Hyosung GT 250i: Sin complejos

Publicado el 05/04/2011


Vota

0 0

Os mostramos hoy la GT 250 Ri tras haberla sometido Hyosung a algunos retoques estéticos para que la esencia deportiva de la saga continúe llegando a un amplio espectro de público, siempre de una manera económica.

Hyosung GT 250i: Sin complejos

La marca coreana Hyosung poco a poco va haciendo camino, ganándose a un sector de nuevos moteros que buscan, sobre todo, motos económicas y de buena presencia. En esta ocasión, es la GT 250 Ri la que se renueva ligeramente, heredando componentes estéticos de su hermana mayor, la GT 650 Ri, con un claro objetivo: ser estéticamente más agresiva, lo que a la postre y, un poco de rebote, le ha valido para ser un poco más cómoda para el acompañante.

Una de sus interesantes virtudes es que resulta una estupenda moto escuela, ideal para empezar a hacerse con el tacto de una moto grande. Su interesante precio la hará accesible a un público principalmente joven, que busca una moto con esencia deportiva pero que se pueda usar a diario.La mediana de las GT-R se consolida así como la más equilibrada de la familia, gracias a su precio económico, a su facilidad de uso y a su estética agresiva. Estos tres puntos son, sin duda, los principales

Bien equipada

Hyosung GT 250i: Sin complejos


A pesar de ser una moto sencilla, su equipamiento es bastante correcto; eso sí, la calidad de los materiales es mejorable, pero prácticamente tiene todo lo necesario tanto para el día a día como para empezar a descubrir alguna ruta de fin de semana.

La parte ciclo está suficientemente bien equilibrada; el chasis doble viga de acero con unas cotas más conservadoras que deportivas pone las cosas fáciles. La moto se conduce casi sin pensar, las trazadas son limpias y sin extraños. Un punto a mejorar son los neumáticos, muy duros y algo lentos a la hora de ganar temperatura ahora que ha llegado el frío, por lo que se tendrá que estar alerta durante los primeros kilómetros para evitar sustos hasta que llegue la primavera. En cuanto a frenos, delante monta dos discos de 300 mm mordidos por sendas pinzas de dos pistones. La potencia es correcta para las velocidades que puede alcanzar la moto, aunque el tacto podría mejorar. También el disco trasero es de generoso diámetro, 230 mm, y es mordido por dos pistones, más que suficientes.
El cuadro de instrumentos es el mismo que monta la última versión de GT 650 Ri, con indicador de gasolina, doble parcial, tacómetro analógico con esfera blanca y retroiluminación en azul.

La ergonomía es otro punto donde esta GT es particular, ya que la posición encima de ella es poco habitual, pero no por ello incómoda. Los semimanillares están a una correcta altura, pero el gran depósito de gasolina los sitúa muy separados del cuerpo, así que los más bajitos tendrán que estirar un poco los brazos para llegar. La posición de los estribos es correcta; además, se pueden regular en altura, avanzarlos o retrasarlos según las necesidades de cada uno, algo poco frecuente. En una conducción de diario no cansa en exceso, y al no ser una moto muy alta y pesada, es fácil maniobrar en parado. El asiento es muy mullido y está tapizado en un agradable material, con buen tacto y adherencia, que junto al gran depósito de gasolina ayudará a sujetarse encima de la moto.

Carácter para cada día

Hyosung GT 250i: Sin complejos


El motor es un bicilíndrico de 249 cc con 4 válvulas por cilindro DOHC, refrigerado por aire, a lo que contribuye un pequeño radiador de aceite. La alimentación corre a cargo de inyección electrónica, rindiendo una potencia de 28,4 CV a 10.435 rpm, con un pico de par situado en los 2,3 kgm. La respuesta del motor es buena desde bajas vueltas; prácticamente desde cualquier régimen el motor responde bien a las necesidades del puño del gas. Toda la curva de potencia es buena e incluso se puede estirar hasta bien entrada la zona roja. Sin demasiadas vibraciones, el sonido del escape deja claro que es inconfundiblemente un bicilíndrico, eso le hace ganar personalidad, y si no se leen las calcas que dicen que es una 250, pasaría por ser una moto de más cilindrada. El cambio es de cinco velocidades, pero gracias a la elasticidad del motor se pueden mantener buenas velocidades de crucero sin tener que forzar demasiado el conjunto, lo que confirma su capacidad para poder hacer escapadas de media distancia.

La renovación estética más importante de la GT 250 Ri se ha centrado en el colín, ahora más estilizado y moderno. El piloto trasero es por leds y las asas han ganado muchos enteros tanto en estética como en comodidad. El asiento del acompañante es confortable, y los estribos no demasiado altos permiten al segundo de a bordo soportar mejor el trayecto.

La autonomía de esta Hyosung también es una de las ventajas que ofrece un motor poco gastón, sumado a un depósito grande de gasolina. Poco más de 4,5 litros a los 100, junto con los 17 litros de capacidad, permiten una autonomía de más de 350 km.
Sin duda, la GT 250 Ri es una buena opción para los que buscan una moto económica y a corto plazo vayan a dar el salto a otra moto de más cilindrada. Estética y precio son sus principales argumentos. Ahora sólo falta que tú pierdas la vergüenza y los complejos y vayas a por ella.


Edu Fernández


 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"