KTM 690 Enduro: El arma absoluta 2008

Publicado el 03/02/2010


Vota

1 0

Con esta nueva 690 Enduro se puede ir a trabajar a diario, disfrutar en carreteras reviradas o escaparse del asfalto y marcarse una excursión off-road de las buenas. La firma austríaca apuesta por una enduro-trail con carácter.

KTM 690 Enduro: El arma absoluta

En una época en la que las trail monocilíndricas tienden mayoritariamente hacia su vertiente asfáltica, KTM recupera, con la base de su extraordinario monocilíndrico de 690 cc, el concepto original de las primeras LC4. Es decir, motos que con el inconfundible carácter marca de la casa se desenvuelven con facilidad en cualquier tipo de terreno, ya sea sobre asfalto o por caminos y senderos.

Esta polivalencia es la mejor carta de presentación de una moto que tecnológicamente aporta un buen número de soluciones que ya os dimos a conocer cuando la casa austríaca presentó su familia monocilíndrica en Almería. Así que no vamos a extendernos en detalles técnicos, pero sí que recordaremos el concepto de esta auténtica moto para todo, antes de analizar su comportamiento en todo tipo de terrenos.

Moderna

KTM 690 Enduro: Motor izquierda

El revolucionario mono de KTM es capaz de rendir 63 CV de potencia, para un conjunto que no pesa más que 130 kg. Recordemos que, entre otras sutilezas, monta puño de gas semielectrónico, un eje de balance central muy eficaz e inyección electrónica, y ofrece la posibilidad de escoger entre tres diferentes mappings, además de una opción para la utilización de gasolina de bajo octanaje para los amantes de los viajes a África, una alternativa que encaja perfectamente con el planteamiento de esta Enduro, a pesar de que su autonomía no es muy elevada.

¿Qué diferencia de comportamiento se aprecia entre la elección de un mapeado u otro? Pues con respecto al estándar, la opción ligth aumenta la suavidad al abrir el puño de gas, mientras que en la que podíamos denominar hard el carácter es más agresivo. Sí conviene señalar que las diferencias de una y otra opción son poco apreciables con los neumáticos originales, si conducimos en terrenos con poco grip. Por otra parte, el hecho de tener que sacar el asiento para acceder al interruptor que modifica la curva de encendido, sinceramente, hace que prácticamente te olvides de esta posibilidad...

El bastidor de la Enduro es un multitubular en el que destaca la posición del depósito de combustible, situado en la parte trasera, con 12 litros de capacidad. En un uso muy variado, en una carretera con curvas extremadamente reviradas y en mi loca persecución por caminos a una pequeña 250 de 4T en muy buenas manos, la Enduro consumió 6,7 litros a los 100 km.

Detrás monta un monoamortiguador que, a diferencia de la gama Hard Enduro, lleva bieletas de progresividad variable y el basculante es en fundición de aluminio. La horquilla tiene unas gruesas barras de 48 mm, todo firmado por White Power.

El mejor mono

KTM 690 Enduro: El arma absoluta

El mono de última generación es sin lugar a dudas uno de los mejores de la historia. Y creo poder afirmarlo con conocimiento de causa. Su progresividad es envidiable, y la respuesta al puño de gas, lineal y suave; permite errores con el cambio gracias a una gran capacidad de recuperación. Sólo vibra ligeramente cuando estás por encima de las 6.000 rpm y, además, transmite sensación de potencia a cualquier régimen, convirtiéndose en un motor explosivo en la parte alta del cuentavueltas. En definitiva, un motor con carácter que marca la diferencia. Hay que destacar que monta un desarrollo final muy largo y que se superan los 160 km/h de punta.

Antes de llegar a la carretera que me condujo a la búsqueda de la libertad que sólo dos ruedas y un motor pueden proporcionar, un apunte sobre su uso urbano. En primer lugar, hay que señalar que la Enduro es una moto muy alta de asiento, pues son 910 mm respecto al suelo. Esto, lógicamente, no es lo ideal para la talla media y se debe a que las suspensiones tienen un largo recorrido de 250 mm. Esto marcará la diferencia con respecto a otras trail cuando dejemos el asfalto, ya que el diseño de la moto está marcado por el depósito de combustible situado en la parte trasera. Por otra parte, el ángulo de giro del manillar es muy reducido, y por tanto, girar en las distancias cortas no resulta fácil.

Pero una vez en marcha, la generosidad de un motor que no cesaremos de alabar hace de la Enduro una moto que se mueve bien entre el tráfico urbano. Puestos a buscar algún pero, se echa en falta una pequeña guantera o simplemente una bolsa que se podría situar en la parte delantera del asiento. Los retrovisores, siempre útiles, son un poco pequeños, pero pasan bien por encima de los de los coches.

Por carretera general se pueden mantener buenos promedios y el nivel de vibraciones es, a velocidades legales, más que aceptable.

El asiento es un poco duro y el culo agradece el hecho de tener que repostar antes de los 200 km, en función de ritmo que imprimamos. En torno a las 4.000 rpm, estamos sobre los 125 km/h, y si nos vamos hasta las 6.000 vueltas, nos acercamos a los 160 km/h. Se agradece la completa instrumentación, que incluye un trip que se pone a cero cuando entra la reserva de combustible, aunque le falta un indicador de nivel.

En carreteras reviradas es estable y muy, pero que muy divertida. Gran parte del mérito de esta enduro es que la parte ciclo, con un chasis muy rígido, la hace muy estable a alta velocidad. También se muestra eficaz en un uso off-road. A pesar de sus neumáticos mixtos, unos Metzeler que son una de las mejores alternativas para compaginar asfalto y tierra, la Enduro es estable y rápida en los cambios de dirección. El límite lo ponen los neumáticos, pero no cabe duda de que los Sahara ofrecen un excelente compromiso.

La frenada del único disco de 300 mm con equipo de frenos Brembo es potente y dosificable incluso por pistas y caminos...

Off-road

KTM 690 Enduro: El arma absoluta

Por sus características, peso y volumen, no es la moto ideal para tratar de seguir a un ex campeón de España con una pequeña Yamaha 250 4T por unos senderos destrozados por el agua, pero doy fe de que la Enduro, aun en estas condiciones, se defiende, a pesar de sus limitaciones.

Estos límites no sólo vienen por peso, volumen y altura de asiento, sino también por el hecho de haber colocado el depósito de combustible en la parte trasera, lo que le otorga al tren trasero un comportamiento algo particular. No resulta fácil encontrar los reglajes atrás (compresión en alta y baja velocidad, extensión y precarga de muelle), pero la horquilla delantera transmite una gran confianza aun equipando neumáticos trail. A pesar de todo, en buenas manos, la Enduro puede ser muy eficaz, y sorprende cómo incluso puede absorber piedras de generosas dimensiones, a pesar de la sensación de rigidez que transmite el chasis. Otra cosa es hacer caminos rápidos o pistas. En este ambiente conviene conducir de pie, a pesar de que en el lado izquierdo el protector del escape es un poco molesto y toca con la bota.

Hacer pistas con 60 caballos de potencia entre las piernas y una parte ciclo como la de la Enduro se convierte en un verdadero placer. La respuesta del motor acompaña en todo momento y es aconsejable utilizar marchas largas para tener más tracción, pues a golpes de gas, la rueda trasera barre de lado a lado y se pierde efectividad. A partir de medio régimen es un motor con mucho carácter que requiere cierto nivel de conducción para poder aprovecharlo al cien por cien...

Con neumáticos de tacos, lógicamente, su comportamiento en off-road mejora muchísimo, y se puede abrir gas de forma más agresiva que con los trail, aunque, por otra parte, los tacos también limitan el uso polivalente de esta 690 Enduro, sin duda uno de sus mejores argumentos.

Una trail enduro con una buena base que te obligará a tener en el garaje un juego extra de llantas con neumáticos de tacos, para poder exprimirla a fondo tanto por off-road como por el mundo asfáltico. Merece la pena.


Álex Medina
Fotos: Santi Díaz

La alternativa

Kawasaki KLX 450 R: ¡Karamba!

La pudimos ver y tocar en el Salón Intermot de Colonia del pasado mes de septiembre, pero hemos tenido que esperar hasta abril para poder subirnos a ella y comprobar si la Kawasaki KLX 450 R de enduro cumple lo prometido...

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"