KAWASAKI Z750R: R de referencia 2011

Publicado el 29/03/2011


Vota

2 0

La superventas de Kawasaki se refina para ofrecer un comportamiento mucho más preciso y una mayor calidad de componentes que, a buen seguro, la volverá a situar a la cabeza del competido sector naked de media cilindrada.

KAWASAKI Z750R: R de referencia

El enorme éxito de la Z 750 en estos últimos años empezaba a estar amenazado por la gran cantidad de novedades que la competencia había lanzado al mercado. El sector naked es actualmente el más exitoso comercialmente hablando, eso ha llevado a una competencia entre marcas, que primeramente se centró en una batalla de precios, realmente interesante para el consumidor y que, poco a poco, se ha convertido, como en el caso de la nueva Z750R, en una mejora sustancial del producto.El apellido R no se lo han puesto porque sí; muchas novedades ha recibido esta superventas para pulir algunos puntos débiles que, sin ser graves, sí necesitaban ser revisados. La Z750R nace para los amantes de las sensaciones fuertes que quieren un plus de calidad y poder sentir con más precisión una conducción deportiva.

Ha habido tantos cambios en la Z750R, que casi sale más a cuenta empezar enumerando lo que no se ha cambiado. El chasis y el motor siguen inalterados, y es que precisamente el tetracilíndrico de 748 cc es uno de los principales argumentos de venta de este modelo, pero vayamos por partes.

Para empezar, en las suspensiones, que era el tema principal a revisar, se ha hecho un trabajo a conciencia y se ha optado directamente por cambiarlas por otras de más calidad. La horquilla se ha heredado directamente de la Z1000 de 2009, pero con nuevos hidráulicos y muelles específicos para la 750. Las sensaciones son muy distintas respecto al modelo estándar, ahora la primera mitad del recorrido de la horquilla es más blando que en el tramo final. De esta forma se consigue, inicialmente, el tacto de una suspensión correcto en carretera y cualquier tipo de asfalto, para luego, y ya forzando el ritmo, ofrecer un tarado más rígido y deportivo.

Ahora las dos barras de la horquilla permiten ajustar la extensión, lo que otorga una sensación más firme, y la precarga, igual que en los modelos anteriores, sigue siendo ajustable en ambas barras. Una nueva tija inferior triple, mucho más robusta, logra rigidez y ayuda a que el tren delantero sea más preciso y se solvente bastante el conocido tacto impreciso de la rueda delantera. En la parte trasera, las bieletas del sistema progresivo Uni-Trak se han revisado, y ahora son más cortas. Además, se renueva el amortiguador, que tiene depósito externo de gas, y también se han afinado los reglajes para que trabaje conjuntamente con la nueva horquilla.

El nuevo basculante es uno de los responsables de la mejora sustancial de la nueva R. Fabricado en aluminio estampado, es mucho más rígido, además de más estético que el de acero, lo que se traduce en más tacto y comodidad a ritmos alegres. En general el comportamiento de la parte ciclo ha mejorado mucho; aparte de ser bastante más precisa del tren delantero, cuando se abre gas a la salida de las curvas, la parte trasera se nota mucho más aplomada. La Z por fin es una moto precisa y que permite animarse y entrar fuerte en las curvas sin hacer extraños ni flaneos a alta velocidad en curvas rápidas.

Salto cualitativo

KAWASAKI Z750R: R de referencia


Aparte de mejorar mucho el comportamiento dinámico, la nueva Z 750 R renueva por completo una parte tan importante como la frenada.
Las pinzas de dos pistones se han cambiado por unas Nissin de cuatro pistones de anclaje radial ya vistas en la Z1000 y, además, la bomba de freno también es radial. Pero la cosa no termina aquí, por vez primera se montan latiguillos inextensibles metálicos y los discos de freno también son más gruesos, lo que pone la guinda a una frenada que pasa de ser correcta a ser digna de la mejor de las deportivas.

El ABS opcional me pareció excelente; hablando con la gente de Kawasaki, explicaron que habían buscado un tacto deportivo. Y así es, ya que de una excelente frenada, junto con un sistema antibloqueo muy poco intrusivo, resulta la combinación perfecta para una moto que ya se confirma como deportiva segura.

Más cambios en el manillar, que también es diferente; le han cerrado un poco las puntas para hacerlo más cómodo. Y los reposapiés cambian, ya que ahora son de aluminio, pues no montan gomas y dan un toque más deportivo al aspecto general; además se tiene más tacto y control con los pies.

La ergonomía general también ha mejorado: la posición entre los estribos, el asiento y el manillar permiten una posición sobre la moto bastante correcta, no fatiga demasiado y el control general es bueno, quizás el asiento pasa factura al final del día, pero tampoco es exagerado.

La instrumentación también se ha rejuvenecido, ahora es más deportiva y ofrece la información con un solo vistazo. El tacómetro de estilo analógico con fondo negro se complementa con una pantalla LCD de color naranja, que incorpora velocímetro digital, odómetro, cuentakilómetros, temperatura del agua, además de nivel de combustible y reloj.

La esencia de la Z

KAWASAKI Z750R: R de referencia


Sin duda, uno de los principales reclamos de la Z es su motor de 748 cc, gracias a los cuales esta naked logra un equilibrio casi perfecto entre bajos, medios y altos. El motor no cambia para esta versión R, pero conserva los 106 CV igual de bien repartidos que en el modelo estándar. La suavidad con lo que los entrega es todo un placer; prácticamente desde el ralentí la Z respira carácter y admite sin toser una conducción a bajas vueltas, pero si lo que se busca es unas reacciones más rabiosas, la zona alta del tacómetro ofrece sensaciones fuertes hasta las 12.000 rpm.

Otro de los reclamos de la Z es una agresiva presencia, que para esta última versión cambia ligeramente pero conservando la esencia Z de siempre. El nuevo frontal delantero ahora está más definido y es más agresivo en el modelo R; sobre todo salta a la vista el pequeño derivabrisas tintado que cubre el panel de instrumentos que distingue a la Z750R de la Z750.

Los nuevos colores exclusivos del modelo R son dos: negro mate y verde lima, en combinación con negro brillante. El guardabarros delantero también cambia y ahora está hecho de tres piezas con acabado en negro. Los intermitentes también son de nueva factura y ayudan a potenciar la imagen un poco más agresiva de la Z750R. El uso del color negro en los cárteres y las tapas del motor y también en el silencioso le otorgan a la Z750R un aspecto más compacto y elegante.

También nos mostraron una unidad de Z750R con todos los extras que se le pueden montar; entre otros destacaríamos los retrovisores de aluminio, los topes anticaídas de nailon de gran tamaño, un elegante asiento forrado con piel de Alcantara, el escape Akrapovic de titanio y fibra de carbono, la tapa de colín o la quilla que protege el cárter.

Está claro que la llegada de la nueva Z750R revolucionará el sector naked y que obligará a la competencia a abrocharse el cinturón, parte muy positiva para el consumidor, que se beneficia en estos tiempos de crisis. La Z750 estándar se mantiene en el mercado; de esa forma, los que estabais pensando en cambiar de montura, podréis escoger entre los dos modelos, una al precio de siempre, 7.450 euros, y el R, a la espera de la confirmación del precio oficial, que representará unos 1.000 euros más. Los modelos con ABS cuestan 8.099 euros para la Z y sobre los 1.000 euros más para la R con ABS.


Edu Fernandez, desde Alicante


 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"