Kymco People S 200i: La alternativa alternativa

Publicado el 03/02/2010


Vota

0 0

Si el scooter es el mejor sustituto del coche, el nuevo Kymco People S 200i es una opción ideal para quienes quieren moverse con gracia y salero por ciudad y extrarradio sin gastarse más de lo estrictamente necesario.

Kymco People S 200i: La alternativa alternativa

Kymco siempre ha demostrado que va muy en serio en su intención de proclamarse la mejor de las marcas económicas, que tiene a las coreanas Daelim y Hyosung como sus principales competidoras. Las tres firmas llevan tiempo tomando sus posiciones en el mercado de la moto y del scooter y tienen una buena acogida entre los usuarios. También las tres, lejos de acomodarse, han ido ofreciendo productos cada vez más atractivos y de mejor calidad para ganarse el favor del público. Sus catálogos son ahora más interesantes que nunca.

El People S 200i es un buen ejemplo de ese esfuerzo de Kymco por desmarcarse dentro del segmento económico. Cuando te sientas en el nuevo People, descubres una calidad de acabados magnífica. Cada plástico, cada conmutador y cada goma parecen perfectamente ensamblados. El People S 200i entra, antes que nada, por la vista.

Naturalmente, su diseño recuerda vagamente al del Scoopy (parrilla delantera, plataforma reposapiés plana, colín afilado...), pero, bueno, el fabricante que no tenga en su gama una semiimitación del superventas de Honda (o del más asequible Dylan) ¡que tire la primera piedra! No obstante su silueta es más rectangular, con cantos más vivos, cúpula para el manillar y un gran piloto trasero que lo hará inconfundible.

Mejor

Kymco People S 200i: La alternativa alternativa

La gama People es una de las más exitosas de Kymco, y el People necesitaba refuerzos para competir con los mejores rivales del segmento. Y nada mejor para ello que añadir un nuevo modelo entre el convalidado 125 y el gran 250. De ahí que, a finales de 2007, Kymco presentase el 200i, con un nuevo motor, sistema de alimentación por inyección electrónica y doble disco de freno. El nuevo 200, que en realidad es 163 c.c., equipa la misma frenada que el People 250: un disco de 260 mm en cada eje. Naturalmente, el cambio se nota y ahora el People S 200i tiene una fuerza de detención impresionante. El mordiente de sus pinzas resulta muy potente y puedes confiarte a él en cualquier situación. El conjunto de frenada es una de las grandes bazas de este modelo.

El motor de nueva generación supone el otro gran acierto del nuevo People 200i. La suavidad de funcionamiento y la mínima rumorosidad hacen que el confort de marcha sea estupendo. Sólo notas un rugido más audible y vibraciones en parado, pero en cuanto das gas, la estabilidad del People es total, y el sonido del motor, muy agradable. En las aceleraciones, la nota del escape tiene un tono acorde con la respuesta del scooter: enérgico y vivo. Además, la inyección le da categoría de scooter Euro 3 y una gran finura de marcha, además de un gasto de 3,9 litros a los 100 km.

Dando gas

Kymco People S 200i: La alternativa alternativa

La aceleración también representa una de las virtudes del renovado People. Ahora, el 200i tiene 0,3 CV más que el anterior 150 (que no llegó a nuestro mercado). Por supuesto, eso no significa que arranques el asfalto por donde pases, pero el Kymco acelera con alegría y es fácil que dejes plantados a muchos en los semáforos. Su respuesta inicial desde parado no es una bomba, pero, en unos milisegundos, cualquier petición al gas tiene su recompensa.

No esperes velocidades superiores a las de un 125, porque los 14,8 CV del People lo acercan más a los scooters de octavo de litro que a los 250 o incluso a los 150.

En su versión de 200 c.c. (163 c.c. reales), el People resulta apto para puntuales incursiones interurbanas. Su verdadero medio será siempre la ciudad, pero te permite coger carreteras y vías rápidas sin problemas. Todo lo más, acusarás la dureza de la suspensión cuando encuentres algún bache (y escucharás un nada elegante "¡Ay, mi culo!" de tu acompañante). Aparte de eso, el Kymco se mostrará en carretera tan estable como en ciudad, y su pequeña pantalla te protegerá sorprendentemente bien tu torso del viento. Sin embargo, el parabrisas genera un sonido algo molesto con este último (aunque esto irá siempre en función de la altura del conductor). Por delante, una doble óptica con dos bombillas halógenas nos proporcionarán una excelente iluminación nocturna. Un conjunto que tiene el detalle de que a punto de detenernos en un semáforo o en caravana, apaga la luz de cruce, dejando encendida sólo la halógena de posición, con lo que previene un gasto de batería innecesario. Luego, al arrancar, a la más leve acción del mando del gas, vuelve a encenderse la luz de cruce.

Que el People te permita salir puntualmente de la ciudad tendrá sus efectos en el apartado de consumos. En un uso mixto urbano-interurbano, el People S 200i nos dio unos consumos de 3,9 litros a los 100 kilómetros. Si abusas de la carretera y el acelerador sin piedad, la cifra puede alcanzar los cinco litros. En cambio, si te quedas en la ciudad y no empleas el mando del gas como si fuera un interruptor on/off, el People se conformará con poco más de 3,1 litros a los 100.

Ágil y estable

Kymco People S 200i: Tablier

El Kymco People S 200i tiene todas las ventajas de un rueda alta: estabilidad, agilidad, maniobrabilidad... Los 800 mm del asiento sitúan tus posaderas a una altura considerable. Con 1,70 metros, sólo podrás apoyar en el suelo la parte anterior del pie. Por suerte, el scooter es ligero (121 kilos reales) y en ningún momento te sientes inseguro con él. Su habilidad para moverse entre el tráfico es estupenda y su altura te permite pasar entre los coches sin preocuparte por sus retrovisores ni los tuyos. Se trata de esos scooters que te gusta usar a diario para ir a trabajar porque te diviertes por el camino. Su agilidad, junto a la potencia de frenada y la aceleración que ya hemos comentado, lo convierte en un aliado perfecto para moverte sólo o acompañado. Conductor y pasajero disfrutan de un asiento cómodo y una postura lógica y las estriberas abatibles para el acompañante son asimismo estupendas.

En la parte ciclo sólo tiene un defecto. El primer día me encontré en un par de situaciones en las que, al dar gas, la rueda trasera patinó y perdió agarre. La cosa no pasó de un susto, pero me quedé con la sensación de que quizás había un problema de tracción descontrolada a la rueda o algo así. Comenté el problema a un compañero de la redacción y me dijo que no era la tracción, sino el neumático, de una calidad mediabaja y que en frío y firme precario deslizaba, pero una vez a temperatura agarraba bien. Claro, los scooters económicos no salen de la nada, sino que son fruto de recortar costes de producción. Es habitual que los scooters con precios más atractivos vengan de serie con neumáticos más bien justitos. Personalmente, creo que con unas gomas de calidad, el People 200i sería un scooter redondo. Lo cierto es que al final me acostumbré a acelerar con más cuidado y no volví a tener problemas. Así pues, supongo que es perfectamente factible aprovechar la vida útil (sin pasarse) de los neumáticos de fábrica y luego adquirir unos mejores.

Scooter diario

Kymco People S 200i: Freno delantero

El People 200i entra en la categoría de lo que llamaríamos "currante-elegante", porque su practicidad es muy elevada sin descuidar el diseño. La plataforma reposapiés plana, el gancho para bolsas en el escudo y la parrilla portabultos te permiten llevar montones de cosas, desde el lote de Navidad entre las piernas a un baúl o un salchichón (éste iría en el gancho, claro, para que se seque). También está muy bien la guantera del escudo, con una bandejita de plástico transparente para llevar los objetos bien sujetos. En ella puedes guardar desde el móvil, la cartera o las gafas a una lata de refresco o una botella de agua pequeña.

Es una lástima que el depósito de gasolina tenga el tapón bajo el asiento (menos práctico) y sólo tenga capacidad para 6,8 litros de combustible. Claro, tanta compacidad de diseño tenía que salir de algún sitio. Seguramente ésta sea también la culpable de que bajo el asiento no quepa más que un casco jet pequeño. Ya que hablamos del hueco portacasco, se echa de menos una luz de cortesía, aunque se agradece la toma de corriente para cargar dispositivos electrónicos. Por otra parte, no está bien que el asiento se mueva tanto sobre la bisagra cuando lo abrimos. ¡Parece que vaya a desmontarse!

Menos de 2.600 euros

Kymco People S 200i: Freno trasero

Otro aspecto destacable del Kymco People S 200i es el uso de diodos led en las ópticas posteriores y los intermitentes. Aunque estéticamente discutibles, lo cierto es que hacen que el scooter resulte muy visible de día y de noche, y eso es sinónimo de seguridad.

El soporte lateral da muy poco juego y es fácil que se recoja automáticamente sin que te des cuenta. El caballete central resulta mucho más seguro y estable.

Por último, la instrumentación es completa, con relojes analógicos para el velocímetro y el nivel de combustible y un display digital con cuentakilómetros parcial y total y reloj horario.

En conjunto, el People S 200i es una propuesta seria, sólida y muy lógica para los urbanitas de presupuesto ajustado. ¡No podemos pedir más por 2.599 euros!


Laura Bartolomé
Fotos: Xavier Pladellorens / Santi Díaz (estudio)

 
Da tu opinión

Comentarios (1)

  • cecigar
    cecigar 08-04-2010

    tengo una moto people 200cc.
    cuando la compre no lei detenidamente el manual, y claro, estuvo 15 dias parada y cuando la quise usar nuevamente no arranco, el problema ahora es que la pongo a cargar y solo me dura dos dias, al tercer dia ya no arranca, no se que pasa.
    ese sistema de bateria no me gusta nada, deberia tener pedal como las demas, en fin que de saberlo antes seguramente no la hubiese comprado.

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"