Kawasaki Z750 Urban Sport Edition: ambiciosa

Publicado el 01/11/2011


Vota

0 0

¿Eres un amante de los accesorios? Con la Urban Sport Edition, Kawasaki te ofrece una Z750 con los accesorios más racing de su catálogo a un precio muy interesante.

La competencia en la categoría naked peso medio es realmente muy dura. En 2007 Kawasaki jugó muy bien sus cartas y se desmarcó de la competencia con una naked de mayor cilindrada y estética realmente agresiva que ha sido todo un best seller. El resto de las marcas tardaron algún tiempo en reaccionar, pero terminaron contraatacando con cilindradas de 800 cc y estéticas totalmente renovada.

Llegados a este punto, tras lanzar la Z750 R, Kawasaki se saca una vez más un as de la manga, la Urban Sport Edition. La USE es un modelo que se caracteriza por montar los accesorios originales más populares: silencioso de titanio, quilla protectora, tapa de asiento del acompañante y ribetes de color en las llantas. Con toda esta lista de accesorios y un precio irresistible, Kawasaki pretende seguir dominando el mercado naked, que lidera desde el lanzamiento del modelo actual de Z750 en 2007.

Esencia deportiva

Está claro que el perfil del cliente de la Kawasaki Z750 es un motero exigente, que se fija mucho en la estética y que también valora ese poquito más de motor que ofrecen sus 750 cc respecto a su competencia natural, que son las naked de 600 cc. Este tipo de motero suele ser joven, amante de las motos deportivas, y busca en la Z deportividad, pero también poder usarla a diario.

Este perfil de usuario encaja perfectamente con la nueva USE, que busca mejorar, aún más, las prestaciones y la estética del modelo. El precio también es una de las razones por las cuales el nuevo modelo es interesante, ya que por poco dinero más respecto al básico te llevas un lote de accesorios que cuesta el doble si lo compraras por separado. La Z750 USE tampoco olvida la seguridad y también está disponible en versión ABS, muy recomendable para los que dan el paso desde una categoría inferior.

La unidad de esta prueba montaba todo el catálogo de accesorios que ofrece la marca para este modelo, y es que es una de las motos utilizadas para los Kawasaki K-Days, que son las jornadas de pruebas que la marca organiza. La unidad en cuestión estaba muy bien puesta a punto de suspensiones, y a juzgar por los neumáticos –con signos evidentes de uso en circuito–, la moto había sido usada para los cursos de formación de Kawasaki. Pero gracias a esa combinación, la moto funcionaba realmente bien. Además, al escape Akrapovic se le había retirado el dB killer, con lo que ofrecía un sonido espectacular.

La verdad es que después de probar la versión R de la Z750, con mejores suspensiones y frenos, pensaba que notaría la versión estándar un poco justa en estos componentes, pero fue todo lo contrario. A pesar de llevar casi cinco años en el mercado sin cambios –hasta la llegada de la versión R–, la Z se ha mantenido a un nivel bastante bueno y sigue siendo una moto agresiva y moderna. La parte ciclo es suficiente para los poco más de 100 CV que ofrece su motor, por lo que queda un buen compromiso entre la parte ciclo y el potencial de la moto.

Ventaja desde la primera curva

El motor de la Z750 es el ya conocido e inalterado desde su lanzamiento en 2007 tetracilíndrico de 748 cc, refrigerado por líquido, cuatro válvulas por cilindro, DOHC e inyección electrónica Keihin. La principal ventaja de este propulsor es su buena reacción desde prácticamente las mil revoluciones, con unos generosos bajos y medios, guardando una buena dosis de adrenalina para la parte alta, como buen cuatro cilindros en línea que es. Especialmente para esta prueba, y debido a que la unidad llevaba el sistema de escape Akrapovic, se volvió a pasar a la Z750 por el banco de potencia de Solo Moto.

La USE entregó 103,7 CV a 10.373 rpm, con un par máximo de 7,9 kgm y una curva de potencia realmente limpia y progresiva sin ningún bache. Pese a no haber ningún incremento de potencia con o sin el escape Akrapovic, si se notó una importante mejora en la manera de entregar el par, mucho más limpia que con el tapado silencioso de serie. La principal diferencia entre un escape y el otro es sin duda el tapón del dB killer, que deja fluir mejor los gases a cambio de un sonido mucho más elevado, pero que a muchos va enamorar, entre los que un servidor se incluye.

El motor gira muy fino, sin apenas ruido mecánico; el cambio es preciso y suficientemente rápido a altas vueltas como para realizar una conducción deportiva, pero conserva las buenas maneras en una conducción urbana.

Sin embargo, donde más se disfruta un motor como éste es en una carretera con poco tráfico y con curvas de mucho apoyo, en las que poder acelerar dejando que el motor suba de vueltas. Tampoco le va a hacer ascos a las zonas más reviradas, donde hará valer su cilindrada y buena gestión de la inyección electrónica, que se traduce en una respuesta inmediata al puño de gas.

Una naked muy completa

No es casualidad que la Z750 haya sido toda una superventas en los cinco años que lleva en el mercado, ya que permite el paso de una cilindrada media directamente a todo un 750 cc sin que sea un cambio radical. El chasis de la Z es de tipo espina dorsal tubular de acero, que utiliza el propio motor como parte rígida del conjunto. El propulsor está abrazado por unos refuerzos laterales que también hacen ganar rigidez, con un resultado consistente incluso a alta velocidad. La Z es una moto con un tacto particular de la parte delantera, se podría decir que prefiere un ritmo alegre a uno tranquilo. Eso no quiere decir que no sea apta para ir de paseo, sino que es una moto que te permite sentir lo que está pasando y que tiene una faceta, en cierto modo, instructiva. Con la Z750 aprendes a manejar una moto grande de una manera fácil.

Las suspensiones son quizás uno de los puntos donde a priori la Z flaquea, pero después de haber probado esta unidad un poco más puesta a punto, la opinión bien merece una rectificación. La horquilla invertida se puede regular en precarga de muelle y extensión de hidráulico, que al endurecerla gana muchos enteros.

El amortiguador trasero también es regulable e igual que la horquilla, un poco más duro, se siente mucho mejor. La sensación que se experimenta al apretar un poco las suspensiones es de una mejor estabilidad general y de un aumento sustancial de la agilidad. La frenada también se siente más estable con las suspensiones en su sitio, y los discos de 300 mm junto con pinzas de dos pistones frenan correctamente.

El resto del equipamiento también está a un buen nivel. El cuadro de la instrumentación cuenta con indicador de nivel de gasolina, temperatura, doble parcial y reloj, todo ello en formato digital, mientras que el cuentarrevoluciones es analógico. Quizás el espacio para el acompañante queda un poco olvidado por la forma en bajada de su asiento, pero no por su generoso tamaño. La tapa de colín de la USE, del mismo color que la carrocería, le da un toque de lo más deportivo y, si le sumamos la quilla, la estética de la moto es realmente agresiva; nada que envidiar a las superdeportivas actuales.

Está claro que la Z750 Urban Sports Edition será una de las naked más solicitadas del momento, por eso la competencia no ha tardado en reaccionar, haciendo versiones equipadas con extras muy parecidos a la USE. Ahora te toca a ti decidir se te conformas con otras o prefieres esta Urban Sport Edition

Fotos de la Kawasaki Z750 Urban Sport Edition

Fotografías por: Juan Pablo Acevedo /Santi Diaz

La alternativa

Suzuki GSR 750: ¡¡¡Sensaciones!!!

Este artículo es especial, lo confieso. No es una prueba de moto al uso. No, al menos, como suelo hacerlas. Varios motivos me llevan a que sea especial para mí: la situación de la fábrica de Suzuki en Gijón, los estupendos compañeros de prensa de Suzuki, toda la gente que trabaja allí…. Este artículo “diferente” va por ELLOS.

 
Da tu opinión

Comentarios (4)

  • Halma
    Halma 07-05-2013

    OK GUYS.. first of all the technowledgy these days are so leidgt that all these bikes are like the same thing now 20 years ago yes they were totally different from each other.. i ride a yamaha wr250f 09 and that thing rides really great.. honda feels like the same thing they have like the same torque palis and they go about the same speeds they both have style and the looks the onely thing i noticed about yamaha is that there technowledy is up to date for instence: the tripmeter

  • Sunny
    Sunny 09-05-2013

    dude . you never learn to ride first on a crotch roeckt your center of balance is screwed up try a cruizer first . do yourself a favor find a local motorcycle safety course or certification course usually cheap, they use little bikes that have been dropped like crazy and you won't be the only person to lay one over NOT someones brand new crotch roeckt that is probably too tall for you and set you up to fail to start with. Your brother even letting you on it shares blame.Now get back on yer horse err bike and be a man and go take a course then buy something nicer and prettier than your brothers HA!

  • Flip
    Flip 29-08-2013

    Dude, right on there brtoreh.

  • Zandra
    Zandra 01-09-2013

    Hey Joe. If Akismet hadn't thought your comenmt was spam, I probably already would have bugged you. As it stands now, I'm too tired to be any good at it. Expect a ping tomorrow.As for your note, you've nailed my concern. I got into this for a reason, and it's not to watch others do.

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"