Honda SH125i Scoopy 2013: No se puede pedir más...


Vota

0 0

Basta conducir por una carretera de Arizona para comprender porqué los americanos inventaron el custom. Y basta conducir por una calle de Roma para comprender porqué los italianos inventaron el scooter... aunque no quede claro porqué, después, no le añadieron también lanzamisiles. Puestos a enfrentarse al caos del tráfico urbano, y a falta de misiles, no se me ocurre ninguna arma mejor que el nuevo Scoopy. No se puede pedir más...

Pese a ser un “modesto” scooter de 125, el Scoopy se ha ganado ya la categoría incuestionable de “modelo estrella” y la presentación en la Ciudad Eterna del modelo 2013 levantó tanta expectación internacional como si se tratara de una Superbike. No era para menos; además de tratarse de un superventas, el nuevo SH125i incorpora algunas características largo tiempo anheladas por los miles de fans del modelo. Si a cualquiera de ellos se les hubiera preguntado -de hecho Honda lo hizo- qué cosas podían desear para hacer aún mejor su Scoopy, no hubiera habido duda al respecto: más capacidad de carga, frenos ABS, caballete lateral y menos consumo. Y todas están presentes en el modelo 2013 que -sin duda- marca un punto de inflexión en los “rueda alta”. Fabricado en la factoría italiana de la marca en Atessa, el Scoopy probado en Roma está técnicamente a años luz de cualquier otro competidor de su segmento y vuelve a convertirse en la referencia absoluta.

Baja fricción, bajo consumo... y altas prestaciones

Estamos ante un motor “eSP” con tecnología de baja fricción, completamente nuevo en relación con el montado por los anteriores modelos SH y derivado del usado en el PCX -aunque convenientemente adaptado en su mapeado. El radiador ya no va montado en el frontal de la máquina -con las consiguientes consecuencias estéticas y de diseño- sino integrado en el mismo motor. De este modo se logra un conjunto más compacto, con un 20% menos de piezas y 1 kg más ligero y una mejor centralización de las masas.
Este tamaño más compacto ha permitido incorporar el sistema Idle Stop, ya visto también en la PCX -por cierto, desconectable, aunque no lo recomiendo en absoluto. Funciona de maravilla- que detiene el motor después de tres segundos al ralentí. El secreto está en un mecanismo de descompresión que devuelve al cigüeñal a la posición justo antes de la admisión.
Con todas estas mejoras, los consumos del Scoopy 2013 devienen casi ridículos. Según los ingenieros de Honda el SH es el scooter de su categoría con el consumo más bajo ya que -aseguran- se cifra en 2'11 litros a los 100 km. Eso significa que su autonomía -dados los 7´5 litros de capacidad del depósito- está en torno a los 355 kilómetros. Los responsables del proyecto aseguran que, asumiendo un kilometraje anual de 3.000 kilómetros y con el actual precio de la gasolina en nuestro país, el nuevo SH125i permite ahorrar 95 euros al año.

¡¡¡Por fin un casco!!!

Claro que, además de la tecnología antifricción, buena parte de la responsabilidad de estas cifras la tiene el comentado Idle Stop. Algunos de los datos aportados al respecto son sorprendentes... y clarificadores. En un recorrido urbano de 10 kilómetros o equivalente de 25 minutos el motor está parado 3 minutos... con el correspondiente ahorro en combustible y emisiones.
Tanto sistema electrónico de gestión podría llevar a imaginar que el motor ha perdido algo de su carácter. Nada más alejado de la realidad; aunque se ha rebajado algo la potencia -11'8 a 8.500- en comparación con el modelo precedente, se ha mejorado la entrega de par y la respuesta en bajos y medios con lo que las prestaciones no han decaído.

El Scoopy de siempre

Aunque el vanguardista motor y la llegada del ABS deberían ser -en términos de seguridad- las notas más importante del modelo 2013 lo cierto es que, sin duda, lo primero que llamará la atención y atraerá a los usuarios del nuevo modelo es el tan deseado aumento de la capacidad de carga. Era esta mejora, incuestionablemente, la que con más insistencia se reclamaba a los ingenieros de Honda versión tras versión. Pues bien, el flamante cofre situado bajo el asiento puede albergar -nada más y nada menos- que un casco integral. Incluso los modelos más deportivos y más cargados de aletas y tomas de aire -como el que servidor usó para la ocasión- caben holgadamente. El rediseño del cofre ha obligado a algunas modificaciones en el bastidor trasero que, además, reduce su peso 1 kilo sin aumentar el tamaño de la carrocería. La altura del asiento aumenta 1'5 cm aunque, para compensar, es también mucho más estrecho con lo que -en la práctica- apenas se percibe el cambio. La renovada parte ciclo se completa con la adopción de llantas de aluminio de diez palos -las anteriores ofrecían 5 palos- y con un nuevo rango de precargas del amortiguador trasero, que pasa a tener cinco posiciones de ajuste frente a las tres anteriores. 
Y llegamos a otro de los puntos fuertes del nuevo SH: por primera vez en un “rueda alta” encontramos un sistema de frenos ABS. Sobre el pavimento adoquinado de Roma, húmedo por la lluvia, se mostró muy intuitivo y nada brusco. Una de las cosas que me parecieron más destacables es que el sistema avisa con un leve tirón en la rueda trasera antes de entrar en acción, precisamente para evitar sorpresas a usuarios menos experimentados.

Ergonómicamente los fieles al SH pueden estar tranquilos; tanta innovación no ha alterado en lo fundamental el concepto Scoopy. La posición de conducción y sensaciones a los mandos son absolutamente idénticas a las SH de toda la vida, así como las líneas del modelo que presentan algunos detalles inéditos pero no cambian ni un ápice el aire de familia. La desaparición del radiador frontal ha permitido incorporar dos largos faros verticales que se convierten en la seña de identidad del modelo 2013. La nueva Scoopy destaca por su suavidad y finura en cualquier situación. La prioridad máxima ha sido la funcionalidad. En ese sentido destaca la presencia de otro viejo anhelo scoopysta, el caballete lateral, manteniendo -por supuesto- la plataforma plana del suelo. Encontramos igualmente una minúscula guantera en el plafón izquierdo -pensada presumiblemente para tarjetas de crédito o algunas monedas dado su tamaño- y un nuevo cuadro de instrumentos analógico y digital de mayor visibilidad.
Resulta difícil, muy difícil, encontrarle defectillos -que no defectos- a un modelo que es referente absoluto y al que esta temporada, además, Honda ha dado tratamiento de estrella. Puestos a ser quisquillosos -algo que se me da bien...- personalmente no me gustaron los retrovisores, que encontré demasiado cortos... aunque no deja de ser un tema subjetivo... y eché de menos un gancho que trabara la leva a modo de freno de mano y una toma de corriente y luz en el cofre. Los ingenieros Kazuhiko Tani y Naoki Ikeda me dieron la explicación conveniente: el recurso de trabar la leva, a medio plazo resulta perjudicial para el sistema ABS ya que aumenta la separación de las pastillas. Para introducir un freno de aparcamiento habría que incorporar un freno tambor suplementario dentro del buje de la rueda y encarecería el producto y aumentaría el peso. Respecto a la luz y la toma de corriente, no se incorporaron porque no se antojaron una demanda mayoritaria de los usuarios Scoopy aunque no habría ningún inconveniente en hacerlo más adelante si así fuera.
El SH125i Scoopy llegará ya este octubre a los concesionarios oficiales de la marca, a un precio de 3.499 euros. Lo hará únicamente en cilindrada 125 -la 150 no llegará a españa- y en versión ABS. Habrá que esperar hasta febrero del próximo año para disponer de la versión con frenada combinada CBS -no dotada de antibloqueo- a un precio todavía por confirmar.

La alternativa

Prueba Suzuki Burgman 125 ABS

Tras los cambios estéticos celebrados por la versión 2014, la Burgman 125 recibe un ABS optativo que lo hace todavía mas funcional... y seguro.

 
Da tu opinión

Comentarios (2)

  • monas
    monas 29-09-2012

    Haver si alguien me puede comentar una cosilla:
    En la foto nº 8 (Motor), entre el eje del cigueñal (Variador) y el eje del Embrague parece que hay un mecanismo de arranque a patada (Hay un eje helicoidal, un muelle de retorno y lo que parece un eje apto para montarle una pata de arranque).
    ¿Alguien me lo puede confirmar, por favor?
    Es de las unicas cosas que hecho de menos en las motos Honda actuales!

  • Oriana
    Oriana 09-05-2013

    Merely to follow up on the uptdae of this matter on your weblog and would like to let you know just how significantly I loved the time you took to write this useful post. Within the post, you truly spoke regarding tips on how to really handle this problem with all comfort. It could be my personal pleasure to collect some far more concepts from your internet page and come as a lot as offer other folks what I discovered from you. Many thanks for your usual great effort.

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"