Moto Guzzi Nevada Classic 750 i.e: Mucho mejor 2005

Publicado el 03/05/2010


Vota

0 0

La cruiser italiana se desmarca de sus competidoras para ofrecer agilidad y control poco habituales en la categoría. Con un 90 % de componentes nuevos, los cambios le han sentado de maravilla.

Moto Guzzi Nevada Classic 750 i.e: Mucho mejor

A primera vista, el dossier de presentación de la Guzzi Nevada Classic 750 ie resulta extrañamente irreal. Presenta muchas fotos, la mayoría de ellas con un conductor masculino que lleva como acompañante a una chica (guapísima y de pelo negro, muy a la italiana). En casi todas las fotos de acción, los dos modelos lucen sonrisas increíblemente amplias tras las mentoneras de sus cascos (a juego, claro). ¿Cómo es posible que disfruten tanto?

Guzzi ha fabricado customs bicilíndricas en V con este estilo tan peculiar desde principios de los ochenta, pero poca gente fuera de Italia las ha comprado, y menos aún en los últimos tiempos.Y sin embargo, estos dos personajes se lo están pasando supuestamente en grande sobre lo que, a primera vista, parece una versión ligeramente actualizada de la Nevada 750 del año pasado. Pues debo confesar que bastaron un par de horas sobre la moto para que esas expresiones de júbilo me resultaran más creíbles.

Esta humilde cruiser de media cilindrada tal vez no sea la más excitante de las monturas italianas de los últimos tiempos, pero ofrece mucha más diversión de la que podía esperar. Hasta hubo momentos en los que no pude evitar una inmensa mueca de satisfacción, a imagen y semejanza de la feliz pareja.

Hay motivo

Moto Guzzi Nevada Classic 750 i.e: Mucho mejor

Las causas del cambio las conocí en la presentación a la prensa, donde Guzzi explicó que, a pesar de lo familiar de su nombre y su imagen, la Nevada Classic 750 ie es en esencia una moto nueva, más basada en la Breva (ST en España) lanzada en 2003 que en la versión anterior de la Nevada. Se han cambiado o rediseñado nada menos que 383 de los 441 componentes del modelo, casi el 90 % del total.

Así que no debe extrañarnos que la 750 ie sea una moto más atractiva, que transmite mayor sensación de suavidad al conductor. Las dos últimas letras de su apellido se deben al nuevo sistema de inyección Weber-Marelli que monta su bicilíndrico en V de 744 c.c. refrigerado por aire. El propulsor está tomado directamente de la roadster Breva de 2003, que ofrece una potencia máxima de 48 CV a 6.800 rpm y se completa con culatas Heron (con la cámara de combustión en la parte superior de los pistones).

En comparación con la versión anterior, la nueva Nevada también estrena pistones y cilindros, un sistema de lubricación actualizado y un airbox más grande y eficiente. El sistema de transmisión por cardán se ha puesto igualmente al día, con una caja de cambios de cinco relaciones rediseñada, recorrido más corto y un nuevo material de fricción en el embrague monodisco. El resto de la moto también ha mejorado aun conservando el formato tradicional de cruiser de la Nevada.

La belleza es algo muy subjetivo, pero a mi modo de ver, esta moto resulta mucho más atractiva que su antecesora, sobre todo por la colocación del depósito y el asiento en un ángulo más convencional, que aleja el modelo de su imagen anterior, en la que parecía como si una bisagra lo partiera por la mitad. También hay cromados extra, una bonita consola de instrumentación tomada de la Breva y un nuevo doble escape en paralelo (con catalizador) que completan un lifting simple pero francamente efectivo.

Uno de los aspectos que más me sorprendieron de la nueva Nevada fue lo pequeña y manejable que resulta. El asiento se sitúa a apenas 760 mm del suelo y su peso en seco es de 185 kg, no demasiado elevado para una montura con chasis de acero, transmisión por cardán y un gran motor V-twin transversal de 750 c.c. El manillar moderadamente alto también contribuye a su gran maniobrabilidad.

Muy accesible

Moto Guzzi Nevada Classic 750 i.e: Mucho mejor


Los mandos resultan también accesibles, incluyendo el suave puño del gas, que, al acelerar en parado, provoca el típico balanceo hacia la derecha de los bicilíndricos en V transversales de Guzzi. Es fácil entender por qué se espera que gran parte de los conductores de la nueva Nevada sean mujeres. El poco peso de la Nevada –unos 50 kg menos que rivales como la Harley- Davidson Sportster 883, la Honda Shadow 750 o la Kawasaki VN 800- le permite ofrecer prestaciones muy vivas a pesar de sus modestos 48 CV de potencia.

Su motor combina el carácter típico de un V-twin con una suavidad inédita hasta ahora. La respuesta de la inyección es excelente y, con la entrega máxima de potencia a sólo 3.600 rpm, la moto se muestra siempre a punto para abrir gas, aunque la aguja del cuentarrevoluciones esté casi en la zona roja. La Nevada tiene potencia suficiente para ofrecer velocidades de crucero de 110 km/h o más.

El día de la prueba llegó a alcanzar una máxima de 170 km/h en una pintoresca carretera que bajaba junto al lago Lecco. Hay momentos en los que se agradecería algo más de garra, pero lo cierto es que este motor responde bien a lo que se espera de una cruiser: es lo bastante potente y flexible como para conducir durante largos períodos de tiempo, dentro de las limitaciones que imponga la propia postura. Con un paisaje como éste a las puertas de su fábrica, no es de extrañar que Guzzi opte por construir cruisers, máquinas diseñadas para tomarse el camino con calma y disfrutar de las vistas.

Mandello del Lario está cerca de las montañas y de la multitud de carreteras estrechas que se extienden por ellas, con más curvas que un plato de espaguetis; todo un revulsivo para crear también motos altamente manejables. Las dos primeras curvas siguientes a nuestra salida de la fábrica de Guzzi demostraron que la Nevada responde a todos estos parámetros.

Cruiser polivalente

Moto Guzzi Nevada Classic 750 i.e: Mucho mejor


A pesar de todo, hay numerosas diferencias entre la parte ciclo de esta moto y la de la Breva. La más destacable es la utilización de llantas de radios de 18 pulgadas en el estrecho neumático delantero y de 16" en la más gruesa goma trasera, a diferencia de las llantas de palos de aluminio y 17" de la Breva. Además, la horquilla Marzocchi de 40 mm ofrece un recorrido más largo, mientras que el de los amortiguadores traseros es ligeramente inferior. La cruiser también tiene más distancia entre ejes y un avance de horquilla mayor para mejorar su estabilidad.

La colocación de ésta a 28° mejora la maniobrabilidad del conjunto. También es igualmente importante destacar la colocación razonablemente elevada y no muy avanzada de los reposapiés, que, junto a los escapes altos, contribuye a dejar una distancia libre al suelo considerable. Con todo, la Guzzi es mucho más divertida que una cruiser convencional y permite tumbar con entusiasmo en una hilera de curvas. Transmite ligereza y sensación de control, alejándose de esos contactos potencialmente peligrosos que se dan entre el metal y el asfalto con la mayoría de sus rivales.

A tanta agilidad contribuyen mucho sus efectivos neumáticos Metzeler. Hay que reconocer que en la Nevada la horquilla avanzada y el doble amortiguador trasero Bitubo –ajustable en precarga– son bastante básicos. Pero permiten controlar la moto en curvas y facilitan una conducción razonablemente confortable en todo momento. También resulta efectivo el sistema de frenada, que comprende un disco flotante Brembo en cada extremo y se adapta perfectamente a las necesidades de esta moto. En la parte frontal, la combinación del disco de 320 mm con la pinza de cuatro pistones resulta particularmente poderosa.

Visto lo visto, puede parecer que he acabado impresionado y positivamente sorprendido con la Nevada... ¡pues claro! Es ligera, baja, elástica, suave, fácil de manejar y dejaría atrás a la mayoría de sus rivales en una carretera de curvas. El depósito sólo tiene capacidad para 14 litros, pero es suficiente para los bajos consumos de su motor. Con todo, llamar cruiser a esta moto es casi perjudicarla, porque la Nevada resulta mucho más versátil que lo que solemos encontrar en la categoría. Como producto de la factoría moderna de Guzzi, esta moto parece bien concebida y construida.

Presenta detalles tan útiles como la completa instrumentación o la pequeña agarradera para el pasajero. Técnicamente, destacan elementos como la inyección de combustible, el disco de freno trasero o la transmisión por cardán, que pocos de sus rivales pueden igualar. También tiene un precio altamente competitivo y puede completarse con numerosos extras, incluyendo una rejilla portabultos, maletas rígidas o el soporte central. Sin duda, la feliz pareja que monta la Nevada en el dossier de prensa tiene motivos de sobras para sonreír.


Roland Brown
Fotos: Milagro & Roland Brown

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"