada C-ABS

El sistema C-ABS convierte la frenada en un ejercicio sencillo y muy fácil de ejecutar.

En cuanto a los frenos, además de mostrarse muy precisos y dosificables, hacen gala de una gran potencia, que la correcta calidad de los neumáticos se encarga de sacar a relucir (son unos Metzeler o unos Bridgestone, ambas marcas están homologadas). En este caso en concreto hemos probado la versión equipada con C-ABS, y hay que decir que el potencial de la leva izquierda, la que correspondería al freno posterior, es muy alta, casi se podría funcionar sin necesidad de la otra leva… aunque eso es una exageración, claro. El ABS no es muy intrusivo y deja libertad para que cada uno determine el potencial que precisa, y sólo llega a actuar cuando resulta del todo imprescindible.

Así pues, el nuevo SH 300i de 2011 se muestra todavía más efectivo que la versión anterior, y eso es decir mucho. Eso sí, estas mejoras estéticas y de parte ciclo (también el motor brinda 10 km/h más) han hecho que el precio sea un poco más alto. En total serán 5.549 euros los que deberemos pagar por la versión de estas páginas y 4.999 si nos decidimos por el SH sin C-ABS.


La alternativa

Suzuki Burgman 400 ABS: El pionero incombustible

Con el Suzuki Burgman empezó todo. Fue quien abrió la puerta al resto de maxiscooters y los convirtió en el fenómeno que son hoy. Catorce años después de su llegada al mercado empiezan a soplar vientos de relevo aunque, mientras tanto, el ya venerable Burgman 400 sigue siendo un vehículo extraordinariamente eficaz, completo y bien resuelto...

 
Da tu opinión

Comentarios (2)

  • djfr
    djfr 05-06-2011

    el precio me parece un poco alto para su cilindrada esta el kymco 500 con abs y creo k es mas barato y yo puedo decir de la marca kymco que despues de tener uno 10 años hasta k me lo robaron que no me dio ningun problema

  • FranHA
    FranHA 29-06-2011

    @djfr hay que tener en cuenta también los materiales, esta pesa 170Kg y la Kymco que comentas 220Kg. La diferencia es abismal y sobre todo contando que la diferencia de potencia es de 27cv de la Honda contra 37cv de la Kymco. Yo veo más equilibrado el Kymco Super Dink 300 con 30cv y 188kg de peso y un precio más interesante aún.

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"