Prueba

KTM 1290 SUPER DUKE R: una bestia de ensueño (Prueba)La naked más potente del mundo

Publicado el 25/10/2013


Vota

0 0

En muy pocas marcas se vive el motociclismo con tanta pasión como en KTM y este sentimiento es el que nos hace entender que la marca austriaca haya decidido embarcarse en el diseño y desarrollo de un moto tan brutal como la nueva 1290 Super Duke R, una de las motos más bestiales que jamás se hayan puesto en circulación. Sin embargo, en Mattighofen no han perdido la cabeza y este nuevo icono de KTM es tan bestial como dócil, dos cualidades que si bien parecen antónimas, conviven perfectamente para hacer realidad algo que hasta ahora sólo podía conseguirse en sueños.

Cuando en KTM plantearon los objetivos del rediseño de la Super Duke, sabían algunos de los rasgos principales que querían para esta moto, pero si había algo claro en ese proyecto era que tenían que conseguir un producto que hiciese latir el corazón con mucha fuerza y fluir la adrenalina con velocidad. De allí nació la Super Duke R Prototype, una moto con tales cifras de par y potencia que era difícilmente manejable; una bestia incontrolable que enamoró profundamente a sus creadores y sirvió de base para dar vida a la naked más potente del mercado.

Muchos meses después de dar vida al primer prototipo y tras un largo trabajo de perfeccionamiento, nacía la 1290 Super Duke R, una moto de 1300cc, 180 CV y 189 kg que se sitúa como el buque insignia de KTM y la líder de la gama de productos on-road de la firma austriaca.

Pero sus argumentos no son sólo sus espectaculares cifras de par y potencia; esta moto cuenta con un chasis que no deriva de un modelo deportivo –como sucede en la gran mayoría de las naked de grandes prestaciones– y esto hace que sea una moto muy diferente. Su concepción ha permitido que la Super Duke R ofrezca una posición de conducción muy neutra y nada radical como podría esperarse en una moto de estas características. Su asiento es cómodo y, aunque pueda parecer mentira, la protección aerodinámica no se echa en falta hasta bien superada la máxima velocidad legal.

La electrónica es otro de los puntos fuertes de esta moto. KTM ha trabajado codo con codo con BOSCH para optimizar el comportamiento de la Super Duke hasta el punto de transformar la bestia en una dócil naked de altos vuelos asequible para un gran público. El control de tracción y el sistema ABS, ambos configurables y desconectables, han sido configurados para garantizar unos óptimos niveles de seguridad conservando las sensaciones de conducción, es decir, actúan sólo cuando tienen que actuar, nunca antes.

Con todo esto, nos encontramos con una moto mucho más fácil de conducir de lo que podíamos imaginar, mucho más cómoda de lo que pensábamos y tan llamativa como la más naked más poderosa que jamás hayamos podido probar; una bestia muy dócil perfecta para todos aquellos que buscan poderosas sensaciones sobre ruedas.

Con la 1290 Super Duke R por carretera

KTM 1290 Super Duke R

La primera sorpresa que te llevas cuando te subes en una 1290 Super Duke R es la posición de conducción. Con un diseño tan atractivo e impactante como luce el de esta KTM, esperas encontrarte ante una moto radical y con una postura agresiva, pero la sorpresa es que esta moto tiene unas geometrías más parecidas a las de una moto trail, con un asiento bajo respecto a la altura del manillar.

Ponemos el motor en marcha y nos saluda un bronco bramido que nos hace entender que lo que tenemos bajo el trasero no es una broma. Metemos primera empezamos a circular y volvemos a recibir una sorpresa: ¡esta Super Duke parece un cordero con piel de lobo!
Sería lógico pensar que un bicilíndrico con tanta cilindrada y potencia tenga un funcionamiento brusco a bajas revoluciones pero en KTM han logrado que sea suave y hasta apacible en los primeros metros… ¡¿cómo lo habrán conseguido?!

Comenzamos a circular y, junto a la sensación de ligereza y agilidad, las grandes dosis de par que tiene esta moto empiezan a mostrarnos todo su encanto. Tan sólo hay que enroscar un mínimo porcentaje de acelerador para que la nueva Super Duke te muestre que su límite está aún muy lejos y esto es siempre una sensación extremandamente placentera. Para que te hagas una idea del gran salto adelante que supone esta moto, la nueva Super Duke R tiene más par a 2.000 rpm que la anterior versión en su punto máximo (8.000 rpm), es decir, par y potencia a raudales. El cordero empieza a mostrar los colmillos…

Tras unos primeros kilómetros de autovía, pusimos rumbo a una carretera revirada para estudiar sus cualidades dinámicas y el primer tramo es una larga serie de curvas rápidas enlazadas en las que esta KTM se desenvuelve como pez en el agua, aunque se deja ver dos aspectos que podrían ser mejorados en esta moto. Las suspensiones tienen un tarado un poco blando para una conducción rápida y el tren delantero se ve afectado con una sensación de ligereza que se transforma en movimientos cuando se acelera con contundencia.

KTM 1290 Super Duke R

Cambiamos de carretera por una más rizada y con pronunciados cambios de rasante, una mezcla explosiva para seguir poniendo a prueba esta bestia. El espectacular par de este bicilíndrico hace que casi puedas olvidar el cambio de marchas; la tercera es más que suficiente para salir disparado de los ángulos más cerrados para volar hacia la siguiente curva. En los cambios de rasante la rueda delantera se despega con facilidad del suelo pero, tras unos segundos a una rueda, el control de tracción empieza a actuar para volver a poner, con mucha  suavidad, ambas ruedas en la carretera.

El lobo gruñe, sí, pero no muerde... El comportamiento en los cambios de rasante es un buen ejemplo de cómo funciona el control de tracción MTC diseñado por KTM y BOSCH; interviene cuando es necesario pero no te impide disfrutar de una conducción al límite. Hay tres modos de conducción disponibles, con tres niveles de intervención y de respuesta al acelerador. Mientras que el modo SPORT te ofrece todo el potencial de la moto y te permite salir de las curvas deslizando el tren trasero, el modo STREET suaviza la respuesta del acelerador en las tres primeras cuartas partes del recorrido y el control de tracción actúa con más intervención y, por último, el modo RAIN que es el más conservador pues limita la apertura de la válvula de inyección al 50% y el control de tracción actúa con la máxima sensibilidad.

Tanto el control de tracción como el ABS son desconectables y este último, que opera de forma conjunta con los distintos modos de conducción, tiene una opción denominada SUPERMOTO, que desactiva el sistema para el tren trasero manteniéndolo activo en el delantero, es decir, que permite la posibilidad de derrapar en la entrada de las curvas sin la necesidad de prescindir de la seguridad que aporta un ABS.

Con la 1290 Super Duke R en el circuito

KTM 1290 Super Duke R

Para la presentación internacional de esta bestia, KTM tenía reservado el Circuito de Ascari, en el que tuvimos la oportunidad de rodar al límite con la nueva Super Duke, algo imposible durante la primera jornada en la que circulamos por carretera abierta.

Personalmente me gusta disfrutar de todo el potencial de cada moto que pruebo y siempre busco la forma de desconectar los diferentes controles y ayudas electrónicas –algo que hice en diferentes ocasiones–, pero una débil lluvia indicaba que era el momento de seleccionar el modo de conducción SPORT y ABS en modo SUPERMOTO para pilotar al límite en la pista malagueña. Fue una buena ocasión para jugar con estos sistemas y comprobar el buen trabajo que han realizado en este aspecto.

Una luz roja parpadeante te indica cuándo el MTC está detectando deslizamiento y esto te da una gran confianza a la hora de abrir gas, pero esa luz no significa que la diversión haya llegado a su fin. Poco a poco vas cogiendo confianza y poco a poco las derrapadas son más largas y más pronunciadas; acabas por meterte en la piel de un piloto de la talla de Marc Márquez dominando a placer toda la caballería que tienes bajo el trasero. ¡Bendito control de tracción!

Si hay que destacar algo de esta moto es el poderoso medio régimen de su bicilíndrico a 75º que ofrece 144 Nm de par máximo a 6.500 rpm. Es difícil explicar cuán es el empuje de este propulsor pero servirá como referencia una de las deportivas bicilíndricas más potentes del mercado, la Ducati Panigale, que con 132 Nm a 9.000 rpm tiene casi un 10% menos de par que la nueva KTM que probamos.

KTM 1290 Super Duke R

Salir disparado de curva a curva es tan sencillo mantenerse cerca de las 6.000 rpm y gracias a los poco más de 190 kg de esta moto y su posición de conducción, meter la moto en curva es mucho más sencillo que en muchas deportivas de altos vuelos. Es ágil entre curvas y bastante estable en grandes inclinaciones aunque se muestra algo nerviosa en cambios de dirección cuando éstos van acompañados de un acelerador abierto.

En este punto se vuelve a poner de manifiesto que las suspensiones resultan algo blandas para el enorme potencial de esta moto pero es el precio que hay que pagar por tener, además de unas excelentes cualidades dinámicas, unos índices de confort que hace de esta moto una perfecta rutera.

La frenada está encomendada a sendas pinzas monoblock radiales que garantizan un excelente mordiente. Paran la moto con solvencia en cualquier circunstancia y, junto con un ABS modulable, te dan la opción de jugar con esta Super Duke a entrar cruzado en las curvas, una auténtica gozada. Si hay que poner un pero es este aspecto, vuelve a ser consecuencia del tarado de las suspensiones, pues la transferencia de masas se acentúa cuando frenamos con fuerza y la horquilla se comprime con demasiada rapidez provocando cierta inestabilidad.

Conclusiones: ¿La moto perfecta?

KTM 1290 Super Duke R

He de confesar que la nueva KTM 1290 Super Duke R es una de las motos más excitantes que he probado jamás, no sólo por las prestaciones que brinda este nuevo LC8 “hormonado” sino por un comportamiento global al que difícilmente se le pueden sacar pegas.

Dicen que para gustos, los colores. Por suerte, el mercado nos brinda una excelente variedad de motos y es más que probable que esta moto de 15.497 € no sea la ideal para un gran número de aficionados. Pero para mí, que siempre he disfrutado de las grandes prestaciones, esta nueva Super Duke se acerca a mi moto perfecta.
Para dejarla “redonda” yo le incorporaría un cambio semiautomático, instalaría un amortiguador de dirección regulable y, viendo las fechas en las que estamos, pediría a los Reyes Magos unas suspensiones con regulación electrónica, lo que para mí sería la guinda perfecta en esta moto.

Si te gusta esta KTM pero te han parecido demasiado radicales las prestaciones que ofrece –algo lógico por otro lado– he de insistir en el buen trabajo que han hecho los austriacos a la hora de domar a la bestia. Si bien esta moto es capaz de impresionar hasta al piloto más experimentado –Jeremy McWilliams dice que es la moto con más par que jamás ha pilotado– deberías darle un voto de confianza a los sistemas de seguridad desarrollados por BOSCH para esta moto que dulcifican el comportamiento de la Super Duke R hasta trasnformarla en una moto cómoda y fácil de llevar.

Si tienes la oportunidad de probar una 1290 Super Duke R no dejes pasar la ocasión. Aprieta los dientes y prepárate para experimentar las sensaciones más excitantes que puedas soñar.

Fotos de la KTM 1290 Super Duke R

Fotografías por: KTM / Francesc Montero / Sebas Romero
 
Da tu opinión

Comentarios (2)

  • charmin
    charmin 17-02-2014

    Hola, creo que esta moto es una mala bestia por el par que tiene y que si no tienes cuidado... mal vas pero tengo una pregunta: ¿cuanto consume esta moto? yo creo que si no le aprietas mucho debería de gastar en torno a 6 litros a los 100kilometros y si le retuerces la oreja pues... supongo que a 10 litros a los 100 kilometros!!

  • info.motospace1815de90
    info.motospace1815de90 20-10-2015

    Ja ja! ¿Eso es todo lo que se te ocurre, Charmin? En una moto como esta, el consumo es un factor absolutamente secundario.

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"