Husqvarna Nuda 900 R: Cabeza Roja

Publicado el 18/12/2012


Vota

2 0

La Nuda R es el primer fruto de la colaboración entre BMW y Husqvarna; el resultado es una moto de calle espectacular, un producto revolucionario en la historia de la "Husqui". Nuestra invitada incorpora una interesante doble mezcla de conceptos a un mercado donde parece que ya todo está escrito. Es un punto y aparte en la larga historia de una marca especializada desde hace décadas en motos de campo... y que abre una nueva etapa.

Estamos ante una naked radical con rasgos claros de supermotard... aunque las formas angulosas de sus plásticos, los elementos motrices a la vista y la poca o nula protección aerodinámica en beneficio de un diseño futurista hacen que sea un modelo difícil de definir y de clasificar.
La Aprilia Dorsoduro 750, la Ducati Hypermotard 796 y la KTM 990 Supermoto pueden también desafiar en este sentido a la Nuda R, situándose en un interesante término medio.
En Husqvarna tenían claro que, con semejante competencia, era imprescindible aportar máxima calidad en todos los frentes y la Nuda R lo hace, tanto en acabados y componentes como en los materiales utilizados. 

Sensaciones extremas

Digamos que -de entrada- me parece más aparatosa de lo que es en realidad. La posición de conducción, gracias a un asiento elevado y plano, a un manillar alto así como a las suspensiones de largo recorrido, me ofrece una capacidad de movimientos excepcional.
Debido al "toque BMW" me encuentro con componentes provenientes de la gama F800 de la marca bávara, concretamente chasis y motor. Pero para alejarse de las sensaciones BMW -de la cual proviene- y buscar su propia personalidad tiene una parte frontal inconfundible. La forma de su faro y su inclinación delantera, así como el guardabarros delantero en forma de alerón -que se desmarca de todo lo visto hasta ahora en una moto de su segmento- son más que inconfundibles.
Como curiosidad comentar que todos los plásticos están fabricada por Acerbis.
Las pinzas Brembo son de anclaje radial de competición, tipo Monoblock. La suspensiones son horquillas Sachs de gruesas barras de 48mm y se pueden calibrar en precarga de muelle e hidráulicos de compresión y extensión. Detrás, el amortiguador está firmado por Öhlins y es calibrable también con los mismos parámetros que la horquilla pero incluyendo 10mm para modificar su altura, motivo por el cual las barras de la horquilla están más bajas y la moto queda un poco más alta. El motivo no es otro que ganar altura libre al suelo para que en circuito la moto roce con más dificultad con los estribos al suelo y que su manejabilidad sea aún mejor.
Acostumbrado a probar habitualmente toda la gama de BMW Motorrad, lo primero que noto en esta moto es que el sonido y tacto motor nada han de ver con el de las BMW. Es más, uno y otro están más cerca de un bicilíndrico en V que de un paralelo. 

Precisión

Es una moto muy sólida en la trazada y me muestra una fuerte sensación de estabilidad. Además no peca de balanceos sea cual sea la velocidad. El propulsor de 898cc y 105 CV de potencia es un talento natural y me hace sacar toda la adrenalina con facilidad.
El cuadro es pequeño pero muy bien diseñado y repleto de información. No falta nada; parciales, todo tipo de luces de aviso, consumo medio, velocidad media, etc... incluso dos luces de sobrerrégimen que se encienden a las 8.500 y 9.000 rpm. respectivamente
Seamos justos: no es que la Nuda R sea un portento deportivo de velocidad punta y la escasa protección aerodinámica me pone rápidamente en mi sitio. En eso no destaca. Su gran baza es la fuerza que transmite a medio régimen, con una capacidad de aceleración desbordante y unas recuperaciones exultantes, dando igual la marcha que lleves engranda. Además, en la parte baja del cuentavueltas se muestra también fina y suave. El motor es brillante en bajos y medios... y algo más normalito en altos.
El sonido del escape -situado éste en posición elevada y con una sección ovalada- es francamente llamativo. Aunque no soy muy dado a dar golpes de gas al cambiar de marcha, esta moto me los pide.
No negaremos que se nota la influencia italiana en su diseño. 
El tacto de los mandos es muy preciso, tanto en la leva del freno como en la de la caja de cambios, no siendo tan seductor el del embrague al ser por cable. A nivel de frenada, absolutamente nada que decir. De hecho, para mi gusto, los frenos están sobredimensionados. Obviamente aguantan perfectamente el maltrato al que la someto en mi “Nurburgring” favorito y tienen una más que sobrada potencia aunque una mudulabilidad muy crítica. Cabe recordar, a modo de ejemplo, que usa los mismos frenos que muchas superbikes de prestaciones muy superiores. Esto le aporta una potencia de frenada a la que hay que acostumbrarse: los frenos delanteros son tan potentes que habrá que cogerles el tacto.
Ambas suspensiones son firmes y me permiten tanto el uso deportivo como uno más moderado. Permiten una confianza ciega en la rueda delantera pero el tradao es muy duro y, en este sentido, prima la deportividad sobre el confort.

Polivalencia pese a todo...

Otra de las que cosas que se tienen que tener en cuenta en el día a día a la hora de atreverse con una moto "diferente" es el consumo y la correspondiente autonomía.
Aquí nos encontramos con buenas noticias: el consumo es de algo menos de 5 litros a los 100 km y si tenemos en cuenta que el depósito de gasolina es de 13 litros, la reserva se encenderá sobre los 200 km.
Otro punto negativo heredado de sus hermanas de campo es que al ir a repostar te quedas con el tapón en la mano al no contar el depósito con una bisagra donde se quede anclado; en cuanto a la accesibilidad mecánica el alojamiento de la batería es extraño dificultando en todo momento las tareas de mantenimiento además el asiento para acceder al hueco del cual dispone se llega tras quitar un tornillo con una llave allen.
No es que sea una moto ideal para largos viajes, que no lo es ni por protección aerodinámica ni por tarado de amortiguación ni por carácter de motor, pero no le hace ascos a excursiones largas. En cualquier caso el listado de accesorios originales para viaje es realmente largo; alforjas traseras y delanteras, bolsas sobre depósito, una cúpula y puños calefactables. También existe una lista de accesorios originales de fibra de carbono y kits de potenciación para calmar las ansias de personalización más exclusivistas.

En resumen

Esta “Husqky” R es una moto dinámica, rápida y divertida. No deja de sorprenderme lo rápido que puede ir con tan sólo un centenar de caballos y lo ágil que cambia de dirección. 
La mayor pega es la comodidad, tanto en uso en vías rápidas (por la escasa protección aerodinámica) como en ciudad. La prácticamente nula protección aerodinámica que ofrece la pequeña cúpula, unida a la posición tan elevada y la anchura del manillar hacen que, rodar a altas velocidades sea francamente incómodo.
La altura del asiento es notable y no es fácil llegar con ambos pies en el suelo. Es una moto exigente físicamente pero que
 nace para divertir a su propietario. Es una moto rígida, por lo que resulta más válida para circuito y menos por carreteras bacheadas. Otra cosa bien distinta es llevarla al límite y en un tramo de curvas pocas motos la seguirán. 

La alternativa

Suzuki GSR 750: ¡¡¡Sensaciones!!!

Este artículo es especial, lo confieso. No es una prueba de moto al uso. No, al menos, como suelo hacerlas. Varios motivos me llevan a que sea especial para mí: la situación de la fábrica de Suzuki en Gijón, los estupendos compañeros de prensa de Suzuki, toda la gente que trabaja allí…. Este artículo “diferente” va por ELLOS.

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"