Kymco Xciting 500 R: El maxi... casi diésel


Vota

0 0

No, no es que KYMCO se haya decidido a fabricar un maxiscooter diésel de gran cilindrada -que, por cierto, ahí queda la idea- sino que su Xciting 500 me lo sugería en algunos momentos de la prueba. Tiene un monocilíndrico de medio litro rebosante de bajos y par, que gasta como un mechero y al que le gusta -más que las aceleraciones deportivas- ir cogiendo velocidad a buen ritmo pero sin pausa...

Antes que nada hay que dejar clara una cosa: la denominación R del Xciting está ahí más por toques estéticos sport y cuestiones comerciales que por carácter. Y personalmente creo que le perjudica más que le beneficia. 
El Xciting 500 es un grandísimo maxiscooter GT pero no un maxiscooter deportivo y esa R -y su estética agresiva- pueden llevar no sólo a confusión al potencial conductor sino a algo peor: a tratarlo injustamente. Si esa R nos lleva a creer que estamos ante la versión KYMCO de un T-Max, el de Taiwán siempre perderá en la comparación. Si simplemente nos acercamos al Xciting 500 como lo que es, un magnífico maxi 500 sin más pretensiones que la versatilidad, las buenas prestaciones, la funcionalidad y una imagen agradable... entonces la cosa cambia muy notablemente.
Son varias las razones por las cuales un Xciting no puede ser considerado un scooter sport aunque las principales son dos: es un vehículo muy grande, voluminoso, que busca el confort y la capacidad de carga por encima de la contención de formas. Y su motor también prefiere la suavidad al carácter. Y todo eso nos lo recuerda a la hora de enlazar virajes lentos... en buena parte por el excesivamente blando tarado de la suspensión -especialmente la trasera- pero conviene insistir que el Xciting lo supedita todo a la funcionalidad. No es un scooter para llegar al viraje, tirar de frenos e inclinarlo con agilidad confiando en el aplomo de la amortiguación. No. Es un scooter para llegar a la curva cómodamente, frenar cómodamente, inclinarlo lo justo para seguir cómodo -no será mucho... enseguida toca con todo en el suelo- y seguir avanzando cómodamente hasta el final de la curva mientras el motor nos saca de cualquier apuro.
Lo dicho: un magnífico GT.

Pequeños buenos detalles

Ergonómicamente el KYMCO es un vehículo muy bien pensado. Está lleno de detalles aparentemente triviales pero que, en la práctica, marcan la diferencia. Eso siempre se le ha dado muy bien a KYMCO; la solución del tapón de la gasolina en el salpicadero, no por conocida deja de ser es absolutamente genial. El Xciting no se conforma con tener una toma de corriente para cargar el móvil sino que incluso añade una plataforma de soporte para el teléfono, a la cual éste queda sujeto por velcro y que le evita ir rebotando por el interior del cofre cuando vamos en marcha. Además del generoso baúl interior -iluminado y amortiguado- encontramos una guantera en el interior del escudo y otra en el extremo del asiento, además de un gancho portabolsas. En ese sentido, pues, nada que decir a la capacidad de carga y equipamiento del buque insignia de KYMCO. Cómodo hasta el máximo; todo queda a mano y todo cumple su función a la perfección... aunque de un modo demasiado espartano. El cuadro de instrumentos, por ejemplo, es completísimo en cuanto a información y legibilidad... sin embargo parece más de un scooter 125 que de todo un 500.
Por otra parte no ignoro que son esas las cosas que rebajan costes y hacen que el Xciting 500 se pueda vender al increíble precio de 4.890... casi lo que cuestan scooters de otras marcas con la mitad de cilindrada.  

Carácter diésel

Y llegamos al aspecto que más conviene matizar; el motor. Partamos de la base de que un monocilíndrico de 500, con un perolo enorme de medio litro arriba y abajo, jamás será deportivo. Lo haga KYMCO o la NASA. Y el del  Xciting no se libra de las leyes de la física. Decía que me sugería un motor turbodiesel y me sigue gustando la analogía. Tiene muchísimos bajos. De hecho se mueve casi a pistonadas hasta las 5.000 vueltas, tirando desde abajo en cualquier régimen sin prisa pero sin pausa. Por supuesto que de forma más que notable para el continuo “arranca-para” de la ciudad pero siempre haciéndonos recordar que hay medio litro de cilindro ahí abajo. KYMCO declara una aceleración de 7 segundos de 0 a 100... y esa es una buena cifra para una moto que pesa 221 kilos en orden de marcha.
La cosa cambia a partir de las 5.500 vueltas. A partir de ahí y hasta las 6.000 o 6.500 es cuando se muestra más alegre... incluso brillante. Y es una buena cosa porque a esos regímenes nos vamos a mover ya en la horquilla de 100-130 km/h -la más habitual en uso extrarradio- y con una muy buena recuperación. De hecho hasta las 7.000 el Xciting sigue acelerando muy bien. A partir de ahí decae ya un poco y si no queremos castigar los consumos es mucho mejor dejarlo volver a esta franja de 5.500/6.500 en la que está más cómodo.
Que quede claro para interesados; no estoy diciendo de ninguna manera que el Xciting no corra. Al contrario: corre mucho. Lo suficiente como para que el Estado nos fotografíe más que a Paquirrín en un karaoke, ya que la aguja del velocímetro puede superar por poco los 160 km/h.
Lo que digo es que llega a esas altas e ilegales velocidades como lo haría un potente turbodiésel familiar, no un deportivo. Tampoco sus frenos lo permitirían... ya que en absoluto se muestran muy amigos de las apuradas al límite y el mordiente extremo. De nuevo encontramos un compromiso por la comodidad en unos frenos potentes pero muy, muy dosificables y confiables que transmiten muchísima confianza al apretar la leva con fuerza. La presencia del ABS, además, aún incrementa más este aspecto. Son frenos perfectos para detener una 500 de casi 250 kilos sin asustar al usuario medio.  

Imbatible en precio

Repito mi reflexión del principio: el KYMCO Xciting 500 no es un scooter sport y sí, en cambio, un fenomenal GT. Si lo tenemos claro al sentarnos al manillar no nos dará más que alegrías. Tiene potencia más que suficiente para llevarnos a cualquier parte por ciudad, carretera o autopista, es muy práctico, equipa ABS de serie y está cargado de buenos detalles para el día a día. Y, sobre todo, es imbatible en precio. Estamos hablando de un medio litro que cuesta menos que algunos 125 y que la mayoría de 400 del mercado, incluidos productos ya archiconocidos como Burgman, Majesty o Maxsym que pueden ser rivales directos a estas alturas de sus vidas operativas.
Evidentemente en otros casos son más caros porque son productos de desarrollo más reciente o de una vocación más premium... -sin salir de la gama KYMCO el mismísimo Superdink 300 ABS cuesta únicamente ¡¡¡560 euros menos!!!- pero la realidad es la que es... y el factor precio, en el caso del Xciting 500, es de lo mejor del segmento.

La alternativa

Prueba: Suzuki Burgman 650 Executive: Alemania es el objetivo

La versión 2013 del Suzuki Burgman 650 ha refinado su ya conocida alma burguesa y viajera para responder todavía mejor al ataque de la BMW C650GT. En Hamamatsu quieren plantarle cara a Munich. ¿Lo ha conseguido? La respuesta ya la sabemos... y te la contamos tras su presentación a la prensa en El Rompido, Huelva…

 
Da tu opinión

Comentarios (5)

  • Bibliotecario
    Bibliotecario 03-08-2012

    Si no hay fallos y se apaga de repente al parar... ¿Será que el embrague se queda abierto, no desacopla y te lo cala?

  • JoseTe
    JoseTe 03-08-2012

    Tengo uno Xciting, es de 2007 y modelo de carburacion. Estoy encantado con el, las unicas pegas que le encuentro son: mucho cuidado con el gas pues se dispara el consumo, y los plasticos que enseguida toman un gris bastante feos. Pero por su precio y comportamiento me parece una maravilla.

  • aviador
    aviador 04-08-2012

    hola tengo la kymco un año,y al principio me dio muchos problemas con el conector de una electrovalvula de gases del motor...hasta que di com la averia pense vender,romper ,quemar y mas cosas;a partir del disocho dia que me la arreglaron el amiguo mecanico y un buen profesional,estoy difrutando mi kymco ,es despues de varias motos que he tenido la que mas satisfacion me esta dando un saludo y enhorabuena a los kymqueros...

  • baopertegas72
    baopertegas72 05-08-2012

    a mi tambien se me paraba me pusieron la centralita nueva y me subieron un poco el reglaje de la inyeccion y fenomenal.

  • fede
    fede 06-08-2012

    La única pega es que en el baul no quepan 2 cascos, por lo demás va de cojones.

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"