Moto Morini 9 1/2: La reconquista 2007

Publicado el 03/02/2010


Vota

0 0

La situación y la oferta del mercado de nuestro país nada tiene que ver con las que teníamos cuando las motos italianas gozaron de una gran popularidad. Pero veinte años después, la marca está dispuesta a iniciar una tímida reconquista.

Moto Morini 9 1/2: La reconquista

Morini ha vuelto, y lo ha hecho con modelos como la Corsaro y esta elegante 9 1/2, que hereda el motor de la Corsaro de 1.200 cc pero con un carácter menos agresivo que el de aquél...

Elegante, discreta y atractiva, la 9 1/2 pretende abarcar un sector de público menos radical y deportivo que el de la Corsaro con la que comparte motor, pero no comportamiento, pues en la 9 1/2 se ha suavizado a bajas vueltas, resulta más progresivo.

La 9 1/2 es una moto original, y eso, en tiempos en los que en cuanto a diseño y concepto está prácticamente todo inventado, tiene su mérito.Volver a buscar una Morini de prensa a la calle Sant Elías de Barcelona en el año 2007 fue una sensación sorprendente. Nunca me hubiese imaginado una nueva visita a Corver, que sigue siendo su importador, para retirar una Morini de más de 1.000 cc casi veinte años después de pasar por aquí a recoger las ligeras italianas con motor en V que alimentaron los sueños de miles de motoristas con pantalones de pata de elefante, barbour y gafas de sol americanas Ray-Ban.

El caso es que, al igual que las Ray-Ban, el barbour y los pantalones de pata de elefante (ahora con bolsillos exteriores), Morini ha vuelto.

La 9 1/2, en color negro con su franja en el depósito de combustible, el chasis con los tubos a la vista, la pequeña cúpula transparente que se sirve como opción (muy recomendable por 250 euros), su acertada maleta lateral, que también es opcional y muy práctica (286 euros), y las llantas de radios con el aro cromado infunden un toque de personalidad y forman un conjunto atractivo.

Y no sólo es una opinión personal, sino que os sorprenderíais de la cantidad de motoristas que me preguntaron por ella circulando por Barcelona.

Visualmente, el bastidor multitubular, con tubo de diámetro variable en acero con unas soldaduras de calidad, llama la atención. También sorprende la robusta horquilla Marzocchi Magnum con barras de 50 mm de diámetro. El monoamortiguador trasero tipo piggy-back anclado en el lateral derecho, regulable exteriormente, no se queda atrás, y, en definitiva, cada uno de los componentes vitales de la 9 1/2 te llamarán la atención si la observas con detenimiento. Y tampoco te dejará indiferente como conjunto.

Tras comentar su acertado diseño, más de un curioso me ha hecho la gran pregunta: ¿qué tal va?

Más suave

Moto Morini 9 1/2: La reconquista

El motor, con 120 cv de potencia, ha mejorado con respecto al de la Corsaro, a pesar de que tiene que pulir algunos aspectos como el tacto del cambio, que es excesivamente duro y cuesta encontrar el punto muerto. Todo es acostumbrarse, pero no es muy cómodo ponerse el chip de que conviene llegar a los semáforos en rojo en punto muerto, pues cuesta hacerlo con la moto parada y el embrague apretado.

En el bicilíndrico en V a 87° con un voluminoso radiador y cuatro válvulas por cilindro, la entrega de potencia es ahora menos brusca y la respuesta al puño del acelerador es más suave. El sistema de inyección electrónica se ha conseguido optimizar, esta versión tiene unas válvulas de menor diámetro, los conductos de admisión se han modificado (más cortos) y se ha trabajado en la distribución.

Con la Corsaro como referencia, en esta 9 1/2 se han llevado a cabo una serie de modificaciones para hacerla más amable, más fácil de conducir. Y la verdad es que con una posición de conducción razonable, un manillar muy ancho y el asiento 30 mm más bajo que en la Corsaro, la 9 1/2 es bastante cómoda y las piernas encajan bien en el depósito de combustible.

Más largura entre ejes, suspensiones recortadas y un depósito de combustible con 2,8 litros más de capacidad son algunas diferencias entre la sport de la casa y esta 9 1/2, que pretende abarcar a un grupo de usuarios más amplio.

Divertida

Moto Morini 9 1/2: La reconquista

Un tipo de casi metro ochenta encaja bien en el conjunto de asiento, estriberas y manillar, pero la longitud de éste sorprende al principio. Puede llegar a parecer exagerado, pero lo cierto es que a medida que vas acumulando kilómetros y te acostumbras, lo que en un principio parecía una exageración en cuanto a amplitud del manillar se llega a convertir en un argumento favorable.

Especialmente en carreteras reviradas, el largo brazo de palanca del manillar Acossatto se llega a agradecer. Un detalle curioso y acertado es el hecho de haber montado unos Pirelli Phantom que conservan el diseño original, sobre las elegantes llantas de radios con el aro cromado.

El tacto del embrague es un poco duro y la palanca de cambio también, además de que tiene demasiado recorrido.

Pero el motor sube de vueltas con decisión, coge desde poco más de las 1.500 vueltas. Respira bien a partir de la 3.000 rpm, y si lo subes más allá de las 6.000 rpm, te encuentras con un motor brillante, agresivo y con personalidad. Te aseguro que el bi italiano con la V a 87° no te deja indiferente.

La frenada tiene un tacto mediocre, pero es potente y progresiva delante, mientras que detrás puedes llegar a bloquear si te lo propones.

En carreteras reviradas es divertida, y la generosidad de su propulsor se convierte en su aspecto más destacado. Es cierto que es algo ruidoso a medio régimen, pero tiene carácter y personalidad.

En definitiva, la 9 1/2 es una original naked que en esta ocasión se presenta con una agradecida pantalla y una maleta lateral, que marcan la diferencia y la hacen más cómoda en las largas distancias y más práctica en el uso diario.

Su precio es de 11.400 euros, lo que la sitúa a la altura de motos de su categoría y 1.000 euros por debajo de la Tuono de Aprilia o la BMW 1150 R, o 500 euros por encima de la Ducati GT 1000.

Es el precio que hay que pagar para iniciar la reconquista...


Álex Medina
Fotos: Santi Díaz

La alternativa

Suzuki GSR 750: ¡¡¡Sensaciones!!!

Este artículo es especial, lo confieso. No es una prueba de moto al uso. No, al menos, como suelo hacerlas. Varios motivos me llevan a que sea especial para mí: la situación de la fábrica de Suzuki en Gijón, los estupendos compañeros de prensa de Suzuki, toda la gente que trabaja allí…. Este artículo “diferente” va por ELLOS.

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"