MV Agusta Brutale 1090 RR: ¿Utopía? 2010

Publicado el 14/12/2010


Vota

2 0

MV Agusta quiere vender más motos, y con esta Brutale demuestra que se puede mejorar mucho, aun rebajando el precio. Se acabó la utopía, tu futura MV ya está más cerca.

MV Agusta Brutale 1900 RR: ¿Utopía?

He de reconocer que la Brutale siempre ha sido una moto que me ha quitado el sueño: algunas versiones como la 910 o la 1078 RR me habían marcado profundamente al probarlas. Como en una relación de amor-odio, las Brutale me atraían enormemente por su rompedora estética, los exquisitos acabados y por la legendaria historia de la marca. Pero la excesiva agresividad de su motor, su exigente parte ciclo y, cómo no, su elevado precio, habían hecho descartar rápidamente la idea de hacerme con una unidad.

Como si el destino nos hubiera unido nuevamente, entra en escena la Brutale 1090RR, recientemente presentada en sociedad. Según los representantes de la marca, la moto es mucho más humana en todos los sentidos, con un claro objetivo: hacerla más accesible a cualquier tipo de público. Estas declaraciones cuadraban mucho en mis esquemas, pero quedaba por ver si las intenciones se quedaban en eso o si habían conseguido su propósito.

Nueva generación

MV Agusta Brutale 1900 RR: ¿Utopía?

A primera vista, los cambios estéticos no son muy apreciables, pero si eres un sabelotodo ya te habrás dado cuenta de los importantes cambios de la nueva Brutale. Para empezar, la ergonomía ha sido profundamente mejorada, con un asiento mucho más amplio y un manillar un poco más ancho. ¡Aleluya!, dirán algunos, ya que las versiones precedentes, si medías más de 1,70 m, empezabas a encontrarlas demasiado pequeñas. Gracias a un espacio más generoso, descolgarse, compensar los pesos a base de mover el cuerpo o simplemente acomodarse ahora es más fácil.

El nuevo chasis también tiene mucho que ver con una mejora importante de las reacciones de la moto. El multitubular se renueva con tubos más estrechos, lo que hace perder algo de rigidez general, un cambio muy necesario que permite un tacto mucho menos seco comparado con el anterior bastidor. Por supuesto, la fabricación sigue siendo artesanal, con tubos soldados a mano uno a uno, como nos recuerda una pegatina en el bastidor. En las pletinas de aluminio inferiores, las que sujetan el eje del basculante, los estribos y el subchasis, se incluye una importante novedad: ahora es posible regular la posición del amortiguador mediante un nuevo anclaje, sin duda una interesante posibilidad.

El basculante también se ha optimizado para mejorar el comportamiento, ahora es 20 mm más largo, con lo que se ha optimizado la estabilidad a alta velocidad. Las Brutale anteriores eran motos exageradamente duras y secas de reacciones, cualquier imperfección en el asfalto se traducía en inestabilidad. La 1090 RR, por el contrario, se siente mucho más amable a la vez que efectiva por carreteras de todo tipo; en asfalto en malas condiciones ya no lo pasaremos tan mal.

Las suspensiones siguen siendo muy robustas, la horquilla Marzzochi de 50 mm sigue sujetándose por la ya mítica tija triple, que por primera vez no juega en su contra. En las versiones anteriores, el tren delantero era exageradamente rígido, en carretera se sufría. Gracias a un nuevo taraje de las suspensiones mucho más blando, la moto deja de ser la tabla que era, para mostrar una cara mucho más humana. Lo mismo pasa con el amortiguador, que es mucho más blando. Pero lo mejor de todo es que estos cambios han mejorado el comportamiento incluso en conducción deportiva, además de la vida a bordo.

Profunda renovación

MV Agusta Brutale 1900 RR: ¿Utopía?

Sin embargo, el verdadero protagonista de esta nueva entrega es sin duda el renovado motor tetracilíndrico de 1078 cc. MV Agusta siempre ha sido fiel a esa configuración -al menos hasta la quizá inminente llegada del tricilíndrico de 675 cc-, con la que marca diferencias respecto de los otros fabricantes italianos. Ya antes de salir a probarla tuvimos buenas sensaciones al pasarla por nuestro banco de potencia, donde los casi 145 CV comprobados llegaron en una curva de potencia muy lineal, que confirmó el buen trabajo que se ha hecho con la electrónica.

La respuesta de tipo todo o nada que caracterizaba a los motores anteriores ha sido mejorada ampliamente. Los cuerpos son Mikuni de 46 mm y se sigue confiando en Magneti Marelli para la centralita. La amplia respuesta de la curva de par te saca en cualquier marcha de las curvas, mientras que el hecho de que su inyección sea por fin muy dosificable ante pequeñas variaciones de apertura facilita que se pueda mantener una velocidad constante y, por tanto, el poder respetar los límites de velocidad, algo antes más difícil.

Eso sí, carácter hay y mucho: el motor sigue teniendo un comportamiento explosivo, la aguja del cuentavueltas sube muy rápida. Los bajos y los medios son muy contundentes y ponen las cosas muy fáciles para un uso diario, incluso a muy bajo ritmo. La caja de cambios conserva un tacto algo duro, el recorrido de la palanca es corto y las marchas entran de una manera algo brusca. El motor, al tener potencia de sobras a cualquier régimen, prefiere circular en marchas largas, pero si queremos exprimirlo, encontraremos un cambio muy cerrado que permite aceleraciones fulgurantes. La retención al cortar es elevada, si bien la mitad trasera no se descoloca nunca gracias al basculante largo y al embrague. Y es que le han montado un embrague antirrebote de los que sí se notan, no un elemento de mero marketing, algo que es de agradecer en un motor con tanto carácter. En resumen, sigue siendo brutal en todos los sentidos, pero eficaz al tiempo.

De elevado caché

MV Agusta Brutale 1900 RR: ¿Utopía?

MV Agusta siempre ha sido una marca elitista y los acabados de alta calidad han situado sus modelos entre los más exclusivos del mercado. Detalles como las llantas forjadas, las pinzas de freno Brembo de última hornada o las bombas Nissin diseñadas por Tamburini son detalles que marcan la diferencia. Pero ya no hay suficiente con todo esto, ahora se añade además la máxima tecnología en forma de control de tracción.

La 1090 RR está equipada con un control regulable en ocho niveles de intrusismo, que serán muy útiles frente a las sorpresas que te puedas encontrar en carretera. En circuito por supuesto también, pero no hay que olvidar que es una naked y derrapar con una moto de este tipo no es lo natural...

Esta larga lista de materiales nobles, sensaciones de control, belleza a raudales y exclusividad tienen un precio. Los 20.000 euros de esta Brutale pueden parecer muchos en estos tiempos de crisis, pero si lo comparamos con los 21.500 del anterior modelo RR, la cosa cambia. Si no llegas por poco, también tendrás disponible la versión 990R, con algunas piezas menos sofisticadas y sin control de tracción, que cuesta 16.500...

Los objetivos fijados por la marca se ha cumplido con creces: más fácil para cualquier usuario, una mejor gestión de motor, renovación total y rebaja sustancial del precio. Sin duda nunca habías tenido una exclusiva Brutale tan cerca como ahora, ¡se acabó la utopía!


Edu Fernandez
Fotos: Joan Carles Vázquez

La alternativa

Suzuki GSR 750: ¡¡¡Sensaciones!!!

Este artículo es especial, lo confieso. No es una prueba de moto al uso. No, al menos, como suelo hacerlas. Varios motivos me llevan a que sea especial para mí: la situación de la fábrica de Suzuki en Gijón, los estupendos compañeros de prensa de Suzuki, toda la gente que trabaja allí…. Este artículo “diferente” va por ELLOS.

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"