Kawasaki Z 1000: Muscle Z 2007

Publicado el 03/02/2010


Vota

0 0

Con una personalidad propia, la Z 1000 pretende plantar cara con su renovación total a la gran oferta de nakeds que están surgiendo en el mercado actual.

Kawasaki Z 1000: Muscle Z

Parece que las hiperdeportivas no están pasando por su mejor momento comercial, ya que han cedido terreno a sus hermanas más ligeritas de ropas, las nakeds. Este concepto deportivo tampoco varía demasiado en el caso de nuestra protagonista de hoy, cuyo poderoso motor es de auténtica deportiva. Pero gracias a su ancho manillar y a sus notables bajos, en la conducción, esta musculosa naked se convierte claramente en una moto mucho más utilizable y manejable.

Frunciendo el ceño

Kawasaki Z 1000: Muscle Z

Uno de los principales argumentos de esta musculosa naked es sin duda su agresiva estética; la marcada personalidad de su frontal es ya toda una declaración de intenciones de lo que es capaz. El doble faro Multiconvex te frunce el ceño, y sus embellecedores laterales del radiador, aparte de integrar los intermitentes, protegen del aire. El gran depósito de gasolina es imponente, pero resulta ser más cómodo de lo que en un principio aparenta por su aparatosidad. El asiento, en cambio, es un poco torturador por su dureza y la posición a sus mandos es correcta, pero nuestras posaderas se van a quejar si nos marcamos una ruta de más de una hora. No obstante, lo peor no nos lo llevamos nosotros, pues el acompañante también se va a llevar lo suyo, porque además de que el asiento es duro, los estribos están bastante elevados.

Otro detalle característico y que además es exclusivo de este modelo son las llantas pulidas, que le proporcionan agresividad a la moto, con una estética streetfighter muy acorde con el resto de los componentes musculosos, como los silenciadores.

La instrumentación se compone de gran tacómetro con esfera blanca de muy buena lectura, y dentro de este mismo encontramos en su lateral derecho un práctico indicador de gasolina. Para la velocidad, temperatura, trip y reloj horario se habilita una pantalla digital; el único pero que encontramos es que solamente cuenta con un parcial de kilometraje, ¿qué les costaba poner un doble trip?

Musculosa, más estable

Kawasaki Z 1000: Muscle Z

El chasis ha cambiado significativamente pero conservando la estructura de espina dorsal tubular en acero, gracias a la adición de dos largueros laterales en fundición de aluminio. Estas piezas se desdoblan por dos apéndices más que abrazan al propulsor por sus laterales, de esta forma se consigue, aparte de una mayor rigidez, un soporte extra para el motor.

El ángulo de dirección de esta nueva Z se ha modificado con el fin de hacerla un poco más estable, para ello se ha ganado medio grado, quedando ahora en 24,5°. A pesar de ello, la moto conserva una más que destacable agilidad en el tren delantero, incluso podríamos decir que se nota demasiado nerviosa de dirección, sobre todo abriendo gas en los cambios rápidos de lado a lado.

Las sensaciones en curvas rápidas fueron bastante buenas, con un gran apoyo de ambos trenes; sensacions que se ven claramente justificadaa por la anchura del neumático trasero. La opción de montar un neumático de 190 en la parte trasera, sin duda, influye en la gran estabilidad de la moto, pero con un 180 creemos que habría más que suficiente y se ganaría aún más en agilidad.

El resto de la parte ciclo también tiene parte de responsabilidad en el comportamiento de la de Akashi. La horquilla invertida firmada por Showa es regulable en muelle e hidráulico, ofreciéndonos una amplia gama de reglajes para dejar la Z a nuestro gusto.

La parte trasera no podía ser menos. Acompañando al generoso basculante de aluminio encontramos un amortiguador también regulable, que actúa sobre un conjunto progresivo de bieletas, el Uni-Trak.

Reciclarse o morir

Kawasaki Z 1000: Muscle Z

El propulsor de esta súper Z se ha visto sujeto a diversas modificaciones. La principal razón, según la gente de Kawa, ha sido el optimizar los bajos y medios del propulsor. La verdad es que el motor se nota más vivo en esa franja del cuentarrevoluciones, pero tendremos que esperarnos hasta las 3.000 rpm para empezar a sentir ese poderío de 953 cc. La respuesta es contundente hasta más o menos las 9.000, donde el propulsor sigue subiendo de vueltas pero no empuja con el mismo par. Kawa declara 125 cv, pero si tenemos en cuenta el par motor de diez kilos, la potencia nos parecerá superior. Para conseguir esas cotas y además poder pasar la exigente normativa Euro 3, se han modificado la inyección y los colectores de escape, que forman parte activa de la nueva estética ya característica de la Z1000 y le confieren más desahogo. Los dobles cañones por banda han cambiado, ahora tienen forma cónica y están unidos entre ellos. Su aparatosidad es evidente, pero es uno de los símbolos inequívocos de este modelo. Aunque sobresalen bastante, los de Kawa se han molestado en protegerlos debidamente con unos protectores que cumplen su cometido.

Con ABS

Kawasaki Z 1000: Muscle Z

Y además, para poderlo frenar todo contamos con la firma Nissin, que nos equipa la parte delantera con pinzas de anclaje radial que muerden unos discos lobulados de 300 mm. La parte trasera cuenta con disco de 250 mm y pinza de un solo pistón, que será suficiente para contar con una ayuda más en el tren trasero.

A pesar de su apariencia de moto deportiva encontramos detalles tan interesantes como la opción de la frenada con ABS; por unos 500 euros más tendremos este extra en seguridad. El precio de esta musculada naked es de 9.550 euros y la tenéis ya disponible en vuestro concesionario Kawasaki en los colores: negro, naranja y azul marino.


Eduard Fernández
Fotos: Kawasaki

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"