Moto Guzzi V85 TT (prueba): Un aterrizaje distinto


Vota

0 0

El Águila toca tierra con una trail media de pulido estilismo neoretro, fiel a los valores de Mandello pero con tecnología y equipamiento de nueva generación

Moto Guzzi llega al segmento más vivo, el de las trails de media cilindrada, y lo hace sin fijarse en nadie, fiel a sus señas de identidad vertebradas entorno a una configuración mecánica V-Twin transversal a 90 y una transmisión por cardán. Es la única de su categoría con semejante planteamiento. Hay que reconocer que, ya desde su primera presentación en forma de concept-bike en el salón de Milán de 2017, la V85 TT irrumpió como una de las propuestas más originales también desde un punto de vista estético.

Los diseñadores italianos han vuelto a demostrar por enésima vez que el lápiz lo dominan como nadie a la hora de dibujar motocicletas estilosas y elegantes, y la V85TT lo es, además desde una óptica neo-clásica para casar con las tendencias que no dejan de imperar en el mundo de las dos ruedas. Para quien no haya tenido la oportunidad de verla en directo, os decimos que la finura en sus acabados y la calidad constructiva general es de nota.

Capta la atención inmediatamente su zona frontal, protagonizada por un generoso faro de doble óptica circular led (tecnología presente en toda la iluminación del vehículo, incluida la luz diurna DRL) que al encenderse emite la inconfundible figura del águila de la casa, para regocijo de los guzzistas.

Por debajo, emerge ese prominente 'pico de pato', un elemento de corte vintage que recuerda a las míticas monturas de antaño más camperas y que, junto a otros elementos que veremos, deja constancia de que estamos ante una moto de vocación mixta, enfocada eventualmente a trayectos off-road...

El gran depósito, de 23 litros de capacidad y con una autonomía que podría superar los 400 km, se une a las 'fiesta' retrospectiva con sus formas dakarianas y el emblema clásico de Moto Guzzi brillando en los laterales. Este tanque está disponible en tres versiones monocolor, rojo, gris o azul (10.990 €) y en dos bicolores, amarillo Sahara o rojo Kalahari (11.190 €).

Detallismo off-road

El conjunto está plagado de cuidados detalles, como el exquisito asiento en Ski de textura 'microperforada' y el logo de la marca bordado, amplio y cómodo, de dos niveles y con un mini respaldo lumbar para el piloto; un grupo óptico trasero con dos llamativos elementos circulares en forma de toberas; o una parte trasera de diseño multitubular, a juego con el resto del chasis, que actúa de asidero para el acompañante y permite instalar tanto una maleta superior como dos laterales rígidas mediante el sistema 'quick release', para ampliar la capacidad de carga de una moto que no tiene porqué renunciar a los largos viajes, a pesar de que, al menos en apariencia, pretende proponerse como una especialista fuera del asfalto...

Y lo decimos en base a todos esos detalles y equipamiento de corte endurero de serie que exhibe, como las llantas de radios, los guardamanos, el cubrecárter del aceite en aluminio, los protectores de la horquilla, el sistema de escape 2-en-1 con silenciador alto o el citado guardabarros delantero elevado. Sin olvidarnos de la cúpula parabrisas de reducidas dimensiones, más 'preocupada' en aportar un estilo deportivo al conjunto que en ofrecer al habitáculo una buena protección aerodinámica. La misma filosofía que los paramanos.

Agradable rutera

Son las únicas pegas que anotamos de una ergonomía realmente confortable. Uno de los motivos por los que las trails y maxitrails se han convertido últimamente en las motos preferidas por los clientes para el 'turisteo' es la erguida posición de conducción que ofrecen y que apenas causan fatiga con el paso de los kilómetros.

La nueva V85TT cumple los patrones de la categoría y genera en el conductor una postura cómoda y natural de brazos, piernas y espalda. El ancho y alto manillar permite un gobierno muy directo de la dirección. En la italiana, las rodillas quedan perfectamente protegidas e integradas en las profundas hendiduras del depósito. La altura del asiento es asequible, de 835 mm, apta para que usuarios de a partir de 1,70 de estatura alcancen sin muchos problemas el suelo con los dos pies, un factor importante sobre todo en conducción no asfáltica.

Esto, en parte, está causado por la estrechez del conjunto y del sillín, que no obliga a arquear mucho las piernas. Las estriberas están engomadas, pero la goma es removible para adaptarlas a un uso más todoterreno. Las manetas son ajustables y las estriberas también se pueden recolocar.

Y es que la nueva 'Enduro Classic' de Mandello del Lario es una moto de dimensiones no excesivas, que se gobierna con cierta facilidad en parado o maniobras a baja velocidad. En cuestión de peso, sus 229 kg en orden de marcha están por encima de la media de la categoría, teniendo en cuenta a la BMW F 850 GS Adventure o la Triumph Tiger 800 XC, como sus principales rivales.

A nivel de geometrías, la italiana es algo más contenida, con una batalla más reducida de 1.530 mm, aunque en líneas generales su volumen es muy parecido al de otras trails intermedias que encontramos en el mercado, con una figura esbelta y líneas dinámicas, capaz de ofrecer una gran polivalencia de uso, espaciosa para viajes en pareja, maniobrable y eficaz para una conducción más sport -en este caso, incluso fuera del asfalto-, y suficientemente accesible para poder usarla con frecuencia.

Motor 853 cc de nueva generación

Insistimos en la idea de que Moto Guzzi se ha plantado en este segmento cada vez más atiborrado (además de las dos citadas, podemos incluir las nuevas Honda Africa Twin, la Yamaha Tènèrè 700 o la KTM 790 Adventure) con su propia filosofía, consecuente con sus propias tradiciones, pero al mismo tiempo comprometida con los avances y la tecnología más moderna.

Para impulsar a su trail media, la casa transalpina no se ha planteado otra mecánica que no fuera un bicilíndrico en posición transversal en V a 90, enfriado por aire y dos válvulas por cilindro y distribución mediante balancines y varillas, un propulsor "ocho y medio" que parte de la plataforma usada por las V9 pero que ha sido rehecho totalmente hasta el punto de no tener (casi) nada que ver el de sus hermanas custom.

Recibe numerosas actualizaciones, una lista interminable (cárter con funcionamiento semiseco, cigeñal, bielas y pistones aligerados, doble bomba de engrase, válvulas de admisión de titanio, culatas con nuevos conductos, tomas de admisión con formas especiales, nuevo árbol de levas con perfil de leva específico, etc.) que lo convierten en uno de los motores más modernos fabricados en Mandello del Lario hasta la fecha y que será el punto de partida para una nueva generación de modelos Moto Guzzi en otros formatos que lleguen en un futuro próximo.

Las cifras de prestaciones declaradas son interesantes, llegando a los 80 CV de potencia máxima a 8.000 rpm (es el primer motor de Guzzi de bloque pequeño en alcanzar tanto régimen de giro) y su par motor máximo es de 80 Nm, a 5.000 rpm. Está disponible un kit de limitación para los conductores con el carnet A2.

Durante nuestra breve toma de contacto, esta mecánica nos dejó constancia de su propia personalidad, un motor muy lleno en medios regímenes, con una respuesta suave y fina, que es capaz de empujar con contundencia en cuanto empezamos a abrir gas desde abajo pero sin radicalismos, más bien con una dosificada progresividad. Tenemos prácticamente todo el par disponible ya en las 3.750 rpm, y desde ahí hasta las 6.000 rpm se encuentra la zona de recreo. A partir de ahí y hasta los 8.000 de corte de encendido, se queda plano.

No es un motor estridente, con picos ni patadas, que para dar lo mejor de sí mismo no tiene porque apurado de vueltas, pero sí requiere moverse en esa horquilla de rpm. Sus caballos parecen estar equilibradamente repartidos, infundiéndole así un carácter uniforme y divertido para enlazar curvas pero también adaptado a un uso off-road, pues aun abriendo gas con fuerza desde abajo, su entrega es fuerte pero ligeramente suavizada, permitiendo superar así los obstáculos que se nos pongan en el camino, pero sin esa virulencia que puede generar descontroles o compromisos en el off-road.

Incluso conductores con menos experiencia fuera del asfalto, encontrarán en el propulsor de la V85TT un compromiso idóneo entre alegría y docilidad como para poder disfrutar en mejor grado de la tierra.

Ofrece además el clásico feeling guzzista, muy agradable. Como es tradición, el bloque motor 'baila' suavemente de lado a lado, con el cigeñal girando longitudinalmente, generando ese movimiento transversal que tanto define el comportamiento de las motos de Mandello. En la V85TT no es tan evidente como otras monturas de la casa.

El importante ahorro de peso de casi el 30% en los vástagos del pistón ha provocado -junto al doble eje de equilibrado- que las vibraciones se reduzcan claramente, sobre todo a altas vueltas, pero están presentes todavía para mediatizar nuestra experiencia de conducción.

La caja de cambios de seis velocidades, asociada a una transmisión por cardán, ofrece una nueva relación de marchas y mejoras en el acoplamiento del embrague, generando unos cambios realmente suaves y precisos tanto en la maneta como en el pedal.

Electrónica actual, sin exagerar

LA V85TT es una moto a la orden del día en lo que ha tecnología se refiere, sin excederse. Al servirse de control de acelerador electrónico 'Ride-by-wire' heredado de las Aprilia, ofrece al usuario la oportunidad de contar con diferentes mapas de motor seleccionables con el motor en marcha (Rain, Road y Off-road), que intervienen sobre la respuesta del acelerador, el control de tracción y el ABS (Continental MK100 de dos canales), para adaptarse así a las circunstancias cambiantes del suelo en el viaje.

El modo Carretera ofrece un nivel intermedio del control de tracción, ABS activo y rápida respuesta del acelerador; el modo Lluvia, un nivel alto de control de tracción, ABS activo y respuesta suave del acelerador; el modo Off-road, un nivel bajo de control de tracción, el ABS solo en la rueda delantera con calibración específica (y la posibilidad de desactivarlo también en la rueda delantera), y respuesta más suave del acelerador, asistida por un mayor freno motor.

Lo pudimos constatar en nuestro paso por el madrileño Puerto de Navacerrada, en donde nos estaba esperando un completo catálogo de inclemencias meteorológicas: comenzamos con lluvia y temperaturas de 0 C, pasamos por debajo de una espesa nevada, sobre charcos y barro, y acabamos azotados por unos intensos vientos laterales ya acabando la ruta... ¿Se puede pedir más para probar una trail? Lo cierto es que la V85TT aguantó las trampas climatológicas con total entereza.

Nos hubiera gustado contar con unos puños o asiento calefactables y un parabrisas más alto (disponibles en la gama de accesorios oficiales) para mejorar algo el confort de nuestra travesía, pues tal y como viene de serie la italiana no es demasiado turística que digamos. Sin embargo, su capacidades dinámicas han dejado una buena nota tanto en asfalto como fuera de él, y se siente una moto robusta para enfrentarse a todo tipo de vicisitudes.

Novedades en parte ciclo

En lo ciclístico, cuenta con un resistente bastidor perimetral de tubos de acero que sostiene el motor, completamente renovado, muy llamativo en lo visual sobre todo en las versiones bicolor. No recurre a la doble cuna como las V7 y V9 y es unos 2,5 kg más ligero que anteriores versiones. Ofrece nuevas soluciones como las placas de aluminio que sujetan los reposapiés.

Se asocia a un basculante de aluminio de doble brazo (en el derecho se aloja el cardán) con buena longitud que favorece la estabilidad, y a unas suspensiones firmadas por Kayaba de generoso recorrido en ambos trenes (170 mm), formadas por una aplomada horquilla delantera con barras de 41 mm de diámetro y amortiguador trasero con depósito separado y directamente conectado con el brazo derecho del basculante, ambos ajustables en precarga del muelle y extensión del hidráulico.

Hemos podido anotar sobre este equipamiento que trabaja aportando suficiente confort, algo blanda la horquilla en un primer tramo del recorrido (más consistente al final) para un tarado cómodo en asfalto y más 'absorbente' y efectivo en tierra.

Moto Guzzi ha optado por equiparla con neumáticos de 19'' delante (110/80) y 17'' detrás (150/70), una combinación que dice mucho de la polivalencia que pretende aportar esta moto, pues se adapta a la conducción off-road pero al mismo tiempo genera una correcta agilidad en carretera, aunque es cierto que su fuerte no se encontrará en los cambios de dirección ágiles o reactividad de dirección, si no más bien en la estabilidad y facilidad de inclinación.

La altura libre al suelo es elevada, de 210 mm. En general, las geometrías son bastante neutras y favorecen esa versatilidad, con una parte ciclo sencilla pero noble. Ofrece mucha estabilidad en rectas con reacciones predecibles, buena pisada en curvas en ambos trenes.

Por su parte, la frenada, que cuenta delante con dos discos de acero de 320 mm de diámetro con pinzas Brembo de anclaje radial de 4 pistones opuestos, con latiguillos metálicos, y detrás con una pinza flotante de 2 pistones con disco de acero de 260 mm de diámetro, genera un buen tacto y efectivo mordiente.

En cuanto a neumáticos, las versiones monocolor calzan los Metzeler Tourance Next, mientras los bicolor exhiben de serie unos Michelin Anakee Adventure, más adaptados a un uso fuera de carretera. Ambos están equipados con cámara de aire.

En el puesto de conducción, encontramos unas ergonómicas piñas desde donde controlamos con comodidad las funciones electrónicas de la moto, que se visualizan en una instrumentación totalmente digital, de excelente visibilidad. Es una de las estrellas tecnológicas de la moto: se trata de una pantalla TFT a color que, además de la clásica información (como el velocímetro, el tacómetro, el cuentakilómetros y el reloj) se informa de la marcha engranada, la temperatura del aire, el nivel de combustible, el consumo promedio y el consumo instantáneo, la autonomía restante y el modo de conducción seleccionado.

El usuario también puede optar con equiparla con un unidad de control MGMP y una app específica, que le permitirá usar las posibilidades de la plataforma multimedia de Moto Guzzi MIA, para conectar el teléfono a la moto y ampliar las funciones de la instrumentación (se puede reproducir música y enviar/recibir llamadas telefónicas a través del intercomunicador en el casco, y funciones de navegación).

Al lado del cuadro hay un puerto USB y se ofrece también una segunda conexión bajo el asiento. También está equipada con control de crucero, que se activa mediante un botón en la piña izquierda del manillar.

Off-road vintage intermedia

La nueva V85 TT tiene bastantes argumentos para cosechar buenos resultados comerciales para Moto Guzzi. La casa italiana ha configurado una moto que supone un ejercicio estilístico completamente único y diferente a todo lo que habíamos visto hasta ahora en el segmento. En Mandello han unido dos de las tendencias más fuertes en la actualidad de las dos ruedas: la moda neo-retro y el auge de las trails medias.

El producto resultante es muy pintón, exquisito en acabados y estética, bien equipado, moderno en soluciones y tecnología, y que además aporta un eficaz dinamismo, 'a medio camino' del on y el off-road, pues a pesar de su apariencia endurera, no acaba de ser tan especialista fuera del asfalto como otras propuestas (sus llantas, recorridos de suspensiones y, en general, capacidades off-road, son algo comedidas), ni tampoco dentro del asfalto, pero aporta en ambos escenarios un sobrado rendimiento y prestaciones para atreverse con todo.

Es más bien una de esas motos polivalentes y versátiles, ideal para largas aventuras, por su adaptabilidad casi a cualquier tipo de elemento y medio. Además, aporta un estilo particular. Una forma atípica, muy guzzista, de 'aterrizar' en el segmento...

Fotos de la Moto Guzzi V85 TT

Fotografías por: Moto Guzzi España Press
 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"