KYMCO Xciting 400i: ¿Quién manda aquí? (Prueba) 2012


Vota

0 0

El nuevo KYMCO Xciting 400i, último invitado en llegar a la fiesta de los megascooter de 400cc, protagoniza una entrada estelar, a lo grande... con un revolucionario motor de 36 CV que lo aúpa al techo de la categoría, diseño italiano, la última tecnología a mano y un desconcertante precio de 5.399 euros, la cuestión es... ¿será capaz el nuevo taiwanés de 'mandar' en un segmento plagado de estandartes?

Más allá del nombre y de la estética, el nuevo KYMCO Xciting 400i nada tiene que ver con su antecesor y modelo al que sustituye, el Xciting 500 (actualmente, fuera de catálogo). La firma taiwanesa ha decidido rebajar la cilindrada de su megascooter deportivo para jugar la partida de los 400cc, una categoría en auge donde se encuentran modelos de la talla del Yamaha Xmax 400, el Suzuki Burgman 400, el SYM Maxsym 400 -todos ellos monocilíndricos- o el bicilíndrico Honda SW-T400. Sin embargo, aunque es precisamente en el motor donde posee su mejor baza pues con 36 CV se establece como el más potente de la categoría, el nuevo Xciting 400i también cuenta con un sinfín de actualizaciones hasta el punto de considerarlo un vehículo que “ha partido de cero”, tal y como explicaban sus responsables en la presentación organizada hace escasos días en Córdoba. Así, el nuevo scooter de Kaohsiung nace de una hoja en blanco y se convierte en la máxima expresión del saber tecnológico y estratégico de la marca. 

Éste es un vehículo que mantiene como ningún otro el equilibrio entre sus diversas facetas -potencia, estética, acabados, funcionalidad, comportamiento y precio- y que demuestra nuevamente la claridad mental y la excelencia con la que trabajan a día de hoy los responsables de KYMCO. Hace ya 5 años que han descubierto el equivalente a la fórmula de la Coca-Cola en el sector de las dos ruedas, y ellos siguen a la suya, renovando su flota y vendiendo como churros: de hecho, en el último mes dos de sus modelos -SuperDink 125 y Agility City 125- han sido los más matriculados en España. Y para quienes todavía no lo sepan, KYMCO es en la actualidad la segunda marca más vendida de nuestro país, sólo superada por el gigante Honda. Desde 2009, año de inflexión en la historia de KYMCO, todos los modelos de de 125cc o más han sido profundamente renovados, a excepción del Agility City. El Xciting 400i es, por tanto, el penúltimo capítulo de esta metamorfosis. La puesta al día del buque insignia supone un fin de ciclo -o inicio de ciclo, según se mire- para la marca de la K, que ahora ya tiene en la mano las cartas que deseaba. A partir de este mes de octubre, fecha de su aterrizaje en los concesionarios oficiales de KYMCO España, comienza una nueva partida... ¿cuál será la mano ganadora?

Motor completamente nuevo

Sobre el tapete, las cartas boca arriba. La primera que desvela KYMCO es la de su motor. Es completamente nuevo, un monocilindro de 399cc refrigerado por agua. Los ingenieros podían haber hinchado el de 300cc de la casa para el nuevo Xciting, pero por el contrario decidieron partir de cero y elaborar el SK80 de 4ª generación, un motor completamente nuevo cuya carta de presentación son los 36 CV a 7.500 rpm que suponen un nuevo récord de potencia específica (90CV/litro) entre los monocilindros de su segmento (Burgman 34CV, Xmax 31 CV, Maxsym 34 CV). La marca taiwanesa vuelve a demostrar su apuesta por las prestaciones y, tras situar al SuperDink 300 y el People Gti 125 en el techo de sus respectivos segmentos en este ámbito, regala al nuevo Xciting un propulsor líder. Y no sólo eso, también es un motor innovador y de soluciones revolucionarias. Una de las premisas de su desarrollo fue la de crear un bloque compacto que aligerase y estrechase el conjunto del vehículo. El resultado es un peso total -respecto al Xciting 500- de 22 kg menos. 

Pese a ello y a la reducción en 100cc de la cilindrada, el nuevo motor tan sólo tiene 1 CV menos que el de su predecesor. Todo un logro teniendo en cuenta que, asimismo, reduce considerablemente las emisiones y el consumo de combustible (cumple la normativa Euro 4). El listado de estas avanzadas soluciones del SK80 es amplio: un eje de equilibrado que minimiza las vibraciones, uso de sofisticados materiales como el magnesio y el nikasil para la construcción del cilindro, pistón y engranajes de la transmisión reductora aligerados, “offset cilindre”, culata monoblock de 4 válvulas o reducción de fricciones mediante rodamientos en los apoyos del árbol de levas y en los balancines así como nuevos casquillos en la bancada del cigüeñal, entre muchas otras cosas. En definitiva, toda una exhibición de vanguardismo mecánico que tiene como resultado un motor ultra-moderno, eficaz, compacto y duradero. No cabe duda de que KYMCO está a la última y que es un nuevo referente entre los fabricantes de motores. Que se lo pregunten a Kawasaki o a BMW...

Para conocer más en detalle el nuevo motor de 400cc de KYMCO pincha aquí

Medidas más compactas

Lo que menos ha cambiado respecto a la predecesora Xciting 500 R ABS es la estética, ligeramente estilizada -nuevamente por el diseñador italiano Zaniboni del estudio Arkema, creador del SD y del K-XCT- para el nuevo Xciting 400i. Son casi como dos gotas de agua y a simple vista prácticamente no se aprecian las diferencias, así que hemos usado el viejo truco de coger dos fotos de ambos modelos y jugar a las 7 diferencias: cambia la cúpula -ahora más corta y agresiva-, los retrovisores de aspecto más deportivo, han sido rediseñados los plásticos laterales, las asas del pasajero y -sobre todo- la zaga, ahora mucho más moderna gracias a un grupo óptico formado por tres guías luminosas LED horizontales para la luz de posición, 6 diodos LED para el freno y una matriz de LEDs para cada intermitente. Es sin duda la zona que más se ha transformado. El resto del vehículo se mantiene prácticamente invariable, con un diseño de marcado carácter deportivo y desafiante. Eso sí, las medidas del nuevo KYMCO son más compactas: se reduce la distancia entre ejes en 20 mm, la longitud en 280 mm y la anchura en 15 mm. En líneas generales es un vehículo más accesible. El conductor sentirá que se sube a un megascooter liviano y menos aparatoso que la mayoría de rivales del segmento. La posición de conducción mantiene la espalda bastante recta -evitando el clásico encorvamiento- y las piernas tienen mucho espacio a pesar del túnel central. Incluso es posible estirarlas ligeramente gracias a los apoya-pies del retroescudo. Como ya es habitual en los nuevos KYMCO, la zona del asiento reservada al pasajero es ancha y poco confortable, aunque en este caso el acompañante se beneficia de dos estriberas plegables que le ayudarán a viajar con mayor comodidad. También dispone de dos amplias asas donde agarrarse con seguridad. El conductor lo tiene mejor: el sillín, estrecho y a 815 mm del suelo como para apoyar los pies en el suelo con facilidad, le ofrece además un agradecido respaldo lumbar. 

Capacidad de carga

Desde que el mundo conoce la capacidad para dos cascos integrales bajo el asiento, ya nada es lo mismo... sobre todo en el segmento de los megascooter. En el nuevo KYMCO Xciting 400i, sin embargo, encontramos en este aspecto la primera nota negativa. El hueco que encontramos al levantar el sillín puede alojar un casco integral y algunos objetos más, pero nunca un segundo casco integral. Es cierto que ha crecido respecto al modelo anterior hasta llegar a los 42,7 litros, pero todavía insuficientes para competir con sus rivales directos. De hecho, es el único en su categoría que no alcanza ese almacenaje del doble casco integral. La casa taiwanesa, tal y como había hecho con su K-XCT, prefiere apostar por la compacidad del conjunto que por la holgura de carga. Todo sea dicho, el Xciting 400i ofrece una guantera hermética bajo el manillar para los enseres personales o para cargar el móvil o conectar el GPS gracias a su toma de 12 V. Se agradecen detalles como la iluminación interior del cofano por LED con activación por célula fotoeléctrica o la apertura del asiento asistida por amortiguadores neumáticos con bisagra. 

Cuadro de instrumentos

La información le llega al conductor mediante un panel de mandos de nueva factura. KYMCO ha optado por sustituir las tres esferas del anterior Xciting por una nuevo cuadro más espartano pero al que no le falta de nada: está compuesto por un cuentarrevoluciones analógico y una pantalla digital que muestra el velocímetro, cuentakilómetros total y 2 parciales, nivel de gasolina, testigo de reserva de gasolina, reloj horario digital y temperatura del agua. Asimismo, el cuadro dispone de testigo de carga de batería, testigo de intermitencia, testigo luz de carretera, testigo CELP de comprobación de inyección, testigo de presión de aceite, testigo de intervalos de mantenimiento y testigo de móvil conectado.

Parte ciclo

KYMCO ha dado el Do de pecho no sólo con el potente motor SK80, sino también con el desarrollo de un bastidor completamente nuevo que pudiese estar a su altura. La firma asiática ha vuelto a recurrir -tal y como hizo en sus últimas creaciones- a una estructura doble de diseño perimetral, con tubos de acero de 31,8 mm y dimensiones más cortas que las del Xciting 500. Usa en el tren delantero una horquilla hidráulica de doble tija (una solución más propia de las motocicletas que le otorga una mayor rigidez en la dirección) con barras de 41 mm -1 mm más que en el 500- y un doble amortiguador hidráulico en el trasero con la posibilidad de ajustar la precarga en 5 posiciones. El recorrido de la suspensión delantera es de 110mm y en la trasera, que ha crecido 7mm en comparación con el del anterior 500, llega ahora hasta los 107 mm.

El sistema de frenada es otra de las 'perlas' de este nuevo Xciting 400i que lo sitúa a la cabeza en el segmento: utiliza un doble disco flotante delantero de 280 mm -los del Xciting 500 eran de 260mm- con perímetro 'Wave' mordidos por pinza de anclaje radial; detrás monta un disco de 240 mm con pinza de doble pistón. Por su parte, los neumáticos continúan siendo de 15 pulgadas delante (120/70) y 14 detrás (150/70). 

Toma de contacto en Córdoba

KYMCO nos invitó a subirnos al nuevo Xciting 400i y, aunque tan sólo pudimos hacerle una breve toma de contacto durante 50km por las inmediaciones de Córdoba, ya pudimos extraer algunas conclusiones que esperamos ampliar lo antes posible con una prueba a fondo. La organización nos llevó por carreteras de curvas de todo tipo y algún tramo de autovía. Desde los primeros golpes de gas este megascooter se muestra reactivo, con una entrega de potencia contundente y progresiva en bajos y medios, y con una capacidad de estirar los 36 CV a partir de las 6.000 rpm -punto en el que empieza a ofrecer toda la potencia- y hasta los 7.500 para alcanzar velocidades máximas de 170-180 km/h. El funcionamiento del motor es suave y sin los clásicos tirones en las primeras marchas.

Este es un vehículo de doble vocación. La primera es la urbana. El nuevo KYMCO, a pesar de su apariencia corpulenta, es bastante manejable en la ciudad gracias a su peso más contenido que el de la mayoría de sus rivales de segmento y a unas geometrías que le permiten colarse entre los coches con relativa soltura. Que nadie se engañe, no es un vehículo puramente urbano, pero su paso por las calles -incluso aquellas atascadas- es hasta resuelto. Se apoyan fácilmente los pies y su distancia libre al suelo le permiten subir y bajar bordillos sin problemas. 

Su segunda vocación es la de los desplazamientos fuera de la ciudad, tanto en los diarios interurbanos como en alguna que otra salida por carretera. Aquí el Xciting presenta su mejor cara. Es protector en velocidades altas, con una posición de conducción erguida y confortable que no fatiga y -aquella característica que más nos gustó en la toma de contacto- con una estabilidad y una agilidad para enlazar curvas más propia de una motocicleta ligera de que un megascooter de 200 kg. Gracias a su configuración de horquilla de doble tija, la rigidez y la precisión en la dirección permiten trazar las curvas con total confianza y sin los típicos flaneos cuando se circula con alegría. El tarado de las suspensiones algo durillo, eso sí, penalizará el confort cuando se sobrepasa alguna irregularidad. Pero nada preocupante. El optimizado reparto de pesos respecto al Xciting 500 ayuda considerablemente a mejorar la estabilidad. Las inclinadas se pueden acentuar más gracias a la distancia libre al suelo de la que hablábamos: rascar con este scooter es bastante complicado. Quizás es en la salida de la curva donde deja menos sensaciones deportivas: es algo perezoso cuando debe recuperar tras los giros si abrimos gas a tope; pero una vez que supera primeras vueltas, el motor gana alegría con eficacia. El sistema de frenado es de lo mejor en este modelo. Sus dos discos delanteros de 280 mm detienen con un tacto de maneta ligeramente duro y de mucho mordiente el vehículo casi sin pestañear, incluso en las situaciones más comprometidas. Toda una garantía de seguridad. El trasero, más convencional, cumple su papel a la perfección. 

Acabando...

Para poco más nos ha dado esta breve toma de contacto en Córdoba. Sin embargo, más allá de las sensaciones dinámicas que pueda dejar este nuevo Xciting, no quedan dudas del gran esfuerzo que KYMCO ha depositado en el desarrollo y fabricación de este nuevo modelo: nuevo y revolucionario motor -el más potente de su categoría-, nuevo bastidor, mejores frenos... El segmento de los megascooters de 400cc está en ebullición. Al que durante años ha sido su rey totalitario, el Suzuki Burgman, le han salido últimamente nuevos e interesantes competidores, cada uno en su estilo... sólo en 2013 han aparecido el Yamaha XMax 400 y el KYMCO Xciting 400, al que se le suman los ya existentes SYM Maxsym, Honda SW-T400, Peugeot Satelis... esto es un claro indicador de que las marcas apuestan por un terreno que gana cada vez más adeptos ya que son vehículos que aúnan potencia, confort y funcionalidad. Son ideales para quienes quieren realizar cada día recorridos de media distancia, para moverse por la ciudad o incluso para hacer viajes largos -¿por qué no?-. El nuevo Xciting, el último en llegar a los concesionarios (aunque ya lo habíamos visto hace dos años en el EICMA de Milán) era un modelo muy esperado como todo lo que hace KYMCO últimamente, una marca convertida ya en un referente de las dos ruedas. Y no ha defraudado. Llega con un derroche de tecnología puntera al menos en el plano de la mecánica, con una parte ciclo potente, con todas las soluciones prácticas y el equipamiento que se le requieren a un megascooter de hoy en día, y con un precio (5.399 euros + seguro gratuito el primer año) que vuelve a tener una relación paradigmática con la calidad de los acabados y materiales... es la marca de la casa. Es sin duda uno de los modelos más equilibrados en su conjunto al que sólo le hemos encontrado una penalización importante: la capacidad bajo el asiento para sólo un casco integral. El resto del vehículo acumula toda la genética indispensable para intentar el asalto al trono de los megas de media cilindrada. Lo hace con una fuerte personalidad: máxima potencia, mínimo precio. ¿Veremos dentro de poco al nuevo KYMCO Xciting 400i mandando en el reino de los 400cc?

¿Qué opinas del nuevo KYMCO Xciting 400'? Esperamos tus comentarios

Características destacadas del nuevo KYMCO Xciting 400i

Bastidor de doble estructura con diseño similar al de los chasis perimetrales de moto

Peso reducido en 22 kg

Diseño italiano: Massimo Zaniboni (Arkema Studio)

La mejor potencia específica entre los megascooters de 400-500 cc

Respetuoso con el medio ambiente: cumple Euro4

Suspensión delantera de doble tija tipo moto: máxima rigidez en la dirección

2 amortiguadores hidráulicos con muelle de paso variable: efecto progresivo

Neumáticos delantero 120/70-15 (38N), trasero 150/70-14 (59N)

Freno delantero doble disco flotante delantero de 280 mm con perímetro “Wave”, pinzas delanteras de anclaje radial: sin torsiones ni vibraciones

Freno trasero disco trasero de 240 mm, pinza trasera de doble pistón con segundo accionamiento mecánico para freno de estacionamientoCapacidad para un casco integral

Caballete lateral central y freno de estacionamiento

Manetas regulables en amplitud


Equipamiento en esta prueba: Casco Shoei XR-1100; Pantalones de kevlar Squad; Chaqueta Hebo Kronos 02; y guantes Hebo.

 
Da tu opinión

Comentarios (6)

  • Charly
    Charly 23-10-2013

    Muy buen artículo.

  • baserri
    baserri 24-10-2013

    Si tuviera capacidad para 2 cascos debajo del asiento.. un 10. Eso va a penalizar bastante.

  • Pripeae
    Pripeae 25-10-2013

    has hablado de todo menos el consumo, creo es un factor muy importante y debería publicarlo siempre.

  • jmhuelva
    jmhuelva 30-10-2013

    Si mides menos de 1,75 no llegas al suelo ni con las puntas de los piés. 81,5 una barbaridad de altura del asiento. Capacidad de bodega opequeña y de hueco (sólo uno) escaso. Vamos para atrás

  • ferra
    ferra 09-11-2013

    jmhuelva no vamos para atras, este scooter es de corte deportivo, si quieres algo mas bajito y con mas capacidad tienes una superdink q ya te vale....

  • David
    David 10-01-2014

    Va como un tiro!!! Muy fina, còmoda y versatil. Frena extraordinariamente bien. Muy bien.
    Bajo mi modesta opinión Mejoraria:

    1. Ubicación retrovisores, quizas mas adelantados, ya q la vision q tiene el piloto es bastante precaria; una Vez bien regulados y en buena posición de conducción.
    2. Pantalla de protección para el viento demasiado baja, ganaria siento un poco mas alta.

    Saludos

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"