KTM 150 SX: A por las 4 tiempos 2008

Publicado el 03/02/2010


Vota

0 0

Con el fin de igualar el rendimiento de las pequeñas 125 2T al de las 250 4T, la Union Europea de Motociclismo ha aumentado el límite de cilindrada de las primeras hasta los 144 c.c. Por este motivo, KTM presenta su nueva 150 SX, que llega dispuesta a plantar cara a las poderosas motos de válvulas.

KTM 150 SX: A por las 4 tiempos

Al fin ha llegado la moto capaz de plantar cara dentro de la pista a las pequeñas de 4T. Ligero, manejable, potente, son las principales virtudes de esta KTM 150 SX. Son pocos los cambios que la separan de su hermana pequeña de octavo de litro, con la que comparte chasis, suspensiones. El cambio fuerte lo encontramos en el motor, que alcanza la cifra de 144 c.c. y goza de unas prestaciones impresionantes.

Reformada

KTM 150 SX: A por las 4 tiempos

El cambio efectuado para lograr esta nueva cilindrada lo encontramos en el aumento de las cotas de diámetro y carrera, de los 54 x 54,5 mm pasamos a los 56 x 58,5 mm, por lo tanto se producen cambios en todo el conjunto termodinámico, cigüeñal, biela, pistón, cilindro y culata. Como es lógico, los cárteres se han rediseñado con nuevos conductos de admisión para lograr un mejor funcionamiento. En la transmisión primaria no se ha efectuado ninguna clase de variación, se mantiene el cambio de 6 marchas; aunque no ha sido así en la secundaria, donde se reemplaza el piñón de 13 dientes por uno de 14.

La parte ciclo es exactamente igual que en la octavo de litro: el chasis es un simple cuna desdoblado en acero. La única pero pequeña e insignificante diferencia estaría en la caja de filtro, en la que varía la cifra de 125 a 144.

Llena de potencia

KTM 150 SX: A por las 4 tiempos

Esta poderosa máquina naranja nos ha dejado paralizados al colocarla en nuestro banco de potencia, al alcanzar ni más ni menos que la asombrosa cifra de 42,79 CV. Con esta cifra supera a sus rivales 250 4T, incluso a su hermana SXF, a la que le saca 1 CV de diferencia. Eso sí, la potencia no es tan aprovechable como en las 4T, porque gozan de mayor tracción al poseer más par motor, aunque también se ha logrado más de éste respecto a la 125 SX. En el 144 también hemos apreciado una entrega de potencia rapidísima y lineal, sin notar ningún bache de potencia. Además, la capacidad de estirada es remarcable, pues alcanza sin problemas las 11.200 rpm.

Una vez en tierra firme, todos estos valores empiezan a salir a la luz, notamos un motor llenísimo que desprende un sonido digno de un motor oficial, que ya de entrada nos despierta unas ganas exageradas de exprimirlo a fondo, y así lo hemos hecho. Es un motor alegre, con buena entrega en bajos, que además nos proporciona una buena estirada, lo que nos facilita las cosas a la salida de las curvas de cero más cerradas. Acelerando a fondo y tan sólo tocando un poco el embrague, la moto sale rapidísimo, cogiendo una gran velocidad en pocos metros, con el motor siempre en el régimen de potencia óptimo. También percibimos que tenemos un poco más de margen de error si salimos con una marcha de más, y abusando un poco de embrague lo solucionamos. Por cierto, el embrague hidráulico desempeña su función correctamente, con un tacto suave y dosificable.

Otro punto a favor es que parece que nunca se le acabe la potencia, incluso con marchas largas estira muchísimo sin notar ningún tipo de "bajón", esto hace que este motor sea muy bueno para circuitos rápidos, o sea de cuartas, quintas, y si es posible hasta de sextas, en este caso llegando a grandes velocidades.

Ligereza y manejabilidad

KTM 150 SX: Gráficos

Una de las mayores ventajas de nuestra invitada es su menor peso, con unos impresionantes 90,8 kg lista para usar (faltándole sólo la gasolina), cifra idéntica a la de la 125 SX. Si la comparamos con la pequeña de las 4T, la diferencia es de 7,2 kg a favor de la 150 SX; puede que parezcan poco, pero os podemos asegurar que, cuando llevas un rato rodando, esos kilos de menos se notan, sobre todo en un final de carrera, cuando ansioso esperas que te muestren el cartel de 2V.

La posición de conducción nos parece un poco rara al empezar a rodar, es distinta a la habitual de las "japos", al cabo de un rato te acostumbras y notas que tienes una gran maniobrabilidad. Las manetas son ideales, pequeñas, pero suficientes para accionarlas con un solo dedo, o con dos, dependiendo de cada uno. Además están situadas en el lugar adecuado, y junto con el manillar Renthal de diámetro variable, forman un conjunto cómodo en todas las circunstancias.

El chasis es idéntico al de la octavo de litro, lo que indica que con más motor, disponemos de la misma agilidad y manejabilidad. Una parte destacada es la parte central de la carrocería, es muy estrecha, lo que te permite ir muy cómodo de pie, llevándola donde quieres y cuando quieres con la cintura sin grandes esfuerzos. Esto es muy bueno cuando los circuitos están destrozados, porque solamente vamos sentados en los interiores de las curvas cerradas, levantándonos para afrontar los baches. Esta cualidad no le otorga ninguna difi cultad en el momento de encarar las curvas sentado, y resulta verdaderamente excelente al entrar fuerte en las roderas, donde tras tirar la pierna hacia delante, sólo debes preocuparte de abrir gas progresivamente y buscar la salida del viraje; el chasis se encarga del resto. En las curvas de arena puedes entrar recto totalmente y utilizando el freno trasero; la KTM te permite realizar un giro de 180º con mucha agilidad.

La verdad es que es divertidísima, en cualquier tramo del circuito estarías pasando una vez y otra, intentando cada vez hacerlo más rápido o más inclinado sin parar de disfrutar en todo momento.

En el apartado de las suspensiones se han producido pequeños cambios respecto a las SX 2007 que desde luego les sientan de maravilla. En la horquilla se reduce la fricción y se emplean unos muelles más largos; en el amortiguador, el cuerpo pasa a ser de aluminio. Hay que decir que están muy equilibradas entre sí y taradas para utilizarlas con un buen nivel de pilotaje, es decir, durillas. Hay que comentar que el circuito en el que la hemos probado es un trazado sobre suelo duro y seco, con baches pequeños pero seguidos. La KTM 150 SX destaca en las zonas rápidas, cuando los impactos son fuertes, pues se queda pegada al suelo, como también sucede en la recepción de los saltos. Hemos observado que cuando en un salto haces largo, no hace falta que te preocupes por nada, sólo en caer recto y bien, que las suspensiones ya hacen todo lo demás.

La horquilla WP de doble cartucho nos ha parecido magnífica, absorbe todo lo que se encuentra a su paso. Lo divertido está en la entrada de las curvas, en las que te permite entrar fuerte suavizando los impactos. En cuanto al amortiguador, el PDS mantiene su peculiar funcionamiento; al no llevar bieletas, las reacciones son muy directas, y ello lo notamos especialmente al ser la mayor parte del circuito de baches pequeños y duros. En ellos el amortiguador hace que la rueda trasera tienda a despegar del suelo descontrolando un poco la moto, y produciendo, además, pérdidas de tracción.

En el tema frenado podemos apurar hasta el límite de pensar que no entramos en la curva. El delantero nos parece potente, aunque su tacto es un poco duro. Puedes apurar hasta el límite dosificando sin bloquear la rueda. Al freno trasero no le encontramos ningún defecto que mencionar, simplemente bien, y sin bloquear bruscamente, que es lo que importa.

La 150 SX podríamos decir que es la moto ideal para disfrutar y plantarle cara a las 250 4T, requiere un presupuesto menor, al tener menos mantenimiento, y ser más barata de compra. Su precio es de 6.360 euros, sólo 200 más que la 125 SX, y comparándolos con los 7.656 euros de la 250 SX-F, observamos que nos salen mejor las cuentas. Desgraciadamente, parece que estamos llegando al final de una divertida e histórica cilindrada como es la de los 125 cc, pero nos queda la satisfacción de que tiene una buena sucesora.


Arnau Massó
Fotos: César Rojo

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"