Prueba

Nueva Ducati Multistrada 1200 2015 – Presentación¿CUÁNTAS MOTOS VES?


Vota

0 0

La tercera generación de la refinada Ducati Multistrada 1200 experimenta un salto tecnológico sin precedentes que alienta su “Multi” personalidad.

La confluencia de nuevas o renovadas trails en este 2015 ha sido de tal magnitud que algunas mentes incrédulas -como la mía- pueden llegar a pensar que está todo orquestado. ¿Acordarán las marcas los modelos a desarrollar para que aparezcan todos al unísono en la alfombra de Milán? Si no, ¿cómo se entiende que, de cara a la próxima temporada, hayan coincidido novedades como la KTM 1050 y 1290 SuperAdventure, la Yamaha Tracer y la BMW S1000 XR, o importantes actualizaciones como la Aprilia Caponord, la Triumph Tiger, la Honda Crossrunner, las Kawasaki Versys y -la protagonista este artículo-, la nueva Ducati Multistrada? Estamos hablando, nada más y nada menos, que de una decena de presentaciones y, aunque hay diferentes enfoques -cilindrada, uso mixto o asfáltico...-, lo cierto es que todas ellas están destinadas a un segmento muy específico, el de las trails. Interesante casualidad...

Confabulaciones a parte, este nuevo escenario dominado por lo que, sin duda, son las motos más lógicas a la hora de viajar, responde seguramente a las necesidades concretas de los moteros de hoy en día, es decir, la posesión de un vehículo lo más camaleónico posible, una moto que se adapte a todo tipo de situaciones. Tras la paralizante crisis, los amantes de las dos ruedas parecen desperezarse y se dirigen hacia los concesionarios. Pero esta vez van a ser más cabales que nunca. Se llevarán a casa una moto para todo. La multiusos que mejor le siente. Si en la ciudad, esta nueva filosofía se ha traducido en un mercado con un 60% de scooters, en la carretera triunfarán las trails. Los fabricantes y sus analistas departamentos de producto así lo han interpretado, y sólo así quizás tenga una explicación el tsunami que esta tipología de motocicletas ha provocado en los concesionarios de Europa en este inicio de año. 

A Ducati no le viene de nuevo. Ha sido una marca pionera en este terreno que a principios de siglo ya apostó fuerte con el lanzamiento de la primera Multistrada, una gran moto que quiso enfrentarse a los gigantes nipones a base de exclusividad, refinamiento y vanguardia, pero que será más recordada por su incomprendida y peculiar estética “terblanchiana” que por su éxito comercial. Ya en 2010 la casa de Borgo Panigale retomó el asunto presentando la primera generación de la Multistrada 1200, una trail que aprendió de los errores de su antecesora y mostraba una estética menos arriesgada y una fuerte polivalencia: gracias a sus innovadores modos de conducción, el usuario podía transformar mediante un botón la personalidad de su Ducati, que podía servir para ciudad y carretera... permitir un ligero uso por pista... y todo ello sin dejar de transmitir el carácter deportivo. La era de la electrónica era cada vez más patente y la firma italiana marcaba el paso. Dos años después llegaría la segunda generación, que añadía el sistema de suspensión semi-activa Skyhook, además de ligeros retoques estéticos y mecánicos. La tercera generación -la que nos ocupa- era presentada en el pasado salón de Milán 2014 con una serie de profundas actualizaciones que vuelven a situar a la Multistrada a la vanguardia tecnológica no sólo de su segmento, si no también del sector de las dos ruedas en general. Hay modificaciones estéticas que refrescan la “aguilucha” imagen de esta imponente trail, y también un mejor equipamiento y retoques de la ergonomía para un mayor confort, pero lo que sin duda son las dos grandes novedades de esta nueva Multistrada 1200 se encuentran “bajo la piel”.

La primera es la implantación del nuevo sistema de distribución variable (Ducati Variable Timing) que permite un control independiente de ambos árboles de levas -admisión y escape- variando así el ángulo de cruce de las válvulas de una manera continua, para una mejora general de las prestaciones, de la sonoridad y del consumo (se reduce en un -8%). Durante la presentación organizada por Ducati hace escasos días en la isla canaria de Lanzarote, pudimos testar el nuevo tacto que ofrece este innovador Testastretta, que ahora ofrece una respuesta más suave y con muchos menos traqueteos a bajos regímenes, unas aceleraciones más contundentes en medios y unas recuperaciones en marchas largas más contantes y suaves. Los ingenieros han logrado además aumentar la potencia máxima del bicilíndrico en 10 CV, para un total de 160 CV. “La introducción del DVT -explicaba Pablo Silván, responsable de marketing de Ducati Ibérica- permite que el mismo motor tenga el funcionamiento propio de un motor tranquilo a bajas revoluciones, suave, fluido, y al mismo tiempo esa estirada y esa alegría a la hora de subir de vueltas. Eso lo consigue además si ningún escalón, todo perfectamente modulado por la nueva centralita. Eso es un nuevo estándar a nivel de motor”. 

La segunda gran novedad es la incorporación de la plataforma Inertial Measurement (IMU), un hito tecnológico. Desarrollada por los técnicos de Bosch, monitoriza los ángulos de inclinación de la moto, midiendo de forma dinámica la aceleración y frenada desde tres ejes diferentes para permitir incluir las funciones de ABS en curva, de control de wheelies y de iluminación en curva. Estos sistemas se unen a los ya presentes de control de tracción, control de crucero y a los cuatro Modos de Conducción (Touring, Sport, Urban y Enduro) que intervienen sobre estos parámetros, para generar uno de los paquetes electrónicos más avanzados de su categoría. Asimismo, Ducati comercializa una versión S que también incluye de serie las suspensiones semi-activas, el módulo Bluetooth para conectar la moto a tu smartphone y el panel de instrumentos TFT. ¿Mareante, verdad? La sopa de letras (DCL, ABS, DCT, DVT, DWC...) es interminable es una moto que alcanza unos estándares de elitismo y de carácter premium poco frecuentes. Es cierto que en la actualidad ya nos hemos acostumbrado a las motos con abundantes condimentos electrónicos -muchas ya vienen con control de tracción, modos de conducción...- que ofrecen al usuario una experiencia cada vez más segura y eficaz, pero es que la casa boloñesa ha vuelto a subir el listón con una tecnología única y sin parangón que, tal y como afirmaba Silván, “pensamos que va a crear un antes y un después en el mundo del motociclismo. Igual que en 2010 la Multistrada innovó y abrió un nuevo camino que los demás siguieron, ahora se abre un nuevo camino. Lo que hoy está presentando Ducati con la nueva Multistrada será el estándar de una futura generación de motocicletas”.

Hasta Lanzarote nos hemos desplazado para conocer por las soleadas carreteras insulares las beneficios reales de esta asombrosa maxitrail italiana, que está disponible en los concesionarios en una versión estándar de 16.990 euros que ofrece un único color (rojo), una versión S disponible en dos colores (rojo por 19.740 euros y blanco por 19.890 euros) y una versión D-Air que integra un sistema inteligente de airbag en la ropa del conductor desarrollado en colaboración con Dainese. También hay cuatro Packs de accesorios: Sport por 893 euros + IVA (escape Termignoni, guardabarros delantero en fibra de carbono, depósitos de líquido de freno y embrague en aluminio mecanizado), Touring por 893 euros + IVA (puños calefactables, maletas y caballete central), Urban por 530 euros + IVA (top case, bolsa depósito con sistema de fijación y conexión USB) y Enduro por 893 euros + IVA (luces adicionales, barras de protección de motor, protector de radiador, protector del cárter, pie de caballete de mayor tamaño y reposapiés de estilo off-road).

La estética de la nueva Multistrada 1200 ha sido puesta al día. No es que cambie drásticamente la imagen respecto al anterior modelo, sin embargo los diseñadores han aprovechado para remozar su diseño con nuevos paneles y acabados. Mantiene por tanto esa imagen sofisticada -va en los genes de la firma italiana- y de perfil aguileño que marca con fuerza su personalidad, y sigue proyectando una fuerte sensación de dinamismo y deportividad. Tanto el faro delantero como el trasero disponen de tecnología full LED. La versión S incluye la función Ducati Cornering Lights (DCL), que activa una luz de curva, alumbrando hacia el lado que se está trazando. Son nuevos elementos como los interruptores, la llave con inserciones de aluminio (puede arrancarse sin necesidad de insertar una llave mecánica, en un radio de 2 metros) y el cuadro de instrumentación (LCD en la versión estándar y TFT en las S y D Air) que proporciona información sobre la velocidad, rpm, marcha seleccionada, distancia total, trip 1 y trip2, temperatura del motor, combustible y reloj. Además, también es posible visualizar el Modo de Conducción seleccionado, la autonomía, consumo de combustible, consumo medio, velocidad media, temperatura, tiempo de viaje y alerta por hielo.

La ergonomía, aspecto de suma importancia en una rutera como ésta, también ha sido ajustada para un mayor confort: el asiento es 20 mm más largo y puede regularse 20 mm en altura (de 825 mm a 845 mm) y además ha sido estrechado en su parte central por lo que ahora el conductor podrá apoyar los pies en el suelo con mayor facilidad. La protección aerodinámica está asegurada gracias al voluminoso frontal del vehículo, a los generosos paramanos que equipa de serie y a la cúpula delantera que se ajusta (60 mm) cómodamente de forma manual incluso a bordo del vehículo. Hay disponibles dos tomas de 12V -una debajo del asiento y otra en la sección delantera- muy útiles para conectar cargadores de teléfonos, intercomunicadores o equipamiento térmico. Bajo el asiento hay un pequeño hueco de almacenaje (para herramientas y enseres personales) y una toma USB. Para el confort del pasajero, se ha rebajado ligeramente la altura de su parcela de asiento y se han reubicado las asas para una mayor ergonomía y seguridad. Destacar que el mantenimiento rutinario se fija ahora en 15.000km (o un año) y el Reglaje de válvulas a los 30.000km. 

Características Multistrada 1200

- Color: Ducati Red con llantas negras

- Nuevo motor Testastretta DVT Plataforma IMU:

- Inertial Measurement Unit

- Sistema ABS Bosch-Brembo ABS 9.1ME con asistencia en curva

- Electronic cruise controlModos de Conducción

- Ride-by-Wire Power Modes (PM)

- Ducati Wheelie Control (DWC)

- Ducati Traction Control (DTC)

- Asiento ajustable en alturaInstrumentación en LCD 

Características Multistrada 1200 S (y Multistrada 1200 S D|air®)

- Colores: Ducati Red con llantas negras (1200 S y 1200 S D|air®) e Iceberg White con llantas negras (1200 S sólo)

- Nuevo motor Ducati Testastretta DVT

- Plataforma IMU: Inertial Measurement Unit

- Sistema ABS Bosch-Brembo ABS 9.1ME con asistencia en curva

- Discos delanteros de 330 mm, pinzas radiales Brembo monobloque M50 de 4 pistones

- Electronic cruise control

- Ducati Multimedia System (DMS)

- Llantas de aleación forjadas

- Modos de Conducción

- Ride-by-Wire Power Modes (PM)

- Ducati Wheelie Control (DWC)

- Ducati Traction Control (DTC)

- Asiento ajustable en altura

- Suspensión electrónica Sachs con sistema semi-activo Ducati Skyhook Suspension (DSS) Evolution

- Faro Full LED con función Ducati Cornering Lights (DCL)

- Instrumentación en pantalla TFT a color de 5”

- D|air system (sólo en Multistrada 1200 S D|air®)

PRESENTACIÓN EN LANZAROTE DE LA NUEVA MULTISTRADA 1200

Como ya había hecho en 2010 con el lanzamiento de la primera Multistrada 1200, Ducati eligió nuevamente la isla canaria de Lanzarote para presentar a la prensa su renovada maxitrail. Un fantástico clima nos acompañó durante la jornada de prueba en ruta, donde pudimos recorrer a bordo de la versión estándar y la S más de 150 km por carreteras secundarias, secas y de buen asfalto. Como acompañante de lujo, el campeón Carlos Checa rodó con el grupo de periodistas y compartió sus opiniones sobre la nueva moto italiana. El piloto español, usuario desde hace años de la Multistrada, destaca la polivalencia de esta moto: “Yo la uso cada día. La he equipado con un baúl trasero y en ella me desplazo para ir al gimnasio, para visitar a unos amigos que viven en el campo y para divertirme por carretera cuando me apetece”.
Junto a Checa comenzamos el recorrido a los mandos de la Multistrada y enseguida comprobamos el tacto renovado de su motor Testastretta DVT. Gracias a que logra variar de forma independiente el ajuste de la distribución de los árboles de levas que controlan las válvulas de admisión y las de escape, el bicilíndrico de 1198 cc (diámetro de 106mm y una carrera de 67.9mm) modifica su funcionamiento acorde al régimen de revoluciones. Digamos que su nuevo metabolismo DVT reacciona a las exigencias del gas para, dependiendo de las infinitas situaciones que se pueden dar, ofrecer un rendimiento más eficaz con infinitas configuraciones. La entrega de sus 160 CV a 9500 rpm y 136 Nm a 7500 rpm es sumamente lineal. Este propulsor continúa empleando el Dual Spark (DS) con dos bujías por cilindro que mejoran la eficiencia de la combustión, y del sistema de aire secundario que optimiza la mezcla de combustible. Durante nuestra toma de contacto insular pudimos apreciar que la nueva MTS1200 ha mejorado considerablemente el comportamiento en todo el abanico de rpm: en la zona baja del cuentavueltas el motor ya no “tose” tanto (sobre todo en modos Urban y Enduro) y su respuesta de deshace de aquellos típicos traqueteos de anteriores versiones (“ahora en bajos casi parece una moto de trial”, explicaba Checa); en medios, como buen bicilíndrico, el músculo es más esplendoroso y ofrece unas aceleraciones entre las 5 y las 6.000 vueltas realmente vigorosas y, en la zona más alta, va estirando con mucha progresividad y sin escalones. Destacar que a 3500rpm el par disponible es ya de 80Nm y se mantiene prácticamente constante, superando los 100Nm entre 5750 y 9500 rpm.

Paralelamente a este comportamiento más meloso y fluido, el futuro multistradero podrá variar -al igual que en la anterior versión- la famosa multipersonalidad de esta moto a través de un pulsador que, gracias a la inyección Ride-by-wire, ofrece cuatro posibilidades de entrega de la caballería. Un modo “Urban” que domestica el motor a 100 CV para un uso estrictamente urbano y de cercanías pues la entrega de potencia se realiza de manera más suave, priorizando los medios y bajos y con una mayor intervención del control de tracción, transformando la moto en una “conmuter” en la que se prima la facilidad de uso en cualquier tipo de pavimento y circunstancia del tráfico. Si pulsamos de nuevo el botón y colocamos en el display el modo “Touring” disfrutaremos de una conducción sport-turismo: el motor libera los 160 CV para mostrar un tacto más eléctrico, y la Multi desvela su verdadero espíritu dirigido hacia la diversión, aunque con una intervención del DTC notable. Si queremos subir un peldaño nuestra exigencia podemos apretar el pulsador hasta el modo “Sport”, en el que la moto nos ofrecerá las mayores sensaciones deportivas, desvelando esa sangre de superbike que corre por sus venas: todo cambia y el motor empieza a rugir empujando hacia delante como un poseso pues la curva de potencia sube de una forma más vertical y el control de tracción se desvanece. Finalmente, podemos elegir en el display el modo “Enduro” que, como su nombre indica, convierte a la Multistrada en un vehículo más apto para un uso trail ligero, desconectando las ayudas electrónicas, volviendo a “capar” la potencia a 100 CV y suavizando la entrega. Como decíamos anteriormente, en la versión Multistrada S trabaja una gestión electrónica de la suspensión, así que cada uno de estos cuatro modos implica un tarado diferente de la amortiguación Öhlins. Asimismo, esta suspensión semi-activa puede configurar también nuestra amortiguación con los parámetros “Conductor”, “Conductor con equipaje”, “Conductor y Pasajero” y “Conductor y pasajero con equipaje”. Todos los modos, por supuesto, se pueden activar en plena marcha... La nueva Multistrada vuelve a subir el listón en el uso de la electrónica puesta al servicio de la facilidad de uso y seguridad en la conducción. 

La Multistrada sigue siendo una moto cómoda y, a pesar de su envergadura, accesible. Su altura del asiento no es excesiva -un servidor podía apoyar completamente los pies en el suelo- y el triángulo ergonómico consiente una postura relajada para las largas travesías. El asiento ofrece un agradable mullido, y las vibraciones prácticamente no se sienten gracias en parte a la mayor suavidad del motor y a los bloques de goma tanto en el manillar como inserciones en las estriberas. El manillar es bastante ancho y esto favorece tanto el confort com ola maniobrabilidad que, por cierto, es muy alta: su rueda delantera es ágil y se “come” las curvas sin pestañear. El ángulo de giro es generoso. La distancias entre ejes es, para tratarse de una maxitrail, contenida garantizando el reparto de pesos y mejorando las prestaciones dinámicas. Su peso en seco es de tan sólo 209 kilos. El embrague con sistema multidisco bañado en aceite dispone de función anti-rebote y, gracias a la servo-asistencia, tiene teóricamente un accionamiento más suave, aunque en nuestra opinión sigue siendo algo duro. El sistema de frenos no muestra la menor debilidad: incluye pinzas radiales Brembo Monobloque de 4 pistones, bombas radiales con maneta regulable y dos discos de 320mm. Detrás equipa un freno Brembo de 265mm. Para el ABS se ha elegido la última generación de centralitas de Bosch, la 9.1ME, que optimiza su funcionamiento y, gracias a la IMU, permite incluir la función de asistencia en curva, capaz de optimizar la frenada delante y detrás incluso en situaciones críticas con la moto inclinada de forma considerable. En el caso de la versión Multistrada S, la frenada recae en unos poderosos discos de 330mm con pinzas Brembo monobloque M50 de 4 pistones derivados directamente de la competición. 

La parte ciclo también ha sido renovada. Las geometrías se mantienen prácticamente inalteradas, pero el chasis de tipo Trellis es diferente y ha cambiado su posición: aumenta su rigidez y a distancia al suelo ha aumentado 20mm hasta los 180mm. La distancia libre al suelo es ligeramente mayor y esto supone una ventaja a la hora de destinarla a funciones off-road. En el tren delantero en la versión estándar equipa una horquilla invertida de 48 mm que se puede ajustar (precarga, compresión y extensión) mientras que en el trasero trabaja un monoamortiguador Sachs, también totalmente ajustable en compresión y extensión, cuya precarga se regula mediante un control manual remoto. La versión S, por su parte, tanto la horquilla delantera de 48mm como el amortiguador trasero son Sachs y tienen unos ajustes gestionados por el sistema Ducati Skyhook Suspension (DSS) Evolution, una evolución del anterior sistema pues ha renovado su software y hardware para unas prestaciones más efectivas. Destacar que los neumáticos de serie están firmados por otra firma italiana, Pirelli, que ha desarrollado para esta moto los nuevos Scorpion Trail II (190/55 R17 detrás y 120/70 R17 delante), que en teoría ofrecerían un mayor kilometraje.

EN CONCLUSIÓN

Cada día es más complicado asombrar al personal con innovaciones electrónicas que ayuden a la conducción. Sin embargo, Ducati acaba de hacer una moto que vuelve a dejarnos boquiabiertos en el plano tecnológico: con el nuevo motor DVT y la plataforma IMU, la nueva Multistrada sube el listón de lo imaginable en el mundo de las dos ruedas. No sólo por el magnífico y poderoso funcionamiento del nuevo bicilíndrico, más suave, fluido, meloso y eficaz, sino por el nuevo horizonte que supone la centralita que es capaz de mimetizar la moto al entorno que rodea y incrementar los estándares de seguridad en curva. La Multistrada ya era una referencia en el segmento de las maxitrails asfálticas, una moto con múltiple personalidad que mediante un botón podía teletransportarte a cuatro universos diferentes, sin renunciar a la deportividad, el confort y funcionalidad. Con la nueva versión 2015, todas esas motos que viven dentro de la boloñesa se potencian, se alimentan de una tecnología puntera para elevar sus prestaciones a otro plano.Esta moto es otra historia, es un antes y un después”, reconocía orgulloso Pablo Silván. 

Fotos de la Ducati Multistrada 1200

Fotografías por: Milagro para Ducati Motor H. s.p.a

La alternativa

Nueva Yamaha XT 1200 ZE Super Ténéré: Más versátil

La Yamaha XT 1200 Z, y con ella la versión ZE presentada en Nápoles que tuvimos a disposición de Motofan, recibe unos interesantes cambios que la mejoran notablemente dándole una aún mayor versatilidad: la gran aportación a la ZE -dado que la Z “standard” carece de él-, es un sistema de suspensiones regulables electrónicamente por el conductor mediante un pulsador …

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"