KYMCO People S 125 (prueba): La última conquista


Vota

0 0

Con su replanteado y equipado People, KYMCO aborda nuevamente uno de los pocos territorios que se le han resistido estos años, el de los 'Rueda Alta' premium.

Como ya hemos explicado en más de una ocasión en este medio, las andanzas de KYMCO como fabricante de scooters tienen en 2009 una especie de 'año 0'. Hace casi una década que la firma taiwanesa cambió su propio destino comercial con un giro de 180 grados a nivel de diseño, calidad constructiva y estrategias de marketing, que no sólo le han llevado al podio de las marcas más vendidas en nuestro país sino también a ganarse el respecto y el prestigio del sector y de los compradores. La mayoría de productos lanzados desde entonces en nuestro mercado por KYMCO han ido encajando a la perfección, y han llegado a encabezar durante algunos años las listas de matriculaciones con sus exitosos Super Dink 125 (2010 y 2014) y Agility City 125 (2015 y 2016), portaestandartes de una completa gama de scooters urbanos que se amplía y mejora cada temporada.

En 2018 han sido tres las novedades en incorporarse a sus filas, el Like 125, el Filly 125 y, recientemente, el nuevo People S 125, un 'Ruedas Altas' premium que ya había existido en nuestro mercado -bajo la denominación People GTI, de 2010 a 2017- y que ahora regresa en un formato totalmente replanteado para intentar 'sacarse la espina' en uno de los segmentos más hostiles del ramo de las dos ruedas, dominado durante décadas por el incombustible Honda SH125 'Scoopy'. La estrategia de KYMCO España pasa por reforzarse en una de las categorías preferidas por los usuarios urbanos, la de los scooters con rueda de 16 pulgadas de hasta 125cc (que se puede conducir con el carnet B de coche), y es que en los últimos años esta tipología de vehículos es la gran triunfadora de los rankings de ventas en nuestras fronteras: Scoopy y Agility City son los best-seller del mercado español en los últimos años, y otros modelos como el Piaggio Liberty 125, el SYM Symphony 125 o el Peugeot Tweet 125, suelen andar cerca del podio.

'Para nosotros el People S 125 es un producto estratégico -nos explicaba Carlos Wang, director general de la división de motocicletas de KYMCO España, en su visita a nuestra redacción para presentarnos su nuevo modelo-, es la primera vez que en nuestra gama llegamos a tener tres vehículos de Rueda Alta en 125cc. Es un scooter enfocado principalmente al mercado europeo, pero sobre todo a España e Italia, y proyectamos un modeo que fuera 100% urbano, eficiente, con el menor ruido posible y muy cómodo'.

La casa taiwanesa, que ya disponía en su catálogo de otros 'Ruedas Altas' como el popular Agility City (2.199 €) y el Miler (2.399 €), completa ahora su tridente con el People S 125 (2.988 €), que se propone como el más avanzado y equipado de la saga, y llega con argumentos muy sólidos adaptados a un contexto de movilidad urbana que entendemos puede augurarle un buen futuro comercial.

Lanzamiento personalizado

Sin presentaciones multitudinarias a la prensa. En esta ocasión, KYMCO España nos propuso un primer contacto con su nuevo modelo de forma individualizada. Tuvimos una unidad de pruebas del People S 125 durante una semana para nuestros desplazamientos por Barcelona, una ciudad que tiene el concepto 'Ruedas Altas' más arraigado que ninguna otra.
Los usuarios de scooter de la urbe catalana valoran en gran medida la estabilidad dinámica que aportan unos neumáticos de 16'', así como la estrechez del vehículo para enfrentarse con agilidad al tráfico diario. Si además le sumamos que son modelos con precios contenidos y que ya disponen de correctas capacidades de carga bajo el asiento, la fórmula resultante es desde hace décadas todo un éxito en la ciudad con más cuota de mercado del país.

Se percibe desde el primer momento que KYMCO ha construido con gusto exquisito y atención a los detalles su nuevo People S 125. Respecto al Agility City y el Miler sube el listón en términos de calidad, equipamiento y diseño.
Cuando lo recogí en el concesionario KYMCO BCN Center recuerdo que me causó una grata sorpresa (con lo difícil que resulta eso a día de hoy en un scooter 125) pues me encontré con un producto redondo y tecnológicamente completísimo a un precio que no llega a los 3.000 euros (además incluye de serie un año de seguro con cobertura de robo).

Diseño y equipación

Antes de arrancarlo, eché un vistazo alrededor. Su carrocería posee un gran atractivo, combinando cromados con superficies mates que resulta elegante y moderno a la vez. Quizás no acaba de tener una clara personalidad propia y recurre a unas líneas algo manidas en el segmento, pero proyecta actualidad e innovación. Hay cuatro colores a elegir, los clásicos marrón Moka y azul Lake, un atractivo gris Stone y un intenso rojo Spark (por primera vez, no hay un color blanco), cada uno de ellos con el tapizado del asiento a juego.

Lo enciendes y un luminoso panel de instrumentos te da la bienvenida, una generosa pantalla LCD multifunción partida con mucha información (incluyendo reloj digital, testigo del uso de las tomas USB y hasta un voltímetro de la carga de la batería) y excelente visibilidad. Además, todas las luces del vehículo usan una potente tecnología led.

Capacidad de carga sobresaliente

Desde el contacto abrimos el asiento, que usa un muelle de amortiguación para facilitar el acceso al hueco sin manos. Allí abajo, además de un espacio para guardar un casco integral, encontramos una original solución que le pone el 'cum laude' a la capacidad de carga de este modelo: una especie de compartimento extra, con separador extraíble, para dejar otros objetos como guantes, gafas o el móvil, que además podremos recargar en marcha ya que allí mismo se ubica una toma USB donde enchufarlo cómodamente. Llama la atención la ubicación de una segunda toma de corriente bajo el manillar, en el 'cuello' de la dirección.

Por supuesto, hay que sumar el almacenaje que permite la plataforma plana, que no sólo aumenta el confort de las piernas del conductor y la accesibilidad al vehículo, sino también el transporte de bultos mayores como mochilas, bolsas o incluso maletas de cabina, cuyas asas se pueden sujetar al gancho escamoteable.

No falta una profunda guantera con tapadera sin cerradura en el lado izquierdo para otros enseres personales. Otro detalle práctico es la ubicación exterior de la boca del depósito, en el retroescudo y bajo cerradura con llave, muy útil para repostar sin necesidad de bajarse del vehículo. El pasajero cuenta con unas cómodas y anchas estriberas plegables y con asas posteriores donde agarrase.

Euro 5

El People S 125 es, por tanto, una 'herramienta' urbana cargada de soluciones para el día a día. Es además un vehículo cómodo para todo tipo de usuarios, con el asiento a una altura asequible (800 mm), espaciosidad a bordo gracias sobre todo a su suelo plano, asiento de buen acolchado y ergonomía y una posición de conducción natural e idónea para manejarlo con soltura en la ciudad. En mi caso, con 1,87 m. de altura, me sentí a mis anchas.
Sus medidas son casi idénticas a las del Honda Scoopy (mismo peso y altura del asiento) y es indudable la intención del People de proponerse como una seria alternativa al japonés.

A tal fin, KYMCO ha depositado en él no solamente buenas cualidades a nivel de estética, confort, almacenaje, soluciones prácticas... Además lo ha provisto de sólidos argumentos desde un punto de vista dinámico. Equipa el propulsor ACC-1 de última generación estrenado por el Like 125 y cuya principal carta de presentación es que ya está planteado para superar la futura normativa Euro5 de emisiones que llegará en 2020, toda una demostración del poderío tecnológico de la casa taiwanesa y de su compromiso con el cumplimiento de las estrictas leyes medioambientales que están por llegar.

Las prestaciones de esta mecánica monocilíndrica de cuatro válvulas refrigerada por aire y con inyección electrónica están adaptadas a un uso en ciudad. Entrega una potencia máxima de 11 CV a 8500 rpm, y un par motor de 10,4 Nm a 6500 rpm.
En ciudad, son más que suficientes para discurrir entre semáforos con un buen empuje y progresividad. Su funcionamiento es todo finura y de tacto suave, con una rumorosidad mínima. Al abrir gas desde parado se siente algo perezoso en los primeros metros, y es cuando circulamos a medias vueltas que el motor nos impulsa con mucha más resolución y desahogo, llegando más tarde a alcanzar sin problema los 100 km/h.

Hay que decir que la unidad de pruebas contaba con un escaso rodaje que no llegaba a los 60 km, y se notaba que todavía no estaba 'suelto' para mostrar su mejor cara. Esta misma mecánica, en la prueba de la Like 125, nos había dejado muy buenas sensaciones.

Alardea además de unas emisiones muy por debajo de las mínimas exigidas por la normativa Euro 4 vigente: sólo 48 g/km de CO2, cuando el límite está en los 114 g/km. Por otra parte, sus consumos declarados son realmente reducidos, tan sólo 3 litros a los 100 km, así que podremos gozar de una autonomía que roza los 200 km.

Cambios para España

En marcha, lo que más destaca es su estabilidad, fruto sobre todo de esa rueda delantera de 16'' (la trasera en cambio, para permitir un cofre mayor, se queda en 14''), pero también debido a un diseño del soporte motor transversal que aporta gran rigidez al conjunto bastidor-motor. También se siente muy manejable y ágil para enfrentarse a cualquier atasco, de fáciles reacciones, para colarse entre coches sin problema alguno.

Por otro lado, buscando un mayor confort, KYMCO España ha desarrollado unas suspensiones específicas para nuestro mercado. Tanto la delantera (horquilla telescópica de 33 mm) como la trasera (doble amortiguador con precarga en tres posiciones) han sido mejoras en función de las necesidades 'ibéricas' para un comportamiento más confortable sobre superficies irregulares.
Concretamente, se han ajustado los hidráulicos internos, el paso variable de los muelles y el diseño del circuito interior, para amortiguar con más eficacia las bacheadas calles españolas y enfocarse a un uso que mayoritariamente en España es de una sola persona en este tipo de vehículos. Los neumáticos elegidos de serie son unos Kenda con medidas 100/80 delante y 120/80 detrás.

Equipa un sistema de frenado ABS de dos canales (el avanzado Bosch 9.1 M) de excelente funcionamiento, que se une a un generoso disco de freno delantero de 260 mm con pinza de dos pistones y a un trasero de 240 mm para ofrecernos una experiencia de frenada óptima. El frontal tiene un tacto ligeramente esponjoso, y fue el posterior el que mejor sensaciones nos dejó, con una eficacia más alta.

En conclusión: el nuevo People apunta alto

Recuerdo el anterior People 125 GTI como un Ruedas Altas voluminoso, con un poderoso motor de 15 CV, parte ciclo sobredimensionada, elevado equipamiento y prestaciones, con un enfoque más hacia carreteras y vías rápidas que a ciudad, pues quedaba penalizado en cuanto a peso y agilidad. Como decíamos, la casa asiática lo ha replanteado para que sea un modelo menos robusto pero más práctico y manejable. Las dimensiones son menores, así como su peso, resultando un vehículo más accesible para todos los públicos.

El nuevo People S 125 busca precisamente adaptarse mejor a las necesidades del trasiego urbano, al uso diario de su conductor, con un plus de accesibilidad, manejabilidad y agilidad que no tenía su antecesor. En comparación con sus rivales, el taiwanés esgrime una relación calidad/precio sobresaliente, con un diseño y acabados de gran marca, y con un precio realmente competitivo que no alcanda los 3.000 €.

Su capacidad de carga es superior a la que acostumbran a ofrecer los Ruedas Altas, y en su surtido de funcionalidades (dos tomas USB, asiento con muelle, guantera, instrumentación digital completa...) no echamos en falta nada. El People S 125 lo tiene todo para afrontar la última conquista de KYMCO...

HIGHLIGHTS KYMCO PEOPLE S 125

- Motor monocilíndrico 4 tiempos 4V refrigerado por aire 124,8 cc

- Potencia máxima: 11,56 CV (8,5 kW) a 8.500 r.p.m.

- Suspensión delantera: horquilla hidráulica telescópica

- Suspensión trasera: doble amortiguador hidráulico ajustable en 3 posiciones

- Frenos: delantero con disco 260 y trasero de 240 mm, ambos con pinzas de dos pistones, y ABS Bosch 9.1

- Neumáticos: 100/80-16" y 120/80-14" (Kenda)

- Altura del asiento (mm): 800

- Depósito de gasolina (l): 6,2

- Peso (kg): 135

- Iluminación full LED

- Cuadro de instrumentos digital

- Dos puertos de carga USB (uno en el cofre y otro junto a la llave de contacto),

- Guantera delantera con cerradura

- Cofre con capacidad para un casco integral y dos compartimentos.

EQUIPAMIENTO DEL PROBADOR

Fotos de la Kymco People S 125

Fotografías por: KYMCO España Press

La alternativa

Prueba Suzuki Burgman 125 ABS

Tras los cambios estéticos celebrados por la versión 2014, la Burgman 125 recibe un ABS optativo que lo hace todavía mas funcional... y seguro.

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"