KTM 990 SM R: En otra galaxia 2009

Publicado el 03/02/2010


Vota

0 0

Con una temperatura ambiente primaveral, bajo el sol de El Algarve tuvimos la suerte de descubrir una de las motos más divertidas del planeta en el circuito más divertido de la galaxia.

KTM 990 SM R: En otra galaxia

La KTM 990 SM R es ante todo deportiva, pero una deportiva razonable, cómoda y excitante, aunque sobre ella se tiene la sensación de tener siempre la situación controlada.

La Supermoto R, y por ende en este reinventado estilo de Supermotard de gran cilindrada (BMW HP2 Megamoto, Ducati Hypermotard...), con sus 115 CV de potencia, entra en la galaxia de las más potentes Streetfigther; es tan cómoda como una naked, y alcanzar el éxtasis resulta más sencillo que con una hyperdeportiva.

Novedades

KTM 990 SM R: En otra galaxia

Con respecto a la versión Standard, esta nueva R tiene una serie de modificaciones que marcan la diferencia y por las que tendremos que pagar un plus de 1.700 euros.

Lógicamente se conserva con el motor bicilíndrico de la casa, que en esta versión rinde 115 CV, al igual que en la versión Travel, pero las barras de horquilla delantera con tratamiento TiN aumentan su sensibilidad y disminuyen la fricción. Si a ello le unimos el hecho de que las llantas de Marchesini son de aluminio forjado, más ligeras y, por tanto, con menos kilogramos de masas no suspendidas, obtendremos como resultado un comportamiento en el tren delantero superior al de la versión Standard.

Os aseguro que el circuito portugués es realmente exigente en los cambios de dirección y frenadas y que la Supermoto nos transmitió muy buen feeling.

El propulsor ya conocido tiene una amplia gama de utilización, y si el día anterior en las reviradas carreteras portuguesas no hubo necesidad de buscar sus límites y nos aprovechamos de unos medios excepcionales, con la SM R en el circuito de Portimão se llegaba al corte de encendido al alcanzar la zona alta del cuentavueltas.

La movilidad sobre el espacioso asiento es total. El depósito de combustible, con los deflectores independientes, no molesta en absoluto, y la generosidad del asiento permite adoptar el estilo de conducción que más nos convenga.

En el caso de rodar en circuito, es aconsejable descolgarse ligeramente, y a pesar de la anchura del manillar regulable, sobre la SM R no resulta incómodo desplazar un poco el cuerpo hacia el interior de las curvas.

No me costó demasiado cogerle el aire a la SM R y sí un poco más, en sólo dos tandas de 20 minutos, tener la determinación necesaria como para mantener el puño del gas abierto en un par de puntos del circuito completamente ciegos...

Una buena muestra de que la SM R es una moto fácil fue ver que la mayor parte de los probadores tuvimos más trabajo en aprender el trazado, olvidándonos por completo de la fase de adaptación a la SM R.

Una moto intuitiva que combina una gran agilidad y facilidad para entrar en las curvas, gracias a la buena combinación de su chasis multitubular con suspensiones de calidad, con la sensación de rigidez que transmite en las curvas rápidas.

El conjunto de frenos es potente y progresivo, y la verdad es que lo pasamos muy bien en las apuradas de final de recta...

Tan bien como en los fuertes desniveles que inevitablemente producían que la rueda delantera perdiese contacto con el suelo...

Éstos se podían evitar controlando la situación con el puño de gas. Pero la verdad es que después de ver a los pilotos del Mundial de Superbike en una bajada con la rueda delantera apuntando al cielo poco antes de llegar a una curva de izquierdas en una subida de las que quita el hipo, resultaba difícil no intentar imitarles.

Todo ello se consigue de forma mucho más fácil con una moto como la SM R que sobre una exigente superbike de casi 200 CV de potencia.

En definitiva, el encuentro en la tercera fase que tuvimos en Portimão es de los que se recuerda de por vida, gracias a una moto que ahora es más atractiva estéticamente y con un comportamiento de otra galaxia.

Será interesante compararla con la Megamoto de BMW y la Hypermotard de Ducati... ¡me apunto!

¿Para quién?

KTM 990 SM R: Instrumental

Con motivo de la presentación de esta nueva 990 SMR, que coincidió con la de la versión 990 SMT (Travel), tuvimos oportunidad de conocer, por parte de los responsables de la marca, su posicionamiento y público objetivo.

En KTM consideran que esta versión R es una moto desafiante dirigida a pilotos con experiencia y a un tipo de usuario al que le gusta buscar sus propios límites. En realidad, esta visión encaja perfectamente con el ready to race, que viene a ser la máxima de KTM.

Consideran que su público objetivo es un usuario con un estilo de vida joven y deportivo que busca una tecnología e imagen derivada de la competición.

Un dato interesante es que una parte de este público vendrá del segmento de las superdeportivas en busca de una moto más confortable.


Álex Medina
Fotos: KTM

La alternativa

Kawasaki ZZR 1400: Depredadora solitaria

La Kawasaki ZZR 1400 es una bestia que aterrizará en un mercado donde, hoy por hoy, no hay nada igual. Sus prestaciones de vértigo logran empequeñecer las hasta ahora reinas del cotarro hipersport tourer.

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"