Prueba

KYMCO K-XCT 125i: Prueba a fondo3.199 euros – 124,8cc – 14,5 CV


Vota

0 0

El nuevo K-XCT es un proyecto ambicioso con el que KYMCO desvela una doble intención: por un lado, la de depositar un nuevo referente en el segmento de los scooters GT Sport con grandes dosis de urbanidad y diversión; y por el otro, seducir a los pilotos más jóvenes con un vehículo de estética radicalmente moderna y una relación calidad/precio que incluso supera las propias expectativas sobre la firma taiwanesa.

Nuevo KYMCO K-XCT 125i

Al KYMCO SuperDink le ha salido un 'hermanito'. Sangre de su sangre, el nuevo K-XCT le acompaña -y tal y como veremos a continuación, le complementa- en el atosigado segmento de los scooter urbanos pero, sin embargo, también presenta connotaciones diversas y muy intencionadas con las que el fabricante taiwanés pretende ampliar el abanico de sus posibles clientes. Para ello, los ingenieros de KYMCO han preparado un vehículo que hereda los potentes y sofisticados motores del SuperDink -tanto el de 125 como el de 300cc- así como la mayoría de sus componentes, aunque con el nuevo K-XCT no estamos ante un maxiscooter, sino ante un GT Sport mucho más compacto, ágil, maniobrable y divertido. Menos de un mes después de la presentación que la firma asiática preparó a la prensa nacional en las inmediaciones de Madrid, en Motofan ya disponemos de una unidad de 125cc para sacar a la luz mediante una prueba a fondo hasta el más pequeño detalle que esconde el último modelo de la marca de Kaohsiung. Y hablando de pequeño, podemos adelantar ya que su precio también lo es: tan sólo 3.199 euros, una suma ajustada y hasta sorprendente dado el alto nivel de materiales, acabados, mecánica y prestaciones que exhibe el nuevo K-XCT. 

A por los jóvenes

Doble óptica multicónvex con bombilla halógena H7 y la pionera guía luminosa LED (Light Guide LED)

Para entender la existencia del K-XCT antes hay que revisar los números del SuperDink, que indican que la mayoría de sus clientes se encuentran en los 25-35 años de edad, seguidos por los de 35-45 años y posteriormente por los mayores de 45. El último estrato de compradores se sitúa en los menores de 25 años. Con estas cifras en la mano, KYMCO planta en el mercado español un vehículo que pueda seducir a los más jóvenes, aquellos a los que no llega el SD. ¿Cómo? En primer lugar con una estética que, a pesar de mantener el aire de familia, exhibe un diseño claramente más deportivo y cautivador. Las fotos hablan por sí solas... ¡y las miradas de los transeúntes y conductores a su paso también! Su línea moderna, fresca y de trazos afilados llama la atención; detalles como el parabrisas tintado de aire deportivo, las asideras del pasajero rematadas en punta, los paneles de gran dinamismo... el resultado es el de un scooter que pretende transmitir con su apariencia agresiva, a simple vista, el carácter que esconde en su interior, ese espíritu más deportivo y divertido que el de su 'hermano'. Para los más jóvenes también es importante la ligereza y la maniobrabilidad. El K-XCT es más compacto que el SD, concretamente 85 mm más corto. En donde el SuperDink se muestra más pesado y torpe, el K-XCT es sobradamente más manejable y esto se agradece, sobre todo, en dos momentos: en el tráfico urbano, mostrándose como un vehículo más escurridizo y dominable; y en su paso por curva, mucho más precisa y estable. En definitiva, un scooter con una vocación mas urbana, para escapistas callejeros y ávidos de reacciones más alegres que el gran SD. 

En el habitáculo

Un scooter compacto, con un exquisito diseño deportivo y virtuoso sobre el asfalto urbano

Como decía el anuncio 'el algodón no engaña', en este caso el habitáculo tampoco lo hace. Tal y como te sientas en el nuevo KYMCO, enseguida puedes percibir ese espíritu más racing que todo lo impregna, con una posición menos confortable que la del SD. El cuerpo adopta una postura más deportiva, erguido e inclinado ligeramente hacia delante, con las piernas más flexionadas, los pies colocados sobre la escuetas plataformas y las brazos cerca del manillar. No es una ergonomía idónea para largos desplazamientos sino todo lo contrario, lista para actuar, para gestionar las curvas, para ejercer un control directo sobre los mandos... ¡lista para disfrutar! El asiento es amplio y mullido, con respaldo lumbar para el conductor y menos hospitalario con el pasajero. No hay mucho espacio para las piernas (sobre todo para los conductores más altos) debido al túnel central donde, por cierto, se sitúa la boca del depósito de combustible -para repostar sin tener que bajarse del vehículo.

La calidad de los detalles y mucha tecnología son ya dos rasgos distintivos de KYMCO, que lo vuelve a demostrar en el K-XCT: completo panel de instrumentos digital con toda la información posible, uso generoso de goma en las estriberas del pasajero, alumbrado con tecnología LED por doquier (tanto en los pilotos delanteros como traseros) y una doble óptica halógena. 

Bajo el asiento encontramos el espacio suficiente para albergar un casco integral y algo más

A la vez, la gente de KYMCO no quiso ceder totalmente ante la deportividad en detrimento de la practicidad, conservando -en la medida de lo posible- soluciones que faciliten el día a día con el K-XCT. Con el nuevo diseño de su estructura, chasis incluido, el K-XCT pierde capacidad de carga con respecto al SD, pero es capaz de conservar espacio suficiente para guardar bajo el asiento un casco integral y algún objeto más, un almacenaje que para los más jóvenes puede ser suficiente y al que se suma una pequeña guantera bajo el manillar y un gancho portabultos. En este plano de la funcionalidad, no hay que olvidar la incorporación en el hueco bajo el asiento de una célula fotoeléctrica para iluminar el interior y de una toma de corriente de 12V para recargar dispositivos móviles; además, la cerradura dispone de contacto con obturador y blindada, dos cierres traseros y bisagra reforzada anclada directamente al bastidor, y para aparcar el nuevo taiwanés ofrece caballete central o pata lateral.

Una novedades estéticas destacables conciernen a su nuevo escape rediseñado, sus nuevas llantas de 5 palos de diseño deportivo (14'' delante y 13'' detrás) y la oferta cromática compuesta por tres colores: Blanco Puro, Gris Compacto y Azul Sintetizado, todos ellos con acabado en 'mate perlado'. 

Preciso y ágil

KYMCO ha dejado en manos del estudio italiano Arkema Studio

Llaves en mano y depósito lleno. Se abre el telón de la ciudad para el nuevo K-XCT 125i, con el que hemos estado varios días rodando por las calles e inmediaciones de Barcelona. Es un scooter tan nuevo que todavía llama la atención de mucha gente (al igual que me había pasado con el SuperDink en su día). ¿Qué será capaz de ofrecer el nuevo KYMCO y, como se suele decir, se 'comerá' parte de la clientela del SuperDink? El pliego de condiciones entre ambos cambia sustancialmente y, aunque puede que sea inevitable que le robe clientes a su 'hermano', en ciertos aspectos son como el día y la noche.

Antes de nada es justo aclarar que, aunque de nueva generación, su mecánica parte de la empleada en el SuperDink -el monocilíndrico de 124,8cc, refrigerado por agua con culata de cuatro válvulas, alimentación por inyección electrónica Synerject y transmisión automática por variador- pero que en el caso del K-XCT ésta se ha empezado a adaptar parcialmente a la nueva normativa Euro4 (según declaró a este medio el responsable de marketing de KYMCO Motor España. Carlos Wang), reduciendo por tanto sus prestaciones. Tiene 0,5 caballos menos de potencia máxima que su 'hermano' aunque, por el contrario, las cifras de par máximo declaradas por la marca indican que éste es algo superior, ahora de 12 Nm. La sensación en marcha con el K-XCT 125i es que su rendimiento es más perezoso en bajas revoluciones, que en medias rpm comienza a sacar algo de carácter y que en altas rpm muestra lo mejor de sí mismo y estira hasta alcanzar velocidades máximas de referencia en la categoría, marcando con facilidad los 112 km/h y llegando por momentos a los 118 km/h. De esta manera, con el K-XCT se puede afrontar no sólo el día a día en la ciudad, sino también trayectos inter-urbanos con solvencia. Eso sí, su terreno favorito es el primero: está genéticamente diseñado para ratonear, para discurrir ligeramente por la ciudad merced a su compacidad y ligereza. 

Nuevo bastidor

Desembarca en los concesionarios españoles en dos cilindradas, 125 y 300 cc, a 3.199 y 3.990 euros r

El nuevo chasis tubular doble, nacido de una hoja en blanco, es más corto que el del SD y permite al vehículo ser extremadamente estable y aplomado. Asimismo, su nueva pipa de dirección de mayor rigidez y 290 mm de longitud está diseñada para aguantar eficazmente las torsiones de su uso diario. Puede que la mayor de las virtudes dinámicas del K-XCT sea su paso por curva, donde se muestra muy preciso y ágil, permitiendo al conductor ciertas 'licencias' que con otros scooter serían impensables. Las suspensiones recalibradas también juegan un papel clave en el buen-hacer dinámico del taiwanés: una horquilla con 110 mm de recorrido en el tren delantero, y un par de amortiguadores hidráulicos con ajuste de precarga de muelle en cinco posiciones en el trasero, con un recorrido de 93 mm. La absorción de irregularidades del asfalto no es su punto fuerte y traslada al habitáculo algunas vibraciones -sobre todo a altas velocidades- pero, en contrapartida, ofrecen un gran aplomo. El gobierno de las frenadas recae sobre dos discos de freno lobulados, de 260 mm delante y 240 mm detrás, con pinzas de doble pistón, mediante una maneta de tacto ligeramente esponjoso pero cuyo mordiente nos hace sentir por momentos que éste es un sistema de frenada desarrollado por un modelo de cilindrada mayor. 

Los rivales

diseño europeo, con capas y volúmenes superpuestos y donde el piloto y la máquina estén integrados

El segmento Gran Turismo Sport no está actualmente muy transitado. El nuevo KYMCO K-XCT 125 se encontrará allí principalmente con dos rivales naturales: el Aprilia SR Max 125 -otrora el Gilera Nexus 125- y el Yamaha X-Max 125 en su versión Sport. El italiano se acerca más por tipología de uso a la categoría Sport y el japonés a la Gran Turismo. La intención de los responsables de KYMCO era situar su nuevo modelo a medio camino, para ofrecer equilibradamente dosis deportivas y ergonómicas. Sin embargo, en lo referente al precio, el taiwanés no busca un punto intermedio y, con un valor de 3.199 euros (con seguro gratuito en Allianz durante el primer año) se coloca muy alejado y por debajo de sus competidores: 3.700 euros el Aprilia y 4.599 euros el Yamaha. 

En conclusión

El tablero de instrumentos, retroiluminado en color azul y 100% digital, dispone de mucha informació

El primer y último GTS de KYMCO, antes del K-XCT, había sido el exitoso Bet&Win que entre 2000 y 2007 llegó a vender más de 15.000 unidades en nuestro país. Desde entonces, la firma taiwanesa había dejado de tener una presencia relevante en este segmento... hasta la llegada en 2013 del nuevo K-XCT, un modelo que sale de fábrica con todo el saber de KYMCO para 'acercarse' a los más jóvenes -o simplemente a los conductores deseosos de un scooter divertido y moderno- con un balance justo entre practicidad, calidad y precio. Tras varios días de prueba con la versión 125i, en Motofan podemos asegurar que el K-XCT cumple sobradamente varias funciones: servir en el día a día en la ciudad (con capacidad de carga y soluciones funcionales) y en alguna excursión inter-urbana con carácter y dinamismo, así como despertar admiración por su estética (por cierto, realizada por el estudio italiano Arkema Studio, encargado anteriormente de otros modelos de la casa como el SuperDink). Estaremos atentos a su comportamiento en los concesionarios (parece que ha empezado bien) porque se antoja un modelo que puede, no sólo dominar rápidamente su segmento, sino también desmarcarse entre las motocicletas más vendidas ya que se sitúa en un escenario, el de los 125cc, que supone un 60% del mercado de las dos ruedas en nuestro país. El 'hermano' del SuperDink hereda parte de su exitosa fórmula y apunta alto. 

Fotos de la Kymco K-XCT 125i

Fotografías por: Manu Lozano
 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"