Mitt 125 GTS 2019 (prueba): Aptitud y actitud urbana


Vota

0 0

Probamos el económico megascooter 125 de Mitt Motorcycles, predispuesto a facilitar tu día a día en la ciudad, y capaz de hacerlo...

El catálogo de Mitt Motorcycles, la nueva firma asiática que opera de mano de Jets Marivent en nuestro país desde el pasado verano, se compone en 2019 de 14 modelos, una variada oferta en la que encontramos dos scooters de 125cc, el 125 RT -que ya ha pasado por el equipo de pruebas de este medio- y el 125 GTS, un megascooter de apariencia deportiva y provisto de un buen elenco de soluciones funcionales que, con uno de los precios más contenidos de su segmento, 2.795 euros, pretende convertirse en un aliado de todos aquellos usuarios que se desplazan diariamente en la ciudad y cercanías y que buscan cuidar su bolsillo. Por supuesto, se dirige a quienes disponen de carnet de coche (el B siempre que les habilite también para el A1).

Hay que reconocer que exhibe una estética impactante, en esta versión que hemos podido probar, combinando una carrocería de formas angulosas completamente negra con detalles en verde a lo largo de todo el carenado y en las modernas llantas, que le dona una imagen juvenil y moderna.

Suma mucho esa cúpula parabrisas delantera ahumada de estilo sport. Sin embargo, más allá de esta atractiva fachada, el nuevo Mitt GTS es un vehículo 'bonachón' o propósito es hacernos la vida fácil en nuestro trasiego urbano.

Es muy confortable, gracias a su generoso asiento de dos niveles, tanto para el conductor como el pasajero, que dispone de estriberas plegables, amplias asas donde agarrarse y, sobre todo, un amplio respaldo lumbar de serie para viajar con mayor comodidad.

El conductor adopta una postura relajada y ideal para gobernar la moto, así como de una buena parcela de asiento con material anti-deslizante y unas plataformas para los pies que, a pesar del túnel central, son amplias e incluso permiten estirar las piernas apoyando los pies sobre un segundo nivel.

La altura del asiento es reducida y permite apoyar con facilidad los pies en el asfalto, mejorando las maniobras en parado o a baja velocidad. El envolvente carenado ofrece una buena protección aerodinámica y aunque la pantalla parabrisas no es muy amplia aporta en este sentido.

A nivel de equipamiento, es bastante completo. Ofrece tecnología led para las luces, un cuadro de instrumentos que combina dos esferas totalmente digitales y ofrece una completa información y de fácil lectura (velocímetro, revoluciones, nivel de gasolina, reloj horario, cuenta kilómetros parcial, indicador de carga de batería); dispone, además de la habitual botonería en las piñas del manillar, de un pulsador de warning en el 'salpicadero'; también ofrece un práctico freno de estacionamiento que nos facilitará las paradas momentáneas en pendiente, un elemento muy poco frecuente en la categoría; cerradura central para el asiento; el arranque es eléctrico, pero en caso de fallo de la batería, ofrece a mayores un pedal de arranque; no falta el acceso al tapón de la gasolina con llave; y las opciones de estacionamiento pasan por un caballete central y por una pata lateral...

Bajo el asiento encontramos un hueco algo justo, suficiente como para guardar un casco integral (incluso los de talla XL), y con espacio para otros objetos, pero no para alojar un segundo casco, un almacenaje correcto pero inferior a la mayoría de megascooters que encontramos en el mercado.

Eso sí, esta capacidad de almacenamiento queda redondeada con dos guanteras generosas en el retroescudo donde transportar otros enseres personales. Ambas disponen de cerradura con llave (otro detalle poco habitual en este segmento). Además, la de la izquierda equipa un toma de corriente, que nos facilitará la recarga de dispositivos móviles en marcha.

En cuanto al motor, éste es un monocilíndrico 4 teimpos, refrigerado por aire de 124,6 cc, con alimentación EFI. Ofrece una potencia máxima de 11,4 CV a 7.500 rpm y un par motor de 7.2 Nm a 7.500 rpm. En marcha, esta sencilla mecánica cumple su cometido en la ciudad, empujando con corrección cuando abrimos gas desde parado, adaptándose a los requerimientos urbanos sin problemas.

Sus aceleraciones no es que sean contundentes, pero el vehículo mantiene la compostura y genera la fuerza necesaria para discurrirse entre coches y facilitarnos los desplazamientos. Sus recuperaciones en subidas y aceleraciones en la salida de los semáforos son relativamente contenidas. Su velocidad máxima se acerca a los 100 km/h, por tanto es un propulsor adecuado para circular con solvencia en ciudad e incluso algunos desplazamientos interurbanos. Por otro lado, su depósito de gasolina de 14 litros garantiza una buena autonomía.

Mitt lo ha equipado con un sistema de frenada de discos, tanto en el tren delantero como trasero, mordidos por sendas pinzas de doble pistón, que ofrecen un mordiente progresivo y suficientemente potente, y lo ha provisto de frenada combinada (Combined Braking System), que reparte la acción de los pistones: accionando la maneta izquierda, esta implantación distribuye la frenada entre el disco trasero y el disco delantero; presionando la maneta derecha, sólo actúa sobre el freno delantero. Este sistema CBS pretende facilitar las fases de detención sobre todo a usuarios con menor experiencia, pues mejora un 30% la frenada, equilibra los trenes y minimiza las transferencias de peso para que el agarre de los neumáticos no entre en crisis.

Respecto a la parte ciclo, el GTS usa un chasis multitubular, apoyado sobre una horquilla telescópica convencional y un basculante con transmisión integrada y doble amortiguador trasero con posibilidad de regular la precarga. Las medidas de este megascooter son generosas, con una batalla de 1.560 mm, así que su estabilidad es elevada. Por su parte, los neumáticos, de 14'' delante y 13'' detrás, aportan al conjunto la agilidad y soltura necesaria para desenvolverse por la ciudad con la suficiente reactividad.

Highlights técnicos Mitt 125 GTS

1. Motor monocilíndrico cuatro tiempos de 125 cc

2. Potencia: 11,4 CV a 7.500 rpm

3. Cambio por variador

4. Embrague automático centrífugo en seco

5. Chasis tubular de acero con motor portante

6. Suspensión delantera por horquilla telescópica

7. Suspensión trasera por basculante con transmisión integrada y doble amortiguador

8. Precarga posterior regulable

9. Instrumentación por diplay digital

10. Refrigeración por aire

11. Ruedas de 120/80-14, 130/60-13

12. Depósito de 14 l de capacidad

13. Disco delantero lobulado, pinza 2 pistones, y trasero con pinza doble pistón.

 
Da tu opinión

Comentarios (1)

  • elviro
    elviro 08-06-2019

    compre una mitt 125 gts hace 3 meses y no hay semana que no pase por el taller 2 o 3 veces tiene un ruido en la zona del embrague que no saben que es y aparte cuando vas a 80 km y dejas de acelerar la direccion empieza a temblar bruscamente si sueltas las manos vas al suelo y por lo visto es un defecto de fabricacion pues hemos probado 3 y todas tienen ese problema

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"