Kawasaki KLX 250 S: Duelo en Death Valley

Publicado el 03/02/2010


Vota

0 0

Bajo un sol abrasador, la KLX 250 S se enfrenta a una horda de periodistas en pleno desierto californiano... y sale airosa del lance.

Kawasaki KLX 250 S: Duelo en Death Valley

Las motos todo uso de baja y media cilindrada siempre tienen un buen mercado, suban o bajen las ventas. ¿La razón? Bien, el precio parece ser un factor decisivo, pero si a un importe competitivo no añades un producto de calidad, útil y versátil, poco se puede hacer. Así, las motos como esta KLX 250 S parecen ideales para un amplio abanico de clientes, como pilotos poco experimentados o noveles, féminas o ex moteros que vuelven a este vehículo y quieren algo práctico y fácil de pilotar.

Estéticamente es mucho más agresiva que la versión anterior, con unos plásticos más modernos y angulosos. Además, como buena todocamino, la KLX 250 S se lo traga todo sin rechistar. Se puede hacer ciudad, carretera y off-road aceptablemente.Para probar las excelencias de la nueva cuarto de litro nipona, el duelo propuesto tendría como escenario mucho calor, polvo y piedras. En California hay un lugar conocido por una cosa: calor extremo. Su nombre: Death Valley, el Valle de la Muerte. Suerte que todo es pura fantasía...

El recorrido sería mixto, por asfalto y pistas de tierra, de todo un poco, para probar sus cualidades en distintos medios, aunque luego veríamos que el trayecto sería mayoritariamente de tierra y muy exigente. Y es que la llanta delantera de 21 pulgadas ya la encasilla dentro de las motos polivalentes pero orientadas hacia el fuera carretera.

Agresiva

Kawasaki KLX 250 S: Duelo en Death Valley

Los cambios respecto a la versión anterior son muchos, aunque no profundos. Externamente, lo que cambia son todos los plásticos, la instrumentación, el faro y piloto posterior, el asiento, el silencioso de escape y los discos de freno -ahora lobulados y de diferente diámetro-. El motor ha sufrido algunos retoques internos y ha perdido algún caballo por el camino, pero tiene más tirón en bajos. La quinta y sexta relación de cambio se han acercado entre sí y las suspensiones han sido reajustadas. Para el mercado americano se vende aún con un carburador, pero para el resto del mundo la KLX 250 S equipa una moderna inyección electrónica Keihin.

Estéticamente, esta pequeña trail todo uso es más agresiva que el modelo precedente, con un conjunto de faro y mascarilla muy angulosos y actuales. Todos los plásticos son más estilizados, así como el asiento o la zaga, más agradable y acertada.

En la parte ciclo, el chasis ha sido reforzado a la altura de la pipa de dirección, el basculante es más robusto, los radios son más gruesos -de 4 m-, los bujes de las ruedas están reforzados y el monoamortiguador trasero trabaja sobre nuevas bieletas. Los discos de freno ahora son lobulados y el trasero aumenta su diámetro hasta los 240 mm. La instrumentación, totalmente digital, también es novedad: incluye velocímetro, trip y la habitual colección de chivatos.

No sólo asfalto

Kawasaki KLX 250 S: Duelo en Death Valley

La verdad es que todos esperábamos divertirnos con la pequeña Kawasaki. Nada más pisar la tierra, aquello fue un m... el último.

En este medio, la manejabilidad de la KLX es buena, gracias a sus geometrías y reducido peso -127 kg-. Sus neumáticos mixtos agarran bastante bien, aunque a mí se me escapó la rueda delantera en un giro... Luego me enteré de que los de Kawasaki habían subido las presiones para evitar pinchazos... Y es que en el recorrido había piedras, muchas, de todas las formas y tamaños imaginables... Una dura prueba para pilotos y motos.

Las suspensiones absorben bien las irregularidades, aunque debido a que mi peso está por encima de la media, hubiese agradecido más precarga de muelle. Los recorridos de las suspensiones son generosos para ser una moto todo uso (254 y 231 mm delante y detrás respectivamente) y no experimenté ningún tope. La frenada en tierra es buena y modulable, acorde con lo que esperas. La verdad es que todo parece estar en su sitio y funcionar bien. Hasta el asiento -a 889 mm del suelo- me pareció cómodo tras cinco horas dando botes por el campo, pero su altura es considerable. El espumado es de calidad y el perfil es correcto y no cansa tus posaderas.

No sólo tierra

Kawasaki KLX 250 S: Duelo en Death Valley

El calor era intenso, pero la KLX no presentó síntomas de desfallecimiento. Tras abandonar la tierra, tomamos una carretera que nos devolvió a nuestro punto de partida. Todo finura, sin vibraciones apreciables, la caja de cambios, de suave accionamiento, muestra un escalonamiento acertado. La potencia en carretera te permite mantener cruceros de 110-120 km/h sin problemas, aunque se nota algo menos potente que la Yamaha WR 250 R que pudimos probar hace unas semanas. El motor tiene una entrega muy suave y progresiva, pero contundente. Si la frenada en pistas es correcta, en asfalto se nota que hay que apretar la maneta con ganas. Y es que con sólo 250 mm de diámetro y mi peso extra, no es que se quede corta, pero hay que vigilar. No olvidemos que es una todo uso, y que hace todo lo que le pidas, aunque ni es una moto de asfalto ni de off-road. Debido a ello, en asfalto los generosos recorridos de las suspensiones provocan algún flaneo, pero nada alarmante.

La Kawasaki KLX 250 es una buena moto para todo que se defiende en tierra y lo hace bien en carretera, siempre que no le pidas peras al olmo. Es pintona y agradará a un amplio sector de público -sobre todo en verde lima-. Llegará a nuestro país a finales de año a un precio muy competitivo y será una dura rival de la Yamaha WR 250 R. Otro interesante duelo.


Dirck Edge
Fotos: Kinney Jones
Adaptación: Antonio Regidor

La alternativa

Kawasaki KLX 450 R: ¡Karamba!

La pudimos ver y tocar en el Salón Intermot de Colonia del pasado mes de septiembre, pero hemos tenido que esperar hasta abril para poder subirnos a ella y comprobar si la Kawasaki KLX 450 R de enduro cumple lo prometido...

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"