KTM 690 Duke ABS, una moto más universal

Publicado el 30/04/2012


Vota

0 0

La nueva Duke es una monocilíndrica única en su especie, que en esta renovada versión se aleja del concepto supermotard sin perder la personalidad que diferencia a las motos austríacas.

La familia Duke tiene en este modelo de 690 a su representante más significativo. Recuerdo la presentación de la primera Duke el año 1994 en Ibiza, no sólo por el hecho de que descubrí a la pionera de una familia que ha crecido a lo largo del tiempo, sino porque además supuso mi reentré en Solo Moto tras unos años de ausencia.

Tomando como referencia aquella primera Duke, una auténtica supermotard, hasta la versión actual, observamos que se ha ido universalizando con el paso del tiempo. Es decir que sin perder la esencia de las KTM impulsadas por un fantástico monocilíndrico que rinde casi 70 CV de potencia, este modelo 2012 es menos radical, más democrático que la versiones anteriores y más razonable que aquella versión de 1994 que dio paso a una saga de cuatro modelos más.

La nueva Duke es de entrada una moto más cómoda que su predecesora, más fácil de conducir y, sobre todo y por encima de todo, gustará a un más amplio número de usuarios. Los que quieran una monocilíndrica deportiva con tecnología punta encontrarán en la Duke una moto solvente en el día a día por ciudad como me demostró en recorridos urbanos por Barcelona y perfecta para disfrutar en toda su dimensión por todo tipo de carreteras.

Urbana

La universalización de la nueva Duke la hace muy apropiada para circular por ciudad y en recorridos interurbanos.

Es una moto fácil de conducir y muy ligera que se mueve bien entre el tráfico urbano pese a que hay que acostumbrarse a llevar el motor por encima de las 3.000 rpm en marchas largas. Muy ágil entre coches, con un embrague muy suave y dos dedos sobre el freno delantero, la vida urbana con la Duke es agradable. Los retrovisores sobresalen un poco, pero no llegan a molestar. Notamos en falta un siempre agradecido indicador del nivel de combustible, y una pequeña guantera sería bien recibida, pero os aseguro que su agilidad, el tacto general y la facilidad con la que se maniobra en parado o se suben y bajan los bordillos hacen de la Duke una buena ciudadana.

Por otra parte tuve la oportunidad de hacer muchos kilómetros por diferentes carreteras, y os aseguro que por las reviradas carreteras de Grazalema, en los alrededores de Jerez de la Frontera, disfrutamos de la sensación de conducir una moto con una parte ciclo muy efectiva, en combinación con un motor muy excitante. Una de las grandes bazas de la nueva Duke es que esas sensaciones deportivas que te permiten viajar entre curva y curva a muy buen ritmo llegan de forma muy natural, desde un asiento cómodo y confortable y con una posición de conducción un tanto peculiar por su manillar tan ancho, pero acertada.

Por una parte tienes la sensación de confort que permite el nuevo asiento dividido y que amplía los horizontes de la nueva Duke al poder abordar largas distancias cómodamente. Y por otra parte el manillar ancho y una muy buena ergonomía invitan a conducir de forma agresiva. Las piernas se integran bien en las hendiduras del depósito de combustible, las estriberas bajas no obligan a flexionar las piernas y la Duke transmite una agradable sensación de control, sea cual sea tu estilo de pilotaje, puesto que tanto admite una conducción tipo supermotard (cuestión de genes…) como en plan velocista con rodilla al suelo.

El chasis de tubos de sólo 8 kg de peso, que ahora monta un subchasis de aluminio, emplea un basculante también de aluminio, en el que se ancla el único amortiguador trasero regulable en precarga de muelle que gana en efectividad apretándolo un poco. La horquilla no es regulable y se comercializa un kit de bieletas y muelles de horquilla para bajar la altura de la moto. Mi impresión es que la nueva Duke es más estable en las curvas rápidas propias de carreteras generales y no me dio la sensación de flotabilidad en el tren delantero que recuerdo de versiones anteriores. Con un peso muy reducido de sólo 165 kg en orden de marcha y siendo muy sensible a cualquier movimiento, detrás el monoamortiguador hace bien su trabajo. No es un amortiguador regulable como en la versión anterior, uno de los motivos por los que el precio es más ajustado, pero la rigidez del bastidor mantiene siempre a la Duke sobre raíles. Durante nuestra prueba se dio la circunstancia de que hicimos un tramo extremadamente deslizante debido a la mala calidad del piso. Al abrir el puño de gas a la salida de las curvas, resultó inevitable que la rueda trasera se desplazara (derrapara…) un poquito. Pero lo que en otro tipo de moto hubiese resultado un problema, en la Duke, por concepción y geometrías, aquella situación se convirtió en un divertido juego en el que siempre mantuvimos la situación tan controlada, como la rueda trasera desplazada…

El conjunto de frenos me gustó con un pero. La Duke monta originalmente un sistema ABS firmado por Bosch, el mismo que la SMT 990, que es de medidas muy reducidas. Un sistema fácilmente desconectable desde uno de los tres pequeños pulsadores que hay en el cuadro de instrumentos. Y mi pero se refiere a que con el ABS conectado, éste se muestra demasiado intrusivo si frenas con el pie, de forma que actúa prácticamente de forma continuada en la rueda trasera, siendo las pulsaciones de la palanca de freno demasiado notorias, efecto que se minimiza apoyándote con el freno delantero.

Pero por otra parte, el conjunto del freno delantero es potente (pinza de anclaje radial), progresivo y con buen tacto. Así que si eres de los que abusa del freno trasero, la mejor alternativa es desconectar el ABS. Entre las curvas de la sierra de Grazalema me lo pasé muy bien con el sistema del ABS desconectado, frenando con el trasero y cruzando ligeramente la moto… Una sensación muy divertida que por vez primera experimenté sobre una moto muy cómoda: la alquimia entre confort y sensaciones funciona. Y el embrague con sistema antirrebote… también.

“Hi tech”

La nueva Duke es de entrada una moto más cómoda que su predecesora Pese a su aparente simplicidad, la ligera Duke tiene una relación peso-potencia que desde mi punto de vista es uno de sus mejores argumentos, el monocilíndrico es un motor tecnológicamente avanzado y sin duda se aprecia en el funcionamiento.

Creo que es importante transmitir cómo un aparentemente sencillo monocilíndrico consigue transmitir no sólo unos buenos 70 CV, sino muy buenas sensaciones. ¿Misterios?, no, no los hay. ¿Secretos?, tampoco. ¿Nombres propios?, sí: ride by wire, adiós al mecanismo entre el acelerador y la mariposa del cuerpo de inyección. El comando del acelerador electrónico entre el puño de gas y la inyección son, en cierto modo, los responsables de la efectiva conexión entre el puño de gas y la rueda trasera. Una ECU Bosch controla las dos bujías y también gestiona el ABS y los tres mapas, entre los cuales no hay grandes diferencias, pero sí apreciables entre el modo Sport y el Rain, además de que en el modo intermedio nos dio la sensación de que la respuesta por debajo de las 3.000 rpm es menos arisca.

Para modificar estos modos que actúan sobre el mapa de la inyección, hay que sacar el asiento y girar un dial que se encuentra bajo el asiento del pasajero. Según los responsables de KTM, el montar este sistema de control a través de pulsadores situados en el manillar supondría una inversión excesiva (¡500.000 euros!) que hubiera penalizado el precio final.

El hecho de que el mono monte dos bujías le permite quemar mejor, conseguir un consumo muy razonable de unos 5,5 litros a los 100 km de media y tener un mejor tacto a baja velocidad, a pesar de que, con marchas largas, hay que mantener el motor por encima de las 3.000 rpm, algo a lo que no cuesta acostumbrarse. El tacto del embrague es extremadamente suave.

La verdad es que es éste un mono sorprendente que sube de vueltas con una alegría desconocida en este tipo de motores y que, pese a que tiene las inevitables vibraciones propias de su configuración, no llegan a ser molestas.

Sus prestaciones son casi de otra galaxia si tenemos en cuenta que estamos hablando de un monocilíndrico.

Completa

El chasis multitubular de acero es prácticamente el mismo de la versión anterior La nueva Duke ofrece mucho por muy poco, puesto que su precio es inferior al modelo precedente y sin duda esta versión es más completa a todos los niveles.

Tanto por ciudad, donde su ligereza y exquisito tacto del embrague te harán la vida muy agradable, como por cualquier tipo de carretera, la nueva Duke es una moto muy completa.

Entre curvas tendrás siempre una gran sensación de control, sobre una moto con una parte ciclo muy sana en la que los cambios de dirección se hacen a una velocidad de vértigo. Por carretera general o autopista ha ganado en confort gracias al nuevo asiento y una buena autonomía de más de 250 km invita a las largas distancias.

El hecho de que el mantenimiento se haya reducido a 10.000 km dice mucho a su favor. Y los poseedores del carnet A2 pueden disponer de su unidad limitada de potencia sin apenas coste adicional (50 euros).

La Duke es más democrática. Y su punto excitante, en combinación con un innegable sentido práctico, la convierten en una moto universal.

 
Da tu opinión

Comentarios (2)

  • manolo13
    manolo13 06-05-2012

    Es una moto estupenda para todo y para divertirse.

  • haicesleefe
    haicesleefe 18-05-2013

    Twin Victoria, Which are ruled over 63 various years old, Appeared to be to definitely important in choosing genres (Especially finally your girlfriend arrived backside totally between vital way of life-style). Just about the day to day functions they caused was yield cameos popular fine pieces of gorgeous accessories gift to have Victorian ladies. At this juncture entirely. being dressed in a cameo coming from all her very own.
    eye: Dirt eye shadow throughout the pascal, $44, Comfortable, Glistening mauve tint via your ultimate street bike and as well, all the size of crimp. Of which, Fill out an application LongWear solution eye liner in black and white, $45, And also sketch a selection with you the particular higher eyelid, Operational to your website inside inborn V about the exterior border,Incrementally producing to a new coarse array. Next, SmudgeEyeshadow by red gem, $44, As on the eyesexy lash cover as is feasible,You must pay attention to withLongWear skin emulsion darkness of louise, $50, Providin

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"